Dolor de cuello

Dolor cervical (o cervicalgia o dolor de cuello) es un término genérico utilizado para indicar el dolor de cuello.

Hay ciertas enfermedades y neuralgias de origen cervical que pueden afectar también el brazo con punzadas,, hormigueo y debilidad muscular, además afectan la cabeza porque pueden causar cefalea músculo-tensional y dolor hasta detrás del ojo.

Ejercicio, cervical, movimiento, extensión, estiramiento, bloqueo, muscular, flexión, dolor
Ejercicio de flexión del cuello

Para indicar las vértebras del cuello se escribe “C” seguida por el número de la vértebra empezando por arriba: (por ejemplo, C3 es la tercera vértebra a partir del cráneo hacia la espalda).

En los casos de dolor cervical en la parte superior del cuello, a nivel de C1 y C2 los síntomas pueden incluir también náusea, mareos y cefalea. Durante toda la vida, alrededor el 80% de la población sufre de dolor cervical, estadísticamente afecta más a las mujeres que a los hombres.

Los pacientes que llegan a la clínica normalmente tienen contracturas en los músculos del cuello y de los hombros, principalmente el trapecio y el esplenio, se trata de una contractura muscular, involuntaria y persistente, palpable al tacto. Un músculo contraído tira una vértebra hacia abajo, girándola e inclinándola hacia un lado. Esto conduce a una alineación incorrecta de la columna vertebral, de hecho la vértebra está bloqueada en rotación e inclinación lateral, por lo tanto no logra alinearse con las otras.

La tensión muscular del cuello y el bloque articular causan la inflamación de la columna cervical con limitación de los movimientos y molestia, por lo tanto empeoran la calidad de la vida. El dolor nunca es insoportable. Algunos pacientes jóvenes, cuando mueven el cuello, sienten un clic y los huesos que “crujen”, esto puede ser debido a  burbujas de nitrógeno que se rompen dentro de la cápsula articular de las articulaciones.

radiografía del cuello, cráneo, edad, ancianos, artrosis, hueso, vértebra, dolor
Radiografía de un cuello con artrosis con reducción del espacio articular y osteofitos
A causa de la artrosis (espondilartrosis), en los adultos y en los ancianos el cartílago se   adelgaza y los huesos de una articulación se acercan, por lo tanto pueden crujir durante el movimiento. En este caso, es fácil observar la inflamación de las vértebras cervicales. En los jóvenes, el dolor puede estar relacionado con los espasmos musculares de defensa, con un trauma o movimiento repentino que ha causado una subluxación de una vértebra.

Si la cervicalgia o dolor de espalda cervical es debida a un resfriado, probablemente, desaparece por sí sola en unos pocos días.

Si el problema es a nivel de las primeras dos vértebras C1-C2, se sienten vértigos o mareos, migraña o cefalea, y en algunos casos incluso náusea. Si el problema se encuentra a nivel de la cervical media o baja: de C3 a C7, los síntomas pueden llegar al brazo y a la mano. Si el origen es en las vértebras entre C7 y D1 hay una zona delicada del cuello llamada   bisagra cérvico-dorsal, porque se pasa de una vértebra cervical con una movilidad discreta a una dorsal más fija y estable. La hernia de disco se encuentran con mayor frecuencia entre C6 y C7, entre C5 y C6 y entre C4 y C5.

 

¿ Cuáles son las causas de la inflamación en el cuello?

Cervicalgia, por lo tanto, no es un diagnóstico, las causas de la inflamación cervical pueden ser variadas, a menudo es debida a una postura incorrecta, vértebras bloqueadas, exacerbación después de traumas anteriores y artrosis.

Causas más frecuentes de dolor y pérdida de motilidad de la columna cervical.

  1. Cervicalgia postural. Bloqueo vertebral
  2. Estiramiento cervical agudo ( “latigazo” o “esguince cervical”).
  3. Espondilartrosis cervical.
  4. Tortícolis.
  5. Hernia o protrusión discal.
  6. Enfermedades inflamatorias (artritis reumatoide, espondilitis anquilosante)
  7. Fractura vertebral.
  8. Maloclusión o defectos del campo visual.
  9. Subluxación atlanto-axoidea (lateral) y otras subluxaciones intervertebrales.
  10. Luxación vertical de la apófisis odontoides.

 

Enfermedades menos frecuentes

  • Infección,
  • Enfermedades metabólicas (osteomalacia, enfermedad de Paget),
  • Dolor referido a nivel cervical (angina, aneurisma, síndrome de Pancoast),
  • Hiperostosis anquilosante (HAV)
  • Neoplasias
  • Radiculopatía,
  • Mielopatía,
  • Insuficiencia del círculo vertebral determinada por la compresión ósea.

 

¿Cómo se diagnostica?

inversión, lordosis, cervical, cervicalgia, inflamación, dolor, daño, cuello, vértebras, discos, columna, fisioterapia, rehabilitación
Inversión de la lordosis cervical

Un problema de tipo postural no da limitaciones de movimientos, sino sólo dolor y tensión muscular, mientras que una tortícolis se caracteriza por la incapacidad para doblar y girar el cuello de un lado y tiene un inicio agudo, la artrosis se puede ver a través de la radiografía. Para diagnosticar un bloqueo vertebral hay que realizar la palpación de las vértebras para identificar dónde está la disfunción. Una radiografía es esencial en caso de cuello inflamado porque hay posibles enfermedades graves que pueden ser una contraindicación para ciertos tratamientos: espondilolistesis, una estenosis del canal espinal, una fractura, déficit de la circulación etc.

 

 

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para el cuello inflamado debe ser adaptado según la causa, pero todos tienen en común la corrección de la postura y la fisiokinesioterapia. Si la causa es la artrosis, la exacerbación de un viejo trauma o contractura,las terapias físicas son muy útiles: Láser y Tecar® en particular. Para tratar una tortícolis o un bloqueo vertebral es útil la terapia manual por ejemplo McKenzie o movilizaciones vertebrales. Poner un collar que bloquea la articulación no sirve y es contraproducente porque añade rigidez al dolor.

 

Dolor en los músculos del cuello

Las posturas incorrectas prolongadas son la causa más común de dolor en el cuello. Una anamnesis cuidadosa y un examen clínico preciso pueden ser suficientes para hacer un diagnóstico sin investigaciones y pruebas de diagnóstico adicionales.

Los pacientes no tienen más de 40 años, tienen una ocupación sedentaria; trabajan al menos 8 horas al día con el ordenador o conduciendo, pasan el tiempo libre haciendo actividades de tipo no dinámico (leer o ver la televisión durante largos períodos de tiempo).

 

¿Cuáles son los síntomas del dolor muscular en el cuello?

Anatomía, posterior, espalda, lumbar, trapecio, escápula, conectivo, toracolumbar
Músculos posteriores de la espalda.
© Patrick Hermans – Fotolia .com

 

Desde el punto de vista clínico, por lo general a nivel cervical no hay rigidez o limitación del movimiento, sólo tensión a nivel de los músculos del cuello y una contractura que se siente bien a la palpación.
Si se realiza un examen radiográfico, no se ven anomalías.
El malestar experimentado es superficial a nivel de los músculos.
En general, la palpación del cuello y de los hombros encuentra zonas más “duras” que corresponden a contracturas, por lo general se encuentran en los músculos trapecio y esplenio.

A veces los pacientes sienten un lado del cuello diferente con respecto al otro. Por la noche, el dolor disminuye, pero a menudo no desaparece completamente.
La cervicalgia se asocia a menudo con el dolor de cabeza o cefalea músculo-tensional, causada por la tensión de los músculos del cuello.
El dolor es continuo, ininterrumpido y muy molesto, pero los afectados logran trabar lo mismo.

 

¿Cuáles son las causas de dolor muscular en el cuello?

Cervical, flexión, dolor, movimiento, rotación, flexión lateral, inflamación
Postura incorrecta que se adopta habitualmente.
© dimis – Fotolia .com

Las posturas incorrectas más frecuentes que mis pacientes me han contado son:

  • mantener la pantalla del ordenador a la izquierda con respecto al cuerpo, por lo tanto para mirarlo hay que estar con la cabeza girada durante todo el día;
  • mantener el teléfono apretado entre el hombro y el cuello durante la conducción o mientras escriben en el ordenador;
  • Sentarse sin apoyarse al respaldo de la silla, pero siempre un poco inclinados hacia adelante;
  • Estar desparramados
  • tener la pantalla del ordenador demasiado baja y tener que mantener la cabeza inclinada hacia adelante para ver bien;
  • Dormir boca arriba con dos almohadas, por lo tanto con la cabeza inclinada hacia adelante durante toda la noche.
  • Tocar la guitarra durante horas sin utilizar un soporte.
  • Rematar de cabeza la pelota en el fútbol.

Las madres no deben olvidar la posición de lactancia del bebé en los primeros meses después del parto, de hecho mantener el pecho y el cuello doblados mucho tiempo puede causar dolor cervical; sería suficiente colocar una almohada sobre las piernas para mantener al bebé a un nivel más alto, de esta manera no sería necesario flexionarse hacia adelante.

Además de las posturas incorrectas, no hay que olvidar que los déficit visuales o auditivos pueden modificar la posición del cuello, una persona miope mantendrá el cuello hacia adelante, mientras que los que no oyen por un oído mantendrán la cabeza girada para mantener el oído bueno orientado hacia el interlocutor.

 

¿Qué hay que hacer en caso de dolor en los músculos del cuello? ¿Cuál es el tratamiento?

maniobra de amasamiento sobre los  paravertebrales, terapia de masaje, cervicalgia, cervical, inflamación, contractura, fisioterapia
Terapia de masaje, maniobra del amasamiento

Hay que distinguir el dolor por inflamación de lo por tensión muscular y contracturas. El tratamiento de la inflamación en fase aguda a nivel cervical consiste sólo en el descanso, mientras que en fase post aguda y crónica mejora con la aplicación del calor, pero la simple bolsa de agua caliente no resuelve el problema. En estos casos raros, para evitar el uso de medicamentos, que a menudo se traduce en abuso, el tratamiento más adecuado es el láser, que tiene efecto anti-inflamatorio, relajante muscular, analgésico y anti-edema, tiene pocas contraindicaciones: embarazo, tuberculosis, neoplasias.

 

El dolor causado por las contracturas es el más común en absoluto, especialmente en los jóvenes. Se alivia con el calor y el tratamiento más adecuado es el masaje terapéutico que, por regla general, en las primeras tres sesiones devuelve una buena movilidad sin dolor. A menudo, además del masaje, el fisioterapeuta realiza otro tratamiento llamado Pompage, que consiste en la tracción del cuello, mantener la tensión durante al menos 30 segundos y liberar muy lentamente. El efecto de esta técnica es el aumento del espacio intervertebral, el paciente siente una relajación agradable y una sensación de ligereza a nivel del cuello y de la cabeza.

Es posible aplicar el tape neuromuscular o kinesiotape, es decir, vendas elásticas ampliamente utilizadas en el ámbito deportivo que se extienden desde el origen hasta la inserción del músculo y sirven para reducir el dolor, relajar los músculos y dar una sensación de apoyo. En función de la tensión aplicada, se puede reducir el espasmo muscular en un lado del cuello y de los hombros activando los músculos del otro lado. La única contraindicación es estética, de hecho, durante el día, se ve una franja de color en el cuello.

 

Lamentablemente, el resultado del masaje no es eterno; los que sufren de cervicalgia postural deberían utilizar el soporte lumbar al estar sentados y el cervical al dormir, se encuentran en todas las tiendas de salud o en las tiendas de artículos ortopédicos. El rollo lumbar se utiliza para prolongar los efectos del tratamiento, además se recomienda un programa de ejercicios que se deben realizar con regularidad, al menos 3 veces a la semana.

Maniobra de rozamiento en el trapecio,  terapia de masaje, cervicalgia, cervical, brazo, hormigueo, reflejos, hiporreflexia, inflamación, contractura
Masaje en el cuello y músculo trapecio

¿Cómo se puede prevenir el dolor cervical muscular?

La gimnasia postural como la Neck-School o el método Mc-Kenzie son los más indicados. No recomiendo realizar 10 masajes consecutivos en estos casos, dado que el dolor afecta principalmente en las estaciones frías, para tener un cuello sano todo el año es mucho mejor realizar un masaje cada 2/3 semanas, realizar los ejercicios Mc Kenzie con regularidad y seguir los consejos posturales. En caso de cervicalgia postural el masaje terapéutico está indicado tanto en fase aguda como en fase crónica. Una buena prevención para aquellos que sufren de esta enfermedad es dormir boca arriba o de lado porque la posición prona mantiene los músculos del cuello en tensión durante toda la noche y causa contracturas dolorosas.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.

Deja un comentario