Fractura de Olecranon del codo

Las fracturas expuestas se averiguan en el 15% de los casos acerca de.
Los daños neurológicos al nervio radial o ulnar defensa centro raramente ocurren.
Una compresión o un estirado del nervio ulnar han sido señalados en el 2-5% de los casos.
Generalmente, los síntomas se solucionan con un trato conservativo, pero puede ser necesario una intervención quirúrgica para liberar el nervio.

olécranon, cúbito, radio, codo, fractura de muñeca
olécranon del cúbito

 

Anatomía

El codo es una articulación a cremallera compleja.
El olecrano impide el desplazamiento anterior del cúbito con respecto del húmero.
La superficie anterior del cúbito es revestida por cartílago articular.
Pues, todas las fracturas, excepto aquellas raras de la punta, son intra-articular.
El olecrano se articula con el troclea del húmero. El tríceps se introduce sobre el tercio posterior del olecrano y sobre el cúbito prossimalmente.

El periostio del olecrano se derrite con el tríceps.

El nervio ulnar se encuentra sobre el lado posterior del codo, posteriormente al ligamento colateral medial.
El nervio ulnar adhiere anteriormente a la arteria ulnar.
El haz de nervios y macetas sanguíneas de lo ulnar puede estar en peligro durante la idea fija con hilo de Kirschner.

La luxación de la fractura está en gran parte debida a la tensión del músculo tricípite, que tiende a tirar hacia arriba el fragmento roto.
La unión de las fibras de los ligamentos laterales del codo, de la cápsula y de algunas fibras del tríceps que se derriten con el periostio forman un revestimiento fibroso.
Si durante el impacto no se rasga esta vaina fibrosa, no habrá ninguna tendencia a la luxación, también en presencia de trituración.
La mayor parte de las fracturas del olecrano no enseña alguno desplazamiento.
El desplazamiento de un fragmento de más que 1,5 cm es raro, también con la lesión completa del hueso y los tejidos blandos.
Generalmente, una amplia separación de los fragmentos indica una vieja fractura con la laceración de la vaina fibrosa.
En este caso el tríceps puede tirar hacia arriba el fragmento de la fractura.
No sólo el codo permite de doblar el brazo, pero también permite la pronación y el supinazione (rotaciones) de la mano.

 

La frattura dell’olecrano provoca dolore a livello del gomito, grave limitazione del movimento, ematomi e gonfiore.
I primi due giorni il dolore è lancinante, anche da fermi.
Successivamente, la sofferenza diminuisce notevolmente, mentre si tiene il gesso è possible non sentire fastidio.
Il dolore si ripresenta quando si toglie il gesso e si inizia a muovere il gomito, il polso e il braccio.
Il gonfiore rimane per alcuni mesi, dipende dalla gravità della frattura.
In caso di lesione del nervo ulnare si avverte la perdita di sensibilità e di forza a livello del mignolo e dell’anulare, inoltre si sente dolore e formicolio nella stessa zona della mano.

 

Diagnóstico

La mayor parte de las fracturas del olecrano son aisladas.
Sin embargo, se pueden presentar ulteriores lesiones a la misma extremidad.
Es esencial ejecutar un atento examen de: hombro, clavícula, húmero, muñeca, mano y antebrazo. Generalmente, el codo presenta lesiones de los músculos y tendones circunstante.
Es importante examinar la piel, la pulsación radial y ulnar y la función de los nervios, ulnares, mediano e interóseo posterior.
Hace falta luego valorar cuidadosamente las lesiones aisladas como la fractura del proceso coronoideo, del capitel radial y las fracturas deordenadas de Monteggia que pueden provocar la inestabilidad del codo.

 

Exámenes instrumentales

fractura, olécranon, la radiografía, el dolor, la inflamación, brazo, antebrazo
Rayos X del codo con fractura del olécranon
La radiografía ayuda a confirmar si está presente una fractura del codo.
Este examen también puede enseñar otras fracturas o luxaciones.
Las radiografías pueden ser también ejecutáis a la parte superior del brazo, al antebrazo, al hombro, a la muñeca y a la mano, con base en los síntomas del paciente.TratoEn urgencias la fractura vien tratado con hielo, analgésico e inmovilización en el yeso.
Sucesivamente hace falta reducir si la fractura, es decir alinear los fragmentos óseos, pero sólo si es descompuesta No todas las fracturas del olecrano necesitan una intervención quirúrgica.Trato no quirúrgico

Por algunas fracturas del olecrano es suficiente un tutor o un soporte para tener el codo firme durante el proceso de curación.
El médico tiene que controlar frecuentemente la evolución de la fractura efectuando radiografías a intervalos regulares.

Si ningún fragmento óseo se ha desplazado después de 3-4 semanas, el médico le permite al paciente de iniciar a mover delicadamente el codo.
Éste puede ser desarrollado por un fisioterapista experto.
El paciente no tiene que levantar nada con el brazo accidentado por al menos 3-4 semanas.
Un aproche no quirúrgico por las fracturas del olecrano puede solicitar largos períodos de inmovilización.
El codo puede ponerse muy rígido y sirve un período más largo de fisioterapia cuando el yeso se disuade.
Si los muñones de la fractura se desplazan, el paciente probablemente necesita de una intervención quirúrgica para unir los huesos.

 

Trato quirúrgico

La cirugía por el trato de una fractura del olecrano generalmente es necesaria cuando:

la fractura es acompañada por luxación. El tríceps se introduce sobre el olecrano para enderezar el codo.
Es importante unir los muñones para poder enderezar el codo.
La fractura es “expuesta”, el riesgo de infección es más elevado en una fractura expuesta.
El médico inyecta antibiótico por vena, vía endovenosa.
El paciente dev’essere llevado enseguida en quirófano de modo que los cortes es limpiado esmeradamente.
El hueso es fijado durante la misma intervención.
Las fracturas con un desplazamiento significativo (> 2 mm, o una trituración necesitan una intervención quirúrgica.

 

Técnicas

La intervención quirúrgica puede ser hecho en anestesia general o bajo anestesia local.
Durante la intervención quirúrgica el paciente se encuentra tumbado supino, prono o bien en decúbito lateral. Si el paciente se encuentra tumbado sobre la barriga, la cara puede hincharse por un par de horas después de la operación.
Esta condición es normal y temporal.
Generalmente, el cirujano hace una incisión sobre la parte posterior del codo para reducir los muñones de la fractura.
Hay muchos modos para tener los fragmentos de la fractura en posición.

El cirujano puede elegir de usar:

hilos de Kirschner, varitas de hierro piegabili, Vides Chapas y vides Suturas (“pican”, en el hueso o en los tendones.

Una individual vid medular puede mantener junto los huesos fracturados.
La chapa y las vides pueden ser utilizáis para parar los fragmentos del cúbito.

Si durante el accidente o el trauma algunos trozos de huesos son pisados o perdidos, por una herida durante un accidente, la fractura puede solicitar un injerto óseo. El injerto óseo puede ser provisto por el paciente, generalmente retirado de la presa o del peroné o bien un hueso procedente del banco de los donadores.
La incisión generalmente es cerrada con suturas o grapas. A veces luego, una varilla es posicionada sobre el brazo para inmovilizarlo.

 

Consideraciones

La cirugía presenta algunos riesgos, pero si la intervención quirúrgica es aconsejada significa que el médico cree que los posibles beneficios de la intervención son mayores de los riesgos.
Las contraindicaciones de la cirugía son:

Infección. Cualquier intervención quirúrgica presenta un riesgo de infección.

 

Contraindicaciones a la intervención

El trato conservativo a menudo es indicado en pacientes con patologías asociadas bastante graves.

La curación de las contusiones de los tejidos blandos es de fundamental importancia.
El trato conservativo de las fracturas del olecrano también es indicado en caso de graves enfermedades, empleo de esteroides y demencia.

 

Controles, follow up)

Después de la intervención quirúrgica, el codo del paciente puede ser inmovilizado, escayolado, por un breve período de tiempo.
El cirujano generalmente remueve los puntos o las grapas 10-15 días después de la intervención quirúrgica.

A menudo, después de la intervención por una fractura del olecrano los goznes de metal, los hilos y las vides tienen que ser removidos.
Hay poco tejido blando sobre la parte posterior del codo y estas instalaciones metálicas pueden ser molestos, sobre todo cuando apoyan en el codo.
En estos casos, la instalación es removida acerca de un año después de la intervención quirúrgica.

 

Rehabilitación

Rehabilitación codo
Rehabilitación codo

El objetivo final del trato por una fractura del olecrano consiste en hallar el lleno movimiento del codo.
La mayor parte de los pacientes vuelve a la normal actividad, excepto las actividades deportivas y los trabajos pesados, dentro de 4 meses de la intervención, aunque la curación completa puede solicitar más que un año. Muchos pacientes refieren que no han recobrado el 100% del movimiento del codo aunque la fractura es consolidada completamente

El paciente tiene que evitar el levantamiento de objetos con el brazo accidentado por al menos seis semanas.
Los ejercicios de movilización por el codo y el antebrazo deberían iniciar el día siguiente a la intervención quirúrgica.
Enseguida después de la operación, algunos pacientes no logran enderezar autónomamente el codo obrado.
Para tender el codo el paciente necesita utilizar el brazo sano para ayudarse o de la asistencia de otra persona.

Por la llena recuperación de una fractura del olecrano sirve mucho empeño.
Es extremadamente importante que los ejercicios sean ejecutados más veces al día, todos los días.
La terapia física tiene que ser efectuada por el paciente en autonomía en los días en que no va al fisioterapista.
La recuperación de la fuerza a menudo solicita un tiempo mayor, hasta 6 meses.

 

Recuperación

Generalmente, los pacientes son inmovilizados por un breve período, pero el objetivo es iniciar en cuanto posible la movilización del codo.

La amplitud de movimiento permitido depende de la fiabilidad de la reparación de la fractura y el hueso circunstante.
El tiempo total de curación de una fractura del olecrano está de unos 12 semanas.

 

Complicaciones

Los pacientes no recobran a menudo el 100% del movimiento del codo obrado.
Si la movilización del codo inicia enseguida después de la intervención quirúrgica, hay una recuperación mayor de la movilidad.

Otras posibles complicaciones son:

Infección;
Faltada curación de la fractura;
Desplazamiento de vides y chapas insertadas durante la intervención;
Dolor al codo.

 

Dr. Massimo Defilippo Fisioterapista Tel 0522/260654 Defilippo.massimo@gmail.com
P. IVA 02360680355

http://www.facebook.com/fisioterapiarubierese?ref=hl

http://www.fisioterapiareggio.com

© Scott Maxwell – fotolia.com