Quiste de la muñeca

Un quiste de la muñeca es una hinchazón que normalmente se produce en el dorso de la mano o de la muñeca, también se llama quiste sinovial (o tendinosa).

Se trata de cápsulas benignas, llenas de líquido.
Los quistes de la muñeca no son cancerosos y no se diseminan, aunque el tamaño puede crecer.

chica, quiste de muneca
© Andres Rodriguez – Fotolia.com

Los quistes sinoviales suelen aparecer en la parte dorsal de la muñeca, rara vez se ven entre la palma de la mano y la muñeca (quiste palmar).
Se siente como un nódulo liso y suave debajo de la piel.
Se componen de un líquido denso y gelatinoso llamado líquido sinovial que rodea las articulaciones y los tendones para lubricar y reducir la fricción durante el movimiento.
Los quistes se pueden producir al lado de cualquier articulación del cuerpo, pero son más comunes en la muñeca, en las manos y en los dedos.
Las personas zurdas tienen más probabilidades de desarrollar un quiste en la muñeca izquierda, mientras que los diestros lo desarrollan con mayor probabilidad en la derecha.
Generalmente los sujetos afectados son los niños o los jóvenes.

Si no causa ningún dolor o molestia, se puede ignorar y veces desaparece sin tratamiento.

¿Qué es el líquido dentro del quiste de la muñeca?
El fluido es idéntico al líquido normal que se encuentra dentro de una articulación o una vaina del tendón. El fluido puede llegar a ser gelatinoso con el tiempo.

 

¿Los quistes sinoviales de la muñeca son peligrosos?

Los quistes sinoviales son benignos. En algunos casos, el quiste desaparece por sí mismo y no se necesita un tratamiento.
Un quiste es inofensivo, pero puede causar un dolor leve, especialmente si está situado al lado de un nervio.

 

Causas del quiste tendinoso o sinovial de la muñeca

No está clara la razón por la que se forman los quistes, pero éstos pueden estar relacionados con el envejecimiento o con lesiones de las articulaciones o del tendón. Éstos ocurren cuando la membrana que rodea una articulación o un tendón está dañada por lo tanto se acumula el líquido sinovial y se forma un bulto bajo la piel.
Nadie conoce la causa de un quiste sinovial.
Algunas teorías son:

  • El cuerpo responde a lesiones, traumatismos o sobrecarga formando una ‘burbuja’ interna.
    Pequeñas laceraciones en la membrana del tendón o en la cápsula de la articulación permiten la salida del líquido.
  • Los quistes de la muñeca afectan en particular a las personas que realizan actividades con movimientos repetitivos de la muñeca como los guitarristas o los bajistas, y quien realiza muchos ejercicios de culturismo en el gimnasio.
  • A menudo el paciente tiene una tendinitis de los tendones flexores o extensores de los dedos y luego con el tiempo desarrolla los quistes de la muñeca o de la mano.
  • El uso del ratón no causa los quistes, sobre todo si se utiliza la alfombrilla adecuada.

 

Síntomas del quiste tendinoso o sinovial de la muñeca

Los síntomas de un quiste de la muñeca son:

  • Evidente hinchazón en la muñeca en un área más pequeña que una moneda.
  • El nódulo es capaz de cambiar su tamaño,puede ocurrir también la reabsorción, es decir, desaparece completamente
  • Esta bolita no suele ser dura y se mueve.
  • En algunos casos, el nódulo es doloroso, sobre todo si se encuentra en la base de los dedos.
  • El dolor empeora moviendo las articulaciones cercanas.
  • El tendón afectado puede causar una sensación de debilidad muscular.
  • El dorso de las manos y de las muñecas son las partes más comúnmente afectadas.

Otros sitios son la parte posterior de la rodilla (Quistes de baker), el tobillo, el pie, la palma y los dedos.

¿El quiste líquido de la muñeca puede desaparecer?
Aproximadamente el 30-50 por ciento de los quistes sinoviales o tendinosos desaparece por sí solo sin la necesidad de atención médica.
Si los quistes son dolorosos pueden interferir con la movilidad, causar sensaciones de entumecimiento u hormigueo, consultar al médico.

 

Diagnóstico de quiste tendinoso o sinovial de la muñeca

Los quistes ganglionares se diagnostican mediante varias pruebas, incluyendo:

  • Historial médico,
  • Examen físico,
  • Ecografía para ver los quistes ocultos, es decir no visibles,
  • Radiografía,
  • Aspiración con aguja (una aguja delgada se utiliza para tomar un líquido, que se examina a continuación en el laboratorio).

¿Este nódulo podría ser otra cosa?
Sí, y es importante hacer una minuciosa revisión médica para asegurarse de que sea simplemente un quiste tendinoso.

Mientras que la mayoría de las protuberancias que se forman en la muñeca y en la mano son quistes sinoviales o tendinosos, hay otras enfermedades que requieren tratamientos diferentes.
Otros tipos de bultos, como un lipoma o tumor de células gigantes, infecciones, espolones óseos y otras enfermedades pueden causar protuberancias en la muñeca.
Es importante comprobar la consistencia del quiste, si es sólido no puede ser de tipo sinovial y por lo tanto sirve una investigación para entender qué es.

El quiste sinovial o tendinoso no es maligno.

 

¿Cuál es el tratamiento para los quistes de la muñeca?

La medicina moderna ha mejorado mucho, de hecho antes se utilizaba una biblia para romper el quiste y dejar salir el líquido o se aplastaba la protuberancia para hacerla volver en el interior de la muñeca.
Hay varios métodos que utilizan los médicos para eliminar los quistes y su contenido.

Inmovilización de la articulación
Dado que los quistes sinoviales pueden ocurrir a causa de sobrecargas repetidas sobre la articulación implicada, los médicos generalmente aconsejan al paciente inmovilizar la articulación para permitir que el tamaño del quiste se reduzca.
Una muñequera o una férula en la mano y en la muñeca se utilizan con frecuencia en un primer tiempo y en algunos casos es un tratamiento muy eficaz

Aspiración del quiste de la muñeca
Si la inmobilización no reduce el tamaño, los médicos suelen recomendar el drenaje del quiste.
Dependiendo de la viscosidad del contenido, en primer lugar el médico puede inyectar una enzima en el quiste para ayudar a reducir la densidad del líquido que contiene.
A continuación se inserta otra aguja para drenar el quiste.
Después del drenaje, algunos médicos realizan una inyección de cortisona para reducir las probabilidades de recidiva.

 

Remedios naturales para el quiste de la muñeca

En el pasado, los remedios caseros incluían una pomada o crema para uso tópico como árnica o compresas de arcilla o el hielo.
Estas formas de tratamiento ya no se recomiendan porque no se ha demostrado todavía la utilidad de estos remedios naturales.

¿Cómo se puede eliminar un quiste de la muñeca?
Hay varios métodos de tratamiento posibles.
El ortopedista puede insertar una aguja en el quiste para extraer el líquido, en algunos casos es un tratamiento eficaz.
Sin embargo, no siempre se logra extraer el líquido gelatinoso en el interior del quiste con una aguja. Además, este tratamiento deja en el interior de la muñeca el revestimiento del quiste y ésto se forma otra vez en aproximadamente el 50% de los casos.

La fisioterapia puede ayudar a reducir los síntomas, especialmente el ultrasonido que se puede realizar también en el agua, pero no resuelven el problema.

El tratamiento definitivo es eliminar el quiste de la muñeca con un procedimiento quirúrgico.
Durante la cirugía, el quiste en la muñeca se quita, significa que se quitan el fluido y el revestimiento exterior.
Por lo general, este remedio es eficaz, pero un pequeño porcentaje de quistes en la muñeca eliminados vuelve con el tiempo.

 

Cirugía para el quiste de la muñeca

¿Cuándo hay que operar? ¿A qué médico hay que dirigirse?

El ortopedista es el médico especialista que realiza la cirugía en la muñeca.
Durante la visita trata de determinar si la operación puede ser útil, en ese caso la recomienda.
Normalmente se interviene en caso de dolor que influye en las actividades diarias.

Hay dos procedimientos quirúrgicos que pueden ser utilizados para eliminar un quiste de la muñeca:

  • Cirugía abierta, el cirujano hace una incisión de tamaño medio sobre el tendón o sobre la articulación afectada.
  • Cirugía artroscópica, un tipo de cirugía mínimamente invasiva donde se realizan incisiones más pequeñas y una pequeña cámara, llamada artroscopio, es utilizada por el cirujano para ver en el interior de la articulación.

Usando el artroscopio como guía, se insertan las herramientas para quitar el quiste a través de la incisión.
Ambas técnicas se pueden realizar bajo anestesia local o regional, dependiendo de dónde se encuentra el quiste y qué anestesia es la más adecuada de acuerdo con las condiciones del paciente.

quiste de muneca

¿Es mejor la cirugía abierta o la cirugía artroscópica para los quistes de la muñeca?
Ambas técnicas son igualmente eficaces en la eliminación de los quistes y en la reducción de los riesgos de recidiva.
La cirugía mínimamente invasiva causa menos dolor después de la operación, aunque los tiempos de espera son a menudo más largos.
Hay un porcentaje de personas bastante alto que desarrolla otro quiste sinovial después de la cirugía, aproximadamente el 30/40%.
La cirugía abierta deja una pequeña cicatriz en la muñeca, pero con el tiempo se ve cada vez menos.

El postoperatorio es corto y no se necesita la rehabilitación, después de unos días se pueden reanudar las actividades diarias de forma segura, pero hay que seguir las indicaciones del cirujano.
Si el paciente experimenta dolor post-cirugía puede realizar la terapia con láser o el ultrasonido para aliviar los síntomas.

 

Complicaciones de la cirugía para el quiste de la muñeca

La eliminación de un quiste de la muñeca o de la mano es una operación menor, por lo tanto las complicaciones son poco frecuentes y rara vez graves.
Las pruebas de evaluación preliminar antes de la cirugía deberían garantizar que los riesgos sean lo más bajos posibles.
Siempre existe la posibilidad de que un quiste de la muñeca vuelva después del tratamiento. En este caso se puede quitar otra vez con buenas posibilidades de éxito. Con una cirugía adicional, aumenta el riesgo de complicaciones, como por ejemplo se pueden producir daños en los nervios circundantes.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.