Exámenes de orina

Foto: examen completo de orina

 

El examen de orina completo se efectúa como parte de los análisis de rutina o con finalidades diagnósticas. Los resultados de los exámenes de orina son confiables, gracias a estos se pueden detectar algunas enfermedades como:

 

  • Infecciones de las vías urinarias
  • Enfermedades renales
  • Problemas del hígado

 

La preparación

Antes del examen, no hay que ingerir alimentos que puedan teñir la orina, como las moras, la remolacha y el ruibarbo.

No realizar esfuerzos antes del examen.

 

Debe informarle a su médico la presunta fecha de inicio de la menstruación. El médico puede decidir esperar antes de realizar la prueba.

 

El médico puede recomendar que el paciente deje de tomar ciertos medicamentos que tiñen la orina.

Entre estos, se encuentran:

 

  • Vitamina B
  • Fenazopiridina
  • Rifadin
  • Fenitoína
  • Diuréticos.

 

Hay que consultar con el médico para saber si es necesario realizar la prueba, cómo se efectúa la prueba y qué significan los resultados.

 

¿Cómo se efectúa? Instrucciones

Un examen de orina de rutina puede realizarse en el consultorio médico, en una clínica o en un laboratorio. El médico le pide al paciente que tome una muestra de orina en casa y que luego la lleve al consultorio o al laboratorio para realizar la prueba.

 

Una muestra de orina de un niño pequeño o de un recién nacido se toma utilizando una bolsa de un plástico especial que tiene cinta alrededor de la apertura.

 

Modalidad para tomar una muestra de orina estéril y limpia

Empezar a orinar en el inodoro o en el mingitorio.

Las mujeres deben mantener los labios de la vagina bien separados mientras orinan.

Después de haber dejado salir la orina por algunos segundos, hay que colocar el recipiente de la muestra debajo del chorro y tomar una muestra de esta orina de apróximadamente 60 ml.

 

No se debe tocar el borde del recipiente con los genitales. En la muestra de orina no debe haber papel higiénico, pelos púbicos, heces, sangre menstrual o cualquier otra cosa.

Después de haber tomado la muestra puede terminar de orinar en el inodoro o en el mingitorio.

Luego se debe colocar con cuidado la tapa del recipiente y hay que apretarla fuertemente y se debe llevar al laboratorio.

Si se toma la muestra de orina en casa y si la persona no puede llegar al laboratorio en una hora, debe colocar la muestra en el refrigerador.

 

Para los niños pequeños y los recién nacidos existe una bolsa para poder tomarles la muestra de orina.

 

Tomar una muestra de orina de 24 horas

El médico puede pedir una muestra de la orina de 24 horas.

 

Generalmente, se comienzan a tomar las muestras de orina en la mañana. Apenas se despierta, orine sin conservar esta orina. Hay que anotar la hora a la que se realizó la micción para empezar el conteo de las 24 horas, a partir de ese momento.

Durante las siguientes 24 horas, hay que tomar muestras todas las veces que la persona orina. Generalmente, el médico le otorga un recipiente muy grande de 4L que tiene una pequeña cantidad de conservante.

Hay que orinar en un recipiente más pequeño y limpio y luego hay que trasvasar la orina al recipiente más grande.

Evite introducir los dedos dentro del recipiente.

Debe mantener el recipiente en el refrigerador, durante las 24 horas en las que se debe tomar las muestras de orina.

Hay que orinar por última vez justo antes de que se terminen las 24 horas, o justo después de que se hayan terminado, y esa orina también se debe trasvasar en el recipiente de 4 L. Anotar la hora.

 

Valores normales e interpretación de los resultados de los análisis de orina

Generalmente, un análisis de orina de rutina incluye las siguientes pruebas:

 

Resultados de los exámenes de orina completos

 

Color

Normal: de pálido a amarillo oscuro.

Anormal: muchos alimentos y medicamentos pueden alterar el color de la orina. La orina sin color puede estar causada por una enfermedad renal crónica o por diabetes que no ha sido tratado. La orina de color amarillo oscuro puede estar causada por deshidratación. La orina de color rojo puede que sea de ese color debido a la presencia de sangre en la orina.

 

Claridad

Normal: clara

Anormal: orina oscura (o tornasolada) puede estar causada por:

 

  • Pus (glóbulos blancos)
  • Sangre (glóbulos rojos)
  • Esperma
  • Bacterias
  • Levaduras
  • Cristales
  • Fibras de moco
  • Infecciones provocadas por parásitos, como las trichomonas

Olor

Normal: olor levemente “picante”.

Anormal: la orina puede tener olores diferentes dependiendo de algunos alimentos (como los espárragos), vitaminas y antibióticos (como la penicilina).

Un olor dulce y afrutado puede estar causado por diabetes que no ha sido tratada. Una infección de las vías urinarias puede provocar un mal olor. La orina que tiene un olor similar al jarabe de arce puede indicar la enfermedad de la orina o del jarabe de arce, que ocurre cuando el cuerpo no logra descomponer algunos aminoácidos.

 

Peso específico

Normal: 1.005 – 1.030

Anormal: un peso específico demasiado elevado significa que la orina está demasiado concentrada, esto ocurre cuando una persona bebe pocos líquidos, pierde muchos líquidos (vómito excesivo, sudoración excesiva o diarrea) o sustancias en la orina (como el glucosio o las proteínas).

Si la densidad es demasiado baja, quiere decir que la orina está demasiado diluída, esto ocurre si la persona bebe demasiados líquidos, en caso de enfermedades renales graves o si la persona toma medicamentos diuréticos.

 

PH

Normal: 4,6 – 8,0

Anormal: algunos alimentos (como los cítricos y los lácteos) y medicamentos (por ejemplo los antiácidos) pueden alterar el pH de la orina. Un pH alto (alcalino) puede estar causado por vómito grave, enfermedades renales, infecciones de las vías urinarias o asma. Un pH bajo (orina ácida) puede estar causado por:

 

  • Enfermedades pulmonares graves (enfisema)
  • Diabetes no controlada
  • Sobredosis de aspirina
  • Diarrea intensa
  • Deshidratación
  • Hambre
  • Abuso de alcohol
  • Beber anticongelantes (etilenglicol)

 

Proteínas

Normales: ninguna

Anormales: las proteínas en la orina pueden indicar:

 

  • Lesiones en los riñones
  • Infección
  • Cáncer
  • Hipertensión arterial
  • Diabetes
  • Lupus eritematoso sistémico (Les)
  • Glomerulonefritis

 

Las proteínas en la orina también pueden indicar:

 

  • Deficiencia cardíaca
  • Leucemia
  • Veneno (envenenamiento por plomo o por mercurio)
  • Preeclampsia (en el embarazo)

 

Albúmina

No debería aparecer esta proteína en la orina (albuminuria), pero una pequeña cantidad de albúmina en la orina no siempre indica una enfermedad.

Algunas de las causas de la presencia de la albúmina en la orina son:

 

  • Alimentación con demasiadas proteínas
  • Infección urinaria
  • Embarazo
  • Deficiencia renal
  • Diabetes

 

Glucosio

Normal: 1 -15 miligramos por decilitro (mg/dl) o 60 – 830 micromoles por litro (mmol/l) en una muestra de orina de las 24 horas.

Si es normal, la muestra de orina es negativa para glucosio.

Anormal: los líquidos intravenosos pueden ser la causa del glucosio alto en la orina. Demasiado glucosio en la orina puede estar causado por:

 

  • Diabetes no tratada
  • Problemas de la glándula suprarrenal
  • Enfermedades del hígado
  • Daños cerebrales
  • Algunos tipos de envenenamiento
  • Algunos tipos de enfermedades renales

 

En una mujer sana que está embarazada, puede haber glucosio en la orina, durante el embarazo, esto es normal.

Cetonas

Normal: ninguno

Anormal: las cetonas en la orina pueden indicar:

 

  • Diabetes no tratada
  • Dieta con bajo contenido de carbohidratos
  • Hambre o trastornos alimenticios (como anorexia nerviosa o bulimia)
  • Alcoholismo
  • Envenenamiento por alcohol isopropílico.

 

Generalmente, las cetonas están presentes en la orina si la persona no ha comido por 18 horas seguidas. Esto puede ocurrir si la persona está enferma y por lo tanto no puede comer o si vomita durante varios días. Algunas veces, en las mujeres sanas embarazadas se detecta la presencia de niveles bajos de cetonas.

 

Nitritos. Las bacterias que provocan una infección de las vías urinarias producen una enzima que transforma los nitratos de la orina en nitritos. Los nitritos en la orina significan que hay una infección de las vías urinarias.

 

Esterasa leucocitaria. La esterasa leucocitaria indica la presencia de leucocitos (glóbulos blancos) en la orina. Los glóbulos blancos en la orina pueden indicar una infección de las vías urinarias.

 

Volumen

Normal: 800 – 2.500 mililitros (mL) por cada muestra de las 24 horas.

 

Foto; riñón, glomérulo, filtra

 

Análisis en el microscopio

 

Análisis en el microscopio. En esta prueba la orina se filtra gracias a una máquina especial (centrifugadora), haciendo que el material sólido (sedimentos) se deposite en el fondo. Se coloca el sedimento en un portaobjetos y se examina en el microscopio. Los que se puede observar en el portaobjetos incluye:

 

Glóbulos rojos y blancos. Generalmente no hay presencia de glóbulos en la orina. Las hematías (glóbulos rojos) en la orina pueden estar causados por una inflamación, una enfermedad o lesión de los riñones, uréteres, vejiga o uretra. La actividad física demasiado intensa (como correr la maratón) también puede provocar la presencia de sangre en la orina. Los glóbulos blancos pueden ser un signo de infección de una enfermedad renal.

 

Cálculos. Algunos tipos de enfermedades renales pueden formar bloques de material (llamados cálculos) en los tubos pequeños de los riñones. Después los cálculos serán expulsados a través de la orina. Los cálculos pueden estar formados por glóbulos blancos o rojos, por sustancias céreas o grasas o proteínas. Determinar el tipo de cálculo a través de la orina puede ayudar detectar cuál es la enfermedad renal que causa el problema.

Cristales. Generalmente, las personas sanas tienen muy pocos cristales en la orina. Una cantidad de cristales es muy alta y ciertos tipos de cristales pueden indicar que hay cálculos renales o un problema de metabolismo.

Bacterias, células de las levaduras o parásitos. Generalmente, no hay bacterias, ni células de las levaduras, ni parásitos en la orina. Si se detecta la presencia de alguno de estos, puede indicar que hay una infección.

 

Células escamosas. La presencia de células escamosas puede indicar que la muestra no es tan pura como debería serlo. Estas células indican que hay una enfermedad, pero el médico puede pedir una nueva muestra de orina.

 

¿Cómo deben ser los resultados del análisis con el microscopio?

Normal: no se observan glóbulos rojos o cálculos renales. No se detecta la presencia de bacterias, levaduras, parásitos o células escamosas.

Generalmente, se observan pocos cristales.

Anormal: los glóbulos rojos altos en la orina pueden estar causados por:

 

  • Lesiones en los riñones o en la vejiga
  • Cálculos renales
  • Infecciones de las vías urinarias
  • Inflamación de los riñones (glomerulonefritis)
  • Tumor de la vejiga o de los riñones
  • Lupus eritematoso sistémico (LES).

 

La hemoglobina en la orina puede estar causada por:

  • Glomerulonefritis,
  • Hemoglobinuria paroxística nocturna,
  • Pielonefritis,
  • Infarto renal,
  • Anemia falciforme, por medicamentos o anemia hemolítica,
  • CID coagulación intravascular diseminada,
  • Quemaduras extensas,
  • Ejercicio físico demasiado intenso y por mucho tiempo.

La presencia de glóbulos blancos (pus) en la orina puede estar causada por:

 

  • Infecciones de las vías urinarias
  • Tumor de la vejiga
  • Inflamación de los riñones
  • Lupus eritematoso sistémico (LES)
  • Inflamación de la vagina o debajo del prepucio del pene.

 

Dependiendo del tipo, los cálculos pueden indicar:

 

  • Inflamación o lesiones en los pequeños tubos de los riñones
  • Escasa afluencia de sangre a los riñones
  • Envenenamiento por metales (como el plomo y el mercurio)
  • Deficiencia cardíaca
  • Infección no bacteriana

 

Una gran cantidad de cristales o algunos tipos de cristales pueden indicar la presencia de cálculos renales, problemas en los riñones o problemas del metabolismo.

Algunos medicamentos y algunos tipos de infecciones de las vías urinarias pueden aumentar el número de cristales en la orina.

 

Oxalato de calcio en la orina

Si la cantidad de oxalato de calcio en la sangre es demasiado alta, puede provocar cálculos renales.

Los valores normales de referencia son entre 10 y 40 mg en la muestra de orina de las 24 horas.

Entre las causas se encuentran una dieta de alimentos con alto contenido de oxalato o enfermedades intestinales inflamatorias (colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn).

 

Urobilina y urobilinogeno

Generalmente, la urobilina se elimina del cuerpo a través de intestino, pero si hay una enfermedad hepática o una obstrucción de los ductos biliares, esta sustancia puede llegar a la orina.

 

Foto: orina, formación, riñones, vías urinarias

 

Urea en la orina

En la muestra de orina de las 24 horas los valores normales están entre 12 y 20 g.

Las causas del aumento de la urea en la orina son:

Alimentación con demasiadas proteínas.

Exceso de degradación de las proteínas en el cuerpo, por ejemplo a causa del ayuno.

 

El aumento de la flora bacteriana en la orina significa que hay una infección de las vías urinarias. Las células de la levadura o los parásitos (por ejemplo el parásito que causa la tricomoniasis) pueden indicar que hay una infección en las vías urinarias.

En este caso, el médico puede ordenar un urocultivo para identificar los microorganismos patógenos.

 

La presencia de células escamosas puede indicar que la muestra no es tan pura como debería serlo. Estas células no indican la presencia de una enfermedad, pero el médico puede pedir una nueva muestra de orina.

 

Cannabis

Los exámenes de orina pueden detectar restos de THC (tetrahidrocanabinol) que es el principio activo de la cannabis.

Los fumadores ocasionales expulsan esta sustancia a través de la orina hasta una semana después de haber fumado por última vez, aunque puede durar hasta por 3 o 4 semanas si la persona fuma regularmente.

 

Exámenes de orina hechos en casa

 

Algunas pruebas de orina pueden realizarse en casa con un kit casero que venden en las farmacias.

 

Cetona

Una prueba hecha en casa para las vías urinarias.

 

Otras de las sustancias que se deben tener en cosideración cuando se realiza un examen de orina incluyen:

 

Bilirrubina. Es una sustancia formada por la ruptura de los glóbulos rojos. El cuerpo elimina la sustancia a través de las heces. No hay bilirrubina en la orina. Si se detecta la presencia de bilirrubina en la orina, generalmnte significa que hay problemas en el hígado o que el flujo de la bilis que sale de la vesícula biliar está bloqueado.

Urobilinogeno. Es una sustancia formada por la degradación de la bilirrubina.

Esta sustancia también se expulsa a través de las heces. En la orina se detectan cantidades muy pequeñas de urobiligeno. El urubiligeno en la orina puede ser un signo de una enfermedad del hígado (cirrosis, hepatitis) o signo de que el flujo de la bilis que proviene de la vesícula biliar se encuentra bloqueado.

Proteína de Bence Jones. Esta es una proteína anormal que se encuentra en la orina del 50 % de las personas que padecen un tipo de cáncer raro, llamado mieloma múltiple. El examen de las proteínas que se realiza durante el examen de orina de rutina no detecta la presencia de la proteína de Bence Jones.

 

Embarazo

Cuando se habla de los valores normales del análisis de la orina durante el embarazo, la presencia de la hormona hCG (gonadotropina coriónica) puede confirmar si la mujer está emabrazada o no.

Dado que el sistema urinario incluye los riñones, muchos resultados anormales de la prueba de embarazo se deben a enfermedades renales. Otras enfermedades que se pueden detectar gracias a los resultados del análisis de orina son:

  • Infecciones (bacterias y levaduras)
  • Diabetes (niveles elevados de azúcar en la sangre)
  • Problemas del hígado (bilirrubina elevada)
  • Cálculos renales (presencia de cristales)
  • A veces, formación de un tumor en las vías urinarias.