Efectos secundarios de la cortisona

Hay que tener en cuenta los efectos colaterales de la cortisona antes de comenzar a tomarla.

 

Alergias

Las personas deben comunicarle al médico si han tenido reacciones de hipersensibilidad, alergias a los medicamentos de este tipo o a otros medicamentos.

Deben comunicarle al médico si padecen otro tipo de alergias, como por ejemplo a los animales, a los conservantes, a los colorantes alimentarios.

Con respecto a los medicamentos que no requieren prescripción médica, hay que leer atentamente la etiqueta y los ingredientes.

 

Niños

Los corticoides pueden causar infecciones como la varicela o el sarampión, y pueden ser más peligrosos para los niños. La cortisona también puede frenar o interrumpir el crecimiento de los niños y de los adolescentes, especialmente si toman estos medicamentos por mucho tiempo.

Hay que consultar con el pediatra y seguir atentamente las instrucciones del médico, antes de darles estos medicamentos a los niños o a los adolescentes.

 

Ancianos

Las personas ancianas tienen más probabilidades de desarrollar hipertensión arterial u osteoporosis (enfermedad ósea) debido a la cortisona. Las mujeres tienen un riesgo más alto de desarrollar enfermedades de los huesos.

 

Embarazo

No se han realizado estudios en los humanos sobre los defectos del bebé al nacer si la madre toma corticosteroides.

Sin embargo, los estudios realizados en los animales desmuestran que el Urbason puede causar defectos en los recién nacidos.

 

Lactancia materna

Los corticoides pasan a través de la leche materna y pueden causar problemas en el crecimiento del bebé y otros efectos no deseados durante la lactancia.

Dependiendo de la cantidad del medicamento que se toma diariamente, puede ser necesario tomar otro medicamento o suspender la lactancia materna durante el tratamiento.

 

¿Cuáles son los efectos colaterales y las reacciones adversas?

 

Los efectos de la cortisona son muy potentes y pueden causar graves efectos colaterales similares a la enfermedad de Cushing, que se caracteriza por el fallo de las funciones de las glándulas suprarrenales y provoca una producción excesiva de cortisona.

 

La lista de los efectos colaterales potenciales incluye:

 

  • Aumento del apetito y aumento de peso, por lo tanto, las personas se engordan
  • Retención hídrica
  • Depósitos de grasa en el pecho, en el rostro, en la parte superior de la espalda y del abdomen
  • Retención de líquidos y de sal que son la causa de las piernas hinchadas
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Diabetes, debido a que aumenta la glucemia en la sangre
  • Manchas negras y azules en la piel
  • Recuperación más lenta de las lesiones cutáneas
  • En las mujeres puede causar un retraso del ciclo menstrual
  • Osteoporosis
  • Problemas de visión, como las cataratas en los ojos
  • Alteraciones de la piel, como por ejemplo el acné
  • Debilidad muscular
  • Adelgazamiento de la piel
  • Aumento de la probabilidad de desarrollar infecciones
  • Úlceras en el estómago
  • Aumento de la sudoración
  • Náuseas
  • Cambios de humor repentinos e insomnio
  • Problemas psicológicos como la depresión
  • Crisis suprarrenal
  • Eritema, enrojecimiento, urticaria y prurito en caso de exposición prolongada al sol
  • Disminución del número de linfocitos en la sangre
  • Dosis demasiado altas de cortisona pueden perjudicar el hígado debido a que causan hepatotoxicidad
  • Herpes simple, si no está asociado con otros medicamentos bajo supervición médica.

 

Los efectos colaterales pueden reducirse (pero no pueden evitarse) respetando las recomendaciones del médico y tomando la dosis más baja posible.

Es importante establecer una dosis adecuada que se puede lograr añadiendo algunas dosis o suspendiendo otras sin una programación.

 

Para el tratamiento de algunas inflamaciones, los médicos prefieren prescribir antiinflamatorios no esteroideos (Ibuprofeno, Naproxeno, Aspirina y otros) debido a que conllevan menos efectos colaterales, aunque son menos potentes respecto a la cortisona.

 

Por lo que se refiere a los niños, además de los efectos colaterales que también afectan a los adultos, la cortisona puede causar otros efectos que afectan al sistema esquelético. De hecho, tomar cortisona por mucho tiempo puede causar retrasos en el crecimiento de los niños, puede frenar la maduración esquelética y puede provocar la disminución de la densidad del calcio en los huesos (osteopenia)

 

Los corticoides de última generación como el deflazacort tienen menos efectos colaterales, pero siempre hay que tomarlos bajo la supervición del médico.

 

Las pastillas tienen un efecto general en el cuerpo y provocan más efectos colaterales respecto a los productos de uso tópico (cremas o pomadas) que se aplican localmente y penetran menos en la sangre.

Los corticoides administrados por inhalación también son menos dañinos respecto a los que se toman por vía oral.

Raramente, la cortisona se administra por vía intravenosa, excepto en el tratamiento de la esclerosis múltiple.

 

Interacciones farmacológicas

 

Antes de comenzar a tomar este medicamento hay que comunicarle al médico si está tomando otros medicamentos, con o sin prescripción médica, en especial si se trata de:

Aspirina, medicamentos para la artritis, anticoagulantes (“fluidificadores de la sangre”), diuréticos, rifampicina, fenobarbital, estrógenos (por ejemplo la píldora para no quedar embarazada), fenitoina, ketoconazol, medicamentos para la diabetes.

No hay que comenzar o interrumpir ningún medicamento sin la autorización del médico o del farmacéutico.

En el caso del Dacortin, las interacciones son con los siguientes tipos de medicamentos:

 

  • Anticoagulantes orales,
  • Anticolinesterásicos,
  • Anfotericina B,
  • FANS,
  • Diuréticos,
  • Medios de contraste.

 

Precauciones

 

El médico debe monitorear la evolución de la enfermedad a través de visitas médicas regulares.

Además, debe monitorear la mejoría clínica después de que el paciente ha cesado de tomar los medicamentos, debido a que algunos efectos pueden persistir.

 

Para los pacientes con diabetes

Este medicamento puede afectar los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre.

Si se percibe un cambio en los resultados de la prueba de glucemia en la sangre o en la orina o si existen dudas, hay que acudir al médico.

 

Para los pacientes en los que se administran estos medicamentos a través de infiltraciones en las articulaciones

infiltración, cortisona, articulación, efectos, colaterales, evitar, esfuerzos
Infiltraciones de cortisona en las articulaciones
Gresei/bigstockphoto.com

Si los corticoides se inyectan en una articulación, hay que estar pendiente de no estresar demasiado la articulación o de no realizar esfuerzos por un tiempo, incluso si el paciente ya se siente mejor. Hay que acudir al médico para que le de la autorización de retomar las actividades laborales o deportivas.

 

Dopaje

La cortisona se utiliza como producto dopante debido a que tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico muy fuerte, además, aumenta la agresividad y combate la fatiga.

Utilizar corticoides puede mejorar el desempeño atlético.

 

Saltar una dosis

 

Si la persona está tomando cortisona diariamente y se salta una dosis, debe tomarse la pastilla o la bolsita apenas lo recuerde. Sin embargo, no debe tomarse si se acerca la hora de tomar la dosis sucesiva.

Si ha llegado el momento de tomar la dosis sucesiva, la persona debe saltar la dosis precedente y continuar el programa de dosaje normalmente.

No se debe duplicar la dosis para recuperar la dosis que se ha saltado.

Para las otras modalidades de dosaje: si se salta una dosis, contactar inmediatamente al médico o al farmacéutico.

Puede ser necesario realizar un cambio en la administración de la cortisona.

 

¿Cómo dejar de tomar los medicamentos?

 

La persona debe dejar de tomar estos medicamentos gradualmente para permitir que la glándula suprarrenal (que se encuentra arriba de los riñones) retome la producción del cortisol natural.

Las dosis no deben suspenderse repentinamente debido a que puede provocar una crisis suprarrenal (un efecto potencialmente letal causado por un nivel insuficiente de cortisol).

 

A veces, las dosis se reducen un miligramo a la vez para prevenir que la enfermedad vuelva a agudizarse. Otra opción es pasar de tomar una pastilla entera a tomar media pastilla y después solamente un cuarto de pastilla.

Cuando los esteroides se toman por poco tiempo, la reducción de la dosis es más rápida y mayor.

Otra de las posibles complicaciones de dejar de tomar la cortisona sin disminuir poco a poco la dosis es el síndrome de suspensión de los esteroides, es decir, una repuesta excesiva del cuerpo a la suspensión de este medicamento.

El efecto de la suspensión, puede provocar fiebre, dolores musculares y dolores articulares haciendo que sea difícil para médico distinguir entre los síntomas de la abstinencia y los síntomas dque indican que la enfermedad se ha vuelto a agudizar.

 

¿Cuánto duran los efectos colaterales? ¿después de cuánto tiempo desaparecen?

 

Algunos síntomas son temporales y desaparecen apenas se suspende el tratamiento. Algunos de estos síntomas son la náusea, la debilidad, la presión alta, la retención hídrica, y los síntomas psicológicos (como el insomnio).

El algunos casos, los corticoides pueden causar consecuencias a largo plazo, como por ejemplo la osteoporosis, las cataratas y las enfermedades de las glándulas suprarrenales.