Infertilidad y esterilidad

La infertilidad (o subfertilidad)  se define como la dificultad de una pareja para concebir  después de 12 meses de relaciones sexuales sin protección.
El término infertilidad no es un trastorno irreversible, sino que una situación que generalmente puede resolverse.
La esterilidad (absoluta) se produce cuando hay condiciones físicas permanentes que hacen que sea imposible la concepción.
En el mundo occidental, el porcentaje de las parejas afectadas por esterilidad absoluta es menor del 10%.

 

Causas de la infertilidad

infertelidad-y-esterilidadFactores ambientales
La calidad de la salud se ha deteriorado considerablemente debido a la contaminación que aumenta cada vez más, a la exposición a los desechos industriales, a los pesticidas tóxicos, al aumento de la temperatura, a las radiaciones y a otros factores. Todo esto afecta la salud general de las personas y en algunos casos también puede afectar directamente a la fertilidad de un hombre.

Factores psicológicos
Los factores psicológicos (como el estrés, la presión causada por el trabajo, las responsabilidades, tener que afrontar el fracaso y otras situaciones negativas) pueden empeorar la situación o causar infertilidad temporal.

Factores de salud
Existen varios factores relacionados con la salud que afectan la fertilidad.
Estos factores se relacionan con el hombre o la mujer y son los siguientes:

Femeninos:

  • Problemas de trompas o de la pelvis: obstrucción o cierre de las trompas de Falopio, adherencias pélvicas.
  • Endometriosis: el tejido endometrial se encuentra en otros órganos (vejiga, intestino, etc.).
  • Problemas ovulatorios y hormonales: la falta  o la irregularidad de la ovulación, menstruaciones irregulares, síndrome de ovario poliquístico.
  • Problemas del cuello uterino: el moco del cuello del útero puede dificultar el pasaje de los espermatozoides a causa de una deficiencia de estrógenos, infecciones, daños a las glándulas del cuello del útero o, muy raramente, porque la mujer produce anticuerpos contra los espermatozoides.
  • Problemas uterinos: malformaciones congénitas del útero, fibromas o adherencias o factores inflamatorios del endometrio (la mucosa de revestimiento de la cavidad uterina).
  • Problemas genéticos: el síndrome de Turner o microdeleciones del cromosoma X.
  • Anticuerpos anti-espermáticos: reducen la capacidad de fertilización del esperma y pueden obstaculizar el tránsito en el tracto genital femenino.

Masculinos:

  • Problemas en los testículos
    • Niveles altos de FSH (Hormona Estimuladora del Folículo)
    • Dolor y la hinchazón  y desarrollo imperfecto de los testículos,
    • Dimensiones anormales de ambos testículos,
    •  Traumatismos  y la torsiones testiculares, pueden afectar a su funcionalidad
    • Eyaculación precoz.
  • Problemas de los espermatozoides
    • Espermatozoides anormales
    • Oligoesperma (reducción del número de espermatozoides presentes en el líquido seminal),
    • Movilidad espermática baja,
  • Problemas hormonales
    • Producción hormonal baja, alta, o ausente,
    • Impotencia,
    • Dificultad de las funciones sexuales,
    • Insomnio,
  • Disfunción eréctil,
  • Medicamentos: contra el cáncer, quimioterápicos , para el tratamiento de la hipertensión y del colesterol son un factor de riesgo
  • Enfermedades de transmisión sexual: sífilis, gonorrea, clamidia – Virus del Papiloma Humano pueden causar infertilidad.
  • Infecciones urogenitales y seminales: la inflamación y las infecciones de los conductos seminales pueden dañar el esperma, los canales seminales, la próstata y las vesículas seminales.
  • La infertilidad en los hombres que puede estar causada por enfermedades como las enfermedades hepáticas, enfermedades autoinmunes, anemia falciforme, fibrosis quística y obesidad.

Factores adquiridos o externos
Existen algunos factores adquiridos que hay que considerar. Entre estos se encuentran las decisiones de los hombres, especialmente las que toma durante su juvetud. A continuación se mencionan algunas causas:

  1. Fumar, afecta la calidad del esperma.
  2. Un estilo de vida poco saludable, esto incluye la falta de ejercicio físico, una alimentación poco nutritiva y poco saludable, malas costumbres por lo que se refiere al sueño y otros,
  3. Bicicleta, existen estudios que demuestran que los ciclistas que pedalean por lo menos durante 5 horas a la semana tienen una fertilidad más baja.

Además, la infertilidad también puede ser idiopática, es decir, que no existe ningún motivo en particular que provoque esta condición.

 

Causas de la esterilidad

Esterilidad femenina

  • Menopausia precoz,
  • Ausencia congénita del útero.

Esterilidad masculina

  • Azoospermia (ausencia de espermatozoides),
  • Vasectomía.

Esterilidad de la pareja
En algunos casos, ambos pueden ser infértiles o subfértiles, y la esterilidad de la pareja proviene de la combinación de estas condiciones.
En otros casos, ambos son fértiles, pero la pareja no puede concebir sin asistencia médica; la causa puede inmunológica o genética.

 

Insomnio e infertilidad

La falta de deseo sexual y los problemas de fertilidad son algunos de los efectos colaterales más comunes de la falta de sueño.
Las mujeres que tienen un sueño interrumpido padecen más desequilibrios hormonales.
El sueño desempeña un papel muy importante a la hora de regular la leptina, es decir, una hormona que aumenta la ovulación.
La duración del sueño afecta los niveles de leptina del cuerpo.
Por esta razón, cuando las mujeres no duermen lo suficiente, los niveles de leptina disminuyen.
Esto hace que la ovulación se interrumpa por completo causando problemas de fertilidad.
Los ovarios no funcionan de manera correcta si los niveles de leptina no son adecuados y esto puede provocar dificultades a la hora de quedar embarazadas.
Existen otras hormonas relacionadas con el embarazo que también disminuyen debido a la falta de sueño, como la progesterona, los estrógenos y la hormona foliculoesimulante (FSH).

 

Diabetes e infertilidad  

Se ha realizado un estudio en pacientes hombres que padecen diabetes, más específicamente en 27 hombres que padecen diabetes de tipo I (que se produce de manera natural, se trata de una enfermedad autoinmune) y en 29 pacientes de género masculino que se había sometido a un tratamiento para la fertilidad. Ninguno de estos pacientes era contemporáneamente diabético y estéril.
El estudio ha demostrado que ambos grupos de pacientes presentaban medidas muy similares por lo que se refiere al número y a la movilidad de los espermatozoides.
Los hombres diabéticos presentaban un volumen de esperma un poco más bajo respecto a los otros, pero los niveles estaban dentro de los límites aceptables.
La diferencia más grande ha sido detectada cuando los investigadores han examinado el esperma en busca de daños en el ADN de los espermatozoides.
Los científicos han descubierto que las muestras de esperma del grupo de los hombres diabéticos presentaban más daños en el ADN respecto a los espermatozoides de los hombres que se habían sometido a un tratamiento para la infertilidad.
Los óvulos femeninos tienen la capacidad de reparar los daños del esperma, pero los daños del ADN de los hombres pertenecientes al grupo dibético eran mucho más graves.
No todos los espermatozoides de las muestras del grupo de los hombres diabéticos presentaban daños, sin embargo, esta es una señal clara de que el sistema reproductor está lesionado y esto puede provocar infertilidad.
Probablemente, el esperma de los hombres que no son ni diabéticos ni que se han sometido a tratamientos para la infertilidad, contiene espermatozoides muchos más sanos.

 

Esterilidad secundaria

La incapacidad de concebir un bebé después de haber tenido uno o más hijos se define cmo esterilidad secundaria, mientras que la incapacidad de tener hijos se conoce como esterilidad primaria.

Causas de la esterilidad secundaria en los hombres
En los hombres, al igual que en las mujeres, el aumento de la edad puede ser la causa de la infertilidad. Después de los 35 años de edad, en los hombres disminuye la tasa de fertilidad.
Un número bajo de espermatozoides puede ser una de las causas principales de la infertilidad.
En algunos casos, los espermatozoides mueren, o no logran nadar, y esto hace que la fecundación sea difícil o imposible.
Algunas enfermedades y trastornos hormonales pueden provocar una respuesta autoinmune en la que el cuerpo desarrolla anticuerpos contra los espermatozoides y por lo tanto, estos mueren.
Los problemas de erección y de eyaculación pueden provocar infertilidad.
Puede haber una disminución de la calidad del esperma y esto también es una causa de la infertilidad.
Las causas de este problema pueden ser enfermedades, una alimentación incorrecta y un estilo de vida poco saludable.

 

órganos genitales masculinos, espermatozoides, sanos, anormalesDiagnóstico de la infertilidad

Examen físico
El médico al que las personas deben acudir en caso de problemas de infertilidad masculina es el andrólogo.
El médico efectúa un examen físico meticuloso para realizar una valoración de los órganos pélvicos (pene, próstata, testículos y escroto).

 

Exámenes diagnósticos para le infertilidad  

Los exámenes de laboratorio para el hombre y la mujer pueden incluir:

 

  • Exámen bacteriológico y análisis de orina – pueden detectar la presencia de una infección.
  • Exámenes hormonales FSH, LH – los exámenes hormonales miden los niveles de testosterona y de la FSH (hormona foliculoestimulante) para determinar el equilibrio general del sistema hormonal y el estado específico de la producción de esperma. Pueden realizarse otros exámenes hormonales como por ejemplo el examen para la HL y para la prolactina.

Si el diagnóstico aún no es claro, después de la valoración inicial, pueden realizarse exámenes adicionales.
El médico puede recomendar uno o más de uno de los siguientes exámenes:

Para el hombre:

  • Espermograma – esta valoración realiza una medida estimada de la movilidad, la forma y la madurez del esperma, así como del volumen, la densidad de la eyaculación y el número de espermatozoides que se encuentran en el esperma actualmente.
  • Examen de la concentración de fructosa seminal – se realiza para detectar si las vesículas seminales le añaden la fructosa al semen de manera adecuada.
  • Análisis de la orina después de la eyaculación – se realiza para detectar la presencia de glóbulos blancos en el semen.
  • Morfología por el criterio de Kruger y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) – para examinar de manera más detallada la forma y las características del esperma.
  • Prueba de anticuerpos antiespermatozoides – para detectar la presencia de anticuerpos que pueden favorecer la infertilidad.
  • Prueba de penetración espermática – para confirmar la capacidad de fecundación del esperma.
  • Ecografía de próstata y vesicular – para detectar varicocele (venas várices) o ciertas obstrucciones en el conducto de la próstata, en el escroto, vesículas seminales y conductos eyaculadores
  • Biopsia testicular – para determinar si la producción de espermatozoides ha sufrido alteraciones o si existe algún tipo de bloqueo.
  • Vasografía – para revisar la estructura de los canales y para detectar eventuales obstrucciones.
  • Pruebas genéticas – para descartar posibles mutaciones cromosómicas o para detectar la presencia de fibrosis quística a los hombres que no tienen el conducto deferente.

 Para la mujer:

  • Ecografía transvaginal pélvico: para evaluar la anatomía del aparato reproductor femenina y la presencia de malformaciones, fibromas, etc.
  • Citología cervicovaginal: para evaluar la presencia de infecciones del tracto distal del tracto reproductivo (vagina y el cuello uterino)
  • Sonohisterografía: en este examen se inyecta una solución salina estéril en la cavidad uterina para evaluar la normalidad de la cavidad uterina, la permeabilidad tubárica.
  • Ecografía tridimensional: es una elaboración del volumen de las entrañas que permite el detectar malformaciones congénitas del útero.
  • Histerosalpingografía: esta prueba se utiliza para detectar  las malformaciones uterinas. Es una radiografía del útero con un medio de contraste.

 

¿Cómo se cura? Tratamiento y remedios naturales para la infertilidad 

Beneficios de la maca para la infertilidad
La raíz de maca es un suplemento con un alto contenido de varias sustancias nutritivas fundamentales.
En los hombres y en las mujeres, esta raíz ayuda a mantener el equilibrio hormonal y a eliminar la causa de la infertilidad.
Consumir la raíz de maca en polvo con regularidad favorece la remineralización del cuerpo y por lo tanto se recomienda para las personas con cuerpos desnutridos. Ayuda a aumentar la libido incrementando la energía.
Las personas que toman maca con regularidad pueden percibir un aumento considerable de la resistencia.
Esto ayuda combatir el estrés y la depresión y además, aumenta indirectamente la fertilidad.
La maca ayuda a aumentar la resistencia física del cuerpo debido a que disminuye los efectos de los traumas y de la ansiedad.
El efecto más importante de la raíz de maca es que favorece el equilibrio hormonal, fundamental para mantener la fertilidad. Ayuda superar las deficiencias hormonales del cuerpo a través de la síntesis. Generalmente, las mujeres padecen ciclos menstruales irregulares debido a los problemas relacionados con las hormonas.
La maca es la solución ideal para que los ciclos sean regulares y para eliminar las causas de la infertilidad.
La maca tiene un alto contenido de sustancias nutritivas y por lo tanto, mejora el funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo. En los hombres, ayuda a aliviar los problemas de disfunción eréctil, el número bajo de espermatozoides, la circulación alterada del esperma y mejora de manera considerable el deseo sexual.

Acupuntura
Estudios científicos demuestran que la acupuntura aumenta las probabilidades de concebir para las mujeres fértiles, tanto en el caso de la fecundación in vitro como en el caso de la fecundación natural.
La acupuntura ayuda a las mujeres que padecen ansiedad y estrés.

Alimentación y dieta
Comer alimentos saludables y no transformados es fundamental.
De acuerdo con la medicina natural y el higienismo de Shelton, la razón principal por la que hoy en día los médicos trabajan el doble respecto a lo que trabajaban hace 100 años es precisamente una alimentación incorrecta con un alto contenido de azúcar, lácteos, carne, alcohol y productos transformados y refinados.
La alimentación del hombre ha cambiado, debido a la industria alimentaria, trasladándose desde campo hasta las fábricas. Este tipo de alimentación ha provocado una carencia de vitaminas y minerales esenciales en el cuerpo.
De acuerdo con la dieta del grupo sanguíneo, la causa principal de la infertilidad es el consumo de productos lácteos.
Se recomienda comer muchas frutas, verduras, nueces, semillas, legumbres que son ricos en elementos antioxidantes (vitamina C, vitamina E, etc.)  y pocas proteínas animales.
De esta manera, el cuerpo tiene mucha más energía y puede soportar el estrés de la vida diaria.
Además, se ha demostrado que este tipo de alimentación puede mejorar las condiciones menos severas de infertilidad.

 

Cristales para la fertilidad masculina

Pietersita azul
La pietersita de color azul es uno de los cristales más conocidos para la fertilidad del hombre. Llevar un colgante de pietersita puede ayudar a resolver los problemas sexuales como la impotencia.

Pirita
Se dice que los cristales de pirita evocan la energía masculina y estimulan la fertilidad. Hay quienes piensan que la pirita cura los problemas de reproducción de los hombres. También dicen que es un remedio excelente ara la infertilidad masculina y para la impotencia.

Lingam
Se dice que estas piedras con forma de huevo de color marrón claro son eficaces para curar la infertilidad y la impotencia. Están realizadas en cuarzo. Se dice que las piedras lingam transportan la energía masculina, aumentan la energía sexual y ayudan a superar los problemas de fertilidad.

Rubí zoisita
Se trata de una combinación entre rubí y zoisita.
Muchos piensan que esta combinación proporciona la energía de la fertilidad.
Puede ayudar a curar los problemas relacionados con los testículos que pueden impedir la fertilidad. Muchos consideran que esta combinación es la mejor para aumentar la energía sexual.

¿Cómo se utilizan?

  1. Una de las maneras más simples para utilizar estos cristales es llevarlos consigo.
    Es suficiente tenerlos en el bolsillo durante todo el día y en poco tiempo se empiezan a notar los cambios positivos en la vida.
  2. Muchas personas prefieren colocar el cristal debajo de la almohada justo antes de acostarse a dormir. Si la persona prefiere llevar puesta una joya del cristal, la joya debe estar en contacto con la piel para poder sentir la energía.
  3. Otra manera para beneficiar de las propiedades curativas de los cristales es colocarlos en la bañera sumergidos por el agua.

Tratamientos farmacológicos y quirúrgicos para la infertilidad

Los tratamientos para la infertilidad incluyen:

Intervención quirúrgica. Por ejemplo, puede corregirse un varicocele o reparar un conducto deferente obstruido a través de una intervención quirúrgica.
Curar las infecciones. Los antibióticos pueden curar una infección del tracto reproductor, pero no siempre logran restablecer la fertilidad.
Tratamiento para los problemas durante las relaciones sexuales.
Medicamentos o asesorías pueden ayudar a mejorar la fertilidad en las personas que padecen enfermedades como la disfunción eréctil o la eyaculación precoz.
Tratamiento farmacológico y terapia hormonal. El médico puede recomendar la terapia hormonal en caso de que la infertilidad esté causada por niveles demasiado altos o demasiado bajos de algunas hormonas o en caso de que haya problemas relacionados con la manera en la que el cuerpo utiliza las hormonas.

Tecnologías procreación médicamente asistida (PMA)
Hay diferentes grados de PMA:

  • El primer grado incluye los métodos que promueven la concepción natural, es decir, la llamada inseminación “in vivo”.
    Ellos incluyen:

    • La inducción de la ovulación,
    • La inseminación intrauterina.
  • El segundo y tercer grado incluyen las técnicas de fertilización “in vitro”, es decir, donde el encuentro entre el óvulo y el espermatozoide se lleva a cabo en el laboratorio.
    Las técnicas de fertilización in vitro son:

    • FIV (fertilización in vitro): los ovocitos son fecundados por los espermatozoides fuera del organismo, pero de manera natural, en un medio líquido.
    • ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) es la inyección de un solo espermatozoide directamente en el óvulo.

Perspectiva (pronóstico) para los pacientes infértiles

1 de cada 5 parejas con un diagnóstico de infertilidad puede tener un embarazo, sin necesidad de tratamiento.
Más de la mitad de las parejas infértiles logra tener un hijo después de haberse sometido al tratamiento, sin incluir las técnicas avanzadas como la fecundación in vitro (FIVET).

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.