Espina bífida

La espina bífida es una enfermedad congénita que afecta al niño durante las primeras semanas del embarazo.
La espina bífida procede de un defecto en el cierre del tubo neural del feto.
En los pacientes afectados por esta enfermedad, las vértebras no se desarrollan por completo. Así pues, hay una apertura en en tubo neural.
Este espacio hace que una parte de la médula espinal sobresalga a través de los huesos.


La espina bífida es un trastorno que puede ser de 4 tipos:

  • Quística o mielomeningocele,
  • Oculta,
  •  Meningocele,
  • Lipomeningocele.

La espina bífida oculta no suele ser diagnosticada antes de que el paciente vaya a por una radiografía de espalda a raíz de otro problema que no tiene nada que ver con la espina bífida.
Aunque esta enfermedad de la médula espinal no produzca lesiones y no afecte la actividad del cuerpo, puede que dé lugar a otras complicaciones.
Disrafia es el término usado para referirse a los problemas asociados a la espina bífida.

 

Causas de la espina bífida

Los defectos del tubo neural (mielomeningocele y espina bífida) dependen de factores genéticos y medioambientales que aún no resultan claros.
1 embarazo de cada 800 puede padecer de estas enfermedades.
Si, durante el embarazo, la madre no toma bastante ácido fólico, la posibilidad de que dé a luz a un niño afectado por espina bífida resulta más alta.

El número de bebés con espina bífida se ha reducido notablemente en los últimos años gracias a un uso mayor de ácido fólico durante los primeros meses del embarazo.

La ecografía y otras pruebas detectan la disrafia y le ofrecen a la mamá la posibilidad de abortar.

 

Grupos de alto riesgo de espina bífida

Los niños que tienen una posibilidad mayor de estar afectados por espina bífida son los siguientes:

  • Trastorno hereditario, hay un factor genético,
  • Uno de los padres ha estado afectado por disrafia,
  • Primogénito afectado por espina bífida,
  • Consumo de fármacos antiepilépticos (como el ácido valproico).

 

Rasgos y síntomas de la espina bífida

Puede que los problemas producidos por la espina bífida oculta influyan en el sistema nervioso.

Los síntomas y las consecuencias de la espina bífida son los siguientes:

  1. Rigidez y dolor de espalda,
  2. Dolor y debilidad en las piernas,
  3. Aturdimiento de las piernas hasta los pies,
  4. Intestino perezoso o estreñimiento,
  5. Malformaciones anatómicas de espalda, piernas o pies,
  6. Un problema en la última parte de la médula espinal. Puede detectarse a través del aspecto de
  7. la piel en la parte baja de la espalda.

A continuación, presentamos los rasgos cutáneos que nos hacen entender que el individuo está afectado por espina bífida.

  1. Pelos en la parte baja de la espalda,
  2. Un área roja o violeta en la piel subraya el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos,
  3. Una pequeña cavidad en la piel que se encuentra en la parte baja de la espalda, justo por encima de la cadera,
  4. Una parte de la piel resulta más clara con respecto a la piel que la rodea,
  5. Manchas oscuras en la región lumbar de la espalda.
  6. Los que padecen de espina bífida en la región S o por debajo de ésta, no tienen problemas de infertilidad o impotencia.
    Si la lesión afecta una región más alta, el 50% de los pacientes sufre de infertilidad.
    En caso de que la espina bífida esté localizada por encima de L2, hay problemas de erección.

 

Complicaciones de la espina bífida

En caso de espina bífida oculta, encontramos las siguientes complicaciones:

  1. Unión de la médula espinal: a la hora de estar afectado por esta enfermedad, la parte baja de la médula espinal se une de manera anormal a otras estructuras que rodean ese área. Esto hace que la médula espinal se haga más larga y resulte dañada.
  2. El filum terminal se hace más espeso: la parte extrema de la médula espinal.
  3. Diastematomielia: ésta es una enfermedad en la cual la médula espinal resulta dividida en dos por la presencia de huesos o cartílago.
  4. Lipomeningocele: una enfermedad en la cual la médula espinal está afectada por un quiste posterior.
  5. Grasa en el filum terminal: hay grasa o cáncer en la parte final de la columna vertebral o en los tejidos que la rodean.
  6. Seno dérmico espinal: es una enfermedad en la cual la piel de la espalda se une al canal espinal que parece ser un conjunto de tejidos.
  7. Más de la mitad de los niños afectados por espina bífida resulta alérgico al látex debido a la exposición prolongada a esta sustancia.

 

espina-bífida

¿De qué manera nos damos cuenta? Diagnóstico de espina bífida

Casi el 90 % de los casos de espina bífida se detecta a través de una ecografía prenatal del niño, en las 18 primeras semanas de embarazo.

Otras pruebas:

  1. Los análisis de la sangre de la mamá y la amniocentesis miden la alfafetoproteína (AFP),
  2. La muestra de vellosidades coriónicas es la extirpación de algunas vellosidades coriónicas de la placenta. No obstante, conlleva muchos riesgos, por ejemplo puede llevar a un aborto espontáneo,
  3. Resonancia magnética (IRM).

En la espina bífida abierta, los nervios y la médula no resultan cubiertos por ninguna estructura.


Es importante que se solucione el problema cutáneo y muscular durante los primeros días de vida para que no se presenten complicaciones:

  • Infecciones,
  • Drenaje de líquido cerebroespinal en exceso,
  • Daños en la médula espinal,
  • Lesiones en los nervios.

El ácido fólico hace que el individuo no padezca de espina bífida.
El ácido fólico forma parte de las vitaminas del grupo B.
Si se toma la cantidad adecuada de ácido fólico, se previene la mayoría de los defectos del tubo neural.
Hace falta tomar ácido fólico todos los días: desde hace un mes antes de quedarse embarazada y durante los tres primeros meses del embarazo.

El National Health and Medical Research Council les recomienda a todas las mujeres que tienen planeado el embarazo o que tienen una probabilidad muy alta de quedarse embarazadas que tomen 0.5 mg de ácido fólico al día.
Las que se encuentran en los grupos con un riesgo más alto, tienen que consumir una dosis mayor.

 

Tratamiento para la espina bífida

No existe ningún tratamiento que solucione el problema de la espina bífida.
Las opciones de tratamiento entre las cuales podemos elegir incluyen:

  • Cirugía: se realiza para cerrar la lesión y para reducir el riesgo de infección.
  • Conexión artificial: la hidrocefalia se soluciona a través de una válvula y de un conducto en los ventrículos del cerebro, donde se produce el líquido espinal. Esta conexión hace que el líquido espinal en exceso pase del cerebro al abdomen.
  • Cirugía ortopédica: los niños afectados por espina bífida realizan una cirugía en piernas y pies para mejorar la movilidad.
  • Aparatos para la movilidad asistida: los aparatos para andar o las sillas de ruedas hacen que el niño consiga moverse.
  • La rehabilitación puede hacer que se reduzca la rigidez, el dolor en el paciente y puede hacer que mejore el flujo sanguíneo.
  • Alimentación y enemas: se usan para la incontinencia fecal.
    Intervención quirúrgica en la vejiga: hace que el tamaño de la vejiga aumente y aprieta los músculos.
  • Autocateterismo y medicamentos para la incontinencia: pueden recetarse para la incontinencia urinaria. Puede que sean necesarios unas bolsitas para las heces o unos catéteres para la vejiga.

Hay que examinar atentamente las funciones de los riñones, de la conexión artificial y de la columna vertebral.

 

 espina bífida, columna vertebral, lumbar
Espina bífida oculta

Leyendas sobre la espina bífida

Leyenda → los niños que han nacido con espina bífida han nacido muertos o no han sobrevivido después de la infancia.

Realidad → la posibilidad de dar a luz a un niño muerto por la espina bífida no llega al 5%. Este porcentaje incluye a los niños que han nacido con otros defectos en el cuerpo,por ejemplo problemas cardíacos. El segundo problema puede hacer hacer que aumente la tasa de mortalidad.

Leyenda → la localización de la espina bífida a lo largo de la columna vertebral es importante para saber cuál es la expectativa de vida.

Realidad → la localización de la espina bífida no influencia la expectativa de vida.
Ésta hace hincapié en lo grave que será la parálisis de piernas y pies.
La parálisis está por debajo de la lesión. Así pues, si está por arriba, el cuadro clínico es peor.

Leyenda → si un niño está afectado por espina bífida e hidrocefalia, el pronóstico (expectativa de vida) es corto.

Realidad → la mayoría de los niños que nacen con espina bífida, desarrollan hidrocefalia durante el embarazo o nada más nacer.
Lo único que cambia es el tratamiento: para la mayoría de los niños con hidrocefalia se usará una conexión artificial.
La presencia o ausencia de hidrocefalia no influye en la expectativa de vida.

cerebro-hidrocefalia

¿Cuánto tiempo se vive? Expectativa de vida para un niño afectado por espina bífida

Un estudio publicado en 2001 analiza la tasa de sobrevivencia de los niños con espina bífida entre 1957 y 1979.
En un grupo de casi 118 niños, el 76% de las personas afectadas por espina bífida llega a los 20-25 años.
La causa desencadenante de muerte es un problema que no tiene que ver con la actividad de la conexión artificial.
Hoy, podemos afirmar que la mayoría de los niños con espina bífida sobrevive hasta los 20-25 años.
Se ha descubierto que más del 90% de las personas que han nacido con disrafia llega más allá de los 30 años.
Sin embargo, hay quien afirma que esta enfermedad no influye en la expectativa de vida.
En realidad, no hay nada seguro porque los estudios son recientes, hay que actualizarlos y resultan incompletos sobre lo que concierne a la expectativa de vida.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.