Inyecciones de ácido hialurónico en las articulaciones

Generalmente se utiliza para el tratamiento de la artrosis de la rodilla, pero también puede inyectarse entre el pulso y la mano para la rizartrosis o en la cadera para la coxartrosis.
En estos dos casos es necesario realizar un control ecográfico para localizar el punto exacto en el que debe inyectarse al ácido hialurónico.
Las inyecciones también pueden aplicarse en el hombro, pero generalmente esta articulación está menos afectada debido a que no debe soportar el peso del cuerpo.


En una articulación normal, la capa de cartílago recubre la extremidad de los huesos.
El cartílago ayuda a que los huesos puedan moverse sin dificultades y lubrifica la extremidad del hueso. En la artrosis, el cartílago se desgasta y se vuelve delgado.
Este proceso elimina la protección de la extremidad del hueso y así, la articulación pierde la capacidad de moverse fácilmente.
El ácido hialurónico se encuentra de manera natural en las articulaciones y en otras partes del cuerpo.

infiltraciones, inyecciones, ácido, hialurónico, rodilla, articulación, lubrificante, dolor
Infiltraciones de ácido hialurónico en la rodilla
/bigstockphoto.com

Se encuentra dentro de las articulaciones, en el cartílago y en el líquido sinovial que lubrifica las articulaciones para que puedan moverse sin producir fricción.
En caso de artrosis, el ácido hialurónico se vuelve más fino y por lo tanto ya no logra lubrificar la articulación.
Las inyecciones de ácido hialurónico sintético en las articulaciones afectadas por condropatía, pueden mejorar el movimiento de los huesos.

Generalmente, las infiltraciones de este suplemento se prescriben para los pacientes con artrosis de rodilla, si los otros tratamientos no han sido eficaces para eliminar el dolor de rodilla.
Las articulaciones son como engranajes, funcionan mejor cuando están lubrificadas.
Una articulación sana contiene una sustancia llamada líquido sinovial para lubrificar y permitir que los huesos se deslicen uno sobre el otro, creando la menor cantidad de fricción posible.
El líquido sinovial también actúa como un amortiguador.
El ácido hialurónico es una sustancia fundamental que se encuentra en el líquido sinovial, pero esta se descompone en los pacientes con artrosis.
La pérdida de ácido hialurónico favorece la rigidez el dolor articular de las rodillas.

 

¿Las infiltraciones de ácido hialurónico alivian los síntomas de la artrosis?

Las inyecciones de ácido hialurónico (también conocido como viscosuplementación) están aprovadas por la “Food and Drug Administration” (FDS) para el tratamiento de la artrosis de rodilla, aunque algunos médicos también utilizan este tratamiento en otras articulaciones, como por ejemplo en la cadera y en el tobillo.
Los estudios sobre las inyecciones de ácido hialurónico raramente han obtenido resultados decepcionantes. Muchos de los médicos que tratan la artrosis afirman que las pruebas científicas y la experiencia demuestran que una inyección en la rodilla puede aliviar considerablemente el dolor.
Además, las investigaciones clínicas y de laboratorio demuestran que el ácido hialurónico no solo lubrifica la articulación que cruje, sino que también tiene otros efectos.
Las infiltraciones de ácido hialurónico pueden ser beneficiosas después de una intervención de meniscectomía total ya que el menisco favorece que los huesos se deslicen y protege el cartílago.

artroscopia-rodilla-meniscectomía

 

¿Cuáles son las indicaciones para las infiltraciones de ácido hialurónico?

Al principio, hace 70 años, un científico húngaro llamado Endre A. Balasz fue quien propuso la idea de utilizar el ácido hialurónico para el tratamiento de la artrosis.
En 1987 los tratamientos con ácido hialurónico se utilizaban solamente en el exterior, aunque el primer suplemento a base de ácido hialurónico disponible en los Estados Unidos, llamado Hyalgan, fue aprobado por la FDA 10 años después.
Hoy en día, existen cinco tratamientos con ácido hialurónico para la artrosis de rodilla en los Estados Unidos.
La mayoría de los suplementos están formados por una materia prima sorprendente, es decir, las crestas de gallo o de gallina, mientras que el Euflexxa se deriva de las bacterias.


Las inyecciones de ácido hialurónico son una opción de tratamiento que los médicos recomiendan en los siguientes casos:

  • Si el paciente ya no logra tener bajo control el dolor causado por la artrosis con ibuprofeno o con otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (FANS).
  • Si el paciente no tolera los medicamentos (que pueden causar efectos colaterales como irritación del estómago, problemas de hemorragias y daños en los riñones).

El tratamiento con ácido hialurónico implica una inyección cada semana en la articulación afectada durante 3 a 5 semanas. Muchos pacientes sienten alivio del dolor gracias a este tratamiento.

 

¿Qué marcas del ácido hialurónico están a la venta?

El objetivo de las inyecciones de ácido hialurónico es remplazar algunos alimentos naturales que se han perdido.
El procedimiento es simple. El ácido hialurónico se inyecta directamente en la cavidad alrededor de la articulación de la rodilla:
Un ciclo típico de tratamiento consiste en: una sola inyección a la semana durante 3-5 semanas.
Las infiltraciones de ácido hialurónico han sido aprobadas por el FDA para las personas con artrosis de rodilla, pero algunas veces también se efectúan en otras articulaciones obteniendo excelentes resultados.

artrosis-de-rodilla-grave-leve

Existen varias marcas de ácido hialurónico, estas son algunas de ellas:

  • Dolorane
  • Hyalgan (peso molecular bajo)
  • Hyalart
  • Hyalone
  • Synvisc-One (peso molecular alto)

 

Tratamiento con infiltraciones de ácido hialurónico

Si la articulación de la rodilla está hinchada (con edema), el médico aspira el líquido en exceso antes de inyectar el ácido hialurónico.
Generalmente, esto puede realizarse en la misma sesión con una sola aguja inyectada en la articulación, aunque algunos médicos prefieren utilizar dos jeringas diferentes.
Pueden aplicarse de 3 a 5 inyecciones durante unas semanas, dependiendo del producto que se utiliza.
Las infiltraciones pueden efectuarse en un consultorio médico, no es necesario ir al departamento de ortopedia del hospital.

 

Técnica de la inyección

El ácido hialurónico puede venderse en ampollas de 2 Ml (una sola inyección por ampolla) o puede venderse en jeringas precargadas.
Si se utiliza el Hyalgan, se recomienda que las inyecciones se apliquen con una frecuencia de una inyección por semana durante cinco semanas, mientras que si se utiliza el Hyalone o el Synvisc-One hay que realizar una sola infiltración por semana durante tres semanas.
Puede realizarse un ciclo ulterior de viscosuplementación después de seis meses.
En las articulaciones de la rodilla, las inyecciones pueden realizarse de dos maneras diferentes:

  1. El paciente se recuesta bocaarriba en la camilla con la rodilla flexionada a 90 grados, aproximadamente.
    En esta posición, la parte interna y externa de la articulación pueden palparse fácilmente y se sienten como hoyuelos en el interior o exterior del polo inferior de la rótula.
    En este caso, la entrada a la articulación se encuentra debajo de la rótula, a los lados de donde se origina el tendón rotuliano.
  2. En la otra opción, el paciente se recuesta bocaarriba con la rodilla extendida, puede realizarse la infiltración en la rodilla en esta posición. El punto en el que debe realizarse la inyección se encuentra entre el fémur y el margen superior del exterior de la rótula. Sin embargo, también se pueden realizar en otras zonas de la rodilla cercanas a los bordes de la rótula.
    Generalmente, gracias a este método (rodilla en posición extendida), la aguja se dirige justo debajo de la rótula.

Resultados
Las infiltraciones de ácido hialurónico pueden ser beneficiosas para los pacientes que ya se han sometido a otros tratamientos, sin obtener ningún resultado.
Este tratamiento es más eficaz si la artrosis se encuentra en la fase inicial (de leve a moderada).
Algunos pacientes pueden sentir dolor en el punto de la inyección, pero raramente las infiltraciones pueden causar un aumento de la hinchazón.
Aún no se conoce la eficacia a largo plazo de las inyecciones de ácido hialurónico, sin embargo los estudios en este sector continúan.
Si la artrosis no responde al tratamiento o si la persona desea volver a realizarse la intervención quirúrgica, hay que consultar con el ortopedista acerca de esta posibilidad.

Costes
El coste del ácido hialurónico es bastante elevado. El promedio del precio en la farmacia de cinco ampollas está entre 150 y 250 $ (30 /50 $ por cada ampolla).
El promedio del precio al por mayor de un paquete de tres jeringas precargadas está entre 150 y 200 $.

 

Efectos de las infiltraciones de ácido hialurónico

Ha quedado demostrado que las inyecciones de esta sustancia alivian el dolor en muchos pacientes en los que otros remedios o medicamentos analgésicos no han sido eficaces de aliviar el dolor.
La técnica de las infiltraciones se utiliza en Europa y en Asia desde hace muchos años, pero solamente en 1997 la “US Food and Drug Administration” la ha aprobado. Además, la aprobación se refiere únicamente para el tratamiento de la artrosis de rodilla.
Hoy en día, están disponibles en el comercio varios tipos de ampollas a base de ácido hialurónico.

Efectos inmediatos
El ácido hialurónico no tiene un efecto inmediato como el de los analgésicos.
Puede haber una reacción local, dolor, calor e hinchazón leve, justo después de realizar la infiltración.
Generalmente, estos síntomas duran poco tiempo.
Se recomienda aplicar una bolsa de hielo, si se forma una inflamación.
Durante las primeras 48 horas después de la inyección, hay que evitar cargar un peso excesivo en la pierna, como por ejemplo permanecer de pie por mucho tiempo, trotar o levantar peso.

Efectos a largo plazo
Después de la primera inyección el paciente puede sentir menos dolor en la rodilla.
Al parecer, el ácido hialurónico tiene propiedades antiinflamatorias y también es analgésico.
Las inyecciones también pueden estimular el organismo para producir más ácido hialurónico en las articulaciones.

 

¿Cuántas infiltraciones de ácido hialurónico hay que realizarse? ¿Cada cuánto tiempo?

La duración del efecto de las inyecciones es de varios meses, generalmente el tratamiento consiste en 3 inyecciones al año o cada seis meses.

 

¿Las infiltraciones de ácido hialurónico son dolorosas?

No, las infiltraciones pueden ser molestas, pero menos que una inyección en el glúteo. Sin embargo, los pacientes que padecen dolor de rodilla muy fuerte pueden sentir un poco de dolor durante la penetración de la aguja.

 

¿Cuáles son las precauciones que hay que tomar?

 Después de la inyección

  • Se recomienda evitar las actividades físicas agotadoras (por ejemplo los deportes de alto impacto como trotar o como jugar al tenis). También hay que evitar permanecer de pie por mucho tiempo, por lo menos durante 48 horas después de la inyección.

Infección

  • Las inyecciones de ácido hialurónico no pueden efectuarse si hay una infección en la articulación o si hay una enfermedad alrededor de la zona en donde se aplica la inyección.

Circulación

  • Las inyecciones de ácido hialurónico no pueden efectuarse en caso de enfermedades de la circulación en las piernas.
  • En caso de hinchazón grave o de coágulos de sangre en las piernas (trombosis venosa) hay que comunicárselo al médico.

Contraindicaciones

Al contrario de las infiltraciones de cortisona, el ácido hialurónico no causa casi ninguna complicación. Por esta razón, este tratamiento se realiza frecuentemente.

Alergia

  • Las inyecciones de ácido hialurónico no pueden efectuarse si hay una reacción alérgica a los productos a base de ácido hialurónico.
  • En caso de alergia a los productos derivados de las aves, como las plumas, los huevos o las aves de corral, hay que comunicárselo al médico.

Infiltraciones con otros medicamentos

  • Las personas deben comunicarle al médico o al especialista todos los medicamentos que están tomando. Estos medicamentos incluyen los medicamentos que no requieren prescripción médica y los productos naturales que se compran en los herbolarios.
  • Las personas también deben comunicarle al médico si se han sometido a otros tratamientos para la artrosis.

Si la persona cambia de médico, debe comunicarle al nuevo médico su historial clínico y debe decirle si está embarazada o en fase de lactancia.

  • El ácido hialurónico no ha sido probado en las mujeres embarazadas o en fase de lactancia materna.
  • Es importante que las mujeres le comuniquen al médico si están intentando quedarse embarazadas.

 

Efectos colaterales de las infiltraciones de ácido hialurónico

Los medicamentos pueden obtener los resultados esperados, pero también pueden causar algunos efectos secundarios.
Si se producen efectos secundarios, puede que la persona requiera un tratamiento.
Hay que consultar inmediatamente con un médico o con una enfermera si se presenta alguno de los efectos secundarios que se mencionan a continuación:

Los más comunes son:

  • Dificultad de movimiento
  • Dolor muscular o rigidez
  • Dolor en las articulaciones

Menos frecuentes son:

  • Hinchazón o enrojecimiento de la articulación

Raros:

  • Hemorragias,
  • Formación de ampollas,
  • Calor, sensación de frío,
  • Alteraciones del color de la piel,
  • Sensación de presión,
  • Urticaria, infección,
  • Inflamación,
  • Prurito,
  • Entumecimiento,
  • Dolor,
  • Erupciones cutáneas,
  • Enrojecimiento,
  • Hinchazón,
  • Hormigueo,
  • Ulceración o calor en el punto en el que se ha aplicado la inyección.

En casos muy raros, puede haber otros efectos secundarios que no se han mencionado.

Si se observan otros signos o síntomas, hay que acudir al médico.
Puede haber algunos efectos secundarios, pero no requieren una consulta médica.
Los efectos secundarios pueden producirse durante el tratamiento en el momento en el que el cuerpo absorbe el medicamento.
Además, el médico puede explicar al paciente cómo prevenir o reducir algunos efectos secundarios.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.