Cruralgia y lumbocruralgia

Rate this post
Lumbocruralgia significa dolor que afecta la región lumbar de la columna vertebral a lo largo del nervio femoral (crural).
Se parece mucho a la ciática pero no afecta al nervio ciático sino al femoral. Los síntomas se perciben en la región lumbar, en la ingle, en la cadera y en la parte anterior e interna del muslo hasta la rodilla.
Al contrario de lo que pasa con la ciática, la lumbocruralgia no produce síntomas en el pie.

Chica, lumbocruralgia, dolor, espalda

Ejercicio por el dolor de espalda
B-D-S/bigstockphoto.com

El nervio femoral es el más grande de la región lumbar y se divide en muchas ramificaciones:

  • La ramificación muscular pasa por los músculos: cuádriceps femoral, sartorio y pectíneo,
  • La parte cutánea se extiende a la parte anterior, medial y lateral del muslo,
  • El nervio safeno pasa por la parte anterior y central de todo el muslo y la pierna,
  • Las ramificaciones articulares que pasan por la articulación coxofemoral.

El dolor y los demás síntomas pueden depender de la compresión o irritación del nervio femoral que ya no logra conducir impulsos desde la médula espinal hasta la periferia y viceversa. El cerebro interpreta esta irritación del nervio como dolor.

Entre una vértebra y otra hay un disco intervertebral de consistencia gelatinosa en el interior (núcleo pulposo) y un tejido fibroso de cartílago hialino en el exterior (anillo fibroso).

Este anillo está compuesto por muchos anillos concéntricos juntados y compuestos por fibras que tienen orientación diferente entre sí.

Es como si cada anillo fibroso estuviera compuesto por capas y cada anillo tuviera que sujetar y permitir los movimientos de la columna vertebral. Si una o más capas se rompen, el núcleo pulposo interno sobresale de manera parcial (abombamiento) o bien puede ir más allá de todo el anulus y ejercer presión sobre la médula espinal (hernia).

El nervio femoral se origina en la médula espinal, en el área de las raíces de los nervios entre L2-L3, L3 y L4 y entre L4 y L5. Una compresión en este área puede producir cruralgia.

columna vertebral

La aparición de la lumbocruralgia puede ser aguda o bien lenta y gradual. También puede empezar tras una flexión incorrecta o sin ninguna razón patente.

La lumbocruralgia es más rara que la ciática a nivel lumbar, el disco entre L5-S1 tiene una localización que hace que ése sufra de un estrés mayor con respecto a los demás discos. En esta región, una protrusión o una hernia produce ciática.

En la mayoría de los casos, los síntomas sólo afectan a un lado, muy raro que afecten a los dos.

Durante el embarazo, es más común que la mujer sufra de cruralgia porque los discos intervertebrales tienen una presión mayor debida al peso del niño y a la presión del útero sobre la columna vertebral.

 

¿Cuáles son las causas de la lumbocruralgia?

Las causas de la cruralgia son muchas. Ante todo, hay que subrayar que este trastorno no sólo afecta a los pacientes con hernia o protrusión de disco. Es más, en la mayoría de los casos, procede de las vísceras o bien de las adherencias del tejido conectivo, artrosis de la cadera, etc.
Los pacientes que han realizado intervenciones quirúrgicas en el área del abdomen, pueden sufrir de dolor en la ingle y en la región lumbar que se irradia. En este caso, el disco intervertebral no produce síntomas sino que es un trastorno muscular de los tendones y ligamentos.

¿Cuáles son las causas de la compresión del nervio femoral?

Las causas de la lumbocruralgia son:

  1. Flexiones y esfuerzos para levantar objetos o para realizar actividades manuales intensas.
  2. Posturas incorrectas, sobre todo a la hora de estar sentados porque solemos arrellanarnos y doblarnos hacia adelante.
  3. Sedentarismo, las personas que no practican deporte y siempre están sentadas, sufren de dos efectos: aumento de la rigidez de la columna y pérdida del tono muscular acompañada por atrofia muscular del tronco, sobre todo de los paravertebrales y de los abdominales.
    En estas condiciones, un simple movimiento como el de levantarse de la silla puede dañar el disco intervertebral y producir una compresión sobre el nervio femoral.

Hay factores que favorecen la aparición de este trastorno:

  1. Obesidad: cuanto más pese el individuo, más será la presión sobre la columna y los discos.
  2. Edad: la protrusión, el abombamiento y la hernia de disco suelen aparecer en los pacientes entre los 35 y los 55 años. Después de los 55 años, el núcleo pulposo del disco va deshidratándose y, por tanto, el líquido gelatinoso ya no sale.

hernia discal

¿Cuáles son los síntomas de la lumbocruralgia?

  • Dolor de espalda y dolor persistente en el costado, derecho o izquierdo, hasta llegar al glúteo,
  • Dolor en la ingle y en la parte interna de los muslos hasta las rodillas,
  • Parestesia o hipoestesia,
  • Rigidez y dificultad de movimiento,
  • Contracción muscular,
  • Reducción de fuerza e hipotrofia del cuádriceps femoral,
  • Diminución del reflejo rotuliano.
    dermatomas del cuerpo humanoEl dolor puede afectar sólo a la región lumbar de la columna o bien limitarse al nervio femoral. Sin embargo, en la mayoría de los casos, este trastorno se origina en la espalda para después extenderse a la ingle y al muslo, en la parte anterior y central.

Según la localización exacta de los síntomas, podemos entender cuál es la raíz nerviosa afectada, si es L3 o bien L4, porque éstos afectan un área del cuerpo bien determinada.

Una protrusión o hernia de disco en la región vertebral, hace que el dolor lumbar se extienda hasta una región más baja (L3 puede producir lumbago en la región de L5).

El dolor se percibe durante los movimientos, sobre todo durante la extensión porque se estira el nervio.

Estornudar, toser y esforzarse a la hora de ir al baño (maniobra de Valsalva) hace que los síntomas empeoren.

En la fase aguda, si el dolor es fuerte e inaguantable, el paciente puede quedarse bloqueado en la cama y para encontrar alivio dobla las rodillas y la cadera para que el nervio femoral no esté sometido a tensión.

Después de los primeros días, si la causa se manifiesta con una inflamación, la lumbocruralgia se hace menos aguda y los síntomas suelen disminuir. Nada más desaparecer, el paciente está mucho mejor.
Si la compresión depende del núcleo pulposo, puede que el dolor no cambie.

 

¿De qué manera diagnosticamos la lumbocruralgia?

El médico tendrá que visitar al paciente, mirar su postura, entender si adopta una actitud analgésica y mirar su manera de andar.

La prueba para la lumbocruralgia se llama prueba de Wesserman: hay que estirar la cadera y doblar la rodilla al estar boca abajo. Después, hay que tumbarse boca abajo, levantar la rodilla que duele de la camilla y doblarla: esta maniobra hace que el nervio femoral se estire y si produce más síntomas, la prueba es positiva.

El diagnóstico se realiza al saber que los síntomas pueden depender de:

El especialista más adecuado para diagnosticar la lumbocruralgia es el neurocirujano o el neurólogo. Si no se piensa en la cirugía, el paciente tiene que acudir al fisiatra o al ortopédico para desarrollar una terapia.

El médico tendrá que mirar la anamnesis y los síntomas, realizar todas las pruebas clínicas y, si es necesario, recurrir a todas las pruebas instrumentales: resonancia magnética, tac y pruebas de laboratorio para excluir otras enfermedades.

 

¿Cuál es tratamiento para la lumbocruralgia?

Mckenzie, descanso, deporte, inflamación, tendinitis, pubis, abdomen, aductores, músculos, dolor

Ejercicio mckenzie de primer nivel

El tratamiento cambia según los síntomas. Si el paciente sólo siente dolor, puede que mejore mucho o se cure por completo a través del tratamiento:

  • El método Mckenzie es una terapia mecánica que se caracteriza por ejercicios que empujan el disco intervertebral en su localización anatómica;
  • Tratamientos manuales de fisioterapia u osteopatia;
  • Ejercicios de rehabilitación para la postura;
  • Evitar aquellos movimientos que producen dolor y correr;
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroídeos pueden dar alivio temporal, por ejemplo el neobrufen y el voltaren. Cuando un disco intervertebral se rompe y hay líquido discal interno que sobresale, se produce una inflamación con acumulación de líquido inflamatorio. El líquido puede ejercer presión sobre las raíces de los nervios y, en estos casos, la cortisona puede disminuir el dolor porque reduce la inflamación.

Si el paciente también tiene deficiencias neurológicas graves, el tratamiento es la cirugía.
Después de la intervención, la rehabilitación es muy importante para reducir el dolor, recuperar las fuerzas y la amplitud de movimiento.
El tiempo y descansar pueden ayudar a resolver el problema de la lumbocruralgia porque el disco intervertebral suele deshidratarse y ejercer presión sobre las raíces de los nervios. Sin embargo, puede que hagan falta muchos meses o años y. Por consiguiente, el paciente tiene que decidir si esperar tanto o si prefiere acelerar la recuperación.

 

Remedios naturales para la cruralgia

Entre los remedios naturales, encontramos la acupuntura, los ejercicios para la postura con el fin de disminuir el dolor de espalda, el yoga y el pilates.
Si la cruralgia depende de una hernia de disco, los remedios naturales no son útiles para la recuperación.

 

¿Cuánto dura? El pronóstico de la cruralgia

El tiempo de recuperación de la cruralgia depende de la causa y del tratamiento que se adopta.
En caso de compresión del nervio, puede que tarde algunos meses en desaparecer.

Si el dolor procede de los músculos o de los tejidos conectivos, es mejor que se adopte un tratamiento adecuado para relajar las contracturas musculares y las adherencias entre las fibras de tejido conectivo.
El peligro es que el trastorno se haga crónico.

Cruralgia y lumbocruralgia ultima modifica: 2012-10-26T09:42:49+00:00 da Marina Marina

Deja un comentario