Gel de áloe vera y jugo

 

 

Propiedades y beneficios del gel de áloe vera y del jugo

El áloe vera o sábila es una planta grasa originaria del norte de África.
Los beneficios del jugo de esta planta para la salud son muchos.

El Áloe Vera es un componente esencial de los remedios herbales para la piel y para muchos trastornos internos.

Propiedades del áloe vera

Uso del áloe vera para la piel

El gel transparente de áloe vera se extrae de las hojas carnosas de la planta y se utiliza desde hace miles de años por sus propiedades curativas.
Los antiguos griegos y romanos utilizaban esta “hierba mágica” para el tratamiento de lesiones de la piel, infecciones de la piel, piel seca y quemaduras.
Aún hoy, los beneficios para el rostro son universalmente reconocidos en todo el mundo. Por esta razón, el áloe vera es un ingrediente que se encuentra en muchos productos cosméticos contra el envejecimiento, las arrugas, el acné, las manchas rojas y las erupciones cutáneas.
Puede ser muy eficaz para el tratamiento de quemaduras, eczema y psoriasis. Asimismo, funciona como exfoliante para las células muertas de la piel, dejando la piel brillante y fresca.

 

Uso del áloe vera para el cabello

Uno de los problemas más frecuentes para la mayoría de la población es la pérdida del cabello, cuyo origen se encuentra en la mala nutrición, en el alto nivel de contaminación y en la exposición a productos para el cabello duro.
El áloe vera puede ayudar a reducir la pérdida del cabello y estimular la producción de cabello, así como hidratar los mechones existentes.

Se trata de un excelente acondicionador, que alisa el cabello encrespado y difícil de manejar.
Además, puede ser eficaz para la seborrea (dermatitis seborreica), que puede provocar la caída del cabello.
La seborrea es una enfermedad mediante la cual las glándulas sebáceas producen demasiado sebo.
Si este sebo se acumula en el cuero cabelludo puede dañar los folículos del cabello y provocar una caída excesiva del cabello.

 

El áloe vera y sus beneficios para la salud

El áloe vera es especialmente útil para el sistema digestivo, ya que tiene propiedades anti-inflamatorias, antivirales y antibacterianas.
El áloe contiene varios nutrientes, incluyendo polisacáridos, aminoácidos, enzimas, vitaminas A, C, E y B12, calcio, magnesio, sodio, germanio y zinc.
Se trata de un desintoxicante natural capaz de limpiar el sistema digestivo, el sistema circulatorio, los riñones, el hígado, la vejiga y el colon.
Puede aliviar en caso de indigestión o mala digestión y acidez estomacal, así como ayudar a la curación de las úlceras gástricas.
Se puede utilizar como remedio natural para el reflujo gastroesofágico si no es grave.
El jugo puede facilitar el funcionamiento del sistema digestivo y aliviar enfermedades como la colitis y el síndrome del intestino irritable.
Tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que puede aliviar los dolores articulares y la rigidez provocados por la artritis.
Si se come, puede actuar como un laxante para fomentar la evacuación y aliviar el estreñimiento.
Las personas diabéticas pueden beneficiarse del áloe por su capacidad para reducir el azúcar en la sangre.
Permite reforzar el sistema inmunitario y destruir las bacterias patógenas.
Se puede emplear para incrementar el metabolismo, que a su vez permite quemar más calorías.
Ésta es la razón por la cual el jugo de áloe vera es útil para mantener un peso corporal ideal.

Efectos secundarios del jugo y del gel de áloe vera

Esta planta también puede provocar algunos efectos secundarios, especialmente en caso de uso excesivo:

  • El uso excesivo y prolongado del áloe vera de forma interna puede disminuir el nivel de potasio en el cuerpo y provocar un desequilibrio de líquidos.
  • En caso de embarazo y lactancia no se permite su consumo, ya que puede ocasionar daños al bebé.
  • Niños: el gel de áloe debe aplicarse a la piel de forma adecuada. El jugo de áloe y el extracto de hojas de áloe pueden ser peligrosos si los niños los consumen por vía oral. Los niños menores de 12 años pueden experimentar dolor de estómago, calambres y diarrea.
  • Diabetes: algunas investigaciones muestran que el áloe puede disminuir el azúcar en la sangre. Si una persona diabética consume áloe por vía oral debe controlar atentamente los niveles de azúcar en la sangre.
  • Enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa: los pacientes con estas enfermedades no deben comerse el jugo de áloe, ya que es un irritante intestinal. Atención: los productos a base de hojas enteras de áloe contienen jugo de áloe.
  • Hemorroides: las personas con hemorroides inflamadas no deben tomar jugo de áloe vera, ya que la condición podría empeorar.
  • Problemas renales: una dosis elevada de jugo de áloe puede provocar insuficiencia renal y otras enfermedades graves.

 

Beneficios del gel de áloe vera

El gel de áloe vera presenta múltiples beneficios y se utiliza para fines tanto cosméticos como medicinales.

Cuidado de la piel

El gel de áloe vera contenido en la planta contiene sustancias tales como mananos, lectinas o antraquinonas que favorecen la curación y el bienestar general.
La aplicación tópica de gel de áloe vera alivia la irritación y la inflamación.

Asimismo, tiene un efecto relajante sobre la epidermis.
El gel de áloe también ayuda a reducir el acné, los granos y el eczema en la piel.
Hoy en día, muchas cremas y lociones contienen gel de áloe vera.

 

Gel de áloe vera para las quemaduras

Al relajar la epidermis de la piel y mejorar el proceso de curación, el gel de áloe vera se aplica en quemaduras de primer y segundo grado.
El gel actúa sobre la capa epitelial (capa de células que cubre el cuerpo) en la curación de la piel.
Se puede aplicar junto a un aceite hidratante, por ejemplo el aceite de oliva.
El gel de áloe vera protege la piel de los efectos nocivos del sol. Además, el gel de áloe vera se puede utilizar para el tratamiento del ardor de estómago y las úlceras.

 

Áloe vera para el cabello y cuero cabelludo

La aplicación del gel de áloe vera sobre el cuero cabelludo nutre y previene la sequedad de la piel, por lo que es un tratamiento eficaz para trastornos tales como dermatitispsoriasis, caspa y caída de cabello.
La presencia en el gel de un compuesto llamado saponina actúa como un limpiador natural, por lo que es eficaz para el tratamiento del cabello y cuero cabelludo.
El gel de áloe vera puro obtenido de las hojas de la planta se puede aplicar directamente sobre el cabello. Este producto hace que el cabello se vuelva suave y brillante.

¿Cómo se aplica el áloe en el cabello?
El áloe vera se puede utilizar como un tratamiento antes del champú, añadirse al champú o utilizarse como acondicionador.
Para crear un acondicionador se debe:

  • En un bol, verter una cantidad de áloe dependiendo de la longitud y cantidad del cabello.
  • Se pueden añadir unas gotas de aceite esencial de menta, lavanda u otro tipo de aceite.
  • Colocar la mezcla desde el cuero cabelludo hasta el final del cabello.
  • Al final, cubrir la cabeza con una toalla seca y caliente durante unos 20 minutos.
  • Retirar la toalla y lavar el pelo.

Propriedades antioxidantes del áloe vera

El gel de áloe vera contiene un potente antioxidante. Los antioxidantes destruyen los radicales libres que, de otro modo, destruirían las membranas celulares.
Si se tomo todos los días, el gel de áloe vera puede prevenir el cáncer, ralentizar el proceso de envejecimiento y mejorar el bienestar general de la persona.
Entre los efectos beneficiosos, cabe mencionar también el fortalecimiento del sistema inmunitario, lo que permite reducir la vulnerabilidad del cuerpo a los ataques de virus y bacterias.
También tiene un efecto inmunomodulador que puede ser útil en caso de trastornos de la tiroides (por ejemplo hipertiroidismo) ya que reduce los autoanticuerpos.

 

Áloe vera para los ojos

Los ojos hinchados por culpa del estrés que implica estar muchas horas delante del ordenador se pueden aliviar mediante la aplicación de gel de áloe vera puro sobre la piel que los rodea.
También se puede preparar un colirio disolviendo media cucharadita de áloe vera en polvo en una taza de agua.
Lavarse la cara y los ojos con esta mezcla.
No obstante, antes de aplicar estos productos, se recomienda consultar al médico.

 

Áloe vera para el dolor muscular

El gel de áloe vera se absorbe muy rápidamente en las capas más profundas de la piel, por lo que es capaz de aliviar el dolor y la inflamación.
Por tanto, este gel es eficaz para sel tratamiento de lesiones, tirones, dolor de artritis, esguinces del tobillo o rodillas, etc.
Se puede aplicar junto con una compresa fría tres veces al día.

El gel de áloe vera se encuentra disponible en diferentes formas: gel, polvo y líquido.
La mayoría de la población mundial utiliza el gel de áloe vera en forma líquida.
Beber este gel es beneficioso para las personas, ya que ayuda a eliminar las toxinas del intestino y el estómago.
La mayoría de las personas con síndrome de intestino irritable experimentan alivio tras beber el gel de áloe vera.

¿Para qué sirve el jugo de áloe vera?

El jugo de áloe vera es muy eficaz cuando se trata de combatir las infecciones de la piel.
Esto es particularmente útil cuando para combatir las bacterias y hongos que pueden producirse en caso de heridas.
El jugo contiene compuestos potentes que ayudan a reducir la inflamación y la hinchazón.
Se puede preparar una bebida con el zumo de arándanos, que también tiene un efecto antioxidante.
También reduce el enrojecimiento de la piel y la sensación de escozor.
El áloe vera se puede utilizar para los efectos secundarios de la quimioterapia, tales como náuseas, vómitos, pérdida de apetito y calambres abdominales.

Gel de Aloe Vera y jugoPerder peso con el jugo de áloe vera

A pesar de sus muchos beneficios para la salud, el uso del áloe vera para la pérdida de peso es todavía desconocido.
Si se toma en cantidades adecuadas y de forma correcta, puede ayudar a perder peso de manera eficaz.

El áloe vera estimula el metabolismo, por lo que se consume más energía.
La energía consumida se recupera de las grasas y los hidratos de carbono acumulados en el cuerpo.
Se cree que el consumo de jugo de áloe vera equivale a realizar entrenamientos.

El jugo de áloe vera también tiene un efecto laxante, por lo que la comida se ve obligada a abandonar el colon más rápidamente. Por lo tanto, el cuerpo absorbe menos energía de los alimentos.

 

¿Cómo se bebe el jugo de áloe vera?

El jugo de áloe vera tiene un sabor amargo, se recomienda mezclarlo con zumo de frutas y verduras, ya que hacen que sea más agradable al paladar.
Sin embargo, también se puede consumir el jugo solo.
Al principio, se puede optar por beber media taza de jugo de áloe con el zumo de fruta o verdura.
Poco a poco, se puede aumentar la cantidad de jugo de áloe a un vaso.

Para un mayor beneficio, se recomienda hacer ejercicio y seguir una dieta.
Se recomienda realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicio durante 3-5 días a la semana.
Se debe seguir una dieta baja en calorías para mantener el peso alcanzado.
Al mismo tiempo, es necesario aumentar el consumo de fibra y evitar la comida basura de los restaurantes de comida rápida.

Otros beneficios del áloe vera para la salud

El jugo de áloe vera es un excelente suplemento natural, que contiene más de veinte aminoácidos, veinte minerales y aproximadamente doce vitaminas.
Éstos son algunos de los beneficios para la salud del áloe vera:

  • Mejora la circulación sanguínea
  • Fortalece el sistema inmunitario y protege al organismo de los ataques bacterianos y virales
  • Favorece la curación de huesos, articulaciones y lesiones de los tejidos internos
  • Ayuda a la curación de las úlceras
  • Soluciona el estreñimiento
  • Regula el nivel de azúcar en la sangre
  • Ayuda a dilatar los capilares y favorece el crecimiento celular, que a su vez ayuda a mejorar la circulación.

¿Dónde se compra?

Los suplementos con áloe vera se encuentran en todas partes, pero se recomienda acudir a una herboristería para adquirir un gel o jugo de calidad dependiendo del efecto deseado.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.