Diabetes insipida

La diabetes insípida es una enfermedad caracterizada por una micción abundante y un aumento de la sensación de sed.

Cuando la mayoría de la gente oye “diabetes”, piensa en la diabetes mellitus, un trastorno en el que los niveles de azúcar en la sangre son crónicamente elevados.
La diabetes es un término general para las enfermedades que causan un aumento de la producción de orina. Si una persona se despierta con frecuencia durante la noche para orinar puede ser que sufra de diabetes insípida, especialmente si la orina es muy clara, como el agua.

agua, sed, orina excesiva, diabetes insípida
Botella de agua para la sed excesiva por la diabetes insípida

 

¿Qué es la diabetes insípida?

Las consecuencias de la diabetes insípida son micciones abundantes y sed excesiva.
La razón es un problema de la hormona antidiurética (ADH o vasopresina) o de su receptor.
La forma en que se ve afectado el cuerpo determina qué forma de diabetes insípida causa los síntomas:

 

La diabetes insípida central

La causa de la diabetes insípida central en adultos es generalmente un daño en la glándula pituitaria o el hipotálamo.
A menudo es causada por la cirugía, un tumor, una enfermedad (como meningitis), una inflamación o una lesión en la cabeza. Para los niños, la causa es a menudo una enfermedad genética hereditaria, pero en algunos casos se desconoce la causa de la diabetes insípida. Este daño interfiere con la producción normal, la acumulación y la liberación de la hormona ADH.

 

Diabetes insípida nefrogénica

La diabetes insípida nefrogénica se produce cuando hay un defecto de los túbulos renales, las estructuras renales que dirigen el agua hacia la expulsión o la reabsorción.
Este fracaso hace que sus riñones no puedan responder adecuadamente a la hormona ADH.
El defecto puede ser debido a una enfermedad hereditaria (genética) o enfermedad renal crónica. Algunos medicamentos, como el litio y la democlociclina (un antibiótico), pueden causar diabetes insípida nefrogénica.

 

Diabetes insípida gestacional

Las diabetes insípida gestacional se produce solo durante el embarazo y cuando una enzima producida por la placenta destruye la hormona ADH en la madre. La placenta es el sistema de vasos sanguíneos y otros tejidos que permiten el intercambio de nutrientes y productos de desecho entre la madre y su bebé.

 

Polidipsia primaria

La polidipsia primaria también se conoce como diabetes insípida dipsogénica o polidipsia psicogénica y hace ir al baño para eliminar grandes cantidades de orina diluida.
Más que un problema con la producción de ADH o una lesión, la causa es la ingesta excesiva de líquidos. Beber agua en exceso puede dañar los riñones y suprimir la hormona ADH, haciendo que el cuerpo sea incapaz de concentrar la orina. La polidipsia primaria puede ser la consecuencia de una sed excesiva causada por alteraciones al centro de la sed, que se encuentra en el hipotálamo.
La polidipsia primaria también puede ser causada por una enfermedad mental.

 

Tratamiento de la diabetes insípida

Hay que tratar la causa subyacente de la enfermedad, cuando sea posible.
La diabetes insípida central se puede controlar con la vasopresina y la desmopresina.
La vasopresina se puede tomar en forma de aerosol nasal o comprimidos.
Si la diabetes insípida es nefrogénica, es causada por fármacos (por ejemplo, litio), es necesario dejar de tomar el medicamento, ya que esto puede ayudar a restaurar la función renal normal.
Sin embargo, después de muchos años en los que se ha tomado litio, la diabetes insípida nefrogénica puede ser permanente.

La diabetes insípida nefrogénica hereditaria o la inducida por el litio se tratan tomando líquidos en abundancia. Se combina la expulsión de la orina con los fármacos que disminuyen la producción de orina.
Los medicamentos utilizados para tratar la diabetes insípida nefrogénica son:

  • Medicamentos anti-inflamatorios como la indometacina (Inacid)
  • Los diuréticos, como la hidroclorotiazida, mezclados con aminorada (Ameride).