Cáncer de seno – tratamiento y pronóstico

Cáncer de mama, doctora, especialista

 

¿Cuáles son los tratamientos para el cáncer de mama?

Las pacientes con cáncer de mama tienen varias opciones de tratamiento.

El tratamiento depende del tipo de neoplasia.

Las modalidades de tratamiento utilizadas en el tratamiento del cáncer de mama son diferentes, además se están evolucionando y desarrollando rápidamente.

Algunos tumores benignos como el fibroadenoma normalmente no prevén un tratamiento porque no son peligrosos.

 

 

Cirugía

El tratamiento para la mayoría de las pacientes con cáncer de mama (maligno) es la cirugía.

Los tipos de cirugía para el cáncer de mama son: la cirugía conservadora de mama y la mastectomía.

 

 

 

 

La cirugía conservadora de mama

Este tipo de cirugía extirpa sólo una parte del seno (mastectomía parcial).

De acuerdo con el tamaño y la localización del tumor se determina cuánto la cirugía tiene que ser invasiva y la cantidad de tejido mamario que se debe extirpar.

 

Nodulectomía

En una nodulectomía, se extirpa solo el nódulo de mama y los tejidos circundantes.

Hay que controlar el tejido que rodea el nódulo para verificar la presencia de células tumorales.

A menudo, la radioterapia es un tratamiento que sigue la nodulectomía.

 

Mastectomía

Durante una mastectomía se extirpa todo el tejido del seno, es decir, todo el tejido contenido en la mama y a veces también la piel exterior.

Se puede considerar la reconstrucción inmediata de la mama con una mastectomía conservadora de piel.

Con esta cirugía, se extirpa todo el tejido mamario interno, pero se conserva la piel que lo recubre.

De esta manera, la forma de la mama y del pezón permanece como antes.

 

La Mastectomía radical

Durante esta cirugía, el cirujano extirpa los ganglios linfáticos centinela axilares, los músculos afectados y toda la mama , tanto el tejido interno como la piel.

Hoy en día, la mastectomía radical se realiza rara vez porque los estudios han demostrado que una mastectomía no radical da los mismos resultados y causa menos dolor de mama.

 

Mastectomía radical modificada

Este tipo de cirugía extirpa los ganglios linfáticos axilares, además del tejido mamario que se ve afectado por el tumor.

Dependiendo del estadio del cáncer, los médicos especialistas eligen la mejor cirugía entre la nodulectomía y la mastectomía.

La nodulectomía es una cirugía conservadora de mama, pero luego se realiza la radioterapia para las células cancerosas restantes.

Si la noduletcomía es el tratamiento adecuado, los controles a largo plazo muestran resultados iguales a la mastectomía.

 

El tratamiento con la Radioterapia

La radioterapia destruye las células cancerosas con rayos X (radiaciones) de alta energía.

Hay dos formas de tratamiento con la radioterapia:

 

Radioterapia de haces externos (o transcutánea)

Este es el método más frecuente para tratar el tumor postoperatorio. Se dirige un haz externo de radiaciones hacia el área donde se encuentra el tumor o a nivel de la cicatriz postoperatoria.

El método del tratamiento es determinado por el médico radioterapeuta, se basa en el procedimiento quirúrgico realizado y en la implicación de los ganglios linfáticos.

El área hacia la cual se dirigen la radiaciones (objetivo)está determinada por el equipo de radioterapia después de establecer la posición exacta en la que intervenir.

Por lo general, el tratamiento se realiza 5 días a la semana durante 5-6 semanas.

 

Braquiterapia

Este método radioterapéutico utiliza isótopos radioactivos.

En lugar de enviar un haz de radiaciones, estos isótopos se implantan en el cuerpo del paciente o en cavidades corporales cerca del tumor.

 

Tratamiento farmacológico

La quimioterapia es un tratamiento que se realiza con fármacos que combaten las células cancerosas a partir del torrente sanguíneo.

Estos medicamentos se inyectan por vía intravenosa o simplemente tomando una pastilla.

La quimioterapia puede ser indicada y administrada de diferentes maneras:

  • Quimioterapia adyuvante: se realiza si la cirugía ha extirpado todo el cáncer visible, pero hay una posibilidad de que las células cancerosas hayan quedado en el tejido circundante.

Si la quimioterapia se administra después de una cirugía para matar las células restantes, se llama quimioterapia adyuvante.

  • Quimioterapia neoadyuvante: si la quimioterapia se realiza antes de la cirugía se llama quimioterapia neoadyuvante.

Aunque no hay beneficios a largo plazo mediante la administración de estos medicamentos antes de la cirugía, se puede ver si el cáncer responde al tratamiento reduciendo el tamaño de la masa antes de la extirpación quirúrgica.

  • Quimioterapia para un cáncer avanzado: si el cáncer ha hecho metástasis en sitios distantes del cuerpo, la quimioterapia es un tratamiento indicado. En este caso, el médico determina la duración más adecuada.

Existen diferentes tipos de fármacos de quimioterapia que se administran solos o en combinación.

Por lo general, estos fármacos se toman en ciclos con pausas entre ellos.

La duración del ciclo y de las pausas difieren de un fármaco a otro.

 

 

 

 

Terapia hormonal

La terapia hormonal se realiza para reducir el riesgo de recidiva del tumor, es decir, de una recurrencia después de la operación quirúrgica, por lo tanto se puede utilizar también como tratamiento adyuvante.

Los Estrógenos (hormonas producidas por los ovarios) pueden causar el crecimiento de algunos cánceres de mama, en particular de las células tumorales que tienen los receptores de estrógenos (ER positivos) o de progesterona (PR positivos).

En la terapia hormonal se utilizan los siguientes medicamentos:

  1. El Nolvadex (principio activo Tamoxifeno) impide que los estrógenos se unan a los receptores presentes en las células del seno, es la terapia hormonal de primera elección.
  2. El Faslodex elimina el receptor de estrógenos y se puede utilizar incluso si el tamoxifeno ya no es útil.
  3. Los inhibidores de la aromatasa detienen la producción de estrógenos en las mujeres posmenopáusicas. Entre los nombres comerciales hay Femara, Arimidex, Galdar.

 

 

 

Terapia dirigida contra el cáncer de mama

Las alteraciones de los genes del ADN son un factor de riesgo para los tumores.

Las terapias dirigidas se realizan con fármacos que atacan las células cancerosas y no las sanas.

Esta terapia tiene menos efectos secundarios que la quimioterapia (ataca sólo las células cancerosas), pero por lo general se utiliza junto con la quimioterapia.

 

 

Receptor molecular de la proteína Trastuzumab

El anticuerpo monoclonal trastuzumab (Herceptin®) es una proteína que se une al receptor HER2 / neu en las células del cáncer de mama.

El anticuerpo se une sólo a las células cancerosas y tiene tres funciones:

  • Señala a las células del sistema inmunitario que deben atacar las cancerosas.
  • Lleva las células cancerosas a su destrucción;
  • Evita que los receptores se unan a las hormonas estrógenos que causarían un crecimiento incontrolado.

Ayuda a retardar el crecimiento de las células cancerosas y puede también estimular el sistema inmunitario para atacar las células cancerosas más eficazmente.

Otro fármaco que se une al receptor HER2 / Neu es el Pertuzumab (Perjeta).

 

Foto: Radiografia, seno

 

 

Medicamentos contra la angiogénesis de los tumores

Los tumores necesitan nuevos vasos sanguíneos para crecer.

El proceso de crecimiento de los vasos sanguíneos se denomina angiogénesis.

Se han creado nuevos medicamentos para detener el crecimiento de los vasos sanguíneos y luchar contra ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de mama.

 

Bevacizumab (Avastin) es un anticuerpo monoclonal dirigido contra las células que generan nuevos vasos sanguíneos.

Los resultados de los estudios más recientes indican que este fármaco ralentiza el crecimiento del tumor en algunos pacientes con metástasis.

El uso de este medicamento está aún bajo investigación y sólo se prescribe con aprobación médica.

 

 

Tratamientos alternativos

Si los tratamientos anteriores (cirugía, la radioterapia y la quimioterapia) no son eficaces, muchos pacientes quieren probar todo sin dejar ninguna opción sin explorar.

El peligro de esta actitud es que el paciente no tendría que recurrir solo a métodos alternativos, sino a tratamientos científicamente probados.

Se tendría que hablar con el médico de los tratamientos alternativos y explorar juntos las diferentes opciones.

Uno de los remedios más utilizados es el cambio de la alimentación, la dieta para el cáncer combate la acidosis y crea un ambiente hostil para el crecimiento de los tumores.

 

Pronóstico y supervivencia

Los nuevos tratamientos ayudan a las personas con cáncer de mama a vivir más tiempo, por lo tanto el pronóstico ha mejorado en los últimos años.

A pesar del tratamiento, el carcinoma ductal puede extenderse a otras partes del cuerpo.

A veces, el tumor resiste o se vuelve a formar, a pesar de que se ha extirpado por completo y los ganglios linfáticos cercanos son libres de células cancerosas en el examen histológico.

El resultado del tratamiento y de la cirugía depende de varias cosas.

Cuanto más el cáncer está avanzado, más es difícil llegar a la recuperación completa.

Otros factores que se consideran para determinar el riesgo de recidiva y los resultados del tratamiento son:

  • Localización y propagación del tumor;
  • Si el tumor es receptor hormonal positivo o negativo;
  • Receptores celulares, por ejemplo el HER2;
  • La gravedad de las alteraciones del ADN;
  • Forma y tamaño del tumor;
  • Velocidad de crecimiento;
  • La formación de posibles metástasis óseas o en el hígado.

 

Supervivencia de las personas con cáncer de mama

A continuación se presentan las estadísticas de la base de datos nacional relativas al cáncer de mama con los datos de los pacientes a los que se les ha diagnosticado el cáncer de mama:

 

Estadio                                                                           supervivencia a los 5 años

0                                                                                                 100,00%

I                                                                                                  100,00%

II                                                                                                     93,00%

III                                                                                                    72,00%

IV                                                                                                   22,00%

 

Posibles complicaciones

Se pueden tener efectos secundarios o consecuencias como resultado de los tratamientos, cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Por ejemplo, la radioterapia puede causar el seno hinchado, el brazo hinchado (llamado linfedema) y el dolor de mama alrededor de la zona tratada.

El linfedema puede ser observado 6-8 semanas después de la cirugía o de la radioterapia para el cáncer.

La hinchazón de la extremidad puede aparecer lentamente después del final del tratamiento para el tumor. Los efectos secundarios pueden llegar a ser visibles también 18-24 meses después del tratamiento.