Inflamación del nervio ciático

Fotografía: inflamación del nervio ciático, ciática, hernia, dolor, pierna

 

 

 

 

La inflamación del nervio ciático es una neuralgia producida por la irritación del nervio ciático, puede afectar el lado derecho o izquierdo.

El dolor se percibe en la parte baja de la espalda, en el área posterior del muslo y de la cadera, en la pantorrilla y debajo de la planta del pie hasta los dedos.

 

 

El tratamiento depende de la causa de la enfermedad.

 

 

Algo de anatomía

 

El nervio ciático está compuesto por fibras nerviosas que salen de los nervios del plexo ciático (L4, L5, S1, S2, S3).

El nervio tiene el siguiente recorrido: pasa por el glúteo detrás del piriforme, en la parte posterior de la pierna y de la pantorrilla, por debajo del talón hasta los dedos del pie.

 

 

 

 

Causas de la inflamación del nervio ciático

 

Un daño o una presión sobre el nervio ciático son las dos primeras causas desencadenantes de la ciática.

La hernia de disco en la región lumbar produce una compresión de los nervios que salen de la columna vertebral.

Si hay una inflamación del nervio ciático a raíz de una compresión, el paciente percibe dolor a lo largo del nervio.

Las demás causas de ciática son las siguientes:

 

  • Posiciones incorrectas y estilo de vida sedentario,
  • Cáncer cerca del nervio ciático, por ejemplo un neuroma ,
  • Embarazo, el embarazo y el sobrepeso ejercen mucha presión sobre la columna vertebral.
  • Estenosis del canal lumbar con estrechamiento del canal vertebral,
  • Síndrome del piriforme,
  • Traumatismo, si el golpe es fuerte, puede que se produzca un daño en los nervios. Los fragmentos de una vértebra con fractura también pueden ejercer presión en los nervios y producir dolor.

 

Espondilolistesis

La espondilolistesis es una enfermedad degenerativa del disco y se produce cuando una vértebra se desliza hacia adelante por encima de la inferior. Esta enfermedad produce dolor. Puede que el hueso comprima el nervio.

 

Los factores que sobrecargan la columna vertebral son los siguientes:

 

  • Tener sobrepeso,
  • Llevar tacones durante mucho tiempo,
  • Mover objetos pesados de manera incorrecta.

 

Dolor del nervio ciático durante el embarazo

La inflamación del nervio ciático durante el embarazo se produce cuando el útero ejerce presión sobre el nervio a raíz de su agrandamiento por el crecimiento del niño.

El aumento de peso durante el embarazo es la causa más común de ciática.

El dolor en los nervios es diferente con respecto a los calambres o al dolor lumbar. Es un dolor agudo que empieza en la parte baja de la espalda y baja hasta las piernas.

La ciática es frecuente y se produce por lo menos 12 semanas después de concebir.

Una presión continua sobre el nervio ciático puede producir dolor de espalda y otros problemas como la debilidad muscular en las extremidades inferiores.

 

 

Síntomas de la inflamación del nervio ciático

 

El síntoma más común es el lumbago (dolor de espalda) y el dolor en la pierna a lo largo del nervio.

Puede que el dolor no se perciba a lo largo del nervio. Así pues, algunas personas sólo perciben dolor en el glúteo y en la parte externa de la pantorrilla.

El dolor puede ser intermitente aunque, en los casos más graves, es continuo.

Cuando hay una lesión muy grave del nervio, el dolor de espalda es muy fuerte y debilitante.

Es muy raro que el nervio ciático esté dañado para siempre.

El dolor en la pierna suele empeorar cuando el paciente se queda sentado o de pie 10 minutos por lo menos.

Los síntomas pueden reducirse al andar o al estar tumbados en la cama.

 

Entre los síntomas de la compresión de un nervio hay:

  1. Hormigueo en el pie,
  2. Pérdida de sensibilidad,
  3. Pérdida de fuerza,
  4. Pérdida de los reflejos de los tendones (por ejemplo, el reflejo rotuliano),
  5. Escozor,
  6. Limitaciones de movimiento. El paciente puede quedarse bloqueado sobre todo a la hora de doblarse hacia alante o hacia un lado (puede ser el lado sano o dañado).

 

 

 

En los casos más graves, además del dolor de piernas, también puede que haya incontinencia urinaria o fecal.

En estos casos, el neurocirujano puede aconsejar una intervención quirúrgica.

A pesar de que algunos pacientes piensen que la ciática pueda producir fiebre, no es verdad.

 

 

Diagnóstico de la inflamación del nervio ciático

 

 

La historia médica (clínica) y la evaluación de los síntomas son lo primero que hacer para el diagnóstico. En algunos casos, pueden usarse unas herramientas para las pruebas:

 

 

  • Radiografía,
  • Resonancia magnética,

 

 

 

 

¿Qué hacer? Tratamiento para la inflamación en el nervio ciático

 

Los ejercicios aeróbicos ligeros como los paseos, la natación, la equitación, la bicicleta favorecen la recuperación.

La cirugía tiene que ser la última opción. El tipo de cirugía depende de la causa de la ciática.

Lo de descansar durante un par de días puede reducir el dolor nervioso. No obstante, sí que es verdad que si no nos movemos, los músculos se harán débiles.

Los músculos abdominales y lumbares soportan y protegen las articulaciones de la columna vertebral.

Los ejercicios para su fortalecimiento son útiles para la recuperación y la prevención.

Los ejercicios del yoga entrenan los músculos y hacen que aumente el espacio entre las vértebras.

 

 

Fotografía: hernia, protrusión , artrosis, huesos adicionales, espalda

 

Tratamiento sin cirugía

 

Las opciones de tratamiento sin cirugía son:

 

  • Descanso,
  • Aplicación de frío,
  • Uso de apósitos calientes,
  • Analgésicos,

 

 

Los médicos aconsejan el descanso para un dolor leve. Uno de los remedios de la abuela que se puede adoptar para reducir el dolor es una bolsa de agua caliente.

Si se usan durante las primeras 48 horas, estos remedios pueden reducir notablemente el dolor y la inflamación.

 

 

Medicamentos

En caso de ciática aguda, para encontrar alivio enseguida, el médico conseja que se tomen los siguientes medicamentos:

 

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, por ejemplo Dexketoprofeno (Orudis) o el diclofenaco (Voltaren),
  • Cortisona, por ejemplo betametasona (Urbason),
  • Miorrelajantes, por ejemplo Tiocolchicósido (Adalgur).

 

El médico suele recetar una inyección de antiinflamatorio junto a un miorrelajante, por ejemplo: Adalgur y Voltaren.

Si estos principios activos no logran reducir el dolor, el médico puede inyectar cortisona.

 

Estos tratamientos sólo proporcionan un alivio temporal porque no hacen que las causas del problema desaparezcan. Si la ciática procede de una hernia de disco, de una protrusión o de la estenosis del canal lumbar, puede que el trastorno vuelva a aparecer.

El tratamiento físico reduce el dolor del nervio. Según los especialistas, la fisioterapia y el tratamiento físico son las opciones mejores para este trastorno.

La actividad física constante y los ejercicios ayudan a fortalecer los músculos de la espalda, del abdomen y a corregir la posición del paciente.

La fisioterapia y los ejercicios para la posición corporal hacen que el individuo sea capaz de reducir el dolor producido por la compresión del nervio ciático.

Al principio, sólo habría que realizar ejercicios ligeros para la espalda. Para empezar, a fin de aliviar el dolor del nervio ciático, se aconsejan las siguientes actividades:

 

  • Ejercicios de stretching,
  • Fortalecimiento muscular,
  • Andar despacio ,
  • Ejercicios aeróbicos de baja intensidad.

 

Antes de empezar el tratamiento físico, hay que consultar al médico de cabecera o a un especialista.

 

 

Fotografía; hernia de disco, lumbar

 

 

Intervención quirúrgico

 

La cirugía tiene que ser el último recurso y hay que recurrir a la intervención quirúrgica siempre que todas las demás opciones no hayan conseguido reducir el dolor y hacer que no volviera a aparecer el problema.

El médico aconseja una intervención para la hernia de disco o para la estenosis del canal lumbar si el paciente sufre de incontinencia intestinal o de la vejiga acompañada por debilidad muscular en las piernas.

 

Remedios naturales contra la inflamación del nervio ciático

 

Aunque el médico aconseje que el paciente descanse, éste no tiene que quedarse en la cama muchas horas al día.

A la hora de dormir, hay que intentar no ponerse boca arriba; se aconseja dormir en posición fetal con un cojín entre las piernas.

 

 

¿Frío o calor?

Nunca hay que poner hielo en la espalda.

 

Tratamiento del calor

Entre los tratamientos naturales, encontramos la aplicación de calor a la región afectada por el dolor. El calor mejora la circulación sanguínea y hace que los tiempos de recuperación de los tejidos afectados sean más rápidos. También se puede usar una bolsa de agua caliente.

 

Quiropráctica y osteopatía

Un quiropráctico muy experto puede curar el dolor en el nervio ciático porque, a través de la manipulación de las articulaciones, hace que la columna vertebral vuelva a su posición.

Este tratamiento hace que mejore la posibilidad de movimento de la columna vertebral.

El paciente tiene que acudir al quiropráctico una o más veces.

La osteopatía prevé el uso de las manos y es muy útil porque rlaja el nervio.

El nervio ciático puede resultar comprimido:

 

  • En la columna vertebral,
  • Por algunos ligamentos en las caderas,
  • Por el músculo piriforme,
  • Detrás del bíceps femoral.

 

En el hueco popliteo cerca del extremo del peroné (éste se llama ciático popliteo externo)

El osteópata hace que las articulaciones se relajen y que los músculos que estiran o comprimen el nervio se relajen.

 

 

Masajes para que desaparezca el dolor por ciática.

El quiropráctico puede aconsejar masajes nada más acabar las manipulaciones.

El masaje hace que los músculos de la espalda se relajen porque el flujo sanguíneo mejora.

 

 

Comer mucha vitamina B

Los recursos naturales de donde sacar vitamina B son los siguientes:

 

  • Guisantes,
  • Espinacas,
  • Garbanzos,
  • Nueces,
  • Plátanos,
  • Semillas de soya,
  • Cereales integrales,
  • Pan,
  • Arroz integral,
  • Legumbres,
  • Ajo,
  • Perejil,
  • Verduras de hoja verde,
  • Hortalizas frescas,

El ajo hace que el cuerpo humano se caliente, favorece la circulación sanguínea y actúa como un analgésico natural. Se aconseja comer 1-2 dientes de ajo al día. Hay que tener cuidado y evitar comer ajo si se toman anticoagulantes o en caso de que haya enfermedades que producen hemorragias.

 

 

Acupuntura

 

La acupuntura es un tratamiento muy eficaz. El acupuntor clava unas pequeñas en puntos determinados del cuerpo para aliviar el dolor.

 

 

 

 

Ejercicios para curar la ciática

 

Para aliviar el dolor producido por la ciática, se aconsejan ejercicios donde hay que extender la columna vertebral. Para reducir los síntomas, el paciente tiene que fortalecer los músculos de los hombros y de la espalda.

La rigidez del cuerpo y el estilo de vida sedentario hacen que la situación empeore.

Hay que evitar algunos ejercicios de culturismo, sobre todo el squat y el leg-press,

 

 

Extensión desde tumbado

Hay que empezar boca abajo y con los brazos delante de los hombros. Las piernas no se mueven.

A través de la fuerza de los brazos, se levanta el cuerpo a la vez hasta dar lugar a un arco.

Hay que mantener esta posición 1 segundo y repetir el ejercicio 10 veces.

 

 

Relajarse durante la extensión en el balón fitball

Este ejercicio hace que el raquis se extienda.

El paciente se sienta en el balón de fitball y se desliza hasta apoyar la espalda en el balón.

Hay que levantar los brazos paulatinamente por encima de la cabeza y hay que intentar tocar el suelo.

Hay que mantener esta posición 2 minutos.

 

Encorvadura de la espalda desde sentados

Hay que ponerse de rodillas para tocar los tobillos encorvando la espalda.

El paciente dobla la cabeza hacia atrás y mira hacia arriba.

 

Puente

El ejercicio empieza desde sentados con las rodillas dobladas sin mover los pies.

Hay que levantar las caderas y los glúteos del suelo.

Hay que mantener esta posición un minuto y repetir el ejercicio 3-4 veces cada dos minutos.

 

Fotografía; gato

 

 

 

 

Stretching para las mujeres embarazadas o ejercicio del gato

Este ejercicio se conoce como “ejercicio del gato”.

Hay que ponerse de cuatro patas con las manos y las rodillas bien apoyadas en el suelo.

El fémur crea un ángulo recto con la tibia.

Hay que asegurarse de que la espalda y el tracto lumbar sean planos.

Hay que inspirar y relajar la barriga, la cabeza mira hacia arriba. Hay que exhalar paulatinamente y mover la barriga hacia arriba, la cabeza se mueve hacia el suelo.

 

 

Abdominales en el balón fitball

Este ejercicio es útil para la ciática. Además, logra fortalecer los músculos lumbares, abdominales, brazos, pantorrillas y los músculos posteriores del muslo (flexores).

Hay que mantener la posición con las tibias apoyadas en el balón fitball y con las palmas de las manos en el suelo. Es como si estuviéramos boca abajo pero sólo apoyando las manos o en las piernas.

Hay que repetir este ejercicio 2 veces y mantener la posición 30 segundos.

 

Extensión del músculo piriforme

El músculo piriforme es un músculo pequeño de la cadera que hace que la extremidad inferior pueda moverse. El nervio ciático pasa por este músculo o por debajo de éste. La rigidez de esta estructura puede producir dolor y ciática.

Ejercicio de stretching del músculo piriforme

Hay que empezar desde sentados en el suelo con la pierna que no está afectada tendida delante del cuerpo.

Hay que cojer el tobillo de la pierna afectada para acercarla hacia el pecho lo más que se pueda.

Hay que mantener esta posición 5 segundos y repetir el ejercicio 2 veces.

 

 

 

¿Cuánto dura la inflamación del nervio ciático? Tiempos de recuperación

Los tiempos de recuperación dependen de la gravedad de la enfermedad.

 

 

En algunos casos, el paciente mejora después de 2/3 días casi por completo porque, después, de la inflamación desaparece.

Normalmente, el tiempo de recuperación es igual a ¾ semanas gracias a los tratamientos adecuados.

Después de la cirugía, para la recuperación completa hacen falta casi dos meses. No obstante, el paciente suele esperar mucho antes de recurrir a la cirugía.