Hemoglobina baja

La hemoglobina baja puede ser causada por diferentes enfermedades, algunas de las cuales son graves.
La hemoglobina (HGB) es la proteína presente en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno.
El oxígeno que respiramos es transportado al resto del cuerpo por la sangre.
Para llevar a cabo este trabajo, la hemoglobina se une a las moléculas de oxígeno y las lleva a los órganos y tejidos que las necesitan.
Por tanto, la hemoglobina desempeña una función muy importante.

 

Valores normales y bajos de hemoglobina

Los niveles normales de hemoglobina varían según la edad y el género de la persona.
Los niveles ampliamente aceptados varían según la edad de las personas y se enumeran a continuación.

  • Bebés: 17-22 g / dl – los bebés prematuros sufren de anemia
  • Niños: 11-13 g / dl
  • Hombres: 14-18 g / dl
  • Mujeres: 12-16 g / dl
  • Hombres mayores: 12.4-14,9 g / dl
  • Mujeres mayores: 11.7-13,8 g / dl

Si los valores son ligeramente más altos no hay que preocuparse, pero es necesario repetir las análisis de sangre para revisar el avance.

 

HemoglobinaCausas de hemoglobina baja

Hay muchos tipos de anemia que puede tener causas diferentes:

Anemia ferropénica (por deficiencia de hierro)
Es la forma más frecuente. Ocurre a causa de la deficiencia de hierro, que sirve a la médula ósea para la producción de la sangre.
Cuando la concentración de hierro es insuficiente, el cuerpo no es capaz de producir glóbulos rojos.
Generalmente, el organismo recicla el hierro presente en los glóbulos rojos cuando mueren para la producción de nuevas células sanguíneas.
Si una persona pierde sangre, pierde también hierro.
Están en riesgo las mujeres embarazadas o con menstruaciones abundantes y las personas que tienen pérdidas de sangre crónicas y lentas en el cuerpo.
Una dieta baja en hierro lleva a la anemia por deficiencia de este mineral.
Entre las consecuencias encontramos la microcitemia (glóbulos rojos con un volumen reducido) y el hematocrito bajo.

Anemia por deficiencia de vitamina
Además del hierro, el cuerpo necesita la vitamina B12 y el ácido fólico para producir un número suficiente de células sanguíneas sanas. Cuando en la dieta faltan estas vitaminas, se produce una disminución de las células sanguíneas.
Las personas con un problema intestinal que afecta la absorción de las sustancias nutritivas son predispuestas a este tipo de anemia.
Están en riesgo también las personas que no logran absorber la vitamina B12 por algunas razones.
Estas anemias entran en la categoría de la anemia megaloblástica en el que la médula ósea produce glóbulos rojos demasiados grandes.

Anemia por enfermedad crónica
Las enfermedades crónicas como el cáncer, la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn y otras enfermedades inflamatorias interfieren con la producción de glóbulos rojos y causan la anemia crónica.
Otra causa de anemia puede ser la insuficiencia renal: los riñones producen la hormona eritropoyetina, que estimula la médula ósea para producir glóbulos rojos.
La deficiencia de eritropoyetina puede causar la disminución de los glóbulos rojos.

Anemia aplásica
Es causada por la incapacidad de la médula ósea de producir los tres tipos de células sanguíneas: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.
A veces se desconoce la causa de la anemia aplásica, pero a menudo se trata de una enfermedad autoinmune.
Algunos factores responsables de este tipo de anemia son la quimioterapia, la radioterapia, las toxinas ambientales, el lupus y el embarazo.

Anemia por enfermedad de la médula ósea
Las enfermedades como la leucemia y la mielodisplasia (preleucemia) pueden causar la anemia porque interfieren con la producción de la sangre en la médula ósea.
Estos tipos de cáncer y otros problemas similares varían de una alteración leve en la producción de sangre a una parada completa del proceso de formación de las células sanguíneas.
Por lo tanto, la leucemia puede causar también plaquetas bajas, mientras que los glóbulos blancos (linfocitos y leucocitos) pueden ser altos.


Anemia hemolítica
Cuando la destrucción de los glóbulos rojos ocurre más rápidamente que la producción por la médula ósea, se produce este grupo de anemias.
El aumento de la destrucción de los glóbulos rojos puede desarrollar ciertas enfermedades de la sangre. También los medicamentos como el antibiótico y las enfermedades autoinmunes pueden causar la destrucción de los glóbulos rojos.

Entre las consecuencias de la anemia hemolítica hay:

  1. Ictericia,
  2. Agrandamiento del bazo,
  3. Bilirrubina alta.

Anemia de células falciformes
Es una forma grave y hereditaria que normalmente afecta a las personas de ascendencia africana y árabe. Esta anemia es causada por un defecto de la hemoglobina que obliga los glóbulos rojos a adoptar formas anormales de media luna.
La escasez crónica ocurre a causa de la muerte permanente de los glóbulos rojos de forma irregular.
Además, estos glóbulos rojos en forma de hoz bloquean el flujo sanguíneo en los vasos pequeños, y a menudo causan síntomas dolorosos.

Otras anemias
Hay también otras formas de anemia como la talasemia y las anemias causadas por la hemoglobina defectuosa.

Las metástasis o los cánceres de la médula ósea (como la leucemia o el mieloma múltiple) pueden pueden determinar la producción inadecuada de los glóbulos rojos en la médula ósea, dando lugar a anemia.
La quimioterapia contra un tumor puede provocar daños en la médula ósea y puede disminuir la producción de glóbulos rojos, causando anemia.

 

Síntomas de la hemoglobina baja

  1. Sensación de cansancio;
  2. Dolor de cabeza;
  3. Vértigos;
  4. Fatiga;
  5. Falta de concentración;
  6. Ritmo cardíaco acelerado;
  7. Uñas, piel y encías pálidas.

La hemoglobina baja es la principal causa de la anemia.
El nivel de hemoglobina ligeramente inferior al normal puede ser asintomático

La anemia indica niveles bajos de oxígeno en la sangre que a menudo causan dificultad para respirar. Para compensar la falta de oxígeno en la sangre, el cuerpo trata de aumentar el bombeo del corazón. Esto puede generar palpitaciones y dolor de pecho. Los niveles bajos de hemoglobina pueden agravar los problemas cardíacos ya existentes.

Síntomas raros de la hemoglobina baja

  • Brazos y piernas hinchados;
  • Ardor de estómago persistente;
  • Sudoración excesiva;
  • Vómito;
  • Sangre en las heces. 

Síntomas en los niños

  • Desarrollo neurológico pobre;
  • Problemas de la conducta;
  • Bajos niveles de concentración;
  • Palidez;
  • Taquicardia.

 

Hematocrito y hemoglobina bajos

Las personas que tienen bajos niveles corporales de hemoglobina y de hematocrito deben tener cuidado porque el riesgo mayor es la anemia.
Los niveles de hemoglobina y de hematocrito se determinan por la cantidad de glóbulos rojos (RBC) en el cuerpo.
El hematocrito representa el volumen de los glóbulos rojos presentes en una muestra de sangre del individuo.
Para calcular los niveles corporales de hematocrito se utilizan el volumen corpuscular medio (VCM) y la amplitud de la distribución eritrocitaria (ADE).
Estos análisis de sangre ayudan a los médicos a determinar los niveles de hemoglobina baja y de hematocrito bajo. El VCM determina el tamaño efectivo de las células sanguíneas.
La ADE determina las diferencias en el tamaño de los glóbulos rojos.
Si una persona tiene un VCM bajo y una ADE alta en los análisis de sangre, la anemia es causada por la deficiencia crónica de hierro.
La ADE normal y los niveles bajos de MCV indican una hemorragia en el cuerpo.

Las personas más predispuestas a estas enfermedades son:

  1. Los niños que tienen una cantidad insuficiente de hierro en la dieta;
  2. Los niños que sufren un crecimiento repentino, por el que el hierro presente en el cuerpo ya no es suficiente;
  3. Las mujeres embarazadas después de los 4 meses;
  4. La hemorragia puede ocurrir después de una cirugía;
  5. Las mujeres que ha dado a luz recientemente;
  6. Mujeres que han abortado;
  7. Personas con enfermedad renales crónicas.

 

Signos de la hemoglobina baja  

Cuando los signos y los síntomas de hemoglobina baja aparecen , ayudan al médico en el diagnóstico. Entre los signos más frecuentes hay:

  • Cansancio y fatiga constante;
  • Palpitaciones cardíacas repentinas;
  • Dificultad para respirar;
  • Piel pálida;
  • Pérdida de cabello;
  • Empeoramiento de los problemas cardíacos.

 

Síntomas de la anemia durante el embarazo

Durante el embarazo, la hemoglobina baja o anemia es un problema frecuente.
Las mujeres embarazadas deben cumplir con los requerimientos de hierro del niño.
La cantidad de sangre debe aumentar para alimentar al feto que crece en el vientre materno.
Por eso, el cuerpo produce la sangre a un ritmo más rápido.
A veces, el requerimiento supera la cantidad de hierro almacenado en el cuerpo y puede causar el hierro bajo que es la forma más frecuente de anemia durante el embarazo.
La anemia puede ser asintomática.
Sin embargo, algunos síntomas de hemoglobina baja pueden ser:

  • Fatiga y debilidad;
  • Pobre rendimiento deportivo, especialmente en deportes de resistencia como el ciclismo y la carrera;
  • Piel pálida;
  • Dolores de cabeza repetidos, leves o graves;
  • Vértigos y incapacidad de hacer cualquier trabajo;
  • Sensación de entumecimiento,
  • Manos y pies fríos;
  • Taquicardia;
  • Reducción de la temperatura corporal;
  • Dolor de pecho leve;
  • Dificultad para respirar;
  • Irritabilidad;
  • Deseo inusual de comer cosas extrañas como arcilla, pintura, barro   e incluso a veces hielo;
  • Sensación de hormigueo en las manos y en los pies.

 

Los factores de riesgo de la hemoglobina baja durante el embarazo

  1. Náusea matutina que puede inducir al vómito;
  2. Embarazos múltiples;
  3. Flujo menstrual abundante antes del embarazo;
  4. Dieta sin alimentos y suplementos ricos en hierro.

 

 Intercambios, oxígeno, alvéolos, hemoglobina¿Cuáles son las complicaciones de la anemia?

La hemoglobina desempeña un papel importante en el transporte de oxígeno a los tejidos y devuelve el dióxido de carbono a los pulmones que lo exhala del cuerpo.
Si el nivel de hemoglobina es demasiado bajo, este proceso puede ser alterado y el oxígeno en el cuerpo disminuye (hipoxia).

Entre los riesgos y las consecuencias de la hemoglobina baja encontramos también el infarto.
El corazón tiene que trabajar más para compensar la escasez de HGB, por lo tanto puede desarrollar la hipertrofia ventricular y la insuficiencia cardíaca que pueden provocar un ataque al corazón.

 

Remedios naturales para la hemoglobina baja

Los alimentos ricos en hierro o fortificados con este mineral se utilizan para aumentar la hemoglobina en la sangre.
Cuando se utilizan suplementos de hierro, hay que conocer los efectos secundarios.
Es esencial tomar estas píldoras según la dosis prescrita.

 

¿Qué comer? Dieta y alimentación para la hemoglobina baja

Para aumentar los niveles de hemoglobina, hay que comer alimentos ricos en hierro.

Entre estos hay:

  • Yema de huevo;
  • Cereales integrales;
  • Ostras;
  • Almejas;
  • Vieiras;
  • Sardinas;
  • Camarones;
  • Carne roja;
  • Hígado;
  • Carne de vacuno;
  • Pollo;
  • Espinacas;
  • Brócoli;
  • Col verde;
  • Lechuga;
  • Frijoles;
  • Lentejas;
  • Garbanzos;
  • Guisantes secos;
  • Cereales fortificados con hierro;
  • Albaricoques secos;
  • Higos;
  • Almendras;
  • Ciruelas pasas;
  • Pasas.

Hay que reducir el consumo de té, café y productos de soja, ya que pueden interferir con el proceso de absorción del hierro.
Los vegetarianos no corren el riesgo de sufrir de anemia , mucha gente está convencida de que el requerimiento de proteínas es muy alto, en realidad los legumbres, las semillas y las nueces contienen suficientes proteínas para las necesidades del cuerpo.

 

¿Cuál es el tratamiento médico para la hemoglobina baja?

La mejor manera de tratar la anemia es aumentar la cantidad de hierro en la dieta.

El hierro aumenta el nivel de hemoglobina en la sangre y por lo tanto cura la causa.
La dosis de hierro debe ser determinada por el médico que prescribe una cierta cantidad e indica los tiempos de administración.
El exceso de hierro en la dieta puede tener efectos negativos, por tanto es necesario tener cuidado.

En algunos casos, un medicamento puede interferir con la producción de la hemoglobina, o de los glóbulos rojos.
Hay que identificar y interrumpir la toma de este medicamento.
Cuando la anemia ocurre junto con úlcera gástrica o con el cáncer de colon es necesario realizar el tratamiento.
Estas enfermedades causan la pérdida antinatural de los glóbulos rojos y se deben curar antes de continuar con el tratamiento de la hemoglobina baja.

En casos muy graves, la única solución es la transfusión de sangre inmediata.
Las pérdidas de sangre abundantes podrían causar la aparición de esta enfermedad y la falta de oxígeno en el cuerpo.
Las mujeres con grandes pérdidas de sangre durante el ciclo menstrual se pueden ser tratadas con algunos medicamentos.
Las personas que prueban remedios caseros para la hemoglobina baja, antes tendrían que hablar con el médico.

 

¿Cuál es el pronóstico de la anemia?

En general, el pronóstico es benigno y, en muchos casos, la anemia puede ser tratada.
El pronóstico global depende de la causa de la anemia, de la gravedad y del estado de salud general del paciente.
Los tiempos de recuperación después de una hemorragia son de unos pocos días para dar tiempo al cuerpo para reconstruir las células de la sangre.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.