Inflamación de la próstata

La inflamación de la próstata es un trastorno de la glándula prostática que provoca síntomas que afectan a las relaciones sexuales de los hombres.
Se trata de una enfermedad frecuente entre los hombres.
La próstata es responsable de la producción de un líquido conocido como semen.
Este líquido puro sirve para neutralizar la acidez del tracto vaginal y evitar que el esperma se destruya antes de fecundar el óvulo.
En otras palabras, la glándula prostática sirve para aumentar las posibilidades de fecundación.


Sin ella, la duración de vida de los espermatozoides después de la eyaculación sería muy corta y se reducirían las posibilidades de fecundación.
Además, durante la eyaculación, la próstata bloquea las pérdidas de orina cerrando la uretra durante el acto sexual.

 

Causas de la inflamación de próstata

Aunque los hombres mayores de 40 años tienen un mayor riesgo de sufrir prostatitis, esto no significa que los hombres menores de 40 años no sufran de este problema. La prostatitis puede tener su origen en infecciones bacterianas y no bacterianas.
La prostatitis debida a una infección bacteriana se divide en dos tipos: la prostatitis bacteriana aguda y prostatitis bacteriana crónica.
La prostatitis aguda es la forma más común de prostatitis. urólogo, urología, médico
La bacteria que provoca esta infección suele propagarse a la próstata mediante el intestino o la zona rectal.
Algunas bacterias presentes en la zona del intestino a veces pueden multiplicarse y propagarse a la uretra y próstata. Esto provoca la infección del tracto urinario y la inflamación de la glándula prostática.
Si la prostatitis bacteriana no se trata, o si las bacterias permanecen en la glándula incluso después del tratamiento, puede que se sufra de prostatitis bacteriana aguda.
La prostatodinia (dolor de próstata) y la prostatitis no bacteriana crónica son dos tipos de enfermedades de la próstata que no tienen origen en una infección bacteriana. Aunque existen diferentes factores responsables de la prostatitis, todavía se desconocen las causas concretas de estos tipos de prostatitis.

Uno de los factores desencadenantes de la prostatitis no bacteriana es realizar actividades que expongan la próstata a fuertes vibraciones, como por ejemplo trabajar con maquinaria pesada, conducir un camión, etc. Además de eso, también practicar ciclismo y jogging puede provocar irritaciones de la glándula prostática.

 

Síntomas de la inflamación de próstata

Los síntomas de la prostatitis dependen del origen de la inflamación y del engrosamiento de la próstata.
Sin embargo, existen algunos síntomas que son indicadores frecuentes de todos tipos de prostatitis.
El síntoma más frecuente de prostatitis es el dolor intenso en la zona pélvica.
Se puede experimentar dolor en el pene y testículos, y, a veces, bajo la pelvis.
Los síntomas pueden agravarse después de una relación sexual.
Existen casos en los que el dolor afecta a la ingle, la parte inferior del abdomen o la zona lumbar.
Anatomía-de-la-vejiga-próstata-colonOtro síntoma de la prostatitis es el dolor o fastidio durante la micción.
La sensación de picazón o ardor puede dificultar la micción.
Incluso la interrupción de la micción es un signo del agrandamiento de la próstata.
Junto con la dificultad al orinar, los hombres también pueden experimentar un aumento de la frecuencia de las micciones.
Esto se debe al aumento de la presión en la glándula prostática provocado por la infección.
Los hombres que sufren de prostatitis pueden experimentar dolor durante la eyaculación.
La impotencia y los problemas de erección son otro síntoma que se observa en las personas con prostatodinia.

En algunos casos se aprecia una considerable disminución de la libido.
Además de estos síntomas, los hombres también están predispuestos a sufrir fiebre alta y escalofríos debido a la prostatitis.
Esta enfermedad provoca trastornos digestivos que dan lugar a náuseas, vómitos y debilidad.
En algunos casos, la prostatitis es leve o asintomática, es decir, sin síntomas.
Algunos pacientes sufren dolor en la próstata sin infecciones u otros signos de prostatitis. Este trastorno afecta especialmente a los jóvenes.
Los análisis de sangre pueden evidenciar niveles elevados de PSA.

 

¿Cómo tratar la inflamación de próstata?

Medicamentos
Los síntomas de la mayoría de los casos de hiperplasia prostática benigna desaparecen sin tratamiento.
Se recomienda evitar tomar medicamentos enseguida. Lo mejor es esperar y monitorear la enfermedad para ver si los signos y síntomas son graves y crean fastidio y si pueden provocar complicaciones.

Alfa-bloqueantes: los alfa-bloqueantes bloquean los tejidos musculares lisos de la próstata y de la abertura de la vejiga. Su acción consiste en relajar estos músculos, aliviando así los síntomas que provocan problemas urinarios.
Sin embargo, ellos no reducen el tamaño de la próstata.
Se recomienda administrar de estos fármacos en caso de síntomas de hiperplasia prostática benigna moderada. Su efecto empieza a los 2 o 3 días después del inicio del tratamiento.
Al cabo de 2 o 3 semanas los síntomas mejoran.
A continuación, se presentan los alfa-bloqueantes más frecuentes:
Nombre genérico de la marca

  • Carduran Neo
  • Sebrane
  • Silodyx
  • Benestan

Estos fármacos son conocidos por tener ciertos efectos secundarios. Los alfa-bloqueantes provocan problemas leves tales como:

  • Cansancio y sensación de debilidad
  • Vértigos y mareos
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal.

Estos efectos secundarios pueden aparecer si la presión sanguínea disminuye, si el paciente se levanta o se sienta repentinamente.


Inhibidores de la 5-alfa reductasa: estos fármacos actúan reduciendo el tamaño de la próstata.
También intervienen en los niveles de hormonas andrógenas, responsables del crecimiento del órgano.
Estos fármacos bloquean la liberación de algunas enzimas, interrumpiendo así el agrandamiento de la próstata.
Además, reducen los síntomas que provocan dificultad para orinar.
Estos fármacos requieren casi 5-6 meses antes de experimentar mejoras.
Sin embargo, un tratamiento eficaz puede evitar complicaciones futuras, como por ejemplo una intervención quirúrgica.
Los inhibidores de la 5-alfa reductasa más recetados son:
Nombre genérico de la marca:

  • Avidart
  • Proscar

Entre los efectos secundarios de estos fármacos se encuentran: disminución del deseo sexual, disfunción eréctil y eyaculatoria (la cantidad de esperma eyaculado se reduce). Además, se puede experimentar dolor en los senos, somnolencia y dolor de cabeza.

 

Antibióticos y otros medicamentos para la inflamación de próstata

A veces se recomiendan algunos antibióticos para un tratamiento eficaz. Se utilizan principalmente para aliviar los síntomas de la prostatitis crónica (hinchazón e inflamación de la próstata). Algunos de los fármacos más utilizados son:

  • Ciprofloxacino Tevagen
  • Tetraciclina
  • Nitrofurantoína
  • Septrin

Los antibióticos tienen efectos secundarios especialmente a nivel gástrico, por ejemplo, provocan náuseas y diarrea.
Además de los medicamentos, existen algunos remedios herbales (como por ejemplo la Serenoa Repens) que se consideran como un tratamiento a base de hierbas. Sin embargo, existen opiniones contradictorias sobre la eficacia de esta hierba en el tratamiento de los síntomas de la hiperplasia prostática benigna.

 

Terapia de calor para la inflamación de próstata

Se puede disfrutar del calor (transportado a través de la uretra) para reducir el tamaño de la próstata. Se trata de un procedimiento que se realiza bajo anestesia. Los resultados son rápidos y la recuperación no requiere mucho tiempo.
Los tipos de terapia de calor son la electrovaporización, terapia con microondas o laser terapia.

 

Tratamiento quirúrgico para la inflamación de la próstata

Con frecuencia, la intervención quirúrgica es la opción más eficaz a largo plazo para las complicaciones resultantes del agrandamiento de la próstata.
Los procedimientos quirúrgicos incluyen la resección endoscópica de próstata, incisión transuretral de próstata o prostatectomía abierta.
Sin embargo, existen efectos secundarios, tales como infecciones y daños estructurales o nerviosos que incluyen la pérdida del control de la vejiga, impotencia y problemas de eyaculación.

 

 inflamación de próstataRemedios naturales para la inflamación de próstata

Cambios en el estilo de vida
Los estudios han demostrado que, en el caso de inflamación de próstata no bacteriana, el origen es especialmente el estilo de vida de la persona.
Los hombres que realizan una actividad física pesada o un tipo de trabajo que provoca fuertes vibraciones en la zona de la próstata son más propensos a padecer la inflamación de la próstata.
Se aconseja evitar el uso de la bicicleta o utilizar un asiento con un agujero para no afectar a la próstata.

Además, se aconseja reducir la actividad física pesada hasta que las condiciones del paciente mejoran, especialmente en caso de que el individuo realice diariamente actividades tales como el levantamiento de objetos pesados, la conducción de vehículos pesados o un trabajo con maquinaria pesada durante períodos prolongados.
Fumar daña la próstata, por lo que se recomienda dejar de fumar.

 

Dieta para la inflamación de próstata

La forma más fácil para deshacerse de forma natural de la inflamación de próstata es introducir algunos cambios en la dieta.
Esto es lo mínimo que podemos hacer para no experimentar dolor.
El jugo de arándano es muy eficaz en la reducción de la inflamación de próstata.
Contribuye a eliminar las bacterias que provocan la infección e inflamación.
Otro remedio muy interesante para reducir la prostatitis es la seda de maíz.
La seda de la planta de maíz ayuda a evitar el ardor y dolor originados por la inflamación.
Todo lo que se debe hacer es tomar la seda del maíz, ponerla en un recipiente y verter un poso de agua hirviendo sobre ella.

A continuación, dejar la seda durante unos 5-7 minutos, escurrir el líquido en un té y beber el infuso. El sabor puede que sea desagradable, por lo que se puede añadir una cucharada de miel y un poco de jugo de limón para darle un poco de sabor.
Además de estos remedios, hay que tener en cuenta que es importante comer una gran cantidad de fruta cítrica, verduras verdes frescas, etc., y beber mucha agua para mantenerse hidratado.

Alimentos que deben evitarse
Evitar las proteínas animales (por ejemplo, la carne), los productos lácteos, alimentos fritos, pimiento y dulces.
Es importante no beber cerveza o alcohol, ya que pueden agravar la situación.

¿Cuánto tarda en desaparecer? Tiempo de recuperación de la inflamación de próstata
No se puede hablar de un tiempo de recuperación preciso para este tipo de problema, ya que puede curarse en unos pocos días con el tratamiento y la dieta adecuada o prolongarse durante muchos años.