Bursitis de rodilla

¿Qué es la bursitis de la rodilla?

Bursitis significa inflamación de una estructura llamada bolsa serosa, es decir un pequeño saco cerrado que contiene líquido sinovial y sirve para facilitar el deslizamiento de tendones, músculos y piel.
Si la bursa se inflama, provoca un aumento de la producción de fluido sinovial, aumentando con ello el volumen para formar una burbuja de unos pocos centímetros de diámetro.
En ciertos casos, algunos vasos sanguíneos presentes dentro de la bursa se rompen y la sangre se acumula en el interior de la bolsa.

El fluido sanguíneo se acumula formando un hematoma, en este caso hablamos de la bursitis hemorrágica.
Puede ocurrir en la rodilla derecha o izquierda con la misma probabilidad, raramente afecta a los niños.

La bursitis se produce con mayor frecuencia en las siguientes articulaciones: rodilla, hombro, codo y cadera (bursitis trocantérea).
Hay cinco bursas alrededor de la rodilla:

Técnicas en la articulación de la rodilla, deslizando, para el dolor rotuliano, dolor, síntomas, causas, limitación funcional, la inflamación, la edad avanzada, traumatismo directo, hinchazón, edema
La bursitis de la rodilla
  • La bursa prerrotuliana o prepatelar se encuentra entre la rótula y la piel, entre las de la rodilla es la más propensa la inflamación;
  • La bursa de la pata de ganso está en la superficie interna de la rodilla, entre los tendones de los músculos gracilis, sartorio y semitendinoso;
  • Infrarrotuliana superficial que se encuentra delante del tendón rotuliano;
  • Infrarrotuliana profunda que está entre el tendón rotuliano y el cuerpo adiposo infrarrotuliano;
  • La bursa del semimembranoso se encuentra en la parte medial de la rodilla a un nivel superior al de la pata de ganso.

La bursitis inflamatoria es la más frecuente, es causada por una inflamación que puede ser:

  • Provocada por la sobrecarga o la fricción si es causada por actividades repetitivas no fisiológicas;
  • Química si es causada por algunas sustancias químicas;
  • Séptica si es causada por una infección.

¿Cuáles son las causas de la bursitis de rodilla?

Bursitis, rodilla, bola supra-patelar
Bursitis de la rodilla
La bursitis de rodilla puede ser causada por una presión continua, por un traumatismo directo (hematoma), por microtraumatismos repetitivos o por la repetición prolongada de ciertos gestos y movimientos.

La bolsa de la rodilla inflamada también se conoce como “rodilla de mucama” porque en el pasado se lavaba de rodillas apoyados sobre la rótula, es decir, en la bolsa prerrotuliana.
En general, los trabajadores que deben mantener la posición de rodillas como los albañiles o carpinteros pueden tener la bursitis.
Los atletas que practican deportes de contacto como el rugby, fútbol, voleibol y artes marciales son propensos a tener esta enfermedad, en concreto, los deportes en los que se puede caer de rodilla.
La inflamación de la bolsa de la pata de ganso o del semimembranoso es causada por su uso excesivo.
Entre los factores de riesgo de la bursitis están las enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide y la gota.

 

¿Cuáles son los síntomas de la bursitis de rodilla?

Entre los síntomas de la bursitis aguda de la rodilla están:

  • Dolor,
  • Cojera,
  • Limitación funcional,
  • Rigidez.

El paciente se queja de dolores muy intensos como un pinchazo.

Los signos son:

  • Rodilla hinchada (causada por el aumento del líquido sinovial),
  • Piel roja y caliente (si la inflamación está acompañada por una infección).
  • La hinchazón puede ser muy voluminosa como una bola en la parte anterior de la rodilla.
  • La bursitis hemorrágica se caracteriza por un hematoma claramente visible desde el exterior.
    Cuando se pressiona sobre la bolsa o se realizan los movimientos de flexión y extensión de la rodilla, los síntomas empeoran.
  • La bursitis séptica causa también fiebre, generalmente se ve una herida desde la que comenzó la infección.
Diagnóstico e pruebas instrumentales para la bursitis de rodilla
Bursitis de la rodilla, supra-patelar, inflamación, dolor
Bursitis de la rodilla

El médico debe observar la zona dolorida, realizar el examen clínico y la palpación, comprobar su historial médico.
Generalmente, el examen médico es suficiente para diagnosticar la bursitis de la rodilla.
Si el médico cree que sería útil, puede prescribir una radiografía para descartar fracturas u otros trastornos óseos.
Para la confirmación de la bursitis sirve una ecografía musculoesquelética que muestra los tejidos blandos: músculos, tendones, ligamentos, bolsas, etc.
El médico palpa la zona inflamada, estudia el historial médico, lleva a cabo las pruebas musculares y comprueba la presencia de los signos característicos de la enfermedad.


Si lo considera útil, prescribe pruebas de laboratorio (análisis de la sangre, análisis del líquido dentro de la bolsa).

Se realiza un diagnóstico diferencial teniendo en cuenta que el paciente puede tener un hueso roto o una contusión con hematoma, pero en este caso los síntomas son diferentes debido a que el rango de movimiento no es reducido.
El médico de cabecera puede remitir al paciente a un ortopedista que haga el diagnóstico y recete el tratamiento.
La aspiración del líquido se hace si el médico sospecha una infección. De esa manera se confirma y decidir el tratamiento más adecuado.

 

¿Cuál es el tratamiento para la bursitis de rodilla?

El tratamiento es personalizado, depende del tipo de bursitis que afecte al paciente.
En la fase aguda es necesario aplicar la crioterapia (hielo) para prevenir la agravación de la inflamación.
El hielo no se puede aplicar durante más de 20 minutos, tres veces al día.
Entre los remedios naturales para tratar una bursitis leve de rodilla está la arcilla verde, se debe humedecer y aplicar sobre la zona inflamada durante al menos 30 minutos.

mg_70021También se puede frotar una crema a base de árnica montana.
A pesar de que la bursitis es hemorrágica, traumática o inflamatoria, se trata de la misma manera: reposo, crioterapia, protección de la zona con una rodillera para evitar nuevos traumas.

Los tratamientos posibles son:

  • Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), pero es necesario hablar con el médico en caso de embarazo;
  • Infiltración local de cortisona, después de haber aspirado el fluido de la bolsa;
  • Fisioterapia con laserterapia y las ondas de choque.

Si los tratamientos no fueron suficientes, la única alternativa es quirúrgica: el ortopedista va a limpiar y posiblemente quitar la bolsa.
La intervención consiste en una incisión en la piel sobre la bolsa y en la eliminación de la misma.
La operación se realiza bajo anestesia local, no se puede hacer en forma ambulatoria (en el día), el paciente ingresa por una noche.
En el caso de la bursitis séptica, el tratamiento consiste en la resolución de la infección con antibióticos.

 

¿Cuánto tiempo dura? ¿Cuále es el tiempo de curación?

El tiempo de recuperación depende de la causa del trastorno. En caso de infección, al final de un ciclo de antibióticos, el paciente debería curarse.
Si el trastorno es traumático pero la bursitis no es hemorrágica o infecciosa, el tiempo de recuperación es largo sin no se realiza una terapia adecuada, de hecho puede convertirse en crónica o podría durar incluso más de un año.

 

Prevención de una recaída en caso de bursitis de rodilla

Para la prevención se deben evitar situaciones que pueden causar una bursitis, así que si usted tiene que arrodillarse en el suelo, se recomienda descansar las piernas sobre una almohada suave.
Es mejor reducir al mínimo posible el deporte y las actividades que implican movimientos repetitivos.
Entre los deportes permitidos están la natación y la bicicleta (si no es dolorosa).

Deja un comentario