Otitis media aguda y crónica

Rate this post

 

La otitis media es una inflamación del oído medio, es decir una cavidad situada entre:

  • El conducto auditivo externo,
  • El oído interno

 

ÍNDICE

  • Desarrollo – fisiopatología
  • En el niño
  • En el adulto
  • Aguda
  • Crónica
  • Colesteatoma
  • Síntomas
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Remedios naturales
  • ¿Cuánto dura? El pronóstico

 

El oído medio está formado por:

  • El tímpano, una membrana fina que vibra cuando el sonido llega a los oídos;
  • Una cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo) que amplifican las vibraciones y las transmiten al oído interno;
  • La trompa de Eustaquio es un tubo delgado que va del oído medio a la parte posterior de la nariz y:
  • Ayuda a mantener normal la presión de aire dentro del oído
  • Ayuda a drenar el moco y otros desechos del oído medio.

 

 

Si la trompa se hincha o se bloquea, el moco no puede fluir correctamente del oído medio, el resultado es una acumulación de moco en el oído medio que puede causar fácilmente una infección.

Por lo general afecta a los niños, es más frecuente de los 3 meses hasta los 3 años porque:

  1. Los niños pequeños tienen un sistema inmune no maduro,
  2. La trompa de Eustaquio es horizontal, mientras que en los adultos es oblicua porque la faringe se encuentra más abajo, y luego en los adultos el catarro y las secreciones descienden hacia la faringe, mientras que en los niños permanecen en el oído medio.
  3. La trompa de Eustaquio es corta, por lo tanto una infección de garganta se extiende más rápidamente.

 

En los niños, a menudo es bilateral.

También puede ocurrir en los adultos.

 

 

 

 

Desarrollo de la otitis media aguda – fisiopatología

Muchas enfermedades del oído medio originan a partir de infecciones de las vías respiratorias superiores, en particular nariz y nasofaringe (parte superior de la faringe).

Cuando una persona tiene el resfriado:

  • Siente el oído tapado,
  • Siente un poco menos a causa de una hipoacusia transmisiva (causada por problemas de las estructuras que transmiten los sonidos al oído interno).

 

La infección causa el edema (hinchazón) de la trompa de Eustaquio.

Las consecuencias son:

  • El bloque del paso del aire,
  • La formación de una presión negativa en el oído medio que atrae el líquido de las paredes exteriores (trasudado).

 

El líquido se acumula y causa una otitis serosa o secretora.

Esta situación es típica del niño con las adenoides agrandadas.

En caso de sobreinfección bacteriana (secundaria), existe la otitis con acumulación de pus en la caja del tímpano que causa:

  • Fiebre,
  • Dolor de oído

Si la acumulación de pus es significativa, se puede perforar el tímpano.

La consecuencia es la otorrea (salida de pus del oído).

Generalmente, la otitis aguda desparece sin consecuencias, la perforación se cierra fácilmente a menos que los gérmenes sean particularmente agresivos y causen la necrosis de una parte de la membrana timpánica.

La perforación permanente de la membrana timpánica causada por la otitis aguda es muy rara.

 

 

 

Otitis media en el niño

El niño con este problema sufre de hipoacusia, pero no tiene:

  • Fiebre,
  • Dolor de oído.

 

El niño:

  • Siempre está con la boca abierta,
  • Respira mal,
  • Tiene catarro que sale de la nariz,
  • Está distraído.

 

 

El dolor ocurre si junto con el trasudado se produce la otitis aguda.

Un niño que tiene el trasudado en el oído tiene más probabilidades de desarrollar una otitis aguda. Sin embargo, algunos niños en esta situación nunca desarrollan la otitis.

El trasudado que se acumula es líquido, pero con el tiempo se vuelve denso, como el pegamento o la pasta de dientes.

 

 

 

Otitis media en el adulto

Si un adulto desarrolla una otitis crónica hay que tener mucho cuidado porque:

  • En el niño, es casi siempre causada por adenoides agrandadas,
  • En el adulto, una derrame (acumulación de líquido trasudado o exudado) crónico monolateral con hipoacusia y sensación de oído lleno puede indicar un problema de salud grave como un tumor maligno agresivo.

Este problema no causa dolor, pero en las fases iniciales se caracteriza solo por derrame y obstrucción de la Trompa de Eustaquio.

 

 

 

 

 

 

 

Otitis media aguda

 

 

tímpano-enrojecimiento-hinchazón-extraversión

 

 

 

 

La infección del oído medio ocurre abruptamente, causando hinchazón y enrojecimiento.

La otitis media aguda puede ser:

  • Catarral si el líquido y el moco están atrapados en la membrana timpánica. Es una forma leve de otitis que sana espontáneamente pero puede durar semanas o meses.
  • Purulenta es la forma más grave de otitis y se caracteriza por una infección que causa la acumulación de pus en la membrana timpánica. Entre los síntomas y las posibles consecuencias para el niño se encuentran la fiebre alta, dolor de oído palpitante, la pérdida temporal de la audición y el tímpano perforado.
  • Bullosa hemorrágica es un tipo de otitis que a menudo se produce durante una influencia, se forman burbujas en la membrana timpánica que pueden romperse y causar una hemorragia del canal auditivo.
  • Barotraumática si se produce a causa de una variación abrupta de presión atmosférica que el oído no es capaz de compensar, por ejemplo durante un buceo o un viaje en avión. Si la variación de presión es rápida puede causar daños en el tímpano y dolor.

 

 

 

 

Otitis media crónica

Esta es una complicación de la otitis aguda. Es una infección crónica (es decir una infección persistente que dura al menos seis semanas) del oído medio que puede causar lesiones significativas del oído medio y del tímpano, con una pérdida de audición.

La otitis crónica no causa dolor (a diferencia de la aguda), pero si no se trata pueden progresar lentamente y causar daños graves.

La característica más importante de la otitis es la hipoacusia transmisiva: el trasudado llena la caja del tímpano y bloquea parcialmente la transmisión del sonido, causando hipoacusia y una sensación de oído tapado.

Sin embargo, el paciente con otitis no tiene fiebre ni dolor.

Se divide en otitis:

  1. A tímpano cerrado (no perforado),
  2. A tímpano abierto (perforado),
  3. Colesteatomatosa.

El término “otitis” no siempre significa infección bacteriana o acumulación de pus, sino sólo acumulación de secreciones.

 

1) Otitis crónica a tímpano cerrado

En la otitis crónica a tímpano cerrado, el tímpano no está perforado sino que está muy retraído, se divide en:

  • Trasudativa,
  • Fibroadhesiva.

 

 

 

otitis crónica-trasudativa

 

 

 

 

Otitis crónica trasudativa

La otitis crónica transudativa (serosa o seromucosa) se desarrolla en los niños resfriados o en el adulto.

El diagnóstico es difícil porque el tímpano no está:

  • Enrojecido,

 

Solo se ve el trasudado en la caja timpánica.

La membrana del tímpano está “succionada” hacia el interior. Hay una bolsa (área limitada) de retracción de la membrana.

Esta degeneración se desarrolla a lo largo de varios años.

En los casos más graves, el tímpano se vuelve opaco a causa del derrame en la cavidad timpánica (oído medio).

 

Casi siempre la causa es una enfermedad de la nariz o de la nasofaringe:

  • Rinitis crónica
  • Sinusitis crónica
  • Estenosis (estrechamiento) tubárica crónica
  • Adenoides inflamadas,
  • Tumor de la nasofaringe (más raro), a veces el primer síntoma es el oído tapado

 

Entre otras causas de la otitis crónica, existen anomalías anatómicas que afectan la Trompa de Eustaquio:

 

  1. El paladar hendido causa una disfunción muscular durante la deglución, los músculos periestafilinos abren la trompa de Eustaquio, pero si la persona tiene un paladar hendido, este mecanismo no funciona bien,
  2. Anomalías anatómicas como el síndrome de Down.

 

 

Otitis crónica fibroadhesiva

Esta es la evolución de la otitis transudativa.

El niño que tiene un derrame desde hace mucho tiempo y una estenosis (estrechamiento) de la trompa de Eustaquio puede desarrollar esta degeneración del oído a causa de la falta de aire.

Después de muchos años, el derrame ya no tiene más una consistencia líquida- pegajosa, pero se puede convertir en tejido fibroso y puede causar adherencias de tipo cicatrizal.

Las consecuencias son:

  • Una retracción de la membrana timpánica
  • La pérdida de la capa fibrosa, por lo tanto el tímpano se vuelve más delgado.

 

Retracción-tímpano

 

 

La imagen de la izquierda muestra el examen con el otoscopio de un paciente con otitis crónica adhesiva.

 

La membrana timpánica está todavía presente a nivel del anulus, pero en el centro está unida a la pared medial y luego se pueden ver estructuras que generalmente no son visibles:

  • Martillo,
  • Yunque,
  • Estribo,
  • Tendón del estribo,
  • Promontorio,
  • Ventana redonda,
  • Ventana oval,
  • Nervio facial

 

El paciente tiene una pérdida auditiva significativa porque ya no existe la cavidad aérea que permite:

  • La vibración del tímpano,
  • La transmisión de la vibración a la cadena de huesecillos.

 

Los huesecillos se pueden volver más rígidos y se pueden formar calcificaciones (depósitos de calcio).

La otitis crónica trasudativa es reversible, mientras que la fibrodhesiva es irreversible.

Síntomas

  1. Hipoacusia de transmisión o mixta de grado variable
  2. Acúfenos.

 

 

2) Otitis crónica a tímpano abierto

Puede ser de dos tipos:

  • Simple,
  • Colesteatomatosa.

En este caso hay una perforación, es decir un agujero.

 

 

Otitis media crónica simple

 

Hay diferentes tipos con diferentes características según:

  • Extensión del daño: inferior, superior, central, etc.
  • Si implica la parte central o también el anulus

 

Una perforación que afecta solo la parte central (marginal o paracentral), pero deja intactos los huesecillos y el anulus (cordón fibroso que rodea la membrana timpánica) causa solo una leve pérdida auditiva.

El paciente no tiene problemas pero no puede nadar en el mar o en la piscina porque puede causar una otitis dolorosa.

 

 

A veces, la membrana timpánica perforada es capaz de repararse a sí misma, pero se forman bolsas de retracción sin la presencia de la capa fibrosa intermedia, por lo tanto solo queda:

  • La capa cutánea,
  • La capa compuesta por la mucosa respiratoria.

 

Como no hay una capa intermedia, la membrana timpánica se retrae y se pega al promontorio (la parte del oído medio en contacto con la cóclea), al yunque y al tendón del estribo.

 

En caso de otitis crónica supurativa (purulenta o granulomatosa), también se produce la inflamación de la apófisis mastoides y secreciones crónicas de pus. La exacerbación puede ocurrir fácilmente.

El tímpano se puede perforar también con una fuerte bofetada, si causa una presión bastante alta.

 

Síntomas de la otitis crónica a tímpano abierto

  1. Hipoacusia transmisiva / mixta, que depende de:
  • Lugar de la perforación
  • Tamaño de la perforación,
  • Erosión osicular
  1. Secreciones del oído en caso de otitis supurativa. Por ejemplo, por la mañana, la persona ve la almohada sucia,
  2. Acúfenos (zumbido en los oídos),
  3. Dolor de oídos (solo en las exacerbaciones)

 

En caso de otitis no supurativa, los síntomas son solo una leve hipoacusia y los acúfenos. Puede haber dolor leve, pero solo cuando el paciente está en el agua.

La pérdida de audición depende del tamaño de la lesión y del lugar.

Una pequeña perforación del tímpano solo causa una pérdida de audición leve.

En las fases avanzadas se produce también la erosión de los huesecillos (martillo, yunque y estribo), en este caso la pérdida de audición es más significativa.

 

 

Otitis media crónica colesteatomatosa

 

 

Colesteatoma- congénito-masa-blanquecina-depósito-calcáreo

 

 

 

El colesteatoma es una enfermedad grave, en el pasado podía ser mortal porque se diagnosticaba tarde.

El colesteatoma es un tejido epitelial escamoso que crece en la cavidad timpánica en lugar del epitelio cilíndrico.

Con el tiempo, se produce la descamación de este tejido.

Las escamas de queratina:

  • Se acumulan y forman una masa que crece progresivamente,
  • Producen enzimas que pueden causar la erosión de las estructuras óseas circundantes
Otitis media aguda y crónica ultima modifica: 2017-11-15T00:41:19+00:00 da Fisioterapia Rubiera