Ecografía morfológica y abdomen

La ecografía o ecotomografía es un examen instrumental de diagnóstico indoloro que utiliza la calidad de los ultrasonidos para analizar los tejidos blandos (músculos, tendones y bolsas serosas).

Cada día se realizan decenas de miles de ecografías en Italia por la velocidad, la comodidad y el coste.

Cualquier persona puede someterse a este examen por la falta de contraindicaciones, mientras que no todo el mundo puede hacer una resonancia magnética, por ejemplo las mujeres embarazadas o los que llevan marcapasos.

Ecografía, sonda, gel, técnico de ultrasonido, médico, tendinitis, músculo
Médico que realiza una ecografía en un pie

El único producto que se aplica en la piel del paciente es el gel, el mismo utilizado para los ultrasonidos que sirve para conducir la señal.

 

¿Cómo se realiza la ecografía?

Hay que descubrir la parte del cuerpo que debe ser analizada, extender sobre ésta el gel de ultrasonido y hacer deslizar la sonda que envía y recibe la señal.
El técnico de ultrasonido busca las anomalías como los derrames, los hematomas, las inflamaciones y las cicatrices, si encuentra algo en un área formada por al menos dos capas de músculos, sigue el curso de lo que está afectado hasta su origen para identificarlo sin dudas.

ecografía, ordenador, pantalla, vídeo, terminal, tendinitis, músculo, contractura
Ordenador que muestra los tejidos examinados en tiempo real

Es posible hacer un examen comparativo revisando la extremidad contralateral para notar posibles diferencias.
El técnico detiene la sonda sobre la zona anatómica “enferma”, guarda la imagen en el ordenador y la imprime al final del examen.
Es difícil leer una imagen de la ecografía porque se ve sólo blanco y negro con ciertas matizaciones de gris, por lo tanto es necesario consultar a un médico competente y experto que pueda distinguir las estructuras y el tipo de enfermedad.
Los médicos improvisados pueden cometer errores muy crasos, he tenido la ocasión de observar a pacientes con un informe de rotura muscular que en realidad sólo tenían los ganglios linfáticos hinchados o una simple inflamación, o ha sido confundido un simple estiramiento muscular con una flebitis.

 

¿En qué estructuras se puede realizar una ecografía?

La ecografía músculo-esquelética es muy útil cuando se realiza en las extremidades, pero no sirve en la rodilla y en la columna vertebral para las que sirve una resonancia magnética.
Los órganos se pueden analizar si están llenos o parenquimatosos, es decir sin aire en el interior, por lo tanto para los pulmones y el intestino no se puede hacer.
A nivel articular se realiza a menudo en: hombros, codos, manos y pies, mientras que para el sistema muscular se ven sobre todo los tejidos del muslo: bíceps femoral y cuádriceps, pantorrilla, bíceps braquial, supraespinoso- infraespinoso, extensores y supinadores del antebrazo.

 

¿Por qué la ecografía se realiza tan a menudo?

La ecografía es un examen muy conveniente, no es necesaria una preparación como la resonancia, el dispositivo puede ser incluso portátil y proporciona una imagen completa de los tejidos blandos y de los órganos internos.
Con los actuales aparatos es posible medir la extensión de posibles lesiones músculo-tendinosas o de quistes, hematomas post-contusión, o se puede notar si un tendón se ha engrosado e inflamado (tendinitis).
En la misma sesión se pueden analizar también diferentes partes del cuerpo en función de dónde se apoya la sonda.
No emite radiaciones ionizantes y no prevé la inyección de medios de contraste.
Se realiza muy rápidamente, en un cuarto de hora se completa.

 

¿Qué tipo de preparación hay que hacer?

Si la ecografía es muscular, tendinosa, transvaginal, mamaria o tiroidea no es necesaria una preparación específica.

Para la ecografía del abdomen inferior o pélvica: vejiga, próstata, pelvis, útero, escroto, etc. es necesario beber al menos 1 litro de agua sin gas que se tiene que terminar 45 minutos antes del examen.
No se pueden ingerir bebidas carbonatadas porque las burbujas causan manchas en las imágenes de la ecografía.

En caso de examen en el abdomen superior es necesario que el tracto digestivo no presente un contenido sólido-gaseoso, por lo tanto el desayuno debe comenzar 8 horas antes.
En los 2 días anteriores a la ecografía no se puede comer: verduras, bebidas gaseosas, alcohol, pan, pasta, cereales integrales, legumbres, leche y productos lácteos, ya que causarían la formación de escorias y por lo tanto meteorismo en el intestino.
Se puede comer carne, pescado, frutas peladas y pequeñas cantidades de cereales.

Para la ecografía transrectal hay que respetar la preparación del abdomen inferior, además hay que realizar un enema de limpieza del recto aproximadamente 3 horas antes del examen.

 

ecografía , lesión, tendón, bíceps

¿Qué se observa en la ecografía?

El examen muestra una imagen en diferentes tonos de gris (de blanco a negro) que representan la intensidad de las señales recibidas desde el ecógrafo.
Las áreas blancas corresponden a una imagen “hiperecogénica” (por ejemplo un cálculo).
A nivel de músculos o tendones, un área hiperecogénica puede representar una calcificación o un tejido cicatrizal fibroso que se forma después de un desgarro muscular.

Las áreas blancas pueden corresponder también a:

Las áreas negras se refieren a una imagen hipoecogénica, generalmente líquida porque está presente una inflamación, pero puede representar también una formación maligna.
A nivel de los músculos o tendones, una zona no homogénea e hipoecogénica está relacionada con un desgarro o una contusión.

Las imágenes incoloras pueden corresponder también a:

 

Sonda del ecógrafo que se desliza sobre un pie dolorido
Sonda del ecógrafo que se desliza sobre un pie dolorido

¿Cómo funciona la máquina de la ecografía?

El principio que explota es la generación de ultrasonidos cuando un cristal piezoeléctrico es atravesado por una corriente eléctrica.
El objeto que el médico utiliza para analizar una parte del cuerpo se denomina sonda o transductor y tiene la forma de un lector de códigos de barras como los que usan en el supermercado.
La sonda del ecógrafo además de enviar los ultrasonidos, recibe el eco de retorno.
Es una herramienta que no daña la región anatómica en cuestión porque no son radiaciones, sino sonidos, de hecho se utiliza también para evaluar el feto de una mujer embarazada.
La onda sonora emitida entra en el cuerpo humano, penetra varios centímetros y experimenta cuatro efectos: puede ser reflejada, refractada, propagada, atenuada.
La señal se refleja completamente si encuentra un hueso, mientras que si atraviesa un quiste o un derrame no experimenta ningún cambio y continúa en los planos más profundos.

La señal de retorno se transmite desde la sonda hasta un ordenador que muestra en una pantalla los tejidos examinados, el hueso se muestra en blanco, mientras que el derrame en negro.
Entre estos dos extremos hay varias escalas de gris correspondientes a diferentes intensidades de la onda sonora reflejada, un color diferente indica un tipo diferente de órgano: hígado, tiroides, embrión etc.
Dependiendo de los milisegundos entre el envío de la señal y la recepción del reflejo, los elementos reflejados antes se muestran en la pantalla como más cercanos, viceversa para los más lejanos.

 

Ecografía durante el embarazo o morfológica

Existen 4 tipos de ecografías actualmente disponibles: 2D, 3D, 4D y Doppler. El más común de estos es el la ecografía 2D, utilizada para la mayoría de los casos y para las mujeres embarazadas. Este tipo muestra una serie de imágenes de sección transversal plana y bidimensional.
Hoy la ecografía morfológica se hace con una tecnología más avanzada, que es la 3D.
En esta técnica, las exploración de los tejidos se realiza con ángulos diferentes y los datos recibidos se reconstruyen en una imagen tridimensional.

La ecografía 4D muestra también el movimiento, hoy ha reemplazado la técnica 3D.
De todas las técnicas, la ecografía 4D muestra las imágenes más realistas del crecimiento fetal.
Las ecografías morfológicas 3D y 4D permiten ver las anomalías que no se notan fácilmente con la técnica 2D.
Mientras que las técnicas de ecotomografía descritas anteriormente muestran las estructuras y los tejidos internos, el ecodoppler es útil para examinar los vasos sanguíneos.

Por lo general, se realizan 3 ecografías durante el embarazo:

  • La primera es la ecografía obstétrica (en la duodécima o decimotercera semana) y se usa para evaluar la actividad del corazón y para determinar si el nacimiento es múltiple.
  • La segunda es la morfológica y se hace para ver el desarrollo de los órganos y para entender si hay malformaciones.
  • La tercera se llama “de crecimiento” y se utiliza para evaluar el crecimiento del niño o de la niña.

 

Ventajas de la ecografía durante el embarazo

  • La ecografía no tiene un efecto embriotóxico en el feto. Además, existen algunas enfermedades que ocurren en los tejidos blandos, que se observan en la ecotomografía, pero no en la radiografía.
  • El ultrasonido transvaginal es útil si la técnica transabdominal no muestra imágenes nítidas del feto, especialmente durante el primer trimestre ( ecografía morfológica precoz).
    También es útil entender si el embarazo es ectópico, si hay gemelos o si existe el riesgo de un aborto espontáneo.
  • En caso de meteorismo (demasiada aire en el intestino), una ecografía pélvica podría mostrar imágenes poco claras, por lo tanto se prefiere la técnica transvaginal.
  • La ecografía abdominal es una técnica no invasiva que no causa una infección o dolor y, por lo tanto, es un procedimiento seguro tanto para la madre como para el niño.
  • Pueden ser necesarios exámenes para confirmar las sospechas de la ecografía, por ejemplo la muestra de vellosidades coriónicas y la amniocentesis.

 

Riesgos asociados a la ecografía durante el embarazo

► La ecografía transvaginal puede causar una ligera molestia, ya que una sonda ecográfica se inserta en la vagina durante el examen.
► El personal no calificado o los equipos inadecuados pueden ser perjudiciales para el niño.
La incapacidad del médico puede causar sobredosis de ondas sonoras al bebé y podría causar un crecimiento más lento o un peso bajo al nacer.

 

Ecografía de nivel 2 durante el embarazo

La ecografía de nivel 2 también se denomina exploración anatómica, ya que muestra los órganos del bebé y el tamaño.
Se trata de una ecografía especial en la que se mide el niño de la cabeza a la pelvis para comprobar si el crecimiento de los órganos es proporcional a la edad del feto.
Durante este examen se controla el funcionamiento y el desarrollo de los órganos vitales.
El género del niño se puede determinar durante la ecografía de nivel 2.
La duración de la ecografía es aproximadamente de 15/20 minutos.

 

¿Cuándo se realiza la ecografía morfológica?

La ecografía de nivel 2 se realiza en el segundo trimestre de embarazo, es decir, entre la 18ª y la 22ª semana.
Es recomendable que cada mujer embarazada realice la ecografía de nivel 2, independientemente de la edad o de otras enfermedades.

¿Para qué sirve la ecografía morfológica?

La ecografía de nivel 2 es muy importante, sirve para saber si el feto sufre de algunos problemas del desarrollo o enfermedades genéticas, por ejemplo:

  • Síndrome de Down,
  • Trisomía 18,
  • Trisomía en el par 13.

La ecografía de nivel 2 se recomienda a menudo cuando la primera ecografía detecta algunas anormalidades en el feto.

 

¿Cuánto cuesta la ecografía?

El coste del examen depende del área que debe ser examinada, una ecografía del hombro tiene un precio más bajo con respecto a la del abdomen completo.
Normalmente el coste oscila entre los 50 y los 120 euros.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.

Deja un comentario