Epicondilitis o codo del tenista

La epicondilitis es como una tendinitis conocida “codo” del tenista, aunque la mayor parte de las personas que padecen de esta degeneración tendinea no ha jugado nunca al tenis.

Esta patología provoca dolor sobre la porción externa del codo, sobre a una prominencia óseo definido epicóndilo lateral dónde originan los músculos extensor y supinatori de la muñeca.

tendinitis codo, extensor, supinatori, pronatori, biceps, inflamación, dolor, tendinopatia, tendinoso, vuelta, jugar, terapia, partida, lesión, mala, puñalada, fatiga, hinchazón, edema, deportivo, atleta, basket, tenis, lanzamiento, hogareño, ratón, ordenador.
codo del tennista © Lovrencg – Fotolia.com

El dolor se averigua como con actividad agarrar, empujar, tirar y levantar.
Cuando la inflamación progresa se también puede percibir dolor con movimientos blandos y con el descanso.
Generalmente el exordio es lento, es raro que el dolor se subleve de repente sin traumas.

¿Quién padece de “codo” del tenista?

La epicondilitis golpea de las 1 al 3% de la población, y más allá del 50% de los jugadores de tenis durante su carrera. En realidad menos que el 5% de lo total de los diagnósticos efectuados son atados a la práctica del tenis.
La epicondilitis golpea más a los hombres de las mujeres y más frecuentemente las personas entre los 30 y los 50 años.

Aunque la epicondilitis golpea a los jugadores de tenis, también otras personas pueden ser interesáis, sobre todo quién participa en actividad que solicitan movimientos repetitivos de brazo, codo, muñeca y mano en el tiempo libre o al trabajo.
Entre las personas que sufren por esta tendinitis encontramos a los golfistas, jugadores de béisbol, hogareño, empleado a las limpiezas, carpinteros, garajistas y que trabaja en cadena de montaje.

 

Causas

Generalmente, la epicondilitis es causada por un empleo excesivo del codo, sobrecargado.

Cualquiera actividades que sobrecarga los tendones extensor o supinatori de la mano puede engendrar la tendinitis. Estas actividades incluyen la jardinería, el tenis y algunos trabajos repetitivos.
La epicondilitis puede ser también correlacionada a un trauma directo sobre el extenso exterior del codo.
Se cree en efecto que un empleo excesivo o un trauma puedan provocar una pequeña laceración al origen del músculo extensor radial breve del carpo.
Aunque la epicondilitis sea considerada una tendinitis, hay algunos cambios en las fibras de colágeno que componen el tendón, por lo tanto es mejor definirla como una molestia caracterizada por degeneración tendinea.

 

epicnodilite,sintomi, gomito,estensori,supinatori,dolore,epicondilo,male,tennista,infiammazione, tendinite,tendinosi,ritorno,giocare,terapia, partido, lesión, mala, puñalada, fatiga, hinchazón, edema, deportivo, atleta, basket, tenis, lanzamiento, hogareño, ratón, ordenador.
Prueba muscular por epicondilitis
Síntomas
Los síntomas de la epicondilitis son: Dolor que aumenta lentamente en la parte externa del codo. Los síntomas empeoran cuando se cierra el puño o se arriman objetos;
El dolor se aumenta cuando se estabiliza o se mueve con fuerza la muñeca. Algunos ejemplos son: el levantamiento de objetos, verter el agua de la botella, abrir botes o la gestión de utensilios simples como el cepillo de dientes de dientes, el cuchillo y el tenedor.DiagnósticoEl diagnóstico a menudo es hecho sobre el historial y las informaciones que el paciente le provee al médico respeto a los síntomas.
Un examen del miembro superior golpeado ayuda a confirmar el diagnóstico.
Generalmente la amplitud de movimiento del codo es normal, pero puede ser limitado en los casos más graves.
Palpando el codo del paciente se puede advertir hinchazón en la región del epicóndilo lateral.
El dolor puede ser evocado haciendo extender el codo contra resistencia.
El médico tiene que ejecutar muchas maniobras para excluir otras patologías con síntomas parecidos a la epicondilitis como la artritis o la síndroma del túnel carpale.

 

tendinitis, epicondilitis, extensor, común, dedos, dolor, inflamación, tirón, lesión, dor, tenis
Tendinosos y tendinitis al extensor común de los ditabr / > Alila/bigstockphto.com

 

epicondilite,trattamento,esercizi,rinforzo,dolore,male,infiammazione,tendinite
esercizio isometrico per l’epicondilite

La epicondilitis es tratada con medicinas, un tutor para inmovilizar la articulación, el kinesio-taping y un programa de ejercicios de efffettuare bajo la supervisión de un fisioterapista.
La fase inicial comprende el descanso del brazo golpeado hasta cuando el dolor agudo disminuye.
Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (FANS) como la aspirina y el brufen pueden ser útiles en esta fase.

El fisioterapista puede ejecutar una terapia manual llamado cyriax o masaje transversa profundidad que estimula la reparación del tendón y la alineación de las fibras de colágeno.
Sucesivamente se pueden ejecutar de los ejercicios de stretching focalizados sobre el alargamiento de los músculos extensor de la muñeca.
Los ejercicios tienen que ser ejecutados primera con el codo en flexión y sucesivamente con el codo extenso.
En la tercera fase hace falta efectuar algunos ejercicios de refuerzo. Si se percibe dolor durante la ejecución de los ejercicios de fomento, hace falta volver a la fase anterior.
Además de este programa puede ser útil una inyección de cortisona, pero hace falta esperar más posible porque puede perjudicar el tendón y hasta lesionarlo.

Se encomienda de limitar las actividades cotidianas que agravan los síntomas. Si hace falta levantar cargas, se aconseja ejecutar el levantamiento teniendo hacia arriba el palmo de la mano. Si se realizan actividad con gestos repetitivos es mejor manera de las pausas frecuentes con ejercicios de stretching sea estreno que después de la actividad.

Tutelares

La correa sobre el antebrazo a menudo es aconsejada a quien sufre de epicondilitis. Este cinturón es aplicado al antebrazo, pero no sobre a la zona inflamada.
Se tiene que atar la correa en el antebrazo 3 centrimetri bajo al epicóndilo con la pastilla sobre los músculos interesados, de modo que descargar la zona de inserción muscular sobre el codo.

Este tutor puede ser vestido durante las actividades que despiertan los síntomas, pero no es útil a descanso. Puede ser útil también un tutor parecido a aquél vestido por la síndroma del túnel carpale. Este tutor respalda los músculos implicados en la extensión de la muñeca.

Prevención de la epicondilitis en el tenis

La causa más común de epicondilitis en el tenis es una técnica errada de ejecución del gesto técnico con la raqueta.
Los jugadores con el codo del tenista a menudo desarrollan esta tendinitis ejecutando el reverso, aunque el problema puede averiguarse con cualquier movimiento.
Una persona que juega al tenis por pasatiempo debería tomar lecciones de un maestro profesional de modo que adquirir una correcta técnica de base.
Es preferible jugar sobre campos blandos antes que sobre aquellos en tierra batido.
A menudo cambiar las bolitas de tenis es muy útil. Utilizar una raqueta con dimensiones apropiadas y una toma confortable.

Cirugía

La mayor parte de los pacientes con epicondilitis no es tratada por cirugía. Sólo los pacientes que perciben un dolor persistente a pesar de meses de trato conservativo pueden ser presentados como candidato por la cirugía.

El procedimiento quirúrgico es ejecutado ambulatorialmente, day hospital, a menudo bajo anestesia general o regional.
La porción inserzionale del tendón que ha degenerado es extirpado e/o reparado.
A menudo una parte del hueso es raspada para inducir el crecimiento de macetas sanguíneas en el área golpeada.
El codo tiene que quedar estadizo por muchas semanas, luego hace falta iniciar programa de ejercicios de rehabilitación.
Los riesgos de la cirugía son: dolor persistente, rigidez e infecciones.

 

Pronóstico

En conjunto, el 90-95% de las personas con epicondilitis mejora y cura gracias al trato conservativo.
El tiempo de recuperación depende del paciente, si para enseguida de ejecutar las actividades que han provocado la epicondilitis y efectúa las terapias, puede curar en menos que un mes, de otro modo pueden ser necesarios hasta 6/8 meses.
Sin embargo se considera que el 5% no mejora y por éste es necesario intervenir por cirugía.
La intervención será aspirada a arreglar la unidad músculo-tendinea dañada alrededor del codo.
LAS 80-90% de las personas que se someten a la intervención quirúrgica alcanzan una curación completa y la recuperación de la fuerza muscular.

 

epicondilite,trattamento,esercizi,rinforzo,dolore,male,infiammazione,tendinite
esercizio isometrico per l’epicondilite

La epicondilitis es tratada con medicinas, un tutor para inmovilizar la articulación, el kinesio-taping y un programa de ejercicios de efffettuare bajo la supervisión de un fisioterapista.
La fase inicial comprende el descanso del brazo golpeado hasta cuando el dolor agudo disminuye.
Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (FANS) como la aspirina y el brufen pueden ser útiles en esta fase.

El fisioterapista puede ejecutar una terapia manual llamado cyriax o masaje transversa profundidad que estimula la reparación del tendón y la alineación de las fibras de colágeno.
Sucesivamente se pueden ejecutar de los ejercicios de stretching focalizados sobre el alargamiento de los músculos extensor de la muñeca.
Los ejercicios tienen que ser ejecutados primera con el codo en flexión y sucesivamente con el codo extenso.
En la tercera fase hace falta efectuar algunos ejercicios de refuerzo. Si se percibe dolor durante la ejecución de los ejercicios de fomento, hace falta volver a la fase anterior.
Además de este programa puede ser útil una inyección de cortisona, pero hace falta esperar más posible porque puede perjudicar el tendón y hasta lesionarlo.

Se encomienda de limitar las actividades cotidianas que agravan los síntomas. Si hace falta levantar cargas, se aconseja ejecutar el levantamiento teniendo hacia arriba el palmo de la mano. Si se realizan actividad con gestos repetitivos es mejor manera de las pausas frecuentes con ejercicios de stretching sea estreno que después de la actividad.

Tutelares

La correa sobre el antebrazo a menudo es aconsejada a quien sufre de epicondilitis. Este cinturón es aplicado al antebrazo, pero no sobre a la zona inflamada.
Se tiene que atar la correa en el antebrazo 3 centrimetri bajo al epicóndilo con la pastilla sobre los músculos interesados, de modo que descargar la zona de inserción muscular sobre el codo.

Este tutor puede ser vestido durante las actividades que despiertan los síntomas, pero no es útil a descanso. Puede ser útil también un tutor parecido a aquél vestido por la síndroma del túnel carpale. Este tutor respalda los músculos implicados en la extensión de la muñeca.

Prevención de la epicondilitis en el tenis

La causa más común de epicondilitis en el tenis es una técnica errada de ejecución del gesto técnico con la raqueta.
Los jugadores con el codo del tenista a menudo desarrollan esta tendinitis ejecutando el reverso, aunque el problema puede averiguarse con cualquier movimiento.
Una persona que juega al tenis por pasatiempo debería tomar lecciones de un maestro profesional de modo que adquirir una correcta técnica de base.
Es preferible jugar sobre campos blandos antes que sobre aquellos en tierra batido.
A menudo cambiar las bolitas de tenis es muy útil. Utilizar una raqueta con dimensiones apropiadas y una toma confortable.

Cirugía

La mayor parte de los pacientes con epicondilitis no es tratada por cirugía. Sólo los pacientes que perciben un dolor persistente a pesar de meses de trato conservativo pueden ser presentados como candidato por la cirugía.

El procedimiento quirúrgico es ejecutado ambulatorialmente, day hospital, a menudo bajo anestesia general o regional.
La porción inserzionale del tendón que ha degenerado es extirpado e/o reparado.
A menudo una parte del hueso es raspada para inducir el crecimiento de macetas sanguíneas en el área golpeada.
El codo tiene que quedar estadizo por muchas semanas, luego hace falta iniciar programa de ejercicios de rehabilitación.
Los riesgos de la cirugía son: dolor persistente, rigidez e infecciones.

 

Pronóstico

En conjunto, el 90-95% de las personas con epicondilitis mejora y cura gracias al trato conservativo.
El tiempo de recuperación depende del paciente, si para enseguida de ejecutar las actividades que han provocado la epicondilitis y efectúa las terapias, puede curar en menos que un mes, de otro modo pueden ser necesarios hasta 6/8 meses.
Sin embargo se considera que el 5% no mejora y por éste es necesario intervenir por cirugía.
La intervención será aspirada a arreglar la unidad músculo-tendinea dañada alrededor del codo.
LAS 80-90% de las personas que se someten a la intervención quirúrgica alcanzan una curación completa y la recuperación de la fuerza muscular.

 

Dr. Massimo Defilippo Fisioterapista Tel 0522/260654 Defilippo.massimo@gmail.com
P. IVA 02360680355

http://www.facebook.com/fisioterapiarubierese?ref=hl

http://www.fisioterapiareggio.com

© Scott Maxwell – fotolia.com

También lees:  Epicondilitis, dolore,sintomi y diagnóstico

 

 

Deja un comentario