Quistes ováricos

Los quistes ováricos son sacos llenos de líquido situados en la superficie o en el interior de un ovario.
Las mujeres tienen dos ovarios, cada uno tiene el tamaño y la forma de una almendra y ambos se encuentran en los lados del útero.
Los óvulos se forman y se desarrollan en los ovarios y se liberan en ciclos de 28 días, durante la edad reproductiva.
Muchas mujeres desarrollan quistes ováricos durante su vida, aunque se trata de quistes benignos.
La mayoría de los quistes ováricos son benignos y no causan problemas.

La mayoría de los quistes ováricos desaparecen en pocos meses, sin necesidad de ningún tratamiento.
Los quistes ováricos pueden causar síntomas graves, especialmente los que se revientan.
La mejor manera para mantener una buena salud es conocer los síntomas que pueden ser causados por una enfermedad importante y programar exámenes pélvicos periódicos.

 

Causas de los quistes ováricos doctora

Los quistes ováricos son más comunes en el periodo que va desde la pubertad hasta la menopausia, mientras que son menos comunes después de la menopausia, pero también son más peligrosos.
Los medicamentos para la fertilidad pueden causar una enfermedad llamada síndrome de hiperestimulación en la que se forman los quistes más grades en los ovarios.
Generalmente los quistes desaparecen después de la menstruación de la mujer o después de un embarazo.
Los quites ováricos funcionales son diferentes a los quistes ováricos tumorales (entre los cuales se encuentra el cáncer ovárico) y a otros quistes causados por desequilibrios hormonales, como el síndrome del ovario poliquístico.
A menudo, las mujeres desarrollan quistes ováricos después de haberse realizado una histerectomía.
A menudo, los quistes funcionales se forman durante el ciclo menstrual.

 

Clasificación según el riesgo

Quistes funcionales
El quiste luteínico, junto con el quiste folicular, son quistes funcionales, es decir, relativos al ciclo menstrual y por lo tanto aparecen durante la edad fértil.
Generalmente se trata de formaciones benignas che desaparecen de manera espontánea al cabo de algún tiempo.

Quistes orgánicos
Estos quistes están causados por un nivel celular alterado y pueden ser malignos.

 

Quistes ováricos funcionales

Quites foliculares

A mediados de ciclo menstrual, un ovocito se libera de su folículo y comienza a desplazarse a lo largo de la trompa de Falopio en búsqueda de espermatozoides para la fecundación.
Un quiste folicular se genera cuando algo no funciona como debería, el folículo no se rompe o no libera el óvulo sino que crece y se trasforma en un quiste.
Estos quistes pueden desaparecer de manera espontánea duespués de algunas semanas, pero también pueden crecer y provocar dolor en los ovarios.

¿Cuáles son los síntomas de los quistes foliculares?

  • En la mayoría de los casos no provocan síntomas
  • Ocasionalmente causan dolor intenso en el lado derecho o izquierdo.
  • Ciclo menstrual irregular (es el síntoma más importante, si se presenta se recomienta realizarse los exámenes necesarios)

 

Quiste luteínico

Cuando un folículo se rompe liberando el óvulo, el folículo reventado produce grandes cantidades de estrógenos y progesterona para preparase para la fecundación.
En este momento el folículo es llamado cuerpo lúteo.
En algunas ocasiones, el orificio de salida del ovocito (óvulo inmaduro) se cierra y se acumula líquido dentro del cuerpo lúteo, que empieza a expandirse formando un quiste.
El quiste se sitúa en la fosa ilíaca.

¿Cómo son los quistes luteínicos?

  • Se trata de un quiste aislado y único
  • Puede llegar a medir de 8 a10 cm de diámetro
  • Tiene densidad y vascularización altas

Los síntomas son:

  •  Ciclo menstrual irregular
  • Dolor y pesadez en el lado del vientre
  • Dolor al palpar la zona
  • En los casos más graves puede presentarse la ruptura del quiste o la torsión de ovario

 

Quistes patológicos (o no funcionales)

Quistes endometriósicos

Los quistes endometriósicos se desarrollan en las mujeres que padecen de endometriosis.
Estos quistes pueden producir dolor durante las relaciones sexuales o durante la menstruación.

  • Cistoadenomas
    Este tipo de quistes están formados por las células situadas en la superficie del ovario.
    Generalemente, están llenas de un fluido acuoso o un gel denso y pegajoso. Pueden llegar a ser muy grandes y dolorosos.
    Se dividen en cistoadenomas serosos (más sólidos) y mucinosos (llenos de material mucinoso).
  • Quistes dermoides
    Los quistes dermoides están formados por varios tipos de células y pueden estar llenos de cabellos, dientes, y otros tejidos que acaban siendo parte del quiste. Pueden llegar a ser grandes y dolorosos.
  • Quiste unilocular y quiste septado
    Un quiste unilocular es un saco lleno sin septos que lo dividan en dos o más partes.
    Un quiste septado tiene, como mínimo, un septo que lo divide en dos o más partes.
  • Ovario poliquístico
    Estos quistes se forman cuando los óvulos maduran en el folículo pero no son liberados. Este ciclo se repite. Los folículos siguen creciendo creando así otros quistes.

 

¿Cuáles son los síntomas y las posibles complicaciones de los quistes ováricos?

La mayoría de los quistes ováricos son pequeños, benignos (no cancerosos) y no causan síntomas.
Algunos quistes pueden provocar las siguientes complicaciones:

  • Dolor o molestia, que puede ser constante o intermitente, en la parte baja del vientre,
  • Dolor en los ovarios, que ocurre solamente durante las relaciones sexuales,
  •  Ciclo menstrual irregular, puede ser abundante o leve,
  • Dolor durante el ciclo menstrual,
  • Aumento de peso,
  • Acné o barrillos en el rostro (en especial en la barbilla) y en el resto del cuerpo,
  • Nausea y vómito,
  • Amenorrea o menstruación irregular,
  • Micción frecuente, a menudo causada por presión en la vejiga (cuando el quiste es grande),
  • Hirsutismo (desarrollo excesivo de vello)

Algunas veces, el quiste puede sangrar por dentro y estallar.
Esto puede causar dolor fuerte e inmediato en la parte inferior del abdomen.
En algunas ocasiones, un quiste que crece en un pedúnculo del ovario puede provocar la torsión del ovario alrededor del pedúnculo.
Este fenómeno bloquea la sangre que fluye a través del ovario y que nutre el quiste, por lo que el quiste pierde el aporte sanguíneo. Esto puede causar dolor fuerte y repentino en la parte baja del vientre, nausea y fiebre.

Los quistes de gran tamaño pueden causar distensión abdominal o pueden ejercer presión en los órganos a su alrededor. Por ejemplo, pueden ejercer presión sobre la vejiga o sobre el recto y pueden presentarse síntomas urinarios o estreñimiento.
Aunque la mayoría de los quistes son benignos, algunos tipos de quistes conllevan un alto riesgo de volverse cancerosos.
En raras ocasiones, algunos quistes ováricos generan una cantidad anormal de hormonas femeninas (o masculinas) que pueden causar síntomas menos comunes.

 

Detección y diagnóstico de los quistes ováricos

El ginecólogo puede palpar el quiste durante un examen físico.
Los parámetros que hay que considerar para el diagnóstico son:

  • La forma, que puede ser regular o irregular,
  •  El tamaño,
  • La composición del contenido y la consistencia, hay que ver si solamente contiene líquidos, sólidos o ambos. Los quistes sólidos o mixtos podrían ser quistes malignos, por lo tanto deben ser analizados con atención.

 

Exámenes diagnósticos para los quistes ováricos

quistes-ováricosEcografía pélvica. Es un examen muy utilizado ya que se realiza en poco tiempo. El médico posiciona la sonda sobre el abdomen o la introduce en la vagina.
A través de la ecografía transvaginal es posible observar dónde está situado el quiste, si es que hay alguno, y la composición de su contenido.

En las imágenes se observa una zona anacogénica, es decir oscura.
Los quistes ovárico pueden ser muy grandes, pueden llegar a medir varios centímetros.
La ecografía debe realizarse antes de la ovulación ya que cada mes se forma un folínculo maduro que mide 2 cm aproximadamete y por lo tanto podría confundirse con un quiste.

Prueba de embarazo. Si la prueba de embarazo es positiva, puede que el quiste sea luteínico.

Laparoscopia. Es una intervención quirúrgica invasiva que permite observar el quiste y extirparlo.

Medición de marcadores tumorales. Generalmente, en las mujeres que padecen de tumores de ovarios los niveles en la sangre de una proteína llamada “antigeno del cáncer 125” o de “mucina 16″ son altos.

 

¿Cuáles son los riesgos de los quistes ováricos durante el embarazo?

En ocasiones, los quistes ováricos se descubren durante el embarazo.
En la mayoría de los casos, se detectan a través de la ecografía de rutina del control prenatal.
La mayoría de los quistes ováricos que se detectan durante el embarazo son tumores benignos que no requieren una intervención quirúrgica.
Sin embargo, la cirugía puede se indicada si sesospecha que el quiste sea maligno, si se presentan complicaciones graves como la ruptura o la torsión (torsión del ovarios alrededor del su pedúnculo que bloquea el aporte sanguíneo) o si el tamaño del quiste puede causar complicaciones en el embarazo.

 

¿Cuáles son los posibles tratamientos de los quistes ováricos?

Hay que tener en cuenta varios factores para decidir un tipo de tratamiento de los quistes ováricos.
Los factores principales son:

  • Edad de la paciente
  • Si la paciente está o no en menopausia
  • Aparencia de los quistes
  • Tamaño de los quistes

 

¿Qué hacer si se prensentan síntomas?

Espera alerta (observación) – A veces es necesaio tener a la paciente en observación, sobre todo si la mujer está en premenopausia y tiene un quiste funcional pequeño (2 cm – 5 cm).

Una ecografía – deve realizarse después de un mes, aproximadamente, para observar y asegurarse de que haya desaparecido.
Las mujeres en menopausia se monitorean a través de la ecografía y de los exámenes de sangre para medir los niveles de CA125 (uan proteína que se encuentra a menudo en la superficie de las células cancerosas).
El enfoque depende principalmente de tamaño del quiste y de su variación en el tiempo.
Si una mujer presenta quistes pequeños solo en un ovario, el riesgo de desarrollar cáncer es muy bajo. En la mayoría de los casos estos quistes desaparecen dentro de tres meses. Las mujeres en menopausia deben realizarse un seguimiento cuatro meses después de que el quiste desaparezca.

Píldora anticonceptiva, para reducir el riesgo de desarrollar otros quistes en el futuro, el médico puede recomendar hacer uso de la píldora anticonceptiva.
Los anticonceptivos orales reducen el riesgo de desarrollar cáncer ovárico.

 

¿Cuándo es necesaria una intervención para extirpar los quistes ováricos?

Si hay síntomas significa que el quiste es grande, que no tiene la aparencia de un quiste funcional, que está creciendo o que persiste durante dos o tres ciclos menstruales.
En este caso el médico puede recomendarle a la paciente una cirugía para extirpar el quiste.
En algunos casos, si se detecta un quiste pero no se presentan síntomas, es posible recomendar la intervención quirúrgica ya que no es posible saber de qué tipo de quiste se trata si no se observa en el microscopio.
Extirpar los quistes previene que estos se trasformen en quistes cancerosos.

Laparoscopia (intervención con tres incisiones pequeñas).
Se realizan dos incisiones pequeñas en la parte inferior del abdomen y una en el ombligo.
Se insufla un gas en la pelivs para levantar la pared del abdomen y alejarlo de los órganos internos.
Se introduce en el abdomen un tubo pequeño con una telecámara en la punta (laparoscopio). El cirujano observa los órganos internos y, con la ayuda de algunos instrumentos médicos muy pequeños, elimina los quistes realizando pequeñas incisiones. En algunos casos, se toma una muestra del quiste (biopsia) para determinar el tipo de células presentes en el quiste.

En la mayoría de los casos, la paciente regresa a casa el mismo día de la intervención. Generalmente, este tipo de intervención quirúrgica no tiene consecuencias en la fertilidad de la mujer y la reuperación es mucho más rápida.

laparoscopia-quistes-ováricos

Laparatomía

Esta es una intervención más invasiva y es recomendada si el quiste es maligno y por lo tanto peligroso.
Se realiza una incisión más larga en la parte superior de dónde inicia el vello púbico, lo que le permite al cirujano acceder facilmente a los quistes.
El quiste se extirpa y se envía la laboratorio.
Generalmente, la paciente debe permanecer en el hospital por dos días, como mínimo.

Tratamiento del cáncer
Si el quiste es canceroso, la paciente podría necesitar una intervención quirúrgica para extirpar órganos y tejidos como los ovarios, el útero, el omento y algunos linfonodos.

 

Pronóstico de la paciente con quistes ováricos

Los quistes de las mujeres que no están en menopausia tienen una mayor probabilidad de ser curados. Mientras que en las mujeres que están en premenopausia existe un alto riesgo de desarrollar cáncer.

 

Posibles complicaciones de los quistes ováricos

Las complicaciones dependen de la enfermedad que ha causado los quistes.
Las posibles complicaciones son:

  • Torsión alrededor del pedúnculo del ovario,
  • Hemorragia intraquística
  •  Ruptura del quiste
  • Degeneración cancerosa

 

Prevención de los quistes en los ovarios

Aunque no existe un método para impedir el desarrollo de los quistes ováricos, los exámenes pélvicos periódicos permiten que los cambios en los ovarios se puedan diagnosticar lo antes posible.
Además, hay que estar muy pendientes de los cambios en el ciclo menstrual, de los síntomas que pueden aparecer junto con la menstruación, si los síntomas no son comunes o si persisten durante varios ciclos.