Antiinflamatorios no esteroideos

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos son los medicamentos que más precriben los médicos para el tratamiento del dolor y la inflamación, se utilizan para el tratamiento de enfermedades como la artritis, el dolor de espalda, el dolor cervical, el dolor en los dientes y otros. Estos medicamentos también se conocen como FANS (por ejemplo la nimesulida, su nombre comercial es Antifloxil)

antiinflamación, medicamentos, fármacos, antiinflamatorios, dolor, hinchazón, enrojecimiento, calor
Mecanismo de la inflamación
Alila/bigstockphoto.com

 

 

La mayoría de las personas tiene familiaridad con los medicamentos que no requieren prescripción médica, como por ejemplo la Aspirina o el ibuprofeno.

Los FANS no son medicamentos analgésicos, pero ayudan a reducir la inflamación y la fiebre.

Otra de las funciones de los FANS es impedir la coagulación de la sangre en ciertos casos, pero puede tener contraindicaciones para ciertas personas.

Algunos FANS pueden tener un efecto protectivo contra las enfermedades del corazón debido a que disminuyen la coagulación.

Sin embargo, pueden provocar fácilmente lívidos en la piel.

Los antiinflamatorios no esteroideos pueden aumentar el riesgo de desarrollar náuseas, dolor de estómago y úlcera. Además, pueden interferir con las funciones renales.

 

¿Cómo funcionan?

 

Los antiinflamatorios disminuyen la inflamación, el dolor y la fiebre.

Los FANS bloquean las enzimas del cuerpo que ayudan a producir las prostaglandinas, es decir, sustancias químicas que provocan la inflamación.

Los antiinflamatorios viejos, como por ejemplo el ibuprofeno, bloquean dos de estas enzimas: COX-1 y la COX-2, pero el celecoxib (Celebrex) afecta principalmente la COX-2.

El celecoxib no es más eficaz respecto a los demás FANS. Sin embargo, los riesgos posibles son diferentes respecto a los de los otros FANS.

 

¿Para qué enfermedades se utilizan los medicamentos antiinflamatorios?

 

Los FANS se utilizan sobre todo para el tratamiento de la inflamación, el dolor, que puede ser de leve a moderado, y para la fiebre.

Los FANS se utilizan específicamente para el tratamiento de: dolor de cabeza, artritis, lesiones deportivas, tendinitis (como por ejemplo la epicondilitis, el síndrome de la banda iliotibial y otros) y los cólicos menstruales.

El ketorolaco (Toradol) se utiliza solamente para el tratamiento a corto plazo del dolor grave y agudo que, de otro modo, debería tratarse con opioides.

La aspirina se utiliza para bloquear la coagulación de la sangre y para prevenir los ictus y los ataques cardíacos en las personas con alto riesgo.

Los medicamentos antiinflamatorios también se encuentran en varios productos para la alergia.

 

Dosis de los medicamentos antiinflamatorios

medicamentos, antiinflamatorios, pastillas, dolor, inflamación, hinchazón, enrojecimiento, calorías
Medicamentos antiinflamatorios

Cada uno de los FANS tiene una dosis y una frecuencia específicos.

Generalmente, la cantidad del medicamento sin prescripción, es decir, que no requiere una prescripción médica, es menor a la cantidad del mismo medicamento con prescripción médica.

Por ejemplo, la dosis de ibuprofeno con prescripción es de 400 mg, 600 mg y 800 mg, pero la dosis máxima del medicamento sin prescripción es de 200 mg.

Cuando se toma una dosis más baja, el efecto del medicamento puede ser demasiado leve, pero si el paciente se toma la pastilla recomendada por el médico, este medicamento puede ser un antiinflamatorio eficaz.

Los antiinflamatorios que no requieren prescripción médica pueden ser suficientemente potentes para el tratamiento de las enfermedades agudas como el esguince del tobillo, desgarre muscular, dolor de espalda por inflamación, dolor de cabeza y dolores menstruales.

Para los problemas de salud crónicos como por ejemplo la artritis o el lupus, el reumatólogo puede prescribir dosis más elevadas de estos medicamentos por mucho tiempo.

Siempre hay que preguntarle al médico de cabecera cuál es el objetivo de la suministración de estos medicamentos:

 

  • Si el objetivo de los FANS es aliviar la inflamación, pueden ser necesarias dosis más altas, que deben tomarse regularmente.
  • Si el objetivo principal es aliviar el dolor, las dosis pueden ser más bajas y hay que tomarlas solamente cuando hay mucho dolor.

 

Los parches se colocan directamente en la zona dolorida (por ejemplo, se colocan en la zona cervical, en caso de dolor de cuello).

Hay que dejar el parche en la zona durante 8 horas, aproximadamente, debido a que la absorción del medicamento es bastante lenta.

También se puede aplicar un medicamento de acción local que puede ser una crema, una pomada antiinflamatoria (por ejemplo el Voltaren emulgel) en la zona dolorida.

Los médicos prescriben el medicamento en crema para aliviar el dolor de espalda, los dolores articulares y musculares debido a que tienen menos contraindicaciones respecto a los medicamentos en pastilla.

Por lo que se refiere a los remedios naturales, también pueden utilizarse algunos antiinflamatorios fitoterapéuticos. Algunos de los más eficaces son el árnica montana, la garra del diablo, el aloe vera y la equinácea.

 

¿Cómo se prescriben los FANS?

 

Los medicamentos antiinflamatorios se prescriben en dosis diferentes, dependiendo de la enfermedad que debe tratarse.

La dosis puede variar de una a cuatro veces al día, dependiendo del tiempo que el medicamento permanece en el cuerpo.

El médico puede prescribir dosis más elevadas de estos medicamentos para el tratamiento de algunas enfermedades, como por ejemplo la artritis reumatoide, debido a que, a menudo, esta enfermedad provoca una inflamación severa caracterizada por calor, hinchazón, enrojecimiento y rigidez de las articulaciones.

Las dosis más bajas pueden ser adecuadas para las lesiones musculares y para la artrosis, ya que generalmente la hinchazón es más leve y generalmente, no se presenta calor o enrojecimiento en las articulaciones.

Ningún tipo de FANS garantiza un alivio completo.

el médico puede prescribir varios tipos de antiinflamatorios antes de encontrar el más eficaz para el tipo determinado de enfermedad.

En algunas ocasiones, los antiinflamatorios no esteroideos no son suficientes, por lo tanto, el médico puede prescribir medicamentos corticoides que son más potentes, pero tienen más efectos colaterales.

 

¿Existen diferencias entre los antiinflamatorios?

 

Los FANS se diferencian según:

 

  • La potencia,
  • La duración de la acción,
  • La manera en la que el cuerpo los elimina,
  • La capacidad de inhibir la COX-1,
  • La posibilidad de causar úlceras o de favorecer las hemorragias.

 

Un FANS, cuanto más bloquea la enzima COX-1, más probabilidades hay de que el paciente desarrolle úlceras y hemorragias.

Existe un FANS llamado celecoxib (Celebrex) que bloquea la COX-2, pero no es muy eficaz para bloquear la COX-1 y por lo tanto, se clasifica como un inhibidor selectivo de la COX-2.

Los inhibidores selectivos de la COX-2 causan menos hemorragias y menos úlceras respecto a los otros antiinflamatorios.

La aspirina es un FANS único, no solo porque puede utilizarse en muchos casos sino también porque es el único medicamento antiinflamatorio que impide la coagulación de la sangre por un periodo de tiempo prolongado (4 – 7 días).

Gracias a este efecto, la aspirina es un medicamento ideal para prevenir los coágulos de sangre que causan infartos e ictus.

La mayoría de los FANS impiden la coagulación de la sangre en pocas horas.

El ketorolaco (Toradol) es un FANS muy potente que se utiliza para aliviar el dolor agudo grave, que algunas veces se trata con narcóticos.

El ketorolaco provoca más úlceras que los otros antiinflamatorios y por lo tanto, no se prescribe por más de cinco días.

Aunque todos los FANS tienen un mecanismo de acción muy similar, las personas que no responden a un medicamento específico pueden responder a otro FANS.

 

La lista de medicamentos antiinflamatorios es bastante larga. Generalmente, se utilizan el ibuprofeno (Ibudol), el naproxeno (Aleve), el ketoprofeno (Fastum), diclofenaco (Voltaren), mientras que la nimesulida se utiliza menos debido a su toxicidad.

La takipirina o el paracetamol (por ejemplo el Efferalgan) no son antiinflamatorios no esteroideos sino un analgésico y un antipirético (que reduce la fiebre).

 

Los medicamentos que más se prescriben:

 

Ibuprofeno (por ejemplo el Ibudol)

El ibuprofeno es uno de los primeros antiinflamatorios no esteroideos y puede comprarse sin necesidad de prescripción médica.

El ibuprofeno se prescribe bastante para los pacientes con lumbalgia ya que alivia la rigidez, el entumecimiento, la inflamación y el dolor lumbar, que puede ser leve o moderado.

 

A menudo, el ibuprofeno se recomienda para:

  • Dolor por esfuerzo (por ejemplo el dolor muscular que se percibe después de una actividad deportiva, de las labores domésticas, de palear la nieve y otros)
  • Molestias provocadas por desgarres musculares en la zona lumbar de la espalda.
  • Tortícolis
  • Dolor provocado por infecciones en las vías urinarias, como por ejemplo la cistitis.

 

El ibuprofeno tiene los mismos efectos que la aspirina en el estómago, por lo tanto, las personas que padecen úlceras o dolor de estómago deben evitar este medicamento.

Se recomienda tomar el ibuprofeno durante las comidas para reducir al mínimo las irritaciones del estómago.

Otro efecto del ibuprofeno es diluir la sangre por un par de horas. Esto puede reducir la eficacia de algunos medicamentos para la presión sanguínea y de los diuréticos.

Generalmente, la dosis recomendada del ibuprofeno es de 400 mg cada ocho horas.

Las dosis del medicamento con prescripción médica pueden llegar hasta 800 mg de ibuprofeno cada ocho horas.

 

Naproxeno (Aleve, Momen, Naprosyn, Antalgin y otros)

El naproxeno está disponible sin necesidad de prescripción médica (por ejemplo el Aleve) o como medicamento con prescripción médica (como por ejemplo el Naprosyn).

Para los pacientes con dolor de espalda, dolor de hombros, y otros, actúa reduciendo las proteínas que causan la inflamación y el dolor en el cuerpo.

El naproxeno diluye la sangre, por lo tanto, los pacientes que toman fluidificadores o anticoagulantes de la sangre deben evitar este medicamento, debido a que su acción puede provocar hemorragia.

El naproxeno puede causar algunos efectos colaterales gastrointestinales, por lo tanto, las personas con úlceras activas o que padecen dolor de estómago deben evitar este medicamento.

Se recomienda tomar el naproxeno durante las comidas para reducir la probabilidad del dolor de estómago.

Generalmente, la dosis para los adultos es de una pastilla de 250 – 500 mg, dos veces al día.

 

Ketoprofeno (Fastum)

El ketoprofeno es un antiinflamatorio que se utiliza bastante para el dolor de cabeza, el dolor de dientes, dolor de garganta y los dolores musculares.

En caso de fiebre, este medicamento tiene un efecto antipirético (reduce la temperatura corporal).

El ketoprofeno está disponible en sobres, espray, enjuague bucal, gotas orales o supositorios.

 

¿Cuántos días dura el tratamiento con medicamentos antiinflamatorios?

Generalmente, los médicos recomiendan tomar los antiinflamatorios solamente de 4 a 6 días, o también pueden tomarse “según la necesidad” para reducir al mínimo los efectos colaterales.

 

¿Cuáles son los efectos colaterales de los antiinflamatorios no esteroideos?

 

Los efectos colaterales más comunes son:

 

  • Vómito,
  • Náuseas,
  • Estreñimiento,
  • Diarrea,
  • Pérdida del apetito,
  • Dolor de cabeza,
  • Vértigo,
  • Erupciones cutáneas,
  • Somnolencia.

Los FANS también pueden causar hinchazón en los brazos y en las piernas debido a la retención hídrica.

Los efectos colaterales más graves son: úlceras, hemorragias, insuficiencia renal y, raramente, insuficiencia hepática.

En las personas alérgicas a los antiinflamatorios no esteroideos puede haber dificultad al respirar, debido a la suministración de estos medicamentos.

Las personas con asma tienen un riesgo más alto de desarrollar una reacción alérgica a los FANS.

La suministración de aspirina a los niños o a los adolescentes con varicela o con gripe puede provocar el síndrome de Reye, es decir, una enfermedad grave del hígado potencialmente mortal. Por esta razón, la aspirina y los salicilatos no deben suministrarse ni a los niños ni a los adolescentes que pueden tener varicela o gripe.

 

Los nombres comerciales de la aspirina son: Acyflox, Avtron, Aspirina C, Cafiaspirina, Dolmen, Dolviran, Sedergine)

 

Los antiinflamatorios no esteroideos (excepto la aspirina) pueden aumentar el riesgo de ataques cardíacos y de ictus, que pueden ser mortales.

Este riesgo puede aumentar si se utilizan estos medicamentos por un tiempo prolongado y o si se utilizan en los pacientes que presentan factores de riesgos de las enfermedades del corazón y de la circulación.

Los FANS no deben utilizarse para el tratamiento del dolor que se deriva del bypass coronario.

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos causan el aumento del riesgo de reacciones graves en el estómago y en el intestino, como por ejemplo: hemorragias, úlceras y perforaciones del estómago o del intestino.

Estas reacciones pueden ocurrir en cualquier momento durante el tratamiento y puede que no se presenten síntomas de advertencia.

Los pacientes ancianos tienen un riesgo más alto.

 

Las mujeres embarazadas deben evitar los FANS y también se recomienda que los eviten durante la lactancia materna, debido a que una pequeña cantidad del medicamento puede estar presente en la leche materna.

No se recomienda la suministración de los antiinflamatorios no esteroideos a los niños.

 

¿Cómo pueden reducirse los efectos colaterales de los medicamentos antiinflamatorios?

 

No existe ninguna manera de evitar completamente los efectos colaterales de ningún tipo de medicamento, pero el médico de cabecera puede reducir al mínimo el riesgo de desarrollar algunos efectos colaterales de los FANS.

 

Por ejemplo:

Utilizar el acetaminofen (paracetamol) en lugar de los FANS para aliviar el dolor, si el médico considera que no es necesario un medicamento antiinflamatorio.

Tomar un cantidad mínima para el tratamiento de la enfermedad que padece.

Tomar los FANS durante las comidas.

Si el paciente no necesita un alivio del dolor que dure 24 horas al día, se recomienda evitar una dosis al día, especialmente en los pacientes mayores de 60 años.

 

úlcera, estómago, efectos, antiinflamatorios, no, esteroideos, dolor, nurofen
Úlceras del estómago y del duodeno
Alila/bigstockphoto.com

Hay que preguntarle al médico si también se puede tomar un medicamento gastroprotector para reducir el riesgo de úlceras del estómago.

Algunos medicamentos combinan un FANS con un medicamento gastroprotector en la misma pastilla.

Los nombres comerciales de los gatroprotectores son: Aliveg, Fremet, Mansal, Tagamet, Zantac, Nucelx, Lanzol, Omapren, Omelic, Belmazol, Dolintol, Ceprandal, Adulcer, Arapride y otros)

En caso de dolor de estómago persistente o insólito, después de haber tomado un FANS, hay que comunicárselo al médico de inmediato.

 

¿Con qué medicamentos los antiinflamatorios no esteroideos tienen una interacción?

 

Los medicamentos antiinflamatorios pueden reducir el efecto de los medicamentos utilizados para el tratamiento de la hipertensión, debido a que los FANS pueden aumentar la presión sanguínea.

Los antiinflamatorios no esteroideos disminuyen la eliminación del litio (Eskalith) y del metotrexato (Bertanel) que son tóxicos para el hígado, además, reduce el efecto de los diuréticos ya que reduce el flujo de la sangre en los riñones.

Los FANS aumentan el riesgo de hemorragias, debido a que provocan una disminución de la actividad de las plaquetas y por lo tanto, causan la formación de coágulos en la sangre.

Si estos medicamentos se toman junto con otros medicamentos, como por ejemplo con la warfarina o el aldocumar, que diluyen la sangre, aumenta el riesgo de complicaciones.

Hay que evitar el uso prolongado de los FANS combinados con otros medicamentos que incrementan el tiempo de sangrado.

 

Los antiinflamatorios no esteroideos interactúan con el alcohol, por lo tanto, se recomienda evitar las bebidas alcohólicas (como el vino o la cerveza) mientras se está tomando ibuprofeno o aspirina.

Existe el riesgo de irritación de la mucosa del estómago.