Laberintitis – síntomas y causas

La laberintitis es una inflamación del laberinto (estructura delicada del oído interno) y causa:

 

ÍNDICE

  • Anatomía del laberinto
  • Desarrollo (fisiopatología)
  • Causas
  • Factores de riesgo
  • Síntomas
  • Complicaciones
  • Diagnóstico
  • Diagnóstico diferencial
  • Tratamiento
  • Rehabilitación vestibular (VRT)
  • Remedios naturales
  • Dieta y alimentación
  • ¿Cuánto tiempo dura? Pronóstico

 

Generalmente afecta a los adultos, mientras que los niños raramente desarrollan este problema.
La laberintitis no es contagiosa.

 

Anatomía del laberinto

El laberinto se encuentra en el oído interno, es decir, la parte más profunda de este órgano.

Está dividido en dos partes:

  • Cóclea: responsable de la audición
  • Sistema vestibular: responsable del equilibrio

Dentro del laberinto están los órganos del equilibrio:

  • Canales semicirculares
  • Utrículo
  • Sáculo

 

Desarrollo de la laberintitis (fisiopatología)

Generalmente la laberintitis afecta a la parte superior del laberinto y sus aferencias (Jeong SH – Department of Neurology, Chungnam National University Hospital, Daejeon, Corea), mientras que la parte inferior del laberinto vestibular raramente se ve afectada.
Dentro de los canales semicirculares hay un líquido llamado endolinfa que se mueve de acuerdo con los movimientos de la cabeza.

Los nervios detectan el movimiento del líquido y transmiten esta información al cerebro.
El oído interno está conectado al cerebro a través del nervio vestibular.
El cerebro interpreta el movimiento del líquido y permite mantener el equilibrio.

Incluso los ojos envían información sobre la posición de la cabeza al cerebro.
Cuando la información que proviene del laberinto no coincide con la de los ojos , el cerebro tiene dificultades para interpretar el movimiento del cuerpo.
Esta interpretación incorrecta a menudo causa mareos o la sensación de que el cuerpo se está moviendo, cuando en realidad está quieto.

Fuente: John Simic, MD, Scott H Plantz, MD, Francisco Talavera, PharmD, PhD, Richard Harrigan, MD.

 

Causas de la laberintitis

Las causas de la laberintitis pueden ser:

Laberintitis infecciosa

Las infecciones virales y bacterianas de las vías respiratorias superiores pueden causar la laberintitis.

Los virus, los hongos y las bacterias pueden invadir el laberinto:

  • A través de la sangre
  • En caso de otitis media, a través de la ventana oval o redonda del cráneo (raro)

Laberintitis viral
Los virus más comunes que causan la laberintitis son:

Laberintitis bacteriana
En este caso, hay una infección grave que puede evolucionar en 4 etapas:

  • Serosa, esta es una fase irritativa inicial en la cual se desarrolla una inflamación y la formación de líquido, exudado (líquido inflamatorio con una alta concentración de proteínas) rico en anticuerpos
  • Purulenta o supurativa, es una infección aguda, caracterizada por acumulación de pus formado por bacterias y anticuerpos
  • Fibrosa, se caracteriza por la formación de tejido fibroso, se produce en caso de infección crónica, algunas semanas o meses después del inicio de la laberintitis aguda. Se caracteriza por la proliferación de los fibroblastos en el laberinto
  • Osificante, en esta fase se acumula tejido óseo en el laberinto. La osificación ocurre unos meses después de la infección en fase aguda

Laberintitis no infecciosa

Laberintitis autoinmune

El sistema inmune produce glóbulos blancos y anticuerpos para combatir las infecciones.
En una enfermedad autoinmune, el sistema inmune ataca a los tejidos sanos del cuerpo causando lesiones e inflamación.
A menudo, la enfermedad afecta a ambos oídos y los pacientes sufren de problemas autoinmunes en otras partes del cuerpo.

Laberintitis tóxica
La laberintitis tóxica es una inflamación estéril (no causada por gérmenes) que puede estar causada por la irritación química de la membrana del laberinto.

Las sustancias irritantes a menudo pueden provenir del cuerpo, por ejemplo:

  • Toxinas bacterianas
  • Mediadores de reacciones inflamatorias (sustancias que intervienen en el proceso inflamatorio)
  • Productos metabólicos de un tumor en el oído medio, externo o en el hueso temporal

Otras causas de laberintitis

  • Estrés
  • Alcohol
  • Traumatismos
  • Alergia
  • Algunos medicamentos
    • Furosemida (Apotex)
    • Aspirina
    • Algunos antibióticos
    • Fenitoína (difenilhidantoína) a niveles tóxicos

 

Factores de riesgo de la laberintitis

La alimentación incorrecta, el estilo de vida sedentario y el tabaquismo favorecen la aparición de la laberintitis.

Los alimentos que pueden aumentar las posibilidades de desarrollar la laberintitis son:

  • Café
  • Chocolate
  • Sal
  • Dulces
  • Bebidas alcohólicas

De acuerdo con la teoría de la dieta del grupo sanguíneo, una persona puede tener mareos si come:

  • Cereales con gluten
  • Leche y productos lácteos (queso, yogur, etc.)

 

Síntomas de la laberintitis

Los síntomas más comunes de la laberintitis son:

  1. Mareo constante durante varios días, la persona tiene una sensación de “girar”, mientras que la habitación no se mueve o la persona está quieta pero la habitación “gira” a su alrededor.
  2. Hipoacusia, en uno o ambos oídos
  3. Náuseas o vómito
  4. Pérdida de equilibrio

Los movimientos de la cabeza y de los ojos empeoran los síntomas; en los casos más graves, el paciente debe permanecer inmóvil en la cama para no vomitar.

La laberintitis puede ser:

  • Leve (ligera)
  • Grave

Algunas personas se sienten solo ligeramente aturdidas y sin equilibrio; otras personas no logran permanecer de pie.

Otros síntomas de la laberintitis aguda son los siguientes:

  • Dolor de cabeza leve
  • Acúfenos (zumbido o pitido en los oídos) puede ser unilateral o bilateral (en ambos oídos)
  • Sensación de malestar
  • Visión borrosa
  • Nistagmo horizontal- torsional espontáneo (Jeong SH – Department of Neurology, Chungnam National University Hospital, Daejeon, Corea).

Pueden ocurrir trastornos del estado de ánimo como:

  • Ansiedad y estrés
  • Depresión
  • Ataques de pánico

Laberintitis crónica
En casos raros, las personas sufren de mareo, vértigo y náuseas durante muchos meses, incluso años. Esta enfermedad se llama laberintitis crónica.
Los síntomas de la laberintitis crónica son menos graves.
El vértigo leve, sigue siendo un problema que no se debe subestimar, especialmente para las personas que conducen vehículos pesados.

 

Consecuencias de la laberintitis

A menudo, la laberintitis se manifiesta sin complicaciones.

A veces, esta enfermedad puede causar:

  • Pérdida auditiva permanente,
  • Daños al sistema del equilibrio.

El cerebro compensa el daño, por ejemplo, ignorando las señales anómalas que provienen del oído afectado, pero la persona se siente inestable.