Hematocrito bajo

El hematocrito es la fracción de volumen de los eritrocitos en la sangre.
Esta representa el porcentaje de volumen sanguíneo ocupado por los glóbulos rojos y se considera una parte integrante de los análisis de sangre.

La hemoglobina es una metaloproteína presente en los glóbulos rojos.
La hemoglobina es un importante indicador de la presencia o ausencia de anemia, es decir, la falta de glóbulos rojos, de hemoglobina, o ambos.

 

Valores normales de hematocrito

El nivel de hematocrito es más alto en los hombres que en las mujeres. Otro factor que influye en el hematocrito es la edad.
Con la edad, el valor de hematocrito fluctúa pero nunca va más allá del 70%.

Hematocrito en los adultos
Según el Instituto Nacional de Salud (Estados Unidos) , los intervalos normales de hematocrito son:

1. Mujer : 36.1 – 44,3%
2. Hombre:40,7% -50,3%

 

análisis, hemograma, hematocrito

Hematocrito en los niños

  • Para un bebé: 42-65%
  • Para un niño de dos meses: 28-55%
  • Para un niño de tres meses : 30-36%
  • Para un niño de 6-12 años: 35-46%
  • Para un chico sano de 12-18 años: 36-49%
  • Para una chica sana de 12-18 años: 36-46%.

Los bebés prematuros tienen un hematocrito bajo por el retraso en el desarrollo de los pulmones.

 ¿Cuándo hay que preocuparse?
La anemia es una enfermedad grave en la que la hemoglobina cae por debajo de los 7 mg / dl.
Esta enfermedad se caracteriza por síntomas como la falta de aliento, la apnea del sueño, cansancio constante, debilidad etc…
Hay muchos factores de riesgo para la anemia. De hecho, durante el embarazo la hemoglobina y el hematocrito bajos pueden indicar la anemia por deficiencia de hierro.

A menudo, las personas mayores me preguntan si es mejor el hematocrito alto o bajo, en realidad ambos corresponden a una enfermedad diferente, hay que intentar mantenerse dentro del intervalo de los valores normales.

 

Causas de hematocrito bajo

Los análisis de sangre que indican niveles bajos de hematocrito no pueden ser ignorados y representan un motivo de preocupación.
El embarazo y los niveles bajos de hemoglobina causan la disminución de hematocrito. Las causas principales se enumeran a continuación.

Anemia
La anemia causa una reducción significativa en el número de glóbulos rojos.
Cuando el recuento de RBC es demasiado bajo, se experimenta una fuerte caída en los niveles de hematocrito.
Una persona con bajos niveles de hematocrito se considera anémica.
Normalmente, la anemia se diagnóstica en las personas que tienen una deficiencia de hierro.
El hematocrito entre el 32% y el 35% se considera un caso leve de anemia, pero si el valor cae por debajo del 28% es muy probable sentir cansancio constante y falta de energía.

Hemólisis
Esta enfermedad causa la muerte prematura de los glóbulos rojos.
En otras palabras, la hemólisis disminuye la duración de estas células en la circulación sanguínea y reduce el recuento de glóbulos rojos.
La consecuencia es la disminución de los niveles de hematocrito en el cuerpo.

Deficiencias nutricionales
La vitamina B12, el hierro y el ácido fólico son importantes para la producción de células RBC.
La falta de estos nutrientes puede causar niveles bajos de glóbulos rojos y de hematocrito.
En este caso también el valor de RDW es alto, es decir, los eritrocitos tienen dimensiones muy distintas entre ellos.

Hemorragia
La hemorragia interna causada por una úlcera en el tracto digestivo puede causar niveles bajos de hematocrito.
Incluso la pérdida de sangre abundante por una lesión cutánea profunda, cirugía o en caso de menstruación puede ser responsable de la disminución del hematocrito.

Insuficiencia renal
Los valores de hematocrito inferiores a lo normal pueden indicar la insuficiencia renal, en la cual los riñones no logran realizar su función.
La insuficiencia renal puede ser aguda (disminución rápida de la función renal) o puede ocurrir gradualmente.
En ambos casos, se reduce sustancialmente el espacio ocupado por los glóbulos rojos en la sangre.

Medicamentos de quimioterapia
Los medicamentos de quimioterapia que se utilizan con frecuencia para el tratamiento del cáncer pueden tener un impacto negativo en el recuento de eritrocitos.
Estos fármacos se formulan para matar las células cancerosas, pero también pueden destruir los glóbulos sanos.
Esto puede reducir el volumen de los eritrocitos (glóbulos rojos) en la sangre.

Otros medicamentos
Algunos medicamentos pueden influir en el porcentaje de hematocrito.
Las personas que toman antibióticos como el cloranfenicol y la penicilina tienen un mayor riesgo de desarrollar la anemia. Esto podría reducir el hematocrito.

Los bajos niveles de hematocrito pueden indicar:

  1. Enfermedades de la médula ósea;
  2. Enfermedad inflamatoria crónica;
  3. Hemorragia interna;
  4. Anemia hemolítica;
  5. Leucemia (cáncer de médula ósea);
  6. Linfoma

Síndromes mielodisplásicos
Los síndromes mielodisplásicos (SMD) son un grupo de enfermedades diferenciadas en las que la médula ósea no produce una cantidad suficiente de células sanguíneas sanas. A menudo los MDS se definen como enfermedades clonales de la médula ósea.

En los SMD las células madres no logran madurar, se pueden acumular en la médula ósea o pueden tener una duración reducida, lo que resulta es en un número menor de células sanguíneas maduras. El recuento bajo de células sanguíneas (también llamado citopenia) es una característica distintiva de los SMD y es responsable de algunos problemas:

  1. Infección;
  2. Anemia;
  3. Sangrado espontáneo;
  4. Equimosis o hematomas.

La anemia ( glóbulos rojos bajos), la neutropenia (recuento bajo de glóbulos blancos) y la trombocitopenia (plaquetas bajas) son los principales tipos de citopenias.

A menudo, el síndrome mielodisplásico ocurre junto con la anemia.
La anemia se caracteriza por la disminución del hematocrito o por la hemoglobina baja (la proteína de la sangre que transporta el oxígeno a los tejidos).
Algunos atletas que practican deporte como el ciclismo y los corredores utilizan el dopaje que aumenta el hematocrito porque esto les permite mantener una velocidad alta durante mucho tiempo en bicicleta.

Entre los síntomas más frecuentes hay:

  1. Cansancio;
  2. Debilidad;
  3. Los atletas observan un empeoramiento significativo del rendimiento;
  4. Vértigos.

Si el hematocrito es ligeramente bajo los síntomas son leves.
Los riesgos y las complicaciones son causados por la falta de O2 (oxígeno) en las células del cuerpo porque un menor número de eritrocitos corresponde a una menor cantidad de hemoglobina circulante.

 

Hematocrito bajo, glóbulos rojosRecuento bajo de glóbulos blancos (neutropenia)

La disminución en el recuento de glóbulos blancos reduce la resistencia del cuerpo a las infecciones bacterianas.
Los pacientes con neutropenia (neutrófilos bajos) pueden ser susceptibles a infecciones de la piel, de los senos nasales (los síntomas incluyen la congestión nasal), pulmonares (los síntomas incluyen tos y falta de aliento) ,infecciones urinarias (los síntomas incluyen la micción dolorosa y frecuente).
La fiebre puede ocurrir junto con estas infecciones.

 

Recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia)

Los pacientes con trombocitopenia sangran y tienen hematomas incluso después de pequeños golpes y arañazos. La hemorragia nasal es un síntoma frecuente.
A menudo se experimenta el sangrado de las encías, particularmente después de la limpieza dental.

 

Lectura de los análisis incluso con otras anomalías

Valor fuera de lo normal  Posibles enfermedades
Leucocitosis o glóbulos blancos altos    Leucemia o linfoma
Linfocitos bajos Tiroiditis autoinmune o leucemia
Hemoglobina baja  Anemia
Ferritina y hierro bajos  Anemia por deficiencia de hierro
Bilirrubina alta  Anemia hemolítica, perniciosa o de células falciformes
Sideremia alta Anemia hemolítica y perniciosa
CHCM alta (concentración de hemoglobina) Anemia hemolítica
VCM (volumen corpuscular medio) bajo  Talasemia
VSG alta   Inflamación

 

Hematocrito durante el embarazo

Para las mujeres embarazadas los valores de hematocrito varían dependiendo del trimestre y son diferentes de los de las mujeres no embarazadas.
Los intervalos específicos según el trimestre y la edad se especifican a continuación respectivamente para las mujeres embarazadas y normales.
Dado que las personas que viven en alturas más elevadas tienen niveles hematológicos más altos, los valores de Hb o de Hct se ajustan automáticamente en función de la altitud.

Trimestre de embarazo    Hemoglobina   Hematocrito
Primero 11.0  33.0
Segundo 10.5 32.0
Tercero 11.0 33.0

 

 

 

 

Edad Hemoglobina  Hematocrito
12-15 años 11.8 35,7
15-18 años 12.8 35,9
≥ 18 años 12.8 37,7

Las mujeres embarazadas corren el riesgo de desarrollar la anemia a causa de la continua demanda de hierro por el feto.
En las mujeres embarazadas los niveles de hemoglobina (Hb) o del hematocrito (Hct) se reducen durante el primer y segundo trimestre a causa del aumento del volumen sanguíneo.
Durante el tercer trimestre, las mujeres embarazadas que no toman suplementos de hierro tienen la hemoglobina y el hematocrito bajos.
Los estudios científicos han demostrado que durante el embarazo, la prevalencia más alta de anemia es en el tercer trimestre.
Las mujeres embarazadas con una aportación adecuada de hierro tienen un aumento gradual de Hb y Hct durante el tercer trimestre hacia los niveles pre-embarazo.
Los cambios en la prevalencia de la anemia a lo largo del tiempo se pueden utilizar para evaluar la eficacia de los programas destinados a reducir la deficiencia de hierro.

El análisis de la anemia posparto incluye sólo los resultados con mediciones válidas de Hb y Hct después de 4 semanas o 28 días después del parto, cuando la Hb y el Hct tendrían que volver a los niveles pre-embarazo, o a aquellos del primer trimestre.
Después del embarazo, la hemoglobina materna debería aumentar porque la masa expandida de los glóbulos rojos del embarazo se contrae y el hierro vuelve a los depósitos corporales.

 

¿Qué hacer para el hematocrito bajo?

El tratamiento depende de la enfermedad subyacente, el médico prescribe el tratamiento más adecuado en función del problema que causa el hematocrito bajo.
A menudo no es necesario el tratamiento porque los valores de hematocrito dependen sólo del aumento del volumen de sangre y se resuelven espontáneamente.
En el caso de una situación grave donde el hematocrito es demasiado bajo, el tratamiento consiste en transfusiones de sangre.
No se puede donar sangre con valores bajos de hematocrito.

 

¿Qué comer? Dieta y alimentación para el hematocrito bajo

Alimentos que contienen el hierro y la vitamina C
Quien sufren de anemia por deficiencia de hierro puede agregar a su dieta alimentos ricos en hierro. Los principales alimentos que contienen hierro son:

  1. La carne roja;
  2. Hígado de ternero;
  3. Huevos;
  4. Remolachas;
  5. Levadura de cerveza;
  6. Melaza;
  7. Pasas;
  8. Espinacas y otras hortalizas de hoja verde oscuro;
  9. Algunos alimentos como el pan y los cereales para el desayuno enriquecidos con hierro.

lechuga, ensaladaLa vitamina C mejora la absorción de hierro del tubo digestivo.
Se encuentra sobre todo en:

  1. Cítricos;
  2. Zumos de frutas;
  3. Brécoles;
  4. Coliflores;
  5. Tomates

Se aconseja beber zumo de naranja o comer alimentos ricos en vitamina C junto con alimentos ricos en hierro.

Alimentos que contienen ácido fólico
Los problemas de absorción del tubo digestivo a causa del envejecimiento o del alcoholismo pueden causar la anemia megaloblástica.
Esta es causada por la deficiencia de ácido fólico que es una vitamina del grupo B necesaria para la producción de glóbulos rojos normales.
Está presente en algunos alimentos, por ejemplo:

  1. Espárragos;
  2. Zumo de naranja;
  3. Zumo de tomate;
  4. Brécoles;
  5. Espinacas;
  6. Garbanzos
  7. Cereales integrales;
  8. Alimentos enriquecidos;
  9. Garbanzos.

Alimentos que contienen vitamina B12
Entre los alimentos ricos en vitamina B12 hay:

  1. Hígado;
  2. Aves de corral;
  3. Carne roja;
  4. Atún;
  5. Huevos;
  6. Queso;
  7. Leche;
  8. Yogur;
  9. Cereales para el desayuno y otros alimentos envasados enriquecidos con vitamina  B12.
    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.