Síndrome de Ménière – síntomas y causas

El síndrome de Ménière (o hidropesía endolinfática idiopática) se caracteriza por la acumulación de endolinfa (un líquido transparente) en el oído interno que causa un aumento de la presión a nivel del laberinto.

 

ÍNDICE

  • Desarrollo (fisiopatología)
  • Causas
  • Factores de riesgo
  • Signos y síntomas
  • Diagnóstico
  • Exámenes
  • ¿Qué hacer? El tratamiento
  • Dieta y nutrición
  • ¿Cuánto dura?

 

Es una enfermedad rara que afecta al oído interno.

Esta enfermedad puede causar:

 

Las personas con síndrome de Ménière tienen ataques repentinos que duran de dos a tres horas, estos síntomas pueden desaparecer por completo incluso después de un día o dos.
En 1 de cada 3 pacientes, por lo menos, el síndrome de Ménière es bilateral (Pathogenesis of Meniere’s disease and Meniere’s syndrome – Paparella MM.).

Por lo general, afecta a personas de entre 40 y 60 años y, normalmente, no afecta a los niños.

Desarrollo del síndrome de Ménière (fisiopatología)

La fisiopatología exacta de la enfermedad de Ménière es controvertida.
Los científicos creen que la acumulación de endolinfa (hidropesía) provoca un estiramiento del laberinto membranoso.

Algunos investigadores no aceptan esta teoría porque un estudio sobre los huesos temporales ha encontrado que incluso las personas que no presentan síntomas pueden tener la hidropesía. (Merchant SN, Adam jc, Nabol jb junior, Pathophysiology of Meniere’s syndrome: are symptoms caused by endolymphatic hydrop?)

La endolinfa y la perilinfa (es decir, los fluidos que llenan las cavidades del oído interno) están separadas por membranas delgadas en las cuales se encuentran las terminaciones nerviosas:

  • De la audición
  • Del equilibrio

El aumento de la presión en estas membranas ricas en nervios puede causar:

  • Problemas de audición
  • Acúfenos
  • Mareos
  • Pérdida del equilibrio
  • Una sensación de presión en el oído

Los ataques de hidropesía pueden estar causados por un aumento de la presión endolinfática que provoca una lesión en la membrana que separa la perilinfa (líquido extracelular pobre en potasio) de la endolinfa (líquido intracelular rico en potasio).

La mezcla química que se forma llega hasta los receptores del nervio vestibular.
Las consecuencias son:

  • Bloqueo debido a la despolarización
  • Pérdida transitoria de la funcionalidad

El cambio repentino del nivel de activación del nervio vestibular provoca mareos.

El estiramiento causado por el aumento de la presión endolinfática actúa como un obstáculo mecánico para:

  • Órganos auditivos
  • Sáculo y utrículo
  • Órgano de Corti

Debido a que el utrículo y el sáculo son responsables de detectar el movimiento lineal, la irritación de estos órganos puede producir síntomas vestibulares no rotacionales.

El estiramiento de la membrana basilar y de las células ciliadas internas y externas pueden causar:

  • Pérdida de audición
  • Pitido en el oído

El último giro de la espiral de la cóclea (ápice) es más sensible a los cambios de presión con respecto a la base porque es mucho más estrecho.

Esto explica por qué la hidropesía afecta sobre todo a las bajas frecuencias (en el ápice) con respecto a las frecuencias altas (en la base).

Los síntomas mejoran cuando la membrana se ha restaurado porque la concentración de sodio y potasio vuelve a la normalidad.

 

Causas del síndrome de Ménière

El síndrome de Ménière está causado por una acumulación de líquido en algunos compartimientos específicos del oído interno, en particular en el “laberinto”.

El laberinto está compuesto por:

  • Una parte anterior o auditiva, en la que se encuentra la cóclea
  • Una parte posterior o vestibular en la que se encuentran los órganos del equilibrio, específicamente los canales semicirculares y los receptores del equilibrio.

Dentro del laberinto hay un líquido llamado endolinfa que señala los movimientos del cuerpo a los receptores de los órganos del equilibrio.
Estos envían señales nerviosas al cerebro sobre la posición y el movimiento.
En la cóclea, la endolinfa está comprimida por las vibraciones sonoras, esto estimula las células sensoriales auditivas para que envíen la información de sonido al sistema nervioso central.
Básicamente, en el síndrome de Ménière, la acumulación de endolinfa en el laberinto interfiere con el equilibrio normal y con la transmisión de las señales auditivas entre el oído interno y el cerebro, de esto se derivan los síntomas característicos de:

  • Mareo
  • Pérdida de la audición
  • Sensación de que el oído está lleno o congestionado
  • A veces un tinnitus

El síndrome de Ménière coclear es una variante en la que el líquido se acumula sobre todo en la parte coclear del laberinto, en este caso los síntomas relacionados con la audición son más graves que el mareo.

Fuente: NIH – National Institute on Deafness and Other Communication Disorders

Los mareos también pueden ser causados por problemas de la columna vertebral cervical, pero no hay conexiones entre el síndrome de Ménière y el cuello.

 

Factores de riesgo para el síndrome de Ménière

 

impacto en el cerebro

Aunque se desconoce la causa exacta del síndrome de Ménière, los siguientes factores aumentan el riesgo de desarrollar la enfermedad:

    • Autoinmunidad: el sistema inmune ataca a sus propios órganos y tejidos por error
    • Factores genéticos y herencia: por ejemplo, si un miembro de la familia se ve afectado por esta enfermedad
    • Un desequilibrio químico-electrolítico en el líquido del oído interno que es la consecuencia de un exceso o una falta de sodio o potasio en el cuerpo
    • Problemas de circulaciónexiste una relación entre la enfermedad de Ménière y la migraña, se cree que están causadas por el estrechamiento y la dilatación de los vasos sanguíneos
  • Infecciones virales: por ejemplo la meningitis, una infección de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal
  • Alergia
  • Traumatismo craneoencefálico, probablemente el síndrome de Ménière está causado por el sangrado en el oído interno
  • Trastorno psicosomático: el estrés no causa el síndrome de Ménière, pero puede agravar los síntomas y favorecer las recidivas

 

Signos y síntomas del síndrome de Ménière

Episodios recurrentes de mareo. El mareo es similar a la sensación que se percibe al girar sobre sí mismos rápidamente varias veces y detenerse de repente.
Se pierde el equilibrio debido a la sensación de que la habitación aún está girando.
Los episodios de mareo ocurren repentinamente y suelen durar de 20 minutos hasta más de dos horas, hasta 24 horas en los casos más severos.
Los mareos severos pueden causar náuseas y vómito

Pérdida de la audición. La hipoacusia en el síndrome de Ménière puede tener fluctuaciones, especialmente en las primeras fases de la enfermedad.
Con el paso tiempo, la mayoría de las personas tiene una pérdida permanente de la audición parcial o total.

Tinnitus o acúfeno. Es la percepción de un sonido, de un zumbido, de pitidos o silbidos en el oído

Sensación que el oído está lleno. Las personas con el síndrome de Ménière suelen tener la sensación de “oídos obstruidos”, de “oídos tapados” o de un aumento de la presión en el oído.

Dolor. El dolor de cabeza ocurre en el 58% de los casos, especialmente en la región occipital
(Eklund S -Department of Otolaryngology, University Hospital of Helsinki, Finland).

Un episodio típico de esta enfermedad comienza con la sensación de que el oído está lleno, un tinnitus y una disminución de la audición, seguida por mareos severos, a menudo acompañados por náuseas y vómito.

El episodio dura de 20 minutos a cuatro horas, luego los signos y los síntomas de la enfermedad mejoran.
A menudo, durante un tiempo puede producirse una remisión de la enfermedad con síntomas leves o sin ningún signo del síndrome entre un episodio y el siguiente.
La gravedad, la frecuencia y la duración de cada uno de estos problemas de percepción sensorial pueden variar, especialmente al comienzo de la enfermedad.

Por ejemplo, puede haber:

  • Episodios frecuentes con mareos severo y solo problemas leves de percepción auditiva
  • Mareos leves y raramente pérdidas de la audición, pero con acúfenos frecuentes que alteran el sueño

No hay contraindicaciones para viajar en avión.

 

Diagnóstico del síndrome de Ménière

El médico a quien acudir es el otorrino.
Durante la consulta, hay que proporcionar información acerca de la duración, la frecuencia, la gravedad y el tipo de ataque, además el médico debe saber si la hipoacusia ha cambiado o si el acúfeno o la sensación de oídos tapados han aparecido en uno o ambos oídos.

Además, el médico quiere saber si el paciente ha tenido una historia previa de:

  • Parotiditis
  • Sífilis
  • Enfermedad inflamatoria ocular
  • Desorden autoinmune
  • Alergia
  • Cirugía en los oídos

También es necesario conocer el estado general de salud de esta persona, por ejemplo:

  • Si sufre de diabetes o de hipertensión
  • Si tiene el colesterol alto
  • Si sufre de problemas tiroideos, neurológicos o emocionales

 

Exámenes para el síndrome de Ménière

Se realiza el examen audiométrico para evaluar la audición.
Este examen muestra una pérdida auditiva de tipo sensorial en el oído afectado.

El sentido del equilibrio examina mediante la electronistagmografía.
En este examen, los electrodos de registro se colocan cerca de los ojos del paciente en una habitación oscura.

Después de colocar los electrodos correctamente, se introduce lentamente aire, tanto caliente como frío, en cada conducto auditivo.
Con este examen, los movimientos oculares permiten examinar el sentido del equilibrio, debido a que la función de los ojos y los oídos está coordinada a través del sistema nervioso.

Para evaluar el equilibrio también puede realizarse una prueba de rotación o en una plataforma de equilibrio.
Por lo general, el nistagmo provocado por un problema del laberinto del oído se produce en el lado opuesto al oído afectado, pero en la enfermedad de Ménière el nistagmo se produce en el mismo lado del oído afectado.

Otros exámenes que pueden realizarse para detectar el síndrome de Ménière son:

  • TAC
  • RMN (resonancia magnética)
  • Electrococleografía, se usa para medir la presión del líquido en el oído interno, es más alta en algunos casos de síndrome de Ménière
  • La respuesta auditiva cerebral es un examen computarizado que se usa para estudiar los nervios auditivos y las vías nerviosas superiores que llevan la información sonora al cerebro