Cortisona y corticoides

Los corticoides (llamados también corticoesteroides) son fármacos que contienen la cortisona.

La cortisona es una hormona de la familia de los esteroides, que el cuerpo produce naturalmente.
Los corticoides son fármacos antiinflamatorios esteroidéos y sirven para reducir las inflamaciones en el cuerpo.
Los corticoesteroides sirven para reducir: hinchazón, enrojecimiento, picor y reacciones alérgicas.
Se utilizan frecuentemente como parte del tratamiento para diferentes enfermedades, como por ejemplo las alergias, algunos problemas de la piel, el asma o la artritis.
Los corticoesteroides se pueden utilizar también para otras patologías, si el médico lo considera apropiado.

Pastillas de Cortisona
Pastillas de Cortisona

El cuerpo produce naturalmente algunas hormonas similares a la cortisona (esteroides) que son necesarias para mantener una buena salud.
Si el organismo no produce bastante cortisona, el médico puede prescribir este medicamento para ayudar conseguir la que falta..
Los corticoesteroides son fármacos muy fuertes.
Además de sus efectos útiles en el tratamiento de las patologías, tienen efectos secundarios que pueden ser muy graves.
Si las glándulas suprarrenales no producen bastante cortisona, tomar este medicamento no debería conllevar problemas salvo que no se tome una dosis excesiva.
Si se está tomando el medicamento para tratar otro achaque, hay que hablar con el médico sobre los riesgos y los beneficios de la cortisona.
Estos fármacos están disponibles solo bajo la prescripción medica.
Una vez que un fármaco ha sido aprobado y puede comercializarse para un uso específico, la experiencia puede mostrar su utilidad también para otras patologías.
Aunque este uso no esté contenido en las indicaciones del fármaco, algunos corticoesteroides se prescriben a los pacientes con los siguientes problemas:

Parálisis de Bell (Prednisolona)
Tos fuerte en los niños (Desametasona)

Es necesario informar el médico de cabecera si se está haciendo una dieta especial, sobre todo si la alimentación es pobre de sodio o contiene poco azúcar.

Este producto está disponible en las siguientes formas de dosificación:

  • Pastilla
  • Pastilla comprimida de liberación retardada
  • Cápsula de liberación retardada
  • Cápsula de liberación prolongada
  • Jarabe medicinal
  • Solución inyectable
  • Sobre
  • Líquido

 

El papel de la cortisona

La cortisona es un fármaco con las mismas funciones del cortisol, esto es una hormona producida naturalmente por las glándulas suprarrenales (situadas encima de los riñones).
El cortisol tiene un papel importante en el control del balance de sal y de agua en el cuerpo y regulariza el metabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas.
Cuando el cuerpo está estresado, envía unas sustancias químicas a las glándulas suprarrenales para que produzca esta hormona.
El cortisol adicional permite al cuerpo que afronte el estrés como las infecciones, los traumas, una intervención quirúrgica o los problemas emocionales.
Cuando la situación de estrés acaba, la producción de hormonas suprarrenales vuelve a la normalidad.
En general, las glándulas suprarrenales producen alrededor 20 mg de cortisol cada día, sobre todo por la mañana, pero, cuando es necesario, pueden producir hasta cinco veces más.

 

¿Cómo funcionan los corticoesteroides?

Los esteroides actúan reduciendo la inflamación y la actividad del sistema inmunitario.
Los corticoides actúan en el sistema inmunitario bloqueando la producción de sustancias que activan las reacciones alérgicas e inflamatorias, como las prostaglandinas.
La inflamación es un proceso donde los glóbulos blancos de la sangre protegen el cuerpo contra las infecciones y los organismos extranjeros como virus y bacterias.
Sin embargo, en algunas enfermedades el sistema de defensa del organismo (sistema inmunitario) no funciona de manera correcta.
En este caso la inflamación va en contra de los tejidos del cuerpo y provoca daños.
La inflamación se caracteriza por enrojecimiento, calor, y dolor.
Los esteroides reducen la producción de sustancias químicas inflamatorias para reducir al máximo los daños a los tejidos. Los esteroides reducen también la actividad del sistema inmunitario que influye en la acción de los glóbulos blancos de la sangre, así que puede curar también la fiebre.
Si no se quita la causa de la inflamación, la cortisona tiene una acción a corto plazo, en los otros casos reduce el tiempo de recuperación y soluciona el fastidio.

Los corticoides pueden causar una leucocitosis, es decir un aumento del número de los leucocitos.
En comparación con los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), los corticoides son más poderosos, pero tienen más efectos secundarios. El tiempo de actuación es muy rápido para los dos tipos de antiinflamatorios.
Hay también unas alternativas naturales a la cortisona, por ejemplo, la grosella negra y la cúrcuma que actúan en la corteza suprarrenal como corticoides.

 

¿Cómo se administran los esteroides?

Los fármacos esteroideos están disponibles en diferentes formas que cambian en el tiempo de liberación o en el periodo de permanencia en el organismo.
Los esteroides se pueden administrar:

  • Localmente en el área concreta donde está la inflamación en forma de ungüento o crema, por ejemplo, para la dermatitis atópica;
  • De manera sistémica, que significa para todo el “sistema” o cuerpo.

Los ejemplos de tratamientos locales con esteroides son las inyecciones articulares, el colirio, las gotas para los oídos y la crema para la piel.
Los tratamientos sistémicos con los esteroides incluyen:

  • Los medicamentos por vía oral (suministrados por boca);
  • Los medicamentos que se inyectan directamente en vena (por vía intravenosa) o en los músculos (por vía intramuscular). Los esteroides que se toman por vía sistémica circulan a través del flujo sanguíneo hacia las diferentes áreas del cuerpo.

Cuando es posible, se prefiere prescribir tratamientos con esteroides locales en lugar de esteroides por vía sistémica.
Solo el medico puede establecer la cantidad (dosificación) según la duración del tratamiento y de las contraindicaciones.

cortisolo, suprarrenal, renios, cortisona, hormona, adth, inflamación, cortisonici, steroid
Glándulas Suprarrenales que producen cortisolo pixologic/bigstockphoto.com

Modo de uso

Tomar con las comidas o inmediatamente después de una comida para evitar la irritación estomacal.
Tome este medicamento bajo receta médica.
Siga cuidadosamente la dosis recomendada.
Pregúntele a su médico todas las dudas sobre el medicamento y su dosis.
Si toma este medicamento solo una vez al día, lo tiene que hacer por la mañana antes de la nueve en forma líquida (vía oral). Agite bien el líquido antes de beber.
Si toma este medicamento durante mucho tiempo, no lo interrumpa sin la aprobación de su médico.
La dosis debe reducirse gradualmente.

 

Algunos ejemplos de los diferentes corticoides

Dexametasona
La Dexametasona se usa para tratar: artritis, asma, alergias severas, enfermedades inflamatorias intestinales y trastornos de la piel.
El colirio que contiene este principio activo se usa para el tratamiento de conjuntivitis alérgicas.
Según el Instituto Nacional de Salud, se puede tomar incluso cuando las glándulas suprarrenales no funcionan correctamente.
Los efectos secundarios de la Dexametasona son: irritación del estómago, dolor de cabeza, insomnio, vértigos, inquietud, ansiedad, cardenales, irregularidad menstrual, malestar estomacal, vómitos, depresión, acné y aumento del crecimiento de pelo.

Hidrocortisona
La hidrocortisona está disponible como aerosol, líquido, loción, gel, crema o aceite y se debe aplicar sobre la piel.
Los supositorios, los clísteres, los ungüentos y las cremas están disponibles para su uso en caso de tratamiento de picor anal.
Este medicamento puede aliviar las irritaciones de la piel, las erupciones cutáneas y el picor.
Los posibles efectos secundarios de la hidrocortisona son: acné, quistes sebáceos, sequedad y cambios en el color de la piel, picor y lesiones cutáneas.
No existen evidencias que muestren que la toma de hidrocortisona cause daños al bebé durante el embarazo, pero se puede consumir sólo bajo la supervisión de un proveedor de salud calificado.

Betametasona
La Betametasona (Nombre comercial Betnovate®) viene de hidrocortisona y se usa para tratar: dermatosis inflamatorias, asma, dolor de garganta, enfermedades inflamatorias crónicas de tipo autoinmune como la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide, la artritis psoriásica y junto con el antibiótico se puede tratar la otitis. A algunas personas este medicamento les produce nervios.

Metilprednisolona

psoriasis, corsitone, trato, irritación, inflamación, reacción, patología, autoimmune, piel
Psoriasis al pie

Psoriasis en los pies
Etiquetas:
Psoriasis, cortisona, tratamiento,
irritación, inflamación, reacción,
piel, enfermedad, autoinmune.
La metilprednisolona se usa para tratar inflamaciones causadas por enfermedades como artritis, colitis ulcerosa, lupus, trastornos respiratorios, psoriasis, alergias. Los efectos secundarios de la Metilprednisolona son: sudores, vértigos, hinchazón de vientre, náuseas, acné, malestar estomacal, retraso de la cicatrización de heridas, adelgazamiento de la piel, cambios de humor, cardenales, cambios en la localización de la grasa corporal, dolor de cabeza, mareo e insomnio.

Prednisolona
La Prednisolona se usa para tratar trastornos endocrinos, enfermedades de colágeno, enfermedades cutáneas, alergias, trastornos respiratorios, enfermedades del sangre, trastornos gastrointestinales, enfermedades oculares.
Según el Centro de Salud de la Universidad de Maryland, el insomnio, el aumento del apetito, el nerviosismo y la indigestión ocurrieron en más del 10 por ciento de los sujetos en los ensayos clínicos (pruebas clínicas).
Otros efectos secundarios posibles de la prednisolona son el aumento del crecimiento de pelo, la diabetes, los dolores articulares, el glaucoma, cataratas, la epistaxis (hemorragia nasal).

Prednisona
La prednisona se usa para tratar inflamación del asma, colitis ulcerosa, artritis, psoriasis, lupus, enfermedades de la piel y alergias.
La Universidad de Johns Hopkins indica que este medicamento puede tener varios efectos secundarios.
Los posibles efectos secundarios de la prednisona son: aumento del peso, presión alta (hipertensión), osteoporosis, cambio de humor, formación de equimosis, insomnio, estrías, acné, cataratas e intolerancia a la glucosa.

 

¿Cómo decide el médico si los esteroides son el tratamiento adecuado?

La decisión de prescribir esteroides se debe tomar teniendo en cuenta varios factores personales.
El proveedor de atención médica examina la edad, la actividad física que realiza el sujeto y los otros medicamentos que está tomando. Su médico debe ser consciente de los posibles beneficios y riesgos de tomar esteroides antes de empezar el tratamiento.
Los posibles beneficios y riesgos de los esteroides varían según:

  • La naturaleza y severidad de la enfermedad
  • La presencia o ausencia de alternativas a la cortisona
  • La presencia o ausencia de otras enfermedades importantes