Hemorragia interna o cerebral | síntomas y causas | ¿qué hacer?

La hemorragia interna es un sangrado que se puede acumular dentro de tejidos, órganos, o cavidades del cuerpo, como la cabeza, el pecho y el abdomen.
Se produce una hemorragia interna cuando una arteria o una vena permiten que la sangre salga del sistema circulatorio y se deposite en un órgano o en una cavidad corporal.
Hay otros dos tipos de hemorragia:

  • Hemorragia externa, ocurre cuando la sangre sale del cuerpo, por tanto hay una lesión cutánea
  • Hemorragia exteriorizada, ocurre cuando la sangre sale del cuerpo a través de los orificios naturales, por ejemplo la nariz (epistaxis), la boca (hematemesis), la vagina (metrorragia), etc.

El sangrado puede ser leve, pero en casos más graves puede causar la muerte.

 

Clasificación de hemorragia interna

Hemorragia Características
Grave
  • 1500 ml al cabo de pocas horas
  • Hct < 20 %
  • Hb < 6 g/dl
  • Shock
Moderada
  • 1000 ml
  • Hct 20-30 %
  • Hb = 6-8 g/dl
  • FC > 100/min
  • Posible shock
Leve
  • < 1000 ml
  • Hct > 30 %
  • Hb > 8 g/dl
  • No shock

HCT = hematocrito, Hb = hemoglobina, FC = frecuencia cardíaca

 

¿Cómo se desarrolla la hemorragia interna? Fisiopatología

Existen cuatro mecanismos principales que periten la hemostasia (detención del sangrado):

  1. Vasoconstricción, reduce el sangrado
  2. Formación de tapón plaquetario: algunos factores de la coagulación hacen que las plaquetas se adhieran a las paredes de los vasos sanguíneos y a otras plaquetas.
  3. Proceso de coagulación – el fibrinógeno se convierte en fibrina. Se forman unas redes de esta sustancia que atrapan las plaquetas y los glóbulos rojos (formación de un coágulo)
  4. Proceso fibrinolítico – elimina la fibrina y la célula endotelial consigue reparar el vaso sanguíneo

La hemostasia no es eficaz debido a:

  • Trastornos de los vasos sanguíneos que afectan a la vasoconstricción
  • Trastornos de las plaquetas, por ejemplo una plaquetopenia (disminución de la cantidad de plaquetas) o trastornos de la función plaquetaria
  • Deficiencia de los factores de la coagulación

Trastornos de los vasos sanguíneos y del endotelio

  • En caso de telangiectasia hemorrágica algunos vasos sanguíneos permanecen dilatados
  • Algunas toxinas imnumocomplejos pueden limitar la capacidad de contracción de los vasos sanguíneos
  • El escorbuto (deficiencia de vitamina C) provoca una constricción reducida de los vasos sanguíneos
  • Deficiencia de endotelina – provoca vasodilatación
  • Hiperelastosis – es decir, un aumento de las fibras elásticas que reducen la capacidad de contracción
  • Amiloidosis – se refiere al depósito de material amiloide que vuelve los vasos sanguíneos rígidos por lo que no consiguen contraerse.
  • Disfunción endotelial – en la enfermedad de Von Willebrand, la deficiencia del factor de coagulación provoca una menor adhesión de las plaquetas al endotelio
  • Aumento de la producción de prostaciclinas que provoca vasodilatación, por ejemplo en caso de insuficiencia renal

Trastornos plaquetarios
Los trastornos de la funcionalidad de las plaquetas provocan una deficiencia del proceso de adhesión plaquetaria.

  • En caso de enfermedades del colágeno, hay una carencia de los receptores del colágeno (proteína que permite recibir o unir algo)
  • Deficiencia del factor de Von Willebrand (factor de coagulación)
  • Uremia (el estadio terminal de la insuficiencia renal) e insuficiencia hepática. En este caso se acumulan desechos y toxinas en la sangre debido a que el riñón no consigue eliminarlas y el hígado no consigue metabolizarlas. Estos deshechos afectan al proceso de adhesión plaquetaria
  • Macroglobulinemia y mieloma – se trata de inmunoglobulinas anormales en la circulación que interfieren con el proceso de adhesión de las plaquetas al endotelio
  • Síndrome mieloproliferativo – es decir un trastorno de los megariocitos (células precursoras de las plaquetas) que provoca un trastorno plaquetario
  • Enfermedad de Von Willebrand adquirida – sustancias o anticuerpos que atacan al factor de Von Willebrand

Trastornos del proceso de adhesión plaquetaria

  • Trombastenia o enfermedad de Glanzmann – enfermedad caracterizada por una deficiencia del receptor plaquetario fibrinógeno, esto impide la adhesión entre las plaquetas
  • Atrombia esencial – es una deficiencia de alfa actinina que tiene la función de alterar la forma de las plaquetas
  • Afibrinogemia congénita  en la que el cuerpo no produce fibrógeno e hipofibrinogemia (bajo nivel de fibrógeno)

Algunas enzimas afectan a la circulación y forman tromboxanos A2:

  1. Fosfolipasa
  2. Ciclooxigenasa
  3. Tromboxano sintetasa

Una carencia de estas enzimas puede provocar una ralentización de la coagulación sanguínea.

Plaquetopenia
La plaquetopenia puede estar causada por:

  • Funcionalidad limitada de la médula ósea
  • Destrucción de las plaquetas
  • Alteración en la distribución de las plaquetas en la circulación – el bazo es un contenedor de sangre, en caso de esplenomegalia, aumenta la concentración de las paquetas en el bazo

Producción reducida de plaquetas

  • Deficiencia de trombopoyetina
  • Trastorno debido a las células estaminales
  • Presencia de toxinas en la médula ósea
  • Efectos colaterales de la quimioterapia y radioterapia
  • Neoplasias de la médula ósea
  • Deficiencia de vitaminas, por ejemplo de vitamina B12 y de ácido fólico – en este caso ocurre una producción de plaquetas y de glóbulos rojos anormales que mueren en la médula ósea, antes de entrar en la circulación sanguínea.

Aumento de la destrucción plaquetaria

  • Púrpura – enfermedad viral, autoinmune o causada por fármacos que provoca la destrucción de las plaquetas
  • Fármacos – ciertos fármacos pueden provocar una disminución de las plaquetas, especialmente:
    • Sulfamidas
    • Heparina
    • Aspirina
  • CID (coagulación intravascular diseminada), en este caso se forman pequeños trombos difundidos en los vasos sanguíneos más pequeños en los que las plaquetas y los factores de coagulación quedan atrapados

Trastornos de los factores de coagulación

  • Hemofilia – enfermedad caracterizada por una deficiencia de los factores de coagulación
  • Deficiencia de vitamina necesaria para la producción de factores de la coagulación
  • Insuficiencia hepática – el hígado produce los factores de la coagulación
  • Anticuerpos que bloquean los factores de coagulación

 

Causas de la hemorragia interna

Traumatismo contuso
La mayoría de las personas sabe que caer de gran altura o un accidente de coche puede causar una contusión o traumatismo en el cuerpo.
Esta es la causa más común de hemorragia en los niños.
Puede que la persona no sufra lesiones externas o superficiales en el cuerpo, pero puede producirse una compresión de los órganos internos que causa lesiones en los vasos sanguíneos (sobre todo en los capilares) y sangrado.
Si el traumatismo ocurre en la espalda o en el costado (donde se encuentra el riñón) se puede producir una hemorragia retroperitoneal.
El ojo se puede comprimir en la órbita tras un golpe por un puño o una pelota.

Trauma por desaceleración
La desaceleración puede causar el desplazamiento de los órganos en el interior del cuerpo.

Fracturas
El sangrado puede estar causado por una fractura del hueso. Dentro del hueso hay una gran cantidad de vasos sanguíneos por lo que puede producirse un hematoma bastante grande.

Embarazo
El sangrado durante el embarazo nunca es normal, aunque no es raro en el primer trimestre. Puede ser un signo de aborto espontáneo.
En las primeras semanas de embarazo, el sangrado vaginal es un signo potencial de embarazo ectópico (cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero).

Sangrado espontáneo
La hemorragia interna puede ocurrir sin ninguna razón aparente si el paciente:

  1. Toma algunos medicamentos anticoagulantes
  2. Tiene algunas enfermedades, por ejemplo leucemia

Efecto secundario de medicamentos y alcohol
La hemorragia interna puede ser un efecto secundario de medicamentos, especialmente los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (como ibuprofeno), la aspirina o el alcohol.

Posparto
Durante el parto se puede producir una hemorragia, en caso de cesárea el riesgo es mayor, sobre todo si la mujer ya ha tenido una cesárea anteriormente.

parto por cesárea

 

Causas de hemorragia en el estómago y en el intestino

1. Mecánica. – un traumatismo externo o interno.
El sangrado puede estar causado por:

  • Golpe
  • Uso inadecuado del endoscopio durante un lavado gástrico
  • Alimentos con superficies duras o ásperas
  • Beber sustancias corrosivas, como los ácidos o álcalis

2. Cirugía
La hemorragia en el estómago puede ocurrir después de una laparotomía en la cual se daña el epiplón (porción del peritoneo).
El sangrado también puede ocurrir después de una cirugía mini-invasiva por vía laparoscópica.

Enfermedad
El sangrado del esófago puede estar causado por:

  • Esofagitis y reflujo gastroesofágico. El ardor de estómago que llega hasta el esófago puede causar una inflamación del esófago (esofagitis) que puede provocar una hemorragia.
  • Várices. Las venas demasiado dilatadas normalmente se encuentran en el extremo inferior del esófago y del estómago superior.
    Estas venas se denominan várices, las venas se pueden romper y sangrar de manera abundante.
    La cirrosis hepática es la causa más común de las várices esofágicas.
  • Síndrome de Mallory-Weiss es un desgarro en la pared del esófago, por lo general está causado por vómito prolongado, pero también puede deberse a otras causas del aumento de la presión abdominal, por ejemplo:

La hemorragia del estómago puede estar causada por:

hematemesis, várice, sangrado, úlcera

1. Gastritis. Las causas de úlceras en el estómago o de la inflamación son:

  • Alcohol
  • Medicamentos, incluyendo los AINE (antiinflamatorios no esteroideos), aspirina, ibuprofeno (Apirofeno) o naproxeno (Naprosyn), etc.
  • Problemas de ansiedad, estrés y culpa

2. Úlcera péptica y úlcera duodenal.
Una úlcera de estómago se puede expandir y puede afectar un vaso sanguíneo, causando una hemorragia.
Además de los medicamentos, otras causas de úlceras en el estómago son:

3. Cáncer de estómago.

El sangrado del tracto digestivo inferior (colon, recto y ano) puede estar causado por:

diverticulitis, sangrado, pólipo

  • Hemorroides. Probablemente, esta es la causa más común el sangrado visible en el tracto digestivo inferior, sobre todo si es de color rojo brillante.
    Las hemorroides son venas dilatadas en la zona anal que se pueden romper.
    El paciente ve la sangre roja brillante en las heces o en el papel higiénico.
  • Fisuras anales. Las lesiones cutáneas en la mucosa del ano pueden causar una hemorragia. Estas heridas son muy dolorosas.
  • Pólipos de colon. Son protuberancias que pueden aparecer en el colon. Por lo general, se trata de formaciones benignas, pero pueden causar sangrado.
  • Cáncer colorrectal.
  • Infecciones intestinales. La inflamación y la diarrea con sangre pueden ser el resultado de una infección intestinal
  • Colitis ulcerosa. Esta enfermedad puede causar la inflamación y un sangrado abundante de las pequeñas ulceraciones. Es una causa de la sangre en las heces.
  • Enfermedad de Crohn. Esta enfermedad crónica está causada por la inflamación del sistema digestivo y raramente puede provocar sangrado rectal.
  • Diverculitis – es la inflamación de los divertículos, es decir, invaginaciones de la mucosa del colon.
  • Anomalías de los vasos sanguíneos. Con la edad, se pueden desarrollar anomalías en los vasos sanguíneos del intestino grueso que pueden causar sangrado
  • Angiodisplasia – son frecuentes en las personas ancianas, suelen ser en forma de estrella. Son comunes en el colon ascendente y provocan sangrado del intestino y sangre roja en las heces

angiografía mesentérica

Síntomas de la hemorragia interna del aparato digestivo
Los signos de la hemorragia en el estómago y en el intestino dependen de la ubicación y de la gravedad.

Entre los signos del sangrado en el tracto digestivo superior se encuentran:

  1. Sangre roja brillante en el vómito
  2. Vómito café
  3. Heces negras
  4. Heces con sangre negra

Signos de hemorragia en el tracto digestivo inferior: heces negras, sangre oscura o roja en las heces.

En caso de hemorragia aguda o repentina, los síntomas pueden ser:

  1. Debilidad – debido a que la sangre transporta oxígeno y sustancias nutritivas, por lo tanto, en sangrado provoca una falta de estas sustancias en las células
  2. Vértigo o desmayos – si la hemorragia es grave y provoca una disminución considerable de la presión o un choque hipovólemico (por falta de sangre)
  3. Falta de aliento -especialmente en caso de hemorragia en el tórax
  4. Dolor de barriga y calambres abdominales (en caso de hemorragia en el sistema digestivo)
  5. Diarrea
  6. Palidez

¿Cómo reconocer la hemorragia en el aparato digestivo?

Si el sangrado se origina en el recto o el colon inferior, la sangre roja brillante se mezcla con las heces.
Las heces pueden mezclarse con sangre más oscura si el sangrado se encuentra en la parte superior del colon o en el final del intestino delgado.
Cuando hay una hemorragia en el esófago, estómago o duodeno, las heces se vuelven:

  • Negras
  • Alquitranadas
  • Malolientes

El vómito puede ser de color rojo brillante o similar a los “granos de café” cuando el sangrado se origina en:

  1. Esófago
  2. Estómago
  3. Duodeno

Si el sangrado es oculto o escondido, es posible que no se note una alteración en el color de las heces.

hemorragia digestiva

Para el diagnóstico, lo más importante es la exploración física y los datos relativos al color de las heces, orina o vómito.
El médico solicita:

  1. Análisis de sangre para detectar la causa del sangrado
  2. Gastroscopia para evaluar las condiciones del estómago y del duodeno
  3. Colonoscopia para examinar el intestino grueso y el recto

Colonoscopia

En caso de una hemorragia masiva repentina, una persona puede sentir:

  1. Debilidad
  2. Cansancio
  3. Dificultad para respirar
  4. Vértigo
  5. Calambres abdominales
  6. Dolor de estómago
  7. Choque (disminución repentina y rápida de la presión arterial)
  8. Palidez en la cara
  9. Diarrea

¿Cuánto tiempo tardan en manifestarse los síntomas?
Una hemorragia repentina causa los primeros síntomas después de unos pocos minutos, si la hemorragia es lenta y se produce durante un largo período de tiempo, los síntomas aparecen gradualmente con:

  1. Cansancio
  2. Apatía
  3. Falta de aliento
  4. Anemia

La anemia es una enfermedad en la que hay una reducción de la hemoglobina.

Advertencia: los suplementos de hierro, el ácido salicílico (que se encuentra en la aspirina) y algunos alimentos, por ejemplo las remolachas, pueden causar heces de color rojo o negro.

 

Hemorragia uterina

Una hemorragia uterina es un sangrado de los vasos sanguíneos en el interior del útero.
Este sangrado normalmente no está relacionado con el ciclo menstrual, excepto en caso de anovulación, y se considera anormal y una emergencia médica.
En la mayoría de los casos, el sangrado en el útero se debe a neoplasias, embarazo, traumatismo y anovulación.
Las enfermedades infecciosas o crónicas pueden causar una hemorragia uterina.
En la mayoría de los casos, una hemorragia uterina puede durar de dos a siete días.

Las hemorragias relacionadas con el embarazo incluyen:

  1. Hemorragia post-parto
  2. Sangrado tras un aborto espontáneo
  3. Embarazo ectópico

Según un estudio de Muhammad Muzzammil Edhi et all (Liaquat National Medical College, 402, Al Jannat Plaza, M.A. Jinnah road Saed manzil, Karachis, Pakistan), la hemorragia posparto se refiere al sangrado en el que se pierden por lo menos 500 ml de sangre.

Las causas principales de la hemorragia posparto son:

  1. Anatomía del útero (es la más frecuente). Después de que la mujer expulsa la placenta, la contracción múscular del útero comprime los vasos sanguíneos a los que la placenta estaba adherida. Si la contracción muscular es débil, los vasos sanguíneos continúan sangrando provocando una hemorragia
  2. Lesión cervical o vaginal
  3. Placenta accreta (o adherida), la placenta entera o una parte de esta no se desprende después del parto
  4. Retención de la placenta (permanece dentro de la cavidad uterina después del parto y tras haberse desprendido)

El embarazo ectópico y el aborto espontáneo pueden causar:

La sangre en la orina puede estar causada por una hemorragia interna en cualquier zona en el interior del tracto urinario, del riñón a la vejiga.

A menudo, la infección de la vejiga está relacionada con la sangre en la orina, pero otras causas deben ser consideradas en función de los síntomas del paciente, edad e historial médico, especialmente los hombres que pueden haberse sometido a una operación de próstata.

Los hombres y las mujeres que se han sometido a la radioterapia pueden desarrollar una inflamación en la mucosa de la vejiga, lo cual puede causar un sangrado abundante.

Entre las causas de la sangre en la orina por hemorragia interna encontramos la fractura de la pelvis.

fractura-de-la-pelvis

arterias-coronarias-carotidas-vertebrales¿Qué es una hemorragia cerebral?

La hemorragia cerebral es el sangrado en el interior o exterior del cerebro.
Las causas de hemorragia cerebral incluyen:

  1. Presión arterial alta
  2. Aneurisma
  3. Medicamentos anticoagulantes
  4. Traumatismos

Muchas personas que tienen una hemorragia cerebral manifiestan los síntomas del accidente cerebrovascular:

  • Pérdida de fuerza en un lado del cuerpo
  • Dificultad para hablar
  • Sensación de entumecimiento o pérdida de sensibilidad
  • Dificultad para realizar las actividades diarias
  • Dificultad para caminar

Alrededor del 10% de los accidentes cerebrovasculares estan causados por una hemorragia cerebral.


Hemorragia interna muscular

El sangrado puede ocurrir en la parte más profunda de los músculos después de una lesión.
Por consiguiente esto causa la formación de un hematoma doloroso.
Raramente, se puede producir el síndrome compartimental.

Durante una hemorragia, el sangrado causa hinchazón y aumento de la presión en el interior del compartimiento muscular, la cual se hace más alta que la presión arterial del paciente.
Por lo tanto, la sangre no puede ser bombeada a las células musculares.
Los síntomas del síndrome compartimental incluyen:

  1. Dolor punzante
  2. Dificultad para mover las articulaciones
  3. Pérdida de sensibilidad

Suele ocurrir en caso de lesiones de la pierna y del brazo (especialmente del antebrazo), que pueden estar causadas por una fractura de:

La hemorragia también puede producirse en las articulaciones (hemartrosis), causando dolor y pérdida del rango de movimiento.

Esto se observa con frecuencia en pacientes que toman medicamentos anticoagulantes.

 

¿Qué hacer? tratamiento de primeros auxilios para la hemorragia interna

Hay que acostar lentamente al paciente y llamar a la ambulancia.
En caso de sangrado de la oreja hay que colocar a la persona en posición lateral, en el lado que sangra. Si la hemorragia sale de la nariz hay que mantener la cabeza inclinada hacia delante.

 

¿Cuánto dura? Pronóstico para el paciente con hemorragia interna

No se puede determinar el tiempo de la hemorragia sin conocer la gravedad de la lesión de los vasos sanguíneos y las condiciones del paciente.
Cuando el sangrado se detiene, el hematoma tarda dos o tres semanas para reabsorberse, pero en los casos más graves puede ser necesaria una cirugía.