Leucocitos en la orina

¿Qué significa la presencia de leucocitos en la orina?

Los leucocitos son los glóbulos blancos, es decir, las células de la sangre que combaten las infecciones.
Los exámenes de orina miden los niveles de leucocitos en la orina.
Este examen muestra si hay glóbulos blancos en la orina

Extremos de las medidas: 0 – 500 Leu/ul

Valores normales de leucocitos en la orina 0 – 10 Leu/ul
Leucocitos demasiado altos más de 20 Leu/ul

 

Causas de los leucocitos en la orina y síntomas asociados 

En el aparato urinario, los riñones filtran la sangre y evitan que los glóbulos rojos pasen a través de la orina.
Sin embargo, si en un análisis de orina se detecta la presencia de glóbulos blancos, indica que el aparato urinario no funciona de manera adecuada.
Los niveles demasiado elevados de glóbulos blancos en la orina se conocen como piuria, que se refiere a la presencia de pus en la orina.

Infección de las vías urinarias
La vejiga es un órgano muy importante que forma parte del aparato urinario.
Por esta razón, cualquier tipo de anomalía en este órgano, como por ejemplo una infección (cistitis), puede provocar una acumulación de una gran cantidad de glóbulos blancos en la orina.
En las mujeres, las bacterias pueden entrar a través de la uretra, mientras que en los hombres entran a través de la próstata.
La infección puede provocar una sensación dolorosa y sensación de ardor al orinar, además, la orina puede volverse turbia.
Otra característica es la micción frecuente.
Además, esta infección puede estar causada por cualquier enfermedad que afecta la vejiga, por relaciones sexuales y por algunas enfermedades relacionadas con el embarazo. Estos factores provocan la acumulación de glóbulos blancos en la orina de una persona.

Pielonefritis
Otra razón importante por la que puede haber un nivel anormal de glóbulos blancos en la orina es una infección en los riñones llamada pielonefritis.
La infección comienza en el tracto urinario y luego se expande a los riñones.
Como ha sido mencionado anteriormente, los riñones son los órganos encargados de filtrar la sangre evitando que los glóbulos blancos lleguen hasta la orina.
Por lo tanto, si los riñones no funcionan de manera adecuada debido a una infección, esto permite que los glóbulos blancos lleguen hasta la orina.
La pielonefritis es más común en las mujeres, respecto a los hombres.

Nefritis intersticial
Esta es una de las enfermedades de los riñones caracterizada por una inflamación del espacio que hay entre los túbulos renales.
Esto impide que los riñones puedan filtrar los desechos y esta es una de las causas por las que los glóbulos blancos están presentes en la orina.
La piuria va acompañada de otros síntomas como por ejemplo, vómito, náuseas, disminución de la producción de orina, retención hídrica, y otros.

Obstrucción en el aparato urinario
Cualquier tipo de obstrucción en el aparato urinario puede afectar el funcionamiento del aparato mismo y esto puede provocar la piuria.
La obstrucción más común es la formación de un cálculo en zonas como la vejiga, la uretra o los riñones.
A veces, la presencia de glóbulos blancos en la orina, puede indicar enfermedades graves que afectan todo el cuerpo como por ejemplo un tumor en la vejiga o lupus eritematoso sistémico.

Otras causas
Además de las causas mencionadas anteriormente, existen muchas otras causas posibles.
Las personas que padecen enfermedades de transmisión sexual (como la gonorrea, la clamidia y otras) pueden desarrollar
que más adelante provocan un aumento de la cantidad de leucocitos en la orina.
Estas enfermedades también pueden provocar inflamación de los testículos. Además, el embarazo puede provocar un aumento de la cantidad de glóbulos blancos.

Si el urocultivo es negativo quiere decir que la causa de la presencia de leucocitos en la orina no es una infección.

 

Síntomas de la presencia de leucocitos en la orina 

¿Cuándo hay que preocuparse?
Si aparecen algunos de estos síntomas y los leucocitos están presentes en la orina, la persona debe acudir inmediatamente al médico para comenzar el tratamiento más adecuado.

 

¿Cuál es la cura? El tratamiento para la presencia de leucocitos en la orina

El tratamiento para la presencia de niveles más altos de lo normal de leucocitos en la orina depende de la causa de la infección.
Un ciclo de antibióticos es muy eficaz para eliminar la infección.
Hay que evitar las situaciones mencionadas anteriormente, para prevenir una infección de las vías urinarias y evitar la presencia de niveles más altos de lo normal de leucocitos en orina.
Sin embargo, si la infección empeora y se vuelve demasiado grave, se recomienda acudir a un médico para consultar cuál es el tratamiento más adecuado.
En algunos casos, puede ser necesaria la hospitalización.

 

Remedios naturales para la presencia de leucocitos en la orina

Las infecciones del tracto urinario causadas por la presencia de leucocitos en la orina son más comunes en las mujeres respecto a los hombres.
Las enfermedades pueden ser varias, como por ejemplo la cistitis (una inflamación de la vejiga urinaria) o infecciones graves en los riñones y en la vejiga.
Tener una higiene íntima adecuada es uno de los factores más importantes para ayudar a prevenir las infecciones.
Por lo tanto, hay que tener una buena higiene personal.
Hay que cambiarse la ropa interior todos los días y cambiar las toallas del baño.

Lavar de manera adecuada las toallas de baño y sumergirlas en agua con desinfectante durante algunas horas para deshacerse de los microorganismos que pueden provocar infecciones.
Los alimentos con alto contenido de vitamina B y C refuerzan el sistema autoinmune, lo que permite que el cuerpo pueda combatir de manera eficaz las infecciones.
Se recomienda comer ajo ya que este tiene un efecto antibiótico.

 

Causas de la presencia de leucocitos en la orina durante el embarazo

Infecciones de las vías urinarias

Durante el embarazo, aumenta el riesgo de contraer una infección del tracto urinario debido a que el embarazo incrementa la presión ejercida sobre la vejiga de las mujeres y automáticamente el tono muscular de la vejiga disminuye.
Durante el embarazo, eliminar la orina por completo se vuelve muy complicado debido a que la vejiga debe soportar el peso del feto.
Por esta razón, durante la gestación, las mujeres sufren de micción frecuente y esta enfermedad crea las condiciones perfectas para la proliferación de las bacterias.
Para combatir la infección, el cuerpo elimina algunos glóbulos blancos a través de la orina.

Infecciones por levaduras
Las infecciones por levaduras son otra de las causas más comunes.
Estas infecciones están causadas por una levadura conocida como Cándida.
Generalmente, la infección por levadura durante el embarazo está asociada con un aumento de las hormonas sexuales femeninas.
Esto crea las condiciones ideales para la proliferación de estos hongos en el aparato genital.
La presencia elevada de glóbulos blancos se considera como un síntoma que indica que hay una infección por levaduras.
Además, esta infección puede ser detectada gracias a exámenes diagnósticos para la candidiasis o para las infecciones por levadura.

Infecciones renales
Hay que precisar que las infecciones renales son una fase más avanzada, y muy grave, de las infecciones del tracto urinario.
Si no se realiza un tratamiento adecuado para una infección de las vías urinarias, a menudo puede provocar varios tipos de infecciones renales.
Una infección renal conocida como pielonefritis, es la causa de la presencia de glóbulos blancos en la orina.
A menudo, este tipo de infecciones van acompañadas de otros síntomas como por ejemplo:

  • Fiebre
  • Náuseas
  • Vómito
  • Dolor de espalda
  • Dolor general en todo el cuerpo
  • Otros

Los médicos recomiendan tratar estas infecciones renales con antibióticos.

Otras causas
Existen otras causas que pueden provocar la presencia de glóbulos blancos, o leucocitos, en la orina durante el embarazo.
He aquí una breve descripción de estas causas:

  • Bacteriuria asintomática: esta es una de las causas más comunes y se caracteriza por la proliferación de las bacterias dentro de la vejiga sin que aparezcan síntomas.
  • Glomerulonefritis: la glomerulonefritis está caracterizada por la inflamación de los vasos sanguíneos de los riñones, esto puede estar causado por la diabetes.
  • Cistitis: la cistitis se caracteriza por una inflamación de los uréteres y de las vías urinarias.
  • Nefritis por fenacetina: la nefritis por fenacetina se refiere a una infección renal causada por la Fenacetina (un análgesico).

 

Leucocitos en la orinaLeucocitos en la orina de los niños

En los niños, el aumento de los leucocitos probablemente está causado por una infección de las vías urinarias.
El 5 % de las niñas y el 1 %- 2 % de los niños, desarrollan una infección del tracto urinario.

Síntomas
Existen varios síntomas que hay que tener en cuenta si se sospecha que el niño pueda tener una infección o si se sospecha que haya leucocitos en la orina. El niño puede presentar dificultad al orinar y la orina puede tener un olor desagradable. Los signos de una infección urinaria también pueden ser los siguientes:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Vómito

 

Infecciones en los recién nacidos

Los recién nacidos tienen un sistema inmunitario débil.
Por esta razón es muy importante la lactancia materna ya que ésta le proporciona al recién nacido los anticuerpos necesarios para combatir las infecciones.
Por lo tanto, los bebés que han sido amamantados por la madre contraen menos infecciones respecto a los bebés que han sido alimentados con el biberón.

Si un recién nacido desarrolla una infección, esto puede ser muy grave debido a que los recién nacidos se pueden enfermar rápidamente.
Afortunadamente, los recién nacidos también responden rápidamente al tratamiento, si la infección se detecta a tiempo.
Si un médico sospecha que el bebé tiene una infección, debe iniciar inmediatamente el tratamiento con antibióticos.

Causas de las infecciones en el recién nacido
En la mayoría de los casos, las infecciones en los recién nacidos están causadas por bacterias o por virus. El canal de la mujer a través del cual se realiza el parto, puede contener bacterias, especialmente si la mujer tiene una infección activa.
Durante el parto, puede que el bebé respire el líquido del canal del parto y de esta manera, las bacterias y los virus podrían entrar en los pulmones y en la sangre del bebé.
El bebé puede enfermarse durante el parto o en los primeros días después del parto debido a que las bacterias y los virus se multiplican haciendo que el bebé se enferme rápidamente.
Para obtener mejores resultados, es necesario detectar y curar la infección lo antes posible.
Existen varias bacterias y virus que la madre le puede transmitir al bebé durante el embarazo o el parto.
En algunas ocasiones, después del parto el recién nacido contrae una infección de una persona que tiene gripe o resfriado.

 

Eritrocitos y leucocitos en la orina

La presencia de glóbulos rojos (o eritrocitos) en la orina puede ser un signo de problemas que afectan la vejiga y los riñones.
En los pacientes sanos, generalmente se detectan algunos eritrocitos (o hematíes) en la muestra de orina, pero en este caso no hay de qué preocuparse.
Sin embargo, la presencia de una gran cantidad de glóbulos rojos (o demasiada sangre en la orina que la vuelve descolorida) es probable que esto sea un signo de un problema más grave.

El término médico que se refiere a la presencia de una cantidad anormal de eritrocitos en la sangre es “hematuria”.
Una causa potencial de la hematuria es la contaminación de la muestra que ocurre cuando las mujeres toman una muestra de orina que contiene un poco de sangre de la menstruación.
Por esta razón, se recomienda realizar el análisis de orina algunos días antes de que comience la menstruación.
Otra de las posibles causas de la presencia de sangre en la orina es un traumatismo reciente de la uretra (que puede estar causado por la introducción de un catéter o por una lesión).

Si además de los glóbulos rojos también se detecta la presencia de glóbulos blancos en la orina, esto es un signo de inflamación o de infección del tracto urinario.
Los hematíes en la orina también pueden estar asociadas con las obstrucciones del aparato urinario causadas por ejemplo por cálculos o por lesiones internas.
Por ejemplo, si una persona ha sido golpeada fuertemente en la zona de los riñones, generalmente empieza a producir orina mezclada con sangre debido a los daños ocasionados a los riñones.
A veces, el ejercicio físico en exceso también puede ser una de las causas y en ciertas ocasiones, tras haber corrido, las personas como los maratonistas pueden producir orina con sangre.

En algunos casos, los tumores malignos pueden estar asociados con la presencia de glóbulos rojos en la orina. En estas situaciones, pueden aparecer restos de sangre y de las células cancerosas, identificadas por el patólogo, que han sido removidas por el médico.
Algunas enfermedades o medicamentos también pueden provocar la presencia de sangre en la orina.

Nitritos y nitratos
Generalmente, los nitratos se encuentran en la orina, mientras que no se debería detectar la presencia de nitritos en la orina. Sin embargo, algunas bacterias transforman los nitratos en nitritos y por lo tanto, la presencia de nitritos en la orina puede indicar que hay una infección activa en el organismo.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.