Epitrocleitis o codo de golfista

La epitrocleitis, también denominada codo de golfista, es un tipo de tendinitis de inserción que afecta a los tendones que se insertan en el epicóndilo medial del antebrazo.

El codo de golfista es la consecuencia de la inflamación y degeneración de los tendones flexores y pronadores de la muñeca.

 

Evaluación de la epitrocleitis

Epitrocleitis, prueba, tendinitis, inflamación, dolor
Evaluación de la epitrocleitis

Se trata de una tendinitis por sobrecarga vinculada especialmente a los deportes que implican lanzamientos, tales como el golf, bolos, tenis, fútbol y béisbol.

El epicóndilo medial es una protuberancia situada en la cara interna del codo (cóndilo humeral) donde se insertan los tendones flexores y pronadores de la muñeca (por ejemplo el pronador redondo, flexor radial del carpo y palmar largo).

El dolor de codo puede ser leve o grave y puede dificultar las actividades diarias o deportivas.

Los síntomas pueden extenderse del antebrazo a la muñeca.

La epitrocleitis puede manifestarse de forma traumática, aunque su aparición suele ser progresiva y el fastidio suele aumentar lentamente hasta volverse crónico.

El codo de golfista es mucho menos frecuente que la epicondilitis.

El epicóndilo medial más afectado es el del brazo dominante. Por lo general es unilateral, aunque a veces es bilateral (se manifiesta en ambos lados).

Los movimientos que pueden provocar la epitrocleitis son: tirar, recoger y agarrar objetos.

Tendinosis

El problema principal no es la inflamación aguda de los tendones, sino la degeneración del tejido conectivo que forma los tendones.

Las causas son las micro-lesiones repetidas que se producen en el epicóndilo medial al practicar ciertos deportes.

Algunos estudios microscópicos han demostrado la presencia de alteraciones del tendón caracterizadas por la desorganización de las fibras de los tendones y tejido cicatricial.

A nivel celular, la sobrecarga mecánica produce la diferenciación de las células madre tendinosas en adipogénicas, osteogénicas y condrogénicas.

El resultado es que estas células pueden desarrollar formaciones lipídicas, calcificaciones y degeneración mucoide en lugar de la reparación del tendón.

 

¿A quién afecta la epitrocleitis?

Cualquier persona puede sufrir de epitrocleitis, aunque suele afectar a los jugadores de golf, béisbol, escalada, culturismo, arqueros y músicos.

Los atletas están predispuestos a sufrir epitrocleitis debido a que sufren muchos micro-traumas.

El codo de golfista es más común en los hombres y en las personas de entre 20 y 50 años.

Las personas que usan el ratón del ordenador para trabajar también pueden desarrollar la epitrocleitis.

 

Causas de la epitrocleitis

La causa más común de epitrocleitis es la carga excesiva a la que se somete el tendón.

También puede tener origen en un accidente, aunque es raro.

Los principales factores de riesgo son:

  • Edad: los adultos tienen tendones menos flexibles y suelen realizar movimientos repetitivos durante el trabajo o las actividades deportivas;
  • La diabetes aumenta las probabilidades de padecer codo de golfista;
  • Técnica deportiva incorrecta;
  • Músculos del antebrazo débiles e inadecuados para la práctica de algunos deportes.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de la epitrocleitis?

La tendinitis provoca dolor en la cara interna del codo, debilidad durante la pronación y flexión de la muñeca y, a veces, hinchazón del epicóndilo medial.

El dolor es moderado y aumenta gradualmente con el tiempo.

Los síntomas empeoran al estirar y presionar el tendón afectado, agarrar objetos y realizar movimientos de flexión o pronación de la muñeca.

Con el tiempo, además de los tendones, también se debilitan los músculos.

En caso de epitrocleitis grave, se puede experimentar limitación de movimiento.

 

 

 

Diagnóstico de epitrocleitis de codo

El médico a quien acudir es el fisiatra u ortopedista, que examina el historial clínico del paciente para evaluar la presencia de factores de riesgo, tales como la práctica de actividad deportiva o trabajo que provocan micro lesiones.

El paciente debe informar al médico sobre la aparición del dolor, es decir, si se trata de una aparición progresiva o de un trauma directo en el epicóndilo.

El cirujano ortopédico debe informarse sobre los síntomas y su duración.

Epitrocleitis, estiramiento, ejercicio, fuerza, prueba, dolor
Estiramiento de los músculos del epicóndilo medial del codo y prueba de fuerza

 

Examen físico

Examinar el codo afectado y palpar el epicóndilo medial ayuda a localizar los síntomas.

Existe una prueba para diagnosticar el codo de golfista.

El examinador levanta y extiende de forma pasiva la muñeca y el codo.

La prueba es positiva si se experimenta dolor en el epicóndilo medial.

Para descartar la presencia de atrapamiento de un nervio, se deben evaluar los reflejos miotendinosos del codo.

 

Diagnóstico diferencial

El médico debe descartar:

  • Artritis;
  • Fracturas del epicóndilo;
  • Síndrome del túnel carpiano;
  • Cervicobraquialgia;
  • Atrapamiento del nervio cubital;
  • Bursitis del olecranon.

 

 

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.