Medicamentos para dolor de cabeza

Fármacos por la cefalea tensional

Muchas peronas con cefalea musculo-intensiva no acuden al médico para curar este dolor sino que comienzan a tomar los medicamentos por sí solos.
El problema es que utilizar reiteradamente los analgésicos puede causar una cefalea por uso excesivo de analgésicos.
No existe un medicamento mejor que otro, pero un medicamento específico puede ser más eficaz para una persona y menos eficaz para otra.
Muchas personas afirman que hay que tomar la medicina apenas comienzan los síntomas, a menudo ocurre en la mañana cuando la persona se levanta.

Tomar el medicamento una hora después de que han aparecido los síntomas puede ser inútil, debido a que el medicamento no hace efecto.
Es muy importante conocer la causa del dolor de cabeza para poder tomar el medicamento más adecuado, por ejemplo, si el paciente siente dolor, sobre todo cuando se agacha (se inclina hacia adelante), la causa del dolor puede ser una sinusitis y por lo tanto, el tratamiento es diferente.
Existen varios medicamentos disponibles, que no requieren prescripción médica, para aliviar o para reducir el dolor causado por un ataque de dolor de cabeza, estos medicamentos son:

Analgésicos
Generalmente, los analgésicos normales que no requieren prescripción médica son el primer medicamento que las personas utilizan para reducir el dolor de cabeza.
Entre esos medicamentos se encuentran: aspirina, ibuprofeno (Doctril, Ibudol) y naproxeno sódico (Momen).
Las personas que padecen dolor cervical que se extiende detrás de la nuca hasta llegar a la frente, a las sienes (lado derecho o izquierdo) pueden reducir los síntomas con estos medicamentos.
Para el dolor de cuello que se irradia hacia el rostro, muchas personas reducen los síntomas con el ketoprofeno (Fastum).
No se deben tomar antiinflamatorios no esteroideos con el estómago vacío, debido a que pueden causar úlceras y dolor de estómago.
Entre los analgésicos, el acetaminofén o paracetamol (Efferalgan, takipirina y otros) puede ser menos eficaz para el tratamiento de un dolor de cabeza y conllevan más probabilidades de causar una cefalea por uso excesivo del medicamento.
El paracetamol puede tomarse durante el embarazo y la lactancia materna.
El ibuprofeno puede tomarse solamente después del primer trimestre de embarazo, de hecho, durante los primeros 3 meses existe el riesgo de aborto espontáneo.


Medicamentos combinados
Generalmente, la aspirina y el paracetamol están combinados con la cafeína o con un sedante en un mismo medicamento. Por ejemplo, en la Saldeva, se encuentran el paracetamol, la aspirina y la cafeína.
Los medicamentos combinados pueden ser más eficaces que un solo analgésico.
Aunque muchos medicamentos combinados están disponibles sin necesidad de prescripción médica, los medicamentos que contienen sedantes requieren necesariamente una prescripción médica, debido a que pueden causar dependencia y pueden provocar cefalea crónica diariamente.

Triptanes y narcóticos
Para las personas que padecen migraña y para las que de vez en cuando sufren de cefalea musculo-intensiva, los triptanes pueden aliviar el dolor de varios tipos. Los estudios demuestran que las inyecciones de un medicamento que se utiliza frecuentemente para el tratamiento de la migraña, como por ejemplo el sumatriptán (Imigran®), también puede aliviar los síntomas de la cefalea tensiva crónica.
Los opiáceos o narcóticos no se utilizan frecuentemente, debido a sus efectos colaterales y debido a que causan dependencia.
Los medicamentos para el dolor no curan el dolor de cabeza sino que alivian los síntomas temporalmente.
Con el pasar del tiempo, los analgésicos y otros medicamentos pueden perder su eficacia y también pueden causar dolor de cabeza.
Para evitar la cefalea por uso excesivo de medicamentos, no deben utilizarse analgésicos sin prescripción médica por más de nueve días al mes.
Además, todos los medicamentos tienen efectos colaterales. Por lo que se refiere a los medicamentos que se toman regularmente, incluyendo los que no requieren prescripción médica, es necesario consultar con el médico acerca de los riesgos y los beneficios. Además, es muy beneficioso detectar y tratar los factores de estrés que pueden causar el dolor de cabeza ya que los medicamentos analgésicos no resuelven el problema.

 

Medicamentos preventivos

Si se toman algunos medicamentos regularmente, pueden reducir la frecuencia y la gravedad de los ataques de cefalea.
El médico puede prescribir estos medicamentos para las personas que padecen dolor de cabeza frecuente o si el dolor no se ha podido aliviar por medio de los analgésicos o de remedios naturales, como por ejemplo una alimentación sana o ciertas hierbas.
El médico puede recomendar medicamentos preventivos si:

  • La cefalea es invalidante,
  • Induce a un uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios,
  • La persona no puede utilizar analgésicos debido a otra enfermedad.

Los médicos pueden prescribir antidepresivos para prevenir la cefalea musculo-tensiva, especialmente si se trata de la forma crónica.
Estos medicamentos no son analgésicos.
Por el contrario, los antidepresivos estabilizan los niveles de algunas sustancias químicas del cerebro que pueden estar implicadas en el desarrollo del dolor de cabeza (por ejemplo la serotonina).
No es necesario que las personas estén deprimidas para poder utilizar estos medicamentos.
Si el dolor de cabeza es de origen cervical, el médico puede recomendar medicamentos preventivos, debido a que hacen efecto incluso cuando ya han aparecido los síntomas.
Los medicamentos preventivos pueden utilizarse independientemente del lugar de la cebaza en el que se presente el dolor (zona frontal, occipital, ojos, etc.)

Antidepresivos tricíclicos
Los antidepresivos tricíclicos, entre los cuales se encuentra la nortriptilina (Norfenazin), son los medicamentos que más se prescriben para prevenir la cefalea tensiva. Son eficaces para el tratamiento de la cefalea esporádica y para la cefalea crónica. Los efectos colaterales de estos medicamentos incluyen: aumento de peso, somnolencia y la boca seca.


Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina
Los antidepresivos como la fluoxetina (Prozac® y otros) tienen menos efectos colaterales respecto a los antidepresivos tricíclicos, pero generalmente no se consideran eficaces para la cefalea tensiva.

Anticonvulsivantes y miorrelajantes
Otros medicamentos que pueden prevenir la cefalea tensiva incluyen los anticonvulsivantes, como el topiramato (Topamax®), la gabapentina (Neurontin®) y los miorrelajantes como el tiocolchicósido (Adalgur).
Los medicamentos preventivos pueden empezar a ser eficaces después de varias semanas, debido a que deben acumularse en el sistema nervioso. Las personas no deben desanimarse si no notan una mejoría de inmediato ya que puede tardar un par de meses o más.
Hay que recordar que el uso excesivo de cafeína o de analgésicos para aliviar el dolor en la fase aguda, puede reducir el efecto de un medicamento preventivo.
Para obtener la mayor eficacia de un medicamento preventivo hay que tomar la mínima cantidad posible de antiinflamatorios.
El médico monitorea la evolución del tratamiento para cerciorarse de que el medicamento preventivo esté funcionando. Si el dolor de cabeza está bajo control, puede reducirse gradualmente la dosis del medicamento.

 

Medicamentos para la migraña

Se han desarrollado varios medicamentos para el tratamiento de la migraña.
Además, algunos medicamentos utilizados frecuentemente para el tratamiento de otras enfermedades, también pueden ser eficaces para aliviar o para prevenir la migraña.

Los medicamentos que se utilizan para combatir la migraña forman parte de dos categorías:


Medicamentos analgésicos
Se utilizan durante un ataque agudo de migraña y se han desarrollado para aliviar los síntomas que ya se encuentran presentes.

Medicamentos preventivos
Generalmente, este tipo de medicamentos se utilizan diariamente para reducir la gravedad o la frecuencia de la migraña. Para comenzar un tratamiento preventivo de la migraña hay que tener en cuenta la frecuencia y la gravedad del dolor de cabeza, el grado de discapacidad causado por la cefalea y por las otras enfermedades concomitantes. Algunos medicamentos no están recomendados para las mujeres embarazadas o en fase de lactancia materna y tampoco están recomendados para los niños. El médico puede ayudar a encontrar el medicamento más adecuado para cada persona.

Medicamentos analgésicos
Para obtener mejores resultados, hay que tomar los medicamentos analgésicos apenas aparecen los signos y síntomas de la migraña. Puede ser beneficioso acostarse a dormir en una habitación oscura después de haber tomado los medicamentos.

Analgésicos
Estos medicamentos, como por ejemplo el ibuprofeno (Ibudol y Espididol, etc.), o el paracetamol (Efferalgan, etc.) pueden ayudar a aliviar la migraña leve.
Los medicamentos que están comercializados como específicos para la migraña, como por ejemplo la combinación de paracetamol, aspirina y cafeína (Saldeva y otros), pueden aliviar el dolor moderado causado por la migraña, pero no son eficaces para aliviar las migrañas graves. Si se toman muy seguido o por demasiado tiempo, estos medicamentos pueden provocar úlceras, hemorragia gastrointestinal y dolor de rebote.

Triptanes
Para muchas personas que padecen ataques de migraña, los triptanes son el medicamento que más se utiliza. Estos medicamentos son eficaces para aliviar el dolor, las náuseas, la sensibilidad a la luz (fotofobia) y a los ruidos, todos estos son síntomas de la migraña.
Entre los medicamentos que más se prescriben se encuentra el sumatriptan (Imigran®).
Los efectos colaterales de los triptanes incluyen: náuseas, vértigo y debilidad muscular. Estos medicamentos no están recomendados para las personas con riesgo de ataque cardíaco e ictus.

Ergotamina
Es un medicamento que es la combinación entre ergotamina y cafeína (Cafergot®), su precio es más bajo, pero es menos eficaz respecto a los triptanes. La eficacia de este medicamento es mayor en los pacientes en los que el dolor dura 48 horas.

Medicamentos antináuseas
A menudo, la migraña va acompañada de náuseas y, a veces, vómito por esta razón se recomienda un medicamento para las náuseas, que generalmente, está combinado con otros medicamentos.
Entre los medicamentos que más se prescriben se encuentra la metoclopramida (Primperan).

Opiáceos
Los medicamentos que contienen sustancias estupefacientes, en especial la codeína pueden utilizarse para el tratamiento del dolor causado por la migraña en los casos en que las personas no pueden tomar los triptanes o la ergotamina. Los narcóticos provocan dependencia y generalmente se toman como último recurso.

Dexametasona (por ejemplo el Dexa-tavegil)
Este corticoide puede utilizarse combinado con otros medicamentos para reducir el dolor. La dexametasona no debe utilizarse regularmente debido al riesgo de toxicidad por esteroides.

 

Medicamentos preventivos

Las personas que sufren dos o más ataques debilitantes al mes pueden someterse al tratamiento preventivo, si el dolor de cabeza es resistente a los medicamentos analgésicos o si entre lo signos y síntomas de la migraña se encuentran un aura persistente, entumecimiento o debilidad.
Los medicamentos preventivos pueden reducir la frecuencia, la gravedad y la duración del dolor de cabeza y pueden aumentar la eficacia de los medicamentos para aliviar los síntomas.El médico puede recomendar tomar diariamente los medicamentos preventivos, solamente cuando se acerca un factor predecible, como por ejemplo la menstruación.
En la mayoría de los casos, los medicamentos preventivos no eliminan por completo el dolor de cabeza y algunos efectos colaterales graves.
Si el paciente ha tenido buenos resultados con los medicamentos preventivos, es decir, si durante un periodo de tiempo que va de 6 meses a un año no ha vuelto a tener migraña, el médico puede recomendar que suspenda los medicamentos para ver si la migraña vuelve a aparecer.
Para obtener mejores resultados, hay que utilizar los medicamentos que se mencionan a continuación siguiendo las instrucciones del médico:

Medicamentos cardiovasculares
Los bloqueadores beta se utilizan frecuentemente para el tratamiento de la presión sanguínea alta de la arteria coronaria, pero también pueden reducir la frecuencia y la gravedad de la migraña. Ha quedado demostrado que el propranolol (Sumial®) es un bloqueador beta muy eficaz para la prevención de la migraña.
Además, los medicamentos antihipertensivos (para reducir la presión sanguínea) como el lisinopril (Zestril) son eficaces para reducir la duración y la gravedad de la migraña.
Los científicos aún no comprenden con exactiud por qué estos medicamentos cardiovasculares previenen los ataques de migraña. Algunos de los efectos colaterales incluyen: mareos, somnolencia o vértigo.

Antidepresivos
Algunos antidepresivos ayudan a prevenir ciertos tipos de dolor de cabeza, ente ellos la migraña. A menudo, los antidepresivos tricíclicos, como la amitriptilina (Tryptisol) se prescriben para la prevención de la migraña.
Los antidepresivos tricíclicos pueden prevenir la migraña debido a que su acción influye en la serotonina y en otras sustancias químicas del cerebro.
Ha quedado demostrado que solamente la amitriptilina es eficaz para la migraña. Las personas no deben estar deprimidas para poder obtener los beneficios de estos medicamentos.
Entre los diferentes tipos de antidepresivos se encuentran los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, pero los estudios demuestran que no se han obtenido buenos resultados por lo que se refiere a la prevención de la migraña.

Medicamentos antiepilépticos
Algunos medicamentos antiepilépticos, como el valproato sódico (Depakine), el topiramato (Topamax) y la gabapentina, reducen la frecuencia con la que se presenta la migraña.
Hay que tener cuidado ya que las dosis demasiado elevandas de estos medicamentos antiepilépticos pueden causar efectos colaterales como náuseas, diarrea, vómito, calambres, caída del cabello y vértigo.

Ciproheptadina
Se trata de un antihistamínico que altera la actividad de la serotonina. Los médicos la prescriben para los niños como medida preventiva.

Toxina botulínica tipo A (Botox)
La Food and Drug Administration ha aprobado la toxina botulínica tipo A para el tratamiento de la migraña en los adultos. Las inyecciones se colocan en los músculos de la frente y del cuello. Cuando la inyección es eficaz, el tratamiento debe repetirse generalmente cada 12 semanas.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.