Tensión baja | causas y valores | embarazo

La tensión arterial baja (o hipotensión) significa que la presión ejercida por la sangre contra las paredes de las arterias es inferior al valor normal.

 

Tensión baja – valores mínimos y peligrosos

Diastólica – mmHg Sistólica – mmHg
Baja < 60 < 90
Normal < 80 < 120
Pre hipertensión  < 80 120/129
Hipertensión 
Grado I
80/89 130/139
Hipertensión
grado II
≥ 90 ≥ 140

¿Cuándo hay que preocuparse?

La presión normal es de 120/80, los límites inferiores son 90 para la máxima y 60 para la mínima, por debajo de este nivel se habla de presión baja.
Los valores peligrosos están por debajo de 60/40.

 

Tipos de presión arterial baja

1) Hipotensión postural u ortostática.
Se trata de una caída repentina de la presión arterial cuando nos levantamos de una posición sentada o acostada.

El suministro de sangre adecuado a los órganos depende de tres factores:

  1. Corazón fuerte, ya que debe bombear la sangre hacia todo el cuerpo
  2. Arterias y venas que consigan restringirse (vasoconstricción)
  3. Cantidad suficiente de sangre y líquido dentro de los vasos sanguíneos

Mantener la presión sanguínea bajo control depende del sistema cardiovascular y del sistema nervioso autónomo.
Cuando una persona se pone de pie, en posición erecta, los receptores de la presión (células barorreceptoras) que se encuentran en las arterias carótidas y en la aorta, detectan una disminución repentina de la tensión debido a la fuerza de gravead.

La gravedad impulsa la sangre hacia las piernas cada vez que la persona se pone de pie.
El sistema simpático se estimula de manera casi inmediata y el cuerpo compensa la disminución de la presión mediante:

  1. Aumento de la frecuencia cardíaca
  2. Estrechamiento de los vasos sanguíneos

Estas respuestas del cuerpo ayudan a aumentar la presión sanguínea.

En las personas con hipotensión postural, este mecanismo de compensación no funciona y la presión arterial disminuye drásticamente, causando vértigo, mareos, visión borrosa e incluso desmayo.

La tensión disminuye de:

  • Por lo menos 10 mmHg, para la tensión diastólica
  • Por lo menos 20 mmHg, para la tensión sistólica

Por lo general, la hipotensión ortostática dura sólo unos segundos o minutos. Sin embargo, si dura más tiempo puede ser el signo de un problema más grave.

La hipotensión postural puede ocurrir por varias razones, como:

  • Deshidratación – provoca una reducción del volumen de la sangre en circulación. Puede estar causada por:
  • Falta de movimiento – descanso prolongado en cama
  • Embarazo
  • Enfermedad de Parkinson
  • Trastornos del sistema endocrino, como diabetes, insuficiencia suprarrenal y trastornos de la tiroides
  • Problemas del corazón, algunas enfermedades cardíacas pueden provocar tensión arterial baja:
    • Bradicardia (frecuencia cardíaca reducida)
    • Alteraciones de las válvulas cardíacas, el ventrículo no se llena por completo
    • Insuficiencia cardíaca
    • Infarto, puede provocar daños generalizados en el corazón limitando su capacidad de bombear la sangre
  • Calor excesivo
  • Algunos problemas neurológicos

Existen varios medicamentos que también pueden causar hipotensión postural, especialmente:

  1. Los que se emplean para tratar la presión alta – diuréticos, betabloqueantes, bloqueadores de los canales de calcio e inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina
  2. Antidepresivos
  3. Medicamentos utilizados para tratar la disfunción eréctil

La hipotensión postural es frecuente en los ancianos, más del 20 por ciento de las personas mayores de 65 años que sufre de esta enfermedad. Esta enfermedad también puede afectar a las personas jóvenes y sanas que se levantan de repente después de haber estado sentadas con las piernas cruzadas durante mucho tiempo o después de haber trabajado en cuclillas durante un tiempo.

2) Hipotensión postprandial.
La hipotensión postprandial es una caída repentina de la presión arterial después de haber comido. Afecta principalmente a los ancianos en los que la regulación de la tensión es más lenta debido a la rigidez de las paredes de las arterias.
Una gran cantidad de sangre fluye en el sistema digestivo después de haber comido. Normalmente, el cuerpo combate este fenómeno aumentando la frecuencia cardíaca y apretando algunos vasos sanguíneos para mantener la presión arterial normal. En algunas personas estos mecanismos no funcionan, causando:

  • Vértigo
  • Debilidad
  • Sudoración excesiva
  • Sensación de desmayo
  • Caídas

A menudo, la hipotensión postprandial afecta a las personas con la presión alta o problemas en el sistema nervioso autónomo, como la enfermedad de Parkinson.
Para reducir los síntomas hay que disminuir la dosis de los medicamentos para la presión y comer porciones pequeñas.

3) Hipotensión neurológica mediada.
Este problema provoca una caída de la presión arterial después de permanecer de pie durante mucho tiempo, causando signos y síntomas como vértigo, náusea y desmayo.
La hipotensión neurológica mediada afecta principalmente a los jóvenes y ocurre a causa de un error en la comunicación entre el corazón y el cerebro.
Cuando se permanece de pie durante mucho tiempo, la presión arterial disminuye y la sangre se concentra en las piernas.
Entonces, el cuerpo realiza cambios para normalizar la presión.
Pero en las personas con la hipotensión neurológica mediada, los nervios en el ventrículo izquierdo del corazón señalan al cerebro que la presión arterial es demasiado alta, en lugar que demasiado baja.
Por consiguiente, el cerebro provoca una vasodilatación y la disminución de la frecuencia cardíaca, reduciendo aún más la presión arterial.
Esto provoca una acumulación de sangre en las piernas y menos sangre en el cerebro, causando mareos y riesgo de desmayos.

4) Atrofia multisistémica con hipotensión ortostática.
Este problema poco común (llamado también síndrome de Shy-Drager) causa daños progresivos en el sistema nervioso autónomo que controla las funciones involuntarias como:

  1. Presión arterial
  2. Ritmo cardíaco
  3. Respiración
  4. Digestión

Aunque esta enfermedad puede estar relacionada con temblores musculares, lentitud de movimientos, problemas de coordinación, problemas de habla, incontinencia, la característica principal es una hipotensión ortostática grave junto con la presión arterial muy alta cuando se está acostados.

 

Causas de la tensión sistólica y diastólica baja

Algunos de los motivos desencadenantes se mencionan a continuación:

  • Uno de los factores más frecuentes es la falta de vitaminas del complejo B, especialmente la vitamina B12 y el ácido fólico. La falta de los dos nutrientes esenciales en el cuerpo puede causar anemia y bajar tensión arterial.
  • Los vasos sanguíneos se pueden dilatar y la presión arterial se puede reducir a causa de las reacciones alérgicas que causan picor de la piel, erupciones cutáneas o urticaria, dificultad para tragar, dificultad para respirar etc. Estas son algunas de las razones por las que se produce una caída de la tensión diastólica y sistólica.
  • Choque anafiláctico – se trata de una reacción del sistema inmunitario a un antígeno.
    Los primeros síntomas pueden ser: picor, urticaria, eritema cutáneo
    Después se manifiestan: broncoespasmo, dificultad para respirar y tensión muy baja.
    También puede ir acompañado de problemas intestinales, como: vómito, calambres abdominales, diarrea.
  • Durante el embarazo el cuerpo experimenta muchos cambios, porque se tiene que adaptar a diferentes necesidades. Puesto que hay algunos cambios hormonales y el sistema circulatorio se expande para proporcionar más sangre al feto, hay una caída de la presión y el ritmo cardíaco acelerado. En las primeras veinticuatro semanas de embarazo, las mujeres sufren de tensión arterial baja. La presión arterial se estabiliza después del parto.
  • La tensión baja también puede deberse a los efectos secundarios de algunos medicamentos, como los que se emplean para bajar la tensión arterial, antidepresivos, diuréticos, betabloqueantes, etc.
  • La diabetes también es responsable de la hipotensión, ya que esta enfermedad afecta al sistema nervioso autónomo. Cuando los nervios están dañados, los vasos sanguíneos no se adaptan fácilmente a este cambio causando tensión arterial baja.
  • La deshidratación es otra razón por la que la presión arterial cae por debajo del nivel normal. Cuando el cuerpo está deshidratado se produce una disminución del volumen sanguíneo. Esta enfermedad (llamada también hipovolemia) puede ser peligrosa si no se trata a tiempo.
  • El síncope por defecación o por micción es un problema en el que la persona se desmaya cuando se hace un esfuerzo durante la defecación o la micción. A causa del esfuerzo excesivo, el nervio vago es estimulado y activa la producción de acetilcolina. Este producto químico dilata los vasos sanguíneos y baja la tensión, evitando que la sangre llegue al cerebro.

nervio vago, presion baja

 

  • El sangrado y las hemorragias internas en los órganos a causa de un traumatismo o lesión causan una disminución considerable de la tensión. Es posible tener este problema durante el ciclo menstrual a causa sangrado abundante. Sin embargo, la tensión arterial vuelve a la normalidad cuando se tratan los problemas.
  • La septicemia o sepsis (que se debe a la presencia de agentes patógenos en la sangre que causan una infección) también es un desencadenante de la disminución de la tensión arterial. Esta enfermedad puede aumentar las toxinas en la sangre y dañar los vasos sanguíneos, dando lugar a un shock séptico que puede ser mortal.
    Las sustancias nocivas en la sangre pueden reducir la capacidad del corazón de bombear la sangre, esto provoca tensión baja
  • La tiroides produce hormonas que están implicadas en la regulación de varias funciones del cuerpo, entre estas la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea.
    En particular, el hipotiroidismo puede provocar hipotensión.
  • Insuficiencia suprarrenal – se trata de una enfermedad de las glándulas suprarrenales que se caracteriza por la producción de las siguientes hormonas:
    1. Cortisol
    2. Aldosterona
      El cortisol desempeña varias funciones, entre las cuales está regular la presión sanguínea.
  • Choque neurogénico
    Ocurre en las personas parapléjicas o tetrapléjicas.
    La hipotensión es una consecuencia de la reducción de la actividad del sistema simpático en la parte que se sitúa la lesión de la médula espinal causada por la dilatación de las arterias periféricas.
  • Interrumpir el empleo de corticoides
    Después de haber tomado corticoides por lo menos durante dos semanas, pueden manifestarse algunos síntomas de la suspensión del tratamiento, como la insuficiencia suprarrenal aguda.
    Esta enfermedad está caracterizada por: náuseas, vómito, deshidratación, astenia y tensión baja.
    Durante el tratamiento, el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal está bloqueado, pero al finalizar el tratamiento comienza a funcionar nuevamente, de manera gradual.
    La funcionalidad de la hipófisis tarda 2 o 3 meses en restablecerse, mientras que se requieren de 6 a 9 meses para recuperar completamente la producción de cortisol.
    Por esta razón, es importante que la interrupción del tratamiento se realice lenta y gradualmente.
  • Embarazo ectópico
    En caso de embarazo extrauterino con rotura de trompas, se produce un sangrado intraperitoneal y se manifiestan los síntomas del síncope vasovagal:

    1. Síncope
    2. Hipotensión
    3. Taquicardia (ritmo cardíaco acelerado) por hipovolemia
    4. Dolor lancinante
  • Deficiencias nutricionales
    Las personas con anorexia nerviosa tienen un ritmo cardíaco lento y tensión baja.
    La bulimia nerviosa provoca un desequilibrio de electrolitos que puede causar latido cardíaco irregular, insuficiencia cardíaca e hipotensión grave.

 

Caída repentina de la tensión

A continuación se enumeran las situaciones que podrían causar una caída repentina de la tensión arterial:

  1. Una persona tumbada en la cama durante mucho tiempo que después se pone en posición vertical, causando la hipotensión postural
  2. Una mujer con la presión arterial baja en las primeras 24 semanas de embarazo
  3. Un accidente que provoca sangrado abundante
  4. Una persona que toma medicamentos que ayudan a bajar la presión alta, medicamentos para el tratamiento de enfermedades cardíacas, enfermedad de Parkinson, disfunción eréctil y antidepresivos
  5. Un paciente que sufre de problemas endocrinos como enfermedad de Addison, hipoglucemia, diabetes, enfermedad paratiroidea, hipotiroidismo etc.
  6. Septicemia grave
  7. Anafilaxia
  8. Deshidratación
  9. Tensión arterial baja después de haber comido, conocida como hipotensión postprandial

 

¿Cuándo se considera que la presión arterial es demasiado baja?

Si la presión sistólica es 80 y la diastólica es 50, estos datos son muy inferiores a los niveles normales. Por ejemplo, cuando hay una caída repentina de la presión sistólica de 130 a 90 se sienten vértigos y la persona puede desmayarse. Por lo tanto, una disminución repentina de la tensión arterial puede ser peligrosa.

Presion sanguinea, vasos sanguineos, circulación sanguínea 

Síntomas de tensión arterial baja después de correr (actividad física)

La deshidratación puede ser la causa más frecuente de la hipotensión después de haber practicado deporte.
Cuando el cuerpo pierde muchos líquidos se produce una deshidratación.
Mantener una hidratación adecuada puede prevenir o reducir la tensión arterial baja después del ejercicio, además permite un mejor rendimiento.
Permanecer hidratados de manera adecuada antes de una sesión de ejercicios es una buena medida para evitar o por lo menos reducir, en la medida de lo posible, los efectos de la deshidratación.

 

¿Qué hacer? Remedios naturales para la presión arterial baja

Beber muchos líquidos
Si una persona tiene vértigo a causa de la deshidratación, la rehidratación es muy importante y hay que beber mucha agua. El aumento del líquido aumenta el volumen de la sangre y la presión arterial se eleva.

Medias de compresión
Estas medias elásticas ayudan a elevar la tensión arterial previniendo la acumulación de sangre en las extremidades inferiores y mejorando la circulación en el cuerpo.

Levantarse lentamente
Al tener mareos mientras nos levantamos de una posición sentada o acostada, lo mejor que se puede hacer es volver a la posición anterior y quedarse así hasta que la sensación termine. Las personas que sufren de hipotensión ortostática siempre deben levantase lentamente, sobre todo al levantarse de la cama por la mañana.
En caso de vértigo o malestar es fundamental acostarse y pedirle a alguien que le mantenga las piernas elevadas por un tiempo.

Spa
Los que sufren de presión baja deben tener cuidado con los baños termales ya que el agua caliente puede agravar los síntomas.

Tabaquismo
Fumar puede aumentar la presión, pero en cualquier caso es recomendable dejar de fumar a causa de los numerosos efectos secundarios graves.