Como curar la epitrocleítis

La terapia y los remedios naturales para la epitrocleitis o epicondilitis medial del codo

 

Pruebas de laboratorio

La radiografía ayuda al médico a descartar otras posibles causas de dolor en el codo, como, por ejemplo las fracturas o la artritis.

El ultrasonido puede ser necesario para confirmar el diagnóstico.

La resonancia magnética del codo se recomienda rara vez para evaluar el dolor en el codo.
También puede ser útil realizar la resonancia en el cuello de para descartar una cervicobraquialgia, si el paciente tiene dolor también en el hombro y en la mano o en el caso de síntomas neurológicos (por ejemplo, pérdida de reflejos, entumecimiento y hormigueo).

La electromiografía (EMG) es una prueba que evalúa los impulsos nerviosos de los músculos durante la contracción, se recomienda realizarla si los síntomas están relacionados con el atrapamiento de un nervio.

 

¿Qué hacer? ¿Cuál es el tratamiento para la epicondilitis medial?

 

Medicamentos

Hay muchos medicamentos para tratar el codo de golfista, pero sólo producen un alivio temporal y a menudo causan la degeneración del tendón.

El médico puede recomendar medicamentos analgésicos como el paracetamol o medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el ibuprofeno (Algiasndin) o el diclofenaco (Voltaren).
Los efectos secundarios de estos tratamientos pueden ser dolor de estómago y úlcera de estómago.

Para sustituir los medicamentos en comprimidos, también se puede usar cremas o geles antiinflamatorios directamente sobre la zona afectada.

Además, se pueden hacer inyecciones de cortisona o mesoterapia alrededor del tendón, pero este tratamiento tiene un limitado ya que esta puede debilitar los tendones.

Es necesaria la prescripción médica para la cortisona.

 

Remedios naturales para la epitrocleitis

En primer lugar, es importante descansar el brazo suspendiendo las actividades deportivas como el golf, la escalada, la natación, el tenis, etc.

Aplicar hielo sobre el epicóndilo medial durante 20 minutos, 3 veces al día (no poner el hielo directamente sobre la piel).

órtesis de codo, tendinitis, codo, epicondilitis, epicondilitis medial, epitrocleitis
Órtesis de codo para la tendinitis

Para reducir la carga sobre el tendón sería mejor usar una órtesis de codo, se parece a una banda o una correa con un espesor de 2-3 cm, y se pone debajo del cóndilo medial del codo o incluso se puede aplicar una órtesis para inmovilizar la muñeca.

Este tratamiento conservador ayuda a reducir la inflamación y el dolor.

Además, con la ayuda de un fisioterapeuta se puede aprender a adoptar una postura correcta durante las actividades diarias y a desarrollar una técnica mejor para practicar deporte.

Entre los remedios fitoterápicos se encuentran las pomadas que contienen árnica y harpagófito.
Se tiene que poner estas cremas dos veces al día sobre la zona dolorida.

La acupuntura no es la terapia natural más indicada para la epicondilitis medial y los médicos rara vez la prescriben.

 

Fisioterapia

Las técnicas de fisioterapia, tales como la terapia láser usada en combinación con el ultrasonido, son eficaces para reducir los síntomas.
En general, estos tratamientos tienen también efecto a largo plazo.

Las ondas de choque, en cambio, no son un tratamiento muy utilizado para tratar la epitrocleitis.

Las terapias manuales son muy eficaces y seguras para el tratamiento de la epicondilitis medial. Los más comunes son el masaje Cyriax y el masaje miofascial, ya que con estas técnicas se pueden eliminar las fibrosis y las adherencias del tejido.

Cuando el dolor y la inflamación disminuyen, se puede comenzar a realizar ejercicios específicos de fortalecimiento y estiramiento.

 

Ejercicios de rehabilitación para la epicondilitis medial

Los siguientes ejercicios de rehabilitación generalmente se prescriben a los pacientes con epicondilitis medial.
Antes de empezar a realizar un programa de fisioterapia, siempre hay que hablar con el fisioterapeuta para evaluar si es adecuado.
Estos ejercicios deben realizarse tres veces al día, a menos que no causen un empeoramiento de los síntomas.

 

Extensión del codo

Comenzar este ejercicio con el brazo estirado hacia adelante y el codo recto. Con la otra mano, tirar hacia sí mismo la muñeca extendiéndola, hasta que se sienta una sensación de estiramiento.
Mantener la posición durante 15 segundos y repetir 4 veces.

 

Ejercicio excéntrico

Mantener en una mano una mancuerna, apoyar el antebrazo en el borde de una mesa, con la palma hacia arriba, y la mano que sobresale por encima del borde.

Empezar el ejercicio con la muñeca en flexión.
Poco a poco (frenado de la caída) extender la muñeca. Volver a la posición inicial con la ayuda de la otra mano.

Para prevenir lesiones más graves, un terapeuta entrenado debería enseñar a los pacientes la técnica correcta para realizar el ejercicio y la carga adecuada.

Se deben evitar los ejercicios para fortalecer los bíceps y el músculo braquiorradial, es decir, las flexiones del codo con pesas.

 

Foto: Kinesiotaping, Vendaje neuromuscular, epicondilitis medial, codo, medial, inflamación, interna, tendinitis

 

Vendaje neuromuscular para el hiperextensión del codo y la epitrocleitis

 

Vendaje neuromuscular utilizado para la epicondilitis medial del codo.

Acción: estabilizadora y de drenaje

Forma: 2 tiras ” Y ”.

Longitud: 20 cm. Anchura: 2,5 cm.
Para reducir la tensión en los músculos flexores y pronadores del antebrazo: aplicar el vendaje con el codo en extensión y la mano en flexión dorsal, sin tensión.

Aplicar las tiras con el codo en extensión, sin tensión, a partir del epicóndilo medial.

La primera tira se pone a lo largo de los músculos flexores cubitales y radiales.

La segunda tira se aplica sobre la primera y actúa sobre el músculo pronador redondo y cuadrado.

De esta manera se puede reducir la tensión muscular y se promueve el movimiento del codo.

 

Cirugía para la epicondilitis medial del codo

El tratamiento quirúrgico para la epicondilitis medial es muy raro, pero si los síntomas persisten después de 12 meses de tratamiento conservador se puede optar por una operación.

Hay dos tipos de cirugía:

 

  1. Liberación del tendón: el cirujano hace una pequeña incisión y corta el tejido dañado.
  2. Resección del tejido dañado del tendón: el cirujano extirpa el tejido cicatricial y las calcificaciones, y vuelve a insertar el tendón san alrededor del hueso con una sutura.

 

Las complicaciones potenciales incluyen las infecciones y los síntomas de la inflamación del nervio cubital.

 

Pronóstico de la epitrocleitis del codo

Alrededor del 95% de las personas con epicondilitis medial se recupera con sólo descansar dentro de unos pocos meses.
Obviamente, realizando un tratamiento conservador de fisioterapia, el tiempo de curación se puede reducir.

Se puede volver a practicar deporte sólo cuando los síntomas desaparecen.

Si no se evita la causa del dolor, puede producirse una recaída de epicondilitis medial.

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.