Gimnasia postural

Un programa de ejercicios de gimnasia postural focalizado en la espalda, el cuello y las otras articulaciones es un método muy eficaz para tratar la lumbalgia, el dolor cervical, el dolor de espalda y mejorar la postura y la coordinación.
Los ejercicios proceden de los métodos modernos de fisioterapia tales como el Mckenzie, el Feldenkrais, el Alexander y el método Klapp.

Postura, gimnasia, Mckenzie, ejercicios, espalda, cuello, dorso, dolor, tratamiento

Hemos organizado un curso con un máximo de 4 participantes para poder seguir cuidadosamente cada paciente y personalizar los ejercicios según la tipología de trastorno y las capacidades de cada uno.
La gimnasia postural Mckenzie se realiza en el gimnasio con el fitball (balón medicinal) que un balón inflado con aire con un diámetro de 65 cm, sobre el cual se puede sentarse. El uso del balón ofrece la ventaja de mejorar el equilibrio, tener mayor concentración cuando se realizan los ejercicios y hacer la actividad más agradable.

 

¿Qué es la postura?

La postura es la relación del cuerpo y el medio ambiente circundante, se ve afectada por la fuerza de gravedad que obliga a algunos músculos a contraerse para que el esqueleto mantenga el equilibrio.
La posición correcta es la que con el menor esfuerzo muscular posible permite estabilizar el cuerpo en fase estática (sin movimiento), en cambio en fase dinámica permite el movimiento coordinado de los segmentos corporales (caminar, correr, actividades de trabajo).
La postura no se ve afectada por la fuerza muscular, de hecho los atletas jóvenes con masa muscular significativa a menudo se sientan de forma incorrecta en la silla.
Entre los factores que afectan a la posición que se asume se encuentran las cicatrices post-quirúrgicas, traumatismos anteriores, estrés y mala alimentación. El hábito de mantener la postura adecuada y los ejercicios para corregirla dan resultados excelentes en el tratamiento de lumbalgias, dolor de cuello, dolor de espalda, etc.

 

¿A quién se dirige la clase de grupo de gimnasia postural?

Muchos piensan que las clases de gimnasia postural sólo son adecuadas para las personas mayores, en cambio son especialmente adecuadas para los jóvenes y adultos que a menudo llevan un estilo de vida sedentario y mantienen posturas incorrectas.
La actividad es bastante desafiante a nivel muscular, no es una gimnasia suave, además se desarrolla el equilibrio mediante la utilización del balón medicinal.
El programa de ejercicios es adecuado para aquellos que quieren mantenerse en forma y tener una buena postura, incluso aquellos que nunca han sufrido de dolor de espalda, ya que es una actividad de prevención y de mantenimiento.
Además del efecto postural la gimnasia favorece y estimula la circulación, en particular de los miembros inferiores, entonces tiene un efecto terapéutico incluso en caso de celulitis.

Los ejercicios también son útiles para los niños que tienen trastornos posturales como la escoliosis, hiperlordosis o hipercifosis (columna vertebral curvada), pero deben personalizarse según la enfermedad.

 

¿Cómo se realiza la gimnastica postural?

El pilar fundamental de esta disciplina es tomar conciencia de las posiciones incorrectas que adoptamos cotidianamente y cuáles son las posturas que se pueden adoptar para curar y prevenir trastornos músculo-esqueléticos, tales como dolor lumbar, lumbociatalgia, etc.
Cuando el paciente entiende cual es el objetivo de la actividad va a ser más fácil lograrlo y mantenerlo.
Durante la clase se realiza una actividad de tonificación muscular de los estabilizadores, erectores y flexores de la columna vertebral; estiramiento global de hombros, cuello, espalda, dorso, caderas y rodillas; ejercicios para la corrección de la postura estática y dinámica que proceden del método McKenzie.
Los ejercicios que se realizan en la primera parte de la clase son los de la Back school (escuela de espalda), es decir de los movimientos en flexión lateral de la espalda.

En la última parte de la clase se ejecutan los ejercicios McKenzie que permiten recuperar el equilibrio de la espalda.

Para lograr los resultados deseados es necesario ejecutar correctamente los movimientos, de lo contrario se corre el riesgo de crear contracturas molestas y una situación de desequilibrio del músculo-tendón.
Los ejercicios son útiles incluso en caso de hernia de disco, especialmente los del método McKenzie.

Existe una variante de la gimnasia postural que sigue los principios de la técnica Mezieres.
Este tipo de actividad prevé que se mantengan posturas de estiramiento de ciertos músculos durante 10/20 minutos.

Cuando el paciente ha aprendido los ejercicios que debe hacer, puede seguir realizándolos en casa. Sin embargo, el problema mayor es que la gente no suele realizar la gimnasia en casa con regularidad.

 

 Fitball, ejercicios, Mckenzie, gimnasio, lumbar, lumbar, cervical, dolor.

Siento dolor en la zona lumbar de la espalda, ¿por qué debo hacer gimnasia para el cuello?

La columna vertebral es diferente de todas las otras partes del cuerpo, de hecho, la espalda no está sujeta a tendinitis, desgarres y bursitis articulares.
Los trastornos más frecuentes que puede sufrir la columna vertebral son los bloques vertebrales, la rotura de los discos intervertebrales, disfunciones de los ligamentos o cápsulas articulares.
Casi todas las personas tienen al menos una sección de la columna vertebral bloqueada y por tanto las partes superiores e inferiores se vuelven hipermóviles, nuestro objetivo es hacer más flexible la columna vertebral “inmovilizada” y estabilizar las vértebras más flexibles.
La gimnasia postural nunca se limita a la sección de la columna vertebral tratada también porque el cuerpo es una cadena de huesos conectados por medio de articulaciones y músculos.
Algunos músculos se originan de las vértebras lumbares y terminan en el cuello o el hombro, otros se extienden desde la zona lumbar a la pelvis, la cadera y el fémur.

 


¿Qué tengo que hacer si algunos ejercicios causan dolor?

Es importante hacer sólo los ejercicios que no causan dolor, se puede sentir una ligera molestia.
Algunos movimientos alivian los síntomas, pero otros los empeoran, por tanto es necesario tener cuidado de no empeorar un trastorno ya existente.
Si se salta un ejercicio doloroso la terapia de gimnasia postural McKenzie tendrá de todos modos efecto, se puede sustituir un ejercicio por otro.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias para reducir el dolor?

Hay que efectuar como mínimo 2 meses de terapias regulares para estar mejor, pero la actividad de prevención sería útil durante al menos 9 meses al año.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.