Conjuntivitis viral y bacteriana – tratamiento

La conjuntivitis (también conocida como ojo rosado) es una inflamación de la conjuntiva.
La conjuntiva es un tejido delgado y trasparente que se encuentra sobre la parte blanca del ojo y recubre el interior del párpado.
La conjuntivitis viral es la causa más común del enrojecimiento intenso del ojo.

Por lo general la conjuntivitis viral o bacteriana afecta a ambos ojos al mismo tiempo, aunque puede comenzar en un ojo y difundirse al otro uno o dos días después.

Puede ser asimétrica y afectar más a un ojo que el otro.
La conjuntivitis viral es más común en los niños que en los adultos.

La conjuntivitis puede ir acompañada de una queratitis (infección de la córnea). Generalmente, está causada por una infección del virus del herpes.
En caso de queratoconjuntivitis se siente dolor en el ojo mientras que con la conjuntivitis viral los síntomas se limitan a la irritación superficial y a la visión borrosa.

 

Clasificación de la conjuntivitis

Según el tipo de secreción que produce, la conjuntivitis se puede clasificar de la siguiente manera:

  • Conjuntivitis serosas: caracterizadas por irrigación sanguínea abundante hinchazón y escasa producción de pus.
  • Conjuntivitis catarral: es el único tipo de conjuntivitis en el que hay una producción de moco.
  • Conjuntivitis purulenta: se caracteriza por enrojecimiento de los ojos, hinchazón severa de los párpados y producción abundante de pus, también puede afectar a la córnea y puede hinchar los ganglios linfáticos cerca del oído.
  • Conjuntivitis pseudomembranosa: en este caso la conjuntiva está cubierta por una membrana de fibrina delgada. Cuando esta membrana se desprende puede provocar sangrado fácilmente.
  • Conjuntivitis folicular: se caracteriza por la presencia de folículos, es decir grupos de linfocitos y células plasmáticas que parecen formaciones blanquecinas, redondeadas y ligeramente en relieve.

 

Causas de la conjuntivitis viral y bacteriana

Hay varios tipos de conjuntivitis, cada uno con una causa específica.

Causas de la conjuntivitis viral
La conjuntivitis viral se debe a una infección ocular causada por un virus.
Puede estar causada por varios tipos de virus, muchos de los cuales están relacionados con una infección del tracto respiratorio superior, que provocan resfriado o dolor de garganta.
El tiempo de incubación es variable, puede durar desde unos pocos días hasta un mes.
De acuerdo con la medicina convencional, la conjuntivitis viral es muy contagiosa y se propaga rápidamente y fácilmente entre las personas, por lo tanto, puede causar epidemias.

Evolución de la enfermedad

  1. Normalmente es leve, con síntomas más intensos en los primeros 3-5 días después de la infección. La enfermedad suele desaparecer al cabo de 7-14 días sin necesidad de tratamiento y no deja consecuencias a largo plazo.
  2. Si se desarrollan complicaciones, la conjuntivitis viral puede tardar por lo menos 2 o 3 semanas en desaparecer.
  3. Las personas con conjuntivitis viral pueden contagiar a las demás personas durante los 12 días sucesivos al inicio de los síntomas.

 

Tipos de conjuntivitis infecciosa

Conjuntivitis viral
La conjuntivitis causada por adenovirus puede provocar una conjuntivitis severa y prolongada. Algunas cepas de adenovirus pueden causar queratoconjuntivitis epidémica que es extremadamente contagiosa y con frecuencia se producen grandes epidemias en las escuelas.
Se propaga a través del contacto con personas infectadas, instrumentos y otros objetos.
El tiempo de incubación es de aproximadamente 5 o 10 días.
Los síntomas de este tipo de conjuntivitis suelen durar de una a tres semanas.

Los síntomas de la queratoconjuntivitis epidémica incluyen:

La conjuntivitis por herpes simplex está causada por un virus, pero es ligeramente diferente respecto a las otras infecciones virales.
La diferencia es que la conjuntivitis por herpes virus causa los siguientes síntomas:

  • Dolor en los ojos y ardor que pueden ser insoportable
  • Formación de ampollas en la conjuntiva o en los párpados

Conjuntivitis causada por el virus de Coxsackie: es parte de la familia de los Enterovirus y puede causar conjuntivitis.

Conjuntivitis bacteriana
Las principales bacterias que causan conjuntivitis son:

  • Estafilococo
  • Streptococcus, son un tipo de bacterias que suelen provocar conjuntivitis
  • Bacterias responsables de gonorrea y clamidia

Esta enfermedad tiene un período de incubación (sin síntomas) de 2 o 3 días.
Los síntomas de la conjuntivitis bacteriana aparecen rápidamente, y entre ellos se encuentran:

  • Dolor en los ojos
  • Ojos hinchados
  • Picor
  • Enrojecimiento
  • Secreciones moderadas o abundantes, generalmente de color amarillo o verdoso, las secreciones se acumulan, a menudo después de haber dormido
  • Ganglios linfáticos delante de las orejas inflamados
  • Dolor de cabeza en la zona frontal (si la inflamación de la conjuntiva se debe a una sinusitis)
  • La conjuntivitis bacteriana también puede causar un poco de fiebre
  • Los niños afectados pueden tener “los ojos pegados”

Los pacientes afirman que para el ojo pegado lo importante es no abrir los párpados de repente, primero es necesario girar el párpado y mirar hacia un lado, luego lentamente el párpado se abrirá causando mucho menos dolor.

La conjuntivitis por clamidia y gonorrea en los bebés: puede ocurrir durante el parto natural si la madre está infectada, pero también puede producirse en los adultos por autocontagio de las infecciones genitales o por contacto con el agua de la piscina.
Estas infecciones de transmisión sexual son graves y requieren un tratamiento urgente si afectan al ojo, también puede causar inflamación de la córnea (queratitis).

No hay que confundir la conjuntivitis neonatal con el ojo pegado, que es muy común en los bebés y está causado por una obstrucción del conducto lagrimal.
Una obstrucción del conducto lagrimal con el ojo pegado no causa enrojecimiento ni inflamación de la conjuntiva.

La conjuntivitis causada por la infección de clamidia es una forma poco común en el mundo occidental, pero es muy común en África y en los países de Oriente Medio.
El ojo rosa por la clamidia suele tratarse con eritromicina o tetraciclina oral (Colbiocin), excepto en los niños menores de 8 años, porque pueden causar hipoplasia (desarrollo incompleto o reducido) del esmalte de los dientes.

 

Contaminación y transmisión de la conjuntivitis viral y bacteriana

Conjuntivitis, normal, inflamada

Conjuntivitis viral o bacteriana – ojos rojos

Hay varias cosas que se pueden hacer para evitar el contagio de la conjuntivitis y prevenir la propagación:

  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Aplicarse en las manos un desinfectante antibacteriano, especialmente en caso de imposibilidad de lavarse las manos con agua y jabón
  • Aplicar compresas tibias varias veces al día
  • No tocarse los ojos directamente con las manos
  • Evitar nadar en piscinas o jacuzzis
  • No compartir toallas, maquillaje, gafas, gafas de sol, colirios o almohadas
  • Una mujer embarazada con una enfermedad de transmisión sexual debe someterse a tratamiento y consultar con el médico
  • Cambiar las fundas de las almohadas y las toallas con frecuencia
  • Desinfectar frecuentemente los objetos domésticos que utilizan varias personas en la casa
  • No hay que colocarse lentes de contacto, maquillaje y colirios

 

Diagnóstico de la conjuntivitis

Por lo general, la conjuntivitis es diagnosticada y tratada por el médico de cabecera.
Generalmente, el médico diagnostica la enfermedad mediante el examen de los ojos y la historia clínica del paciente.
A veces, es necesario tomar una muestra del ojo, especialmente si el paciente no mejora.

 

Tratamiento de la conjuntivitis viral o bacteriana

La mayoría de los casos de conjuntivitis infecciosa no requieren tratamientos médicos y desaparecen al cabo de una o dos semanas.

Tratamiento para las personas con conjuntivitis
Hay varias formas en que se puede tratar la conjuntivitis infecciosa en casa:

  1. Quitarse las lentes de contacto. Evitar el uso de lentes de contacto hasta 24 horas después del final del tratamiento. No volver a usar las lentes viejas después de que la infección haya desaparecido porque podrían ser una fuente potencial de reinfección.
  2. Usar colirios lubricantes. Estos están disponibles como medicamentos con o sin receta.
    Pueden aliviar el dolor y otros síntomas de los ojos.
  3. Limpiar suavemente las secreciones pegajosas de los párpados y de las pestañas con una toalla de papel resistente.

Conjuntivitis viral
No es necesario un tratamiento para la infección causada por un virus.
El médico puede recetar colirios para reducir los síntomas.
En caso de conjuntivitis causada por el virus del herpes, el oculista puede recomendar colirios y medicamentos antivirales (famciclovir, valaciclovir).

 

Colirios para la conjuntivitis bacteriana

Antibióticos
Por lo general, los antibióticos no se recetan para la conjuntivitis infecciosa porque no son muy eficaces para la recuperación y además, conllevan un riesgo bajo de complicaciones, en caso de conjuntivitis no tratada.

Conjuntivitis, ojo infectado

Conjuntivitis – ojo infectado

Sin embargo, si la infección es particularmente grave o si dura más de dos semanas el médico puede prescribir antibióticos.

Los dos tipos principales de antibióticos que se pueden recetar son:

  1. Cloranfenicol
  2. Ácido fusídico

El cloranfenicol es la primera elección y es en forma de gotas para los ojos.

Se aplican en la siguiente manera:

  • Poner una gota en el ojo infectado cada dos horas durante los dos primeros días.
  • Poner una gota en el ojo infectado cada cuatro horas durante los siguientes cinco días.
  • Hay que aplicar las gotas mientras se está despierto.
  • Si los síntomas mejoran en los primeros cinco días, seguir usando el colirio durante dos días más.
  • Si no les gustan los colirios, el médico puede prescribir una pomada antibiótica.

Ácido fusídico
El ácido fusídico se puede prescribir cuando el cloranfenicol no es apto para el paciente.
Está disponible en forma decolirio, por lo general hay que aplicarlo en los ojos dos veces al día durante siete días. El ácido fusidico está indicado para niños, ancianos y también para las mujeres embarazadas.

Efectos secundarios
El colirio puede causar visión borrosa.
Evitar conducir vehículos después de usar colirios.
Generalmente, ni el ácido fusídico ni el cloranfenicol causan efectos secundarios, aunque pueden causar una sensación de ardor en los ojos. Esta sensación no suele durar mucho tiempo.

 

Alimentación y remedios naturales para la conjuntivitis viral y bacteriana

Una alimentación correcta es esencial para combatir cualquier tipo de infección.
Los médicos no suelen hablar de este tema, pero según la medicina natural y la dieta del grupo sanguíneo el paciente puede curarse realizando algunos cambios en la alimentación.

De acuerdo con el higienismo, no es necesario tomar medicamentos, sino que es suficiente comer:

  • Verduras crudas
  • Fruta madura, especialmente de temporada y biológica
  • Nueces y semillas
  • Legumbres
  • Patatas

Los alimentos procesados y transformados ​​que se encuentran en el supermercado se cocinan a temperaturas muy altas y contienen varios ingredientes mezclados.
Esto ralentiza la digestión porque el estómago puede producir sólo un tipo de jugo gástrico a la vez.
Por esta razón, también se debe evitar el consumo de proteínas animales.

Combinaciones de alimentos:

  • Los alimentos ácidos inhiben la producción de jugo ácido del estómago, por lo que se deben comer solos.
  • Evitar el consumo de frutas junto con verduras o alimentos ricos en carbohidratos (por ejemplo, cereales)
  • No se deben comer alimentos ricos en carbohidratos junto con aquellos ricos en proteínas (por ejemplo, arrroz con carne).

Según la dieta del grupo sanguíneo, las proteínas son esenciales en la alimentación.
Un paciente debe comer los alimentos permitidos por su grupo sanguíneo, mientras que otros se deben evitar, por ejemplo:

  1. Las personas del grupo 0 digieren bien la carne (excepto la carne de cerdo) y el pescado, pero deben evitar los cereales y la fruta.
  2. Los individuos del grupo A no tienen ningún problema para comer fruta y cereales, pero se pueden enfermar cuando comen carne, leche, queso y gluten con regularidad.
  3. Las personas del grupo B pueden comer verdura, fruta, carne y pescado, pero los cereales con gluten, maíz, trigo sarraceno y el tomate pueden causar problemas de salud.
  4. Por último, las personas del grupo AB deben evitar la carne roja porque tiene una baja acidez gástrica.
    Los productos lácteos y los cereales con gluten puede favorecer la formación de tumores.

Entre los remedios para la conjuntivitis se encuentran:

Suplementos por vía oral para reforzar el sistema inmunitario y acelerar el proceso de recuperación, pero deben tomarse solo bajo la supervisión de un médico:

  • Vitamina C
  • Zinc

Compresas e higiene de los ojos, son tratamientos que deben aplicarse directamente sobre el párpado varias veces al día.
Al agua caliente se pueden añadir algunas hierbas que tienen propiedades calmantes y ayudan a aliviar los síntomas.

Hierbas
Las hierbas son remedio natural para fortalecer el cuerpo y para el tratamiento de la enfermedad.
Sin embargo, las hierbas pueden desencadenar efectos secundarios y pueden interactuar con otras hierbas, suplementos o medicamentos.
Por lo tanto, deben tomarse con precaución y bajo la supervisión de un experto.
Las hierbas más eficaces contra la conjuntivitis alérgica son:

  • Eufrasia (Euphrasia officinalis): ayuda a combatir las infecciones y a secar el exceso de líquido
  • Manzanilla (Matricaria recutita): ayuda a eliminar la infección
  • Semillas de hinojo (Foeniculum vulgare): ayuda a combatir las infecciones
  • Caléndula (Caléndula officinalis): alivia la irritación
  • Plátano (Plantago lanceolata, P. major): astringente y calmante. Las hojas frescas son la parte más eficaz de la planta.