Menopausia precoz

Menopausia, precoz o prematura, edad, causas, síntomas, menstruación

 

La menopausia precoz ocurre antes de los 40 años de edad, mientras que la menopausia anticipada ocurre entre los 41 y los 45 años.

La menopausia precoz prematura puede ser una experiencia tremenda para el cuatro por ciento de las mujeres estadounidenses que padecen esta enfermedad.

La menopausia prematura se refiere al final de la vida reproductiva de la mujer en una edad sorprendentemente precoz, de hecho, esto puede ocurrir incluso a los 20 años de edad.

 

Por otro lado, es importante percatarse de la diferencia entre menopausia precoz, o prematura, y premenopausia. La premenopausia se refiere a la fase de la vida de la mujer en la que ocurren las últimas menstruaciones. En esta fase las mujeres no presentan ningún síntoma y tienen una vida reproductiva activa.

 

Ocasionalmente, los ovarios pueden volver a comenzar a trabajar de manera espontánea después de la menopausia, no se sabe por qué ocurre esta situación.

Algunos estudios demuestran que, alrededor de una de cada diez mujeres a las que les ha sido diagnosticada la menopausia precoz puede quedar embarazada. No se sabe con exactitud la razón de este fenómeno, pero si la mujer no desea tener hijos se recomienda que continúe utilizando los métodos anticonceptivos.

 

Causas

 

Los tratamientos médicos que pueden provocar la menopausia precoz son: quimioterapia o la radioterapia pélvica para el tratamiento del cáncer.

Estos tratamientos pueden afectar los ovarios provocando la interrupción de la menstruación.

Los efectos de estos tratamientos, como por ejemplo la imposibilidad de quedar embarazada, pueden ocurrir justo después del tratamiento o varios meses después de este.

La probabilidad de llegar a la menopausia depende del tipo y de la cantidad de quimioterapia que se utiliza. Además, cuanto más joven es la paciente, menos probabilidades tiene de entrar en menopausia.

 

Intervención quirúrgica para remover los ovarios

La intervención quirúrgica a través de la cual se extirpan los ovarios se conoce como ovariectomía bilateral y provoca la menopausia inmediatamente.

Después de la intervención la menstruación de la mujer se interrumpe completamente y sus hormonas se reducen rápidamente.

Puede que la mujer haya padecido síntomas demasiado fuertes de la menopausia como por ejemplo sofocos y disminución del deseo sexual.

 

Intervención quirúrgica para remover el útero

Algunas mujeres que se han sometido a una histerectomía para remover el útero pueden optar por mantener los ovarios. Estas pacientes no entran inmediatamente en menopausia debido a que los ovarios continúan produciendo hormonas.

Sin embargo, no vuelven a tener menstruaciones y no pueden quedar embarazadas, debido a que el útero ha sido extirpado. Las mujeres pueden padecer sofocos debido a que la intervención a veces puede afectar el aporte de sangre a los ovarios. La menopausia puede llegar uno o dos años antes de lo esperado.

 

La menopausia precoz puede ser hereditaria o puede estar causada por una enfermedad

Algunas causas posibles son las siguientes:

 

Anomalías cromosómicas. Los defectos en lo cromosomas pueden provocar la menopausia precoz. Por ejemplo, las mujeres que padecen el síndrome de Turner nacen sin una parte del cromosoma X o puede que les falte todo ese cromosoma. Los ovarios no se desarrollan de manera normal y por lo tanto la menopausia es precoz.

 

Genética. Las mujeres con menopausia precoz en su historia familiar tienen una probabilidad más alta de desarrollar menopausia precoz.

 

Enfermedades autoinmunes. el sistema inmunitario, si funciona adecuadamente combate las enfermedades del cuerpo, puede atacar los ovarios por error impidiendo que produzcan homonas.

Las enfermedades de la tiroides y la artritis reumatoidea son dos enfermedades que pueden causar menopausia precoz.

 

Causas naturales de la menopausia precoz

 

Cuando la menopausia llega antes de tiempo, puede estar causada por una insuficiencia ovárica precoz.

Sin embargo, un término más preciso para referirse a esta enfermedad es “insuficiencia ovárica primaria” ya que describe la disminución de las funciones de los ovarios.

La menopausia precoz también puede estar causada por varios factores que van desde la predisposición genética hasta las enfermedades del sistema inmunitario.

En algunos casos, los ovarios de las mujeres continúan produciendo una pequeña cantidad de hormonas y, por lo tanto, a veces pueden tener una menstruación.

Algunas mujeres pueden quedar embarazadas después de que se les ha diagnosticado la menopausia.

 

Estrés: el estrés no puede causar la menopausia prematura, pero desempeña un papel muy importante en la gravedad y en la frecuencia de los síntomas.

 

Si se conocen las causas de la menopausia precoz se puede comprender por qué no se puede prevenir.

El embarazo y el legrado no provocan la menopausia.

 

¿Cómo se manifiesta la menopausia precoz?

 

Generalmente, los síntomas de la menopausia prematura son los mismos que aparecen en la menopausia natural, estos síntomas incluyen:

  • Ciclo menstrual irregular, retrasado, o anticipado o ausencia del ciclo menstrual.
  • Menstruaciones más abundantes o más leves de lo normal,
  • Sofocos (una sensación repentina de calor que se difunde hacia la parte superior del cuerpo)

Estos síntomas indican que los ovarios están produciendo menos estrógenos.

 

Junto con los síntomas mencionados anteriormente, en algunas mujeres pueden aparecer los siguientes síntomas:

 

  • Resequedad vaginal (las paredes de la vagina pueden volverse más delgadas y menos flexibles),
  • Irritabilidad o pérdida del control de la vejiga (incontinencia),
  • Cambios emocionales (irritabilidad, cambios de humor, depresión leve),
  • Resequedad en la piel, ojos y boca seca.
  • Insomnio,
  • Disminución del deseo sexual.

 

Además de estos síntomas, las mujeres menores de 40 años que padecen una de las enfermedades mencionadas a continuación, deben acudir al médico para saber si existe el riesgo de que desarrollen menopausia prematura:

 

  • Después de un ciclo de quimioterapia o de radioterapia,
  • Si la paciente o un miembro de su familia ha padecido una enfermedad autoinmune como por ejemplo hipotiroidismo, el morbo de Graves o lupus.
  • Si la mujer ha intentado quedar embarazada por más de un año sin tener éxito,
  • La madre o la hermana de la paciente han tenido menopausia precoz.

 

Diagnóstico de la menopausia precoz o prematura

 

Diagnóstico de la menopausia, ciclo, fertilidad, ovulación, menstruación

 

La menopausia precoz se diagnostica a través de algunos exámenes como por ejemplo:

 

  • La historia clínica de la paciente, incluyendo la historia familiar y las consultas médicas.
  • Exámenes para descartar otras posibles causas de amenorrea (ausencia de menstruación), como por ejemplo el embarazo, la pérdida de peso considerable, otras enfermedades hormonales y algunas enfermedades del sistema reproductor.

 

Tratamiento para la menopausia precoz o prematura

 

No existe un tratamiento para interrumpir la menopausia precoz o para inducir los ovarios a volver a comenzar la ovulación.

 

Las mujeres que padecen menopausia precoz viven un largo periodo de tiempo en postmenopausia, esto quiere decir que tienen un riego más alto de desarrollar algunos problemas de salud como por ejemplo el desarrollo precoz de osteoporosis o de enfermedades cardíacas.

La terapia hormonal se recomienda para tratar los síntomas de la menopausia y para reducir el riesgo de desarrollar osteoporosis precoz o enfermedades cardíacas hasta que la mujer llega a la edad en la que normalmente las mujeres entran en menopausia (51 años).

 

Tratamiento y medicamentos

 

El objetivo del tratamiento para la insuficiencia ovárica precoz es resolver los problemas que están causados por la carencia de estrógenos.

 

Tratamiento con estrógenos

Para prevenir la osteoporosis, aliviar los sofocos y para aliviar otros síntomas causados por la carencia de estrógenos, hay que remplazar los estrógenos que producían los ovarios.

Generalmente, el médico prescribe estrógenos junto con otra hormona llamada progesterona.

La progesterona protege el revestimiento del útero (endometrio) impidiendo que ocurran alteraciones precancerosas causadas si el paciente introduce solamente estrógenos en el cuerpo.

La combinación de estas dos hormonas puede provocar sangrado vaginal similar al de la menstruación, pero no restablece las funciones de los ovarios.

Los estrógenos se pueden tomar en píldoras, se pueden utilizar en gel, en parches que se aplican en la piel o en un anillo vaginal que debe cambiarse cada tres meses.

Las mujeres pueden continuar con la terapia hormonal hasta la edad de 50 o 51 años, es decir, hasta la edad promedio en que las mujeres entran en menopausia natural.

En las mujeres más ancianas, la terapia hormonal con estrógenos a largo plazo está asociada con el cáncer de seno.

Sin embargo, en las mujeres jóvenes que padecen insuficiencia ovárica, los beneficios de la terapia hormonal sustitutiva superan los riesgos potenciales de la misma.

 

Suplementos de calcio y de vitamina D

Si se toman juntos, estos suplementos son beneficiosos para prevenir la osteoporosis.

El médico puede recomendar que la paciente se realice una prueba de densidad ósea (MOC) para saber cuál es la densidad ósea basal antes de que empiece a tomar los suplementos.

El Institute of Medicine recomienda que las mujeres de 19 a 50 años de edad deben ingerir 1.000 miligramos (mg) de calcio al día, y en las mujeres mayores de 51 años deben ser 1.200 mg al día.

 

Tratamientos alternativos

Entre los tratamientos naturales para los síntomas de la menopausia existe un suplemento llamado Maca. La Maca reduce considerablemente los síntomas de la menopausia (sofocos, osteoporosis, resequedad vaginal, cansancio y depresión).

Este producto se encuentra en todos los herbolarios.