Cervico-braquiálgia o dolor cervical irradiado

Cervicobraquialgia significa dolor que empieza en el cuello y se extiende hacia los dedos de las manos, afectando al plexo braquial, es decir, los nervios que hacen que la médula espinal y el brazo se junten.

Revisión, imágenes de TAC
Doctora que mira la resonancia magnética para ver si hay hernias de disco.
© photoCD – Fotolia.com

Causas de la cervicobraquialgia

 

Entre las causas hay:

 

  1. La compresión del nervio producida por un músculo espesado y contraído, por ejemplo el escaleno o el pectoral menor.
  2. La compresión nerviosa a raíz de la localización de la clavícula que está más por abajo y se acerca a la primera costilla.

 

El tejido conectivo puede producir un dolor que se extiende a lo largo del brazo y hasta la mano. Puede que se produzcan unas adherencias que atrapan algunas terminaciones nerviosas y dan lugar al dolor que se extiende.

 

La hernia de disco es una causa común aunque no sea la única de este trastorno. Este trastorno hace que el núcleo pulposo salga a través del anillo pulposo. Cuando la vértebra tiene espolones óseos o huesos adicionales, la presión en la médula aumenta y se desarrolla la hernia dura que puede conducir a una mielopatía.

Si sólo está afectado el disco intervertebral, hablamos de hernia blanda. Normalmente las fracturas vertebrales no resultan evidentes.

Una protrusión del disco que ejerce presión sobre la médula o sobre las raíces de los nervios espinales resulta ser la causa de dolor en la cerviz o en la región lumbar. No obstante, la mayoría de los pacientes con hernia de disco no perciben dolor de espalda, cervicobraquialgia o ciática lumbar.

Los nervios espinales del plexo braquial que inervan la extremidad superior hasta los dedos se originan en el raquis cervical.

Si el núcleo pulposo sale de su localización anatómica y ejerce presión sobre las raíces nervosa, puede producir:

  • Dolor agudo y continuo en el cuello, brazo, antebrazo, mano y dedos.
  • Entumecimiento
  • Quemazón
  • Parestesias (alteración de la sensibilidad).
  • Debilidad muscular.
  • Hormigueo

Es muy raro que el paciente esté afectado por cervicobraquialgia en ambos lados aunque hay quien percibe pesadez y debilidad en ambas extremidades superiores.

¿Cuáles son los síntomas de la cervicobraquialgia?

El síntoma más importante de la cervicobraquialgia es dolor intenso e inaguantable. Si depende de la compresión de la raíz espinal, se percibe en el brazo, en la espalda y en la parte superior del omóplato. En este caso, se habla de cervicobraquialgia, es decir, dolor en el cuello y en la región inervada por los nervios braquiales que incluye cuello, espalda, omóplato, brazo, antebrazo y mano.

El cuello suele estar rígido en los movimientos de rotación y también la espalda y el brazo pueden estar afectados por limitaciones en los movimientos.

A menudo, los pacientes afirman percibir su mano hinchada y fría.

Los pacientes perciben tener la mano hinchada aunque, en realidad lo está y suelen percibir hormigueo durante la noche, lo que hace que se despierten.

El paciente no sabe cómo dormir, da vueltas durante toda la noche para encontrar alivio. De hecho, quedarse en la cama durante toda la noche hace que el paciente se ponga nervioso.

En esta circunstancia, además de la resonancia magnética, se puede realizar un electromiograma, es decir, una prueba que analiza la actividad de los músculos en descanso y durante la activación voluntaria. Si el paciente está afectado por mareos, vértigos y cefalea, no depende de una hernia del disco cervical. De hecho, estos síntomas se originan en las vértebras C1-C2, entre las cuales no hay un disco intervertebral que ejerza presión sobre el nervio.

Los problemas en el disco cervical afectan sobre todo a los discos C4-C5, C5-C6 y C6-C7, es decir, a la base del cuello.

Muchos pacientes afirman percibir unos bultos detrás del cuello y piensan que tienen los ganglios linfáticos hinchados, lo que también produce síntomas en el brazo. En realidad, no hay relación entre estos trastornos.

RM del disco intervertebral, hernia, medial, paramedial
Resonancia magnética del área cervical C5-C6: hace que sea muy bien visible el “bulto” oscuro detrás de las vértebras inferiores. Al contrario, por arriba y por abajo, se nota la presencia del ligamento posterior.

Diagnóstico de cervicobraquialgia

 

El médico al que hay que acudir es el neurocirujano o bien el fisiatra.

Durante el reconocimiento, el médico tiene que comprobar la fuerza, los reflejos y la amplitud del movimiento del brazo.

 

Si el dolor del brazo procede de una hernia de disco o protrusión, la compresión del cuello y el estiramiento del nervio hacen que el dolor se haga más agudo. Esto hace que el médico detecte la causa de los síntomas.

 

Hay una prueba muy importante que hay que realizar a través de una compresión y del cuello doblado hacia un lado, es decir, la prueba de compresión de Jackson.

 

Según la localización de los síntomas, podemos entender cuál es el nervio que produce los síntomas:

 

  • Cervicobraquialgia C5, es decir, el nervio que se origina entre la vértebra C4 y la C5: el dolor afecta al área del bíceps;
  • Cervicobraquialgia C6, el dolor afecta el área lateral del brazo y del antebrazo hasta llegar al pulgar;
  • Cervicobraquialgia C7, los síntomas se encuentran en la parte posterior del brazo y del antebrazo hasta llegar al dedo anular.

 

En caso de hernia de disco o protrusión derecha, el único brazo que resulta afectado es el derecho. Se produce lo contrario si la compresión del nervio está en el lado izquierdo.

 

Una hernia de disco central muy grande puede producir síntomas en los brazos y en las piernas a la vez, aunque sea muy poco común.

 

Aunque tengan los mismos síntomas y, a menudo, se presentan juntos, no hay que confundirse entre la hernia y la braquialgia, es decir, la irritación del plexo braquial.
Algunos pacientes perciben dolor en los hombros de origen cervical. En algunos casos, acuden al ambulatorio con el antebrazo apoyado en la cabeza porque esta postura disminuye el estiramiento en la quinta y sexta raíz nerviosa cervical, aliviando las punzadas.
También pueden ponerse un pañuelo alrededor del codo, de la misma manera que los que han sufrido de una luxación del hombro. Esto alivia el estiramiento de la séptima raíz nerviosa cervical.
Otra patología que puede dar síntomas parecidos es la estenosis del canal vertebral o de los forames vertebrales por los cuales pasan la médula espinal y las raíces nervosa respectivamente. Cuando la dimensión de estos orificios es menor que la de los nervios que los atraviesan, el cuadro clínico se parece al de la compresión de los nervios debida a una hernia de disco.

 

¿Cuáles son las pruebas instrumentales más indicadas?

Las pruebas instrumentales que pueden subrayar esta compresión son el Tac y la Resonancia Magnética porque estas también analizan los tejidos blandos. Al contrario, los Rayos X sólo muestran los huesos y, por lo tanto, lo único que notamos es que el espacio entre las vertebras se hace más sutil.
La resonancia enseña una hernia discal paramedial o externa en el lado en el que se perciben los síntomas. En cambio, si la compresión fuera medial, no daría estos síntomas que sólo afectan a un lado.
En algunos casos, la hernia también puede afectar el nervio vago y, por consiguiente, se producen síntomas en los órganos por los cuales pasa: vías respiratorias, corazón, pulmones, estómago e intestino. Así pues, puede producir náusea, dificultad en deglutir y ansiedad.
Disco intervertebral con una protrusión que ejerce presión sobre la raíz del nervio y produce dolor que se irradia.

Disco, braquialgia, hernia, lateral, derecha, compresión, raíces, nervios
Disco intervertebral con una protrusión que ejerce presión sobre la raíz del nervio y produce dolor que se irradia.

 

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento más adecuado?

La salida del disco intervertebral no es algo temporal porque la parte afectada por hernia no vuelve a entrar de manera espontánea.

Los síntomas de la cervicobraquicalgia aguda desaparecen después de 8 meses porque, normalmente, el núcleo pulposo que sobresale vuelve a absorberse. Sin embargo, en algunos casos, el trastorno se hace crónico.

Tratamiento por medio de medicamentos

El médico puede recetar cortisona si el trastorno es agudo. Cuando el dolor disminuye, se pueden tomar antiinflamatorios no esteroídeos como el ketoprofeno (Voltaren) y también unos relajantes musculares (como el Tiocolchicósido) que no tienen los efectos adversos que produce la cortisona.

 

Para la neuralgia, el médico aconseja pregabalina (Lyrica).

Fisioterapia y remedios naturales

La fisioterapia con los ejercicios McKenzie “empuja” el núcleo pulposo hacia su lugar de origen y, por tanto, hace que se reduzca la compresión de la raíz espinal.

Aunque el disco intervertebral no vuelve a ser el mismo que antes, se pueden eliminar los síntomas.

Es importante que el paciente empiece ejercicios de refuerzo muscular de los músculos de la columna para curar la cervicobraquialgia porque la laxitud de los ligamentos y la debilidad muscular producen la falta de estabilidad del raquis.
Si hay hernia, no se percibe dolor de manera automática y, de hecho, éste este puede proceder de una braquialgia que se puede curar a través de unos tratamientos que se basan en el calor también: láser, masaje terapéutico y tecarterapia®.

La tracción cervical es un tratamiento que da alivio aunque no hay estudios científicos que enseñen su eficacia en caso de protrusión del disco.
La osteopatía es un tratamiento que se realiza a través de las manos y permite relajar las contracturas, hacer que las articulaciones no resulten bloqueadas y que los nervios ya no estén comprimidos. Así pues, en este caso, puede ser muy útil.

Poner un collarín para bloquear la articulación resulta inútil y produce daño porque hace que, entre los síntomas, también aparezca la rigidez. Descansar resulta suficiente para no hacer que los síntomas empeoren.

Las duchas de agua caliente y las bolsas de agua caliente pueden reducir los síntomas y relajar las contracturas musculares. No hay que poner apósitos de hielo en el cuello o en el brazo.

 

En lo que concierne a los deportes, no hay que practicar natación porque hay que doblar el cuello a menudo y, además, el movimiento del brazo puede empeorar los síntomas.

 

La manera mejor para dormir es boca arriba con la mano que duele detrás de la cabeza porque, de esta manera, se reduce el estiramiento de los nervios.

Cuando el dolor haya desaparecido y permita realizar nuestras actividades diarias, podemos empezar una terapia con algunos ejercicios para la postura con el fin de hacer que este trastorno no vuelva a aparecer.

¿Cuándo hay que adoptar la cirugía? Intervención para la cervicobraquialgia

En los casos más graves, que casi nunca nunca se producen, si la cervicobraquialgia no desaparece después de algunos meses, hay que pensar en la cirugía.

El neurocirujano es el especialista que realiza la intervención quirúrgica.
Existen tres técnicas diferentes, la más nueva hace que se introduzca un disco artificial (prótesis cervical de Bryan) y ésta tiene una ventaja: la movilidad del raquis cervical no se reduce.
Otra opción es la microdiscectomía con la cual se elimina la parte de disco con hernia. Esta técnica sólo es posible si el disco no resulta degenerado.
También se puede pensar en la unión de las vértebras: este tipo de operación tiene consecuencias importantes. De hecho, la columna vertebral cervical pierde una parte de su movilidad.

¿Cuánto dura? El pronóstico

Es muy raro que la hernia de disco desaparezca rápidamente gracias a los antiinflamatorios y a la cortisona.

Si no se empieza un tratamiento, incluso puede permanecer durante algunos meses y, en los casos más graves, la cirugía resulta necesaria. Afortunadamente, esto no es muy común.

En caso de protrusión del disco y abombamiento leve del núcleo pulposo, el paciente obtendrá resultados positivos después de poco gracias al tratamiento Mckenzie.

Si el trastorno es de tipo muscular o bien se origina en el tejido conectivo, gracias a los tratamientos adecuados, el paciente puede curarse por completo después de pocas semanas.

 

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.

Deja un comentario