Nódulo de mama que duele | maligno o benigno | ecografía

Los nódulos de mama son un problema frecuente y pueden tener varias causas.
Aunque la mayoría de los nódulos no son un cáncer de mama, las posibles alteraciones inusuales de la glándula mamaria deben ser examinadas por un médico cuanto antes.

Hay varios tipos de nódulos benignos de mama.
Según el tipo pueden tener un aspecto o una consistencia diferente.

El tejido mamario sufre muchos cambios durante la vida de una mujer.

Las alteraciones más frecuentes se producen durante el ciclo menstrual a causa de los cambios en los niveles de las hormonas estrógenos y progesterona, especialmente:

  • Durante la ovulación
  • Antes de la llegada de la menstruación

Por ejemplo, las niñas de 8 años pueden notar la formación de un pequeño nódulo benigno de mama bajo la aureola (botón mamario), es un signo precoz de la pubertad.
Al revisar el seno al cabo de 6 o 12 meses, el nódulo debería haber desaparecido.

Una lesión en la región del tórax puede causar una hinchazón (por ejemplo un hematoma) similar a los nódulos de mama.

 

Tipos de nódulos de mama pequeños 

Hay muchos tipos de masas de mama, peligrosas o inofensivas.

Sólo el carcinoma de mama se considera canceroso, los otros tipos no son malignos y pueden tratarse fácilmente.

A continuación se mencionan los tipos de nódulos de mama.

Quiste simple de mama, puede estar ubicado:

  • Cerca de la superficie
  • Profundamente, cerca de la pared torácica

A menudo su tamaño aumenta antes de la menstruación y se reduce después de la menstruación.
Puede estar causado por un conducto galactóforo dilatado.

En general, el nódulo de un quiste es:

  • Móvil
  • Redondo
  • Liso
  • Blando y ligeramente elástico
  • Grande o pequeño

La persona puede sentir que el área circundante duele.
Se utiliza una aguja para drenar el quiste si éste no desaparece por sí solo.
Si el quiste no vuelve a aparecer, no se requieren otros tratamientos.

Cambios fibroquísticos: se trata de nódulos benignos que se forman en ambas mamas.
Están causados por los cambios hormonales durante el ciclo menstrual.
Los nódulos pueden crecer y se puede sentir que duelen antes de la menstruación, debido a que las hormonas causan la dilatación de los vasos sanguíneos y de las glándulas del tejido mamario.
En algunos casos, se observan secreciones de las mamas.

Los nódulos pueden ser:

  • Redondos
  • Duros
  • Dolorosos
  • Elásticos al tacto
  • Protuberancia grande y que se observa a simple vista o pequeña

Se pueden tomar analgésicos sin receta para aliviar el dolor provocado por esta afección.
En algunos casos, puede ser útil someterse a:

  • Extirpación quirúrgica de los nódulos, aunque pueden formarse nuevamente
  • Terapia hormonal, con fármacos que limitan el efecto de las hormonas femeninas, por ejemplo el tamoxifeno

Papilomas intraductales
Un papiloma es un tumor benigno que se desarrolla en un conducto galactóforo. Por lo general, se forman en la zona posterior de la areola. Los papilomas pueden ir acompañados de sangrado por el pezón.

Fibroadenomas: se trata de nódulos que se forman cerca de la superficie de la mama y se pueden sentir fácilmente.
A menudo, se desarrollan en:

  • Chicas adolescentes
  • Mujeres jóvenes

Los nódulos de mama durante el embarazo pueden ser de este tipo.
El fibroadenoma es:

  • Duro
  • Liso

Entre los síntomas de tumor benigno de mama se encuentra la presencia de una masa que:

  • Se mueve fácilmente
  • No suele ser dolorosa

A veces, se desaparece por sí solo, el nódulo puede reabsorberse.
En algunos casos, puede ser necesaria una extirpación quirúrgica del nódulo, sobre todo si:

  • El nódulo mide más de 4 cm
  • El diagnóstico de fibroadenoma no ha sido confirmado
  • La paciente tiene un factor de riesgo alto para el cáncer de mama (edad o antecedentes familiares de cáncer)

Infección de mama: puede estar causada por:

  • Bacterias
  • Traumatismo (por ejemplo por una cirugía)
  • Obstrucción de conducto galactóforo inflamado (mastitis) durante la lactancia

Los síntomas de la infección de mama son:

Es importante entender si el dolor de mama y la piel enrojecida (eritema) se deben a la infección de mama o si se trata de una forma rara y agresiva de un tumor maligno: carcinoma inflamatorio.

La necrosis grasa del seno – se refiere a la muerte del tejido adiposo del seno.
La necrosis está causada por una lesión de mama como consecuencia de:

  • Accidente
  • Cirugía

Entre los síntomas se encuentran:

  • Dolor de mama que depende del tipo de lesión. Una lesión reciente  puede causar más dolor respecto a una lesión precedente
  • Moretones en el seno afectado
  • Enrojecimiento

Causas menores de nódulos en el seno

  • Lipoma, es un crecimiento benigno de grasa que forma un nódulo superficial y es móvil
  • Absceso de mama, es la consecuencia de una infección bacteriana que no ha sido tratada y a la acumulación de pus debajo de la piel que provoca dolor
  • Hematoma, es una acumulación de sangre
  • Traumatismos en el seno a causa de un accidente
  • Cicatrices en el seno resultantes de una cirugía anterior

 

Calcificaciones en el seno

Las calcificaciones son una acumulación de calcio que se forman paulatinamente a medida que pasa el tiempo.
Se pueden formar en cualquier parte del cuerpo, incluso en el seno.
Se forman con mayor frecuencia cerca de la superficie, en un conducto galactóforo dilatado, por lo general en las mujeres mayores de 50 años.

Las calcificaciones pueden ser:

  • Inofensivos, si son redondeados y dispersos
  • Signo de un tumor, si son de forma irregular y se encuentran en grupo

El tratamiento depende de la causa de las calcificaciones.
Si las calcificaciones son un signo del carcinoma de mama, pueden extirparse quirúrgicamente y la paciente puede someterse al tratamiento contra el cáncer de mama.

 

Nódulo de mama maligno ¿Cuándo hay que preocuparse?

Un nódulo maligno se compone de células cancerosas que pueden multiplicarse y difundirse en todo el cuerpo poniendo en riesgo la vida de la mujer.

Al palpar un nódulo maligno, este se siente:

  • Muy duro
  • Inmóvil (no se mueve)
  • Con bordes irregulares y desiguales

Se desarrolla con mayor frecuencia en las mujeres:

  • En edad adulta (mayores de 30 años)
  • Cercanas a la menopausia
  • En la postmenopausia, sobre todo las mujeres que se someten una terapia hormonal

Se puede localizar:

  • Cerca de la superficie
  • En el interior de la mama

Por lo general, un tumor maligno de mama está vascularizado (cuando tiene vasos sangre que le proporcionan oxígeno y nutrientes), esto permite que las células crezcan y que se propaguen a otras partes del cuerpo.
Las mujeres adultas tendrían que someterse a un examen de mama a intervalos regulares. Es importante buscar posibles nódulos o alteraciones del seno por medio de la autoexploración mamaria.

 

Diagnóstico del nódulo en el seno

El médico debe realizar un examen físico para analizar el nódulo.
Con el tiempo, el tejido glandular del seno puede sufrir un retroceso, es decir, que se transforma en tejido fibroadiposo.
Si el nódulo se encuentra en el cuadrante superior externo (la parte más cercana a la axila) es más peligroso debido a que en esa parte del seno, el tejido tarda más tiempo en volverse fibroadiposo.

Diferencia entre nódulo benigno y maligno al palpar el seno

Maligno Benigno
Piel superficial Piel de naranja
(carcinoma)
Normal, caliente, enrojecida
(en caso di inflamación)
Consistencia Duro como madera Blando y comprimible
Superficie Dishomogénea Normal
Márgenes Irregulares Limpios y regulares
Limites Mal definidos Bien definidos
Adherencia Adherido al tejido sano Móvil
Dolor Generalmente no A veces

Algunos exámenes que permiten detectar y determinar el tipo de nódulo son:

Mamografía
Es una radiografía de mama específica que logra también detectar los nódulos no palpables.
Este es examen que se realiza habitualmente para el diagnóstico del cáncer de mama.
El examen dura 10 minutos, aproximadamente.

Ecografía
La ecografía es el examen más apropiado junto con la mamografía para detectar el cáncer de mama, especialmente en las mujeres jóvenes (menores de 45 años).
La ecografía permite examinar los nódulos de mama y saber si son:

  • Nódulos que contienen líquido (quistes), la ecografía muestra un nódulo hipoecogénico, es decir, una masa oscura
  • Nódulos sólidos (tumores benignos o malignos), en la imagen se observa un nódulo hiperecogénico, es decir casi blanco.

Exámenes de laboratorio
Si el médico detecta lesiones sospechosas en la mamografía, solicita exámenes adicionales, entre los cuales se encuentran:

  • Análisis de las células del nódulo (o citología) por medio de aspiración con aguja
  • Análisis del tejido de las lesiones (o examen histológico) por medio de una biopsia o de aspiración con aguja

Aspiración con aguja
En caso de nódulo sospechoso se puede realizar esta prueba diagnóstica para las células.
La aspiración con aguja fina es un método en el que se inserta una aguja en el nódulo y se aspira el líquido en su interior. Esta muestra puede ser enviada al laboratorio para realizar exámenes adicionales.
Las células obtenidas con la biopsia se tiñen con colorantes especiales y luego un especialista llamado citólogo las examinan bajo un microscopio.

El citólogo analiza si las células tienen las características las células cancerosas.
Las células son evaluadas o clasificadas de C1 a C5.

Significado del grado de citología

  • C1: muestra inadecuada para la prueba
  • C2: células de mama normales
  • C3: células anormales, probablemente benignas
  • C4: sospecha de cáncer
  • C5: presencia de células cancerosas malignas
autoexploración mamaria, posiciones, brazo, seno, acostada

Autoexploración mamaria – posiciones

 

Autoexploración mamaria

El examen consiste en dos fases:

  1. Observación: es necesario revisar si la forma de los senos y de los pezones ha cambiado. Por ejemplo, si se nota una asimetría que no existía antes entre los dos senos o una retracción del pezón.
  2. Palpación: hay que palparse el seno para detectar posibles:
    • Nódulos
    • Hoyuelos
    • Alteraciones de la piel

Posición
La posición correcta de la persona que se realiza la palpación es de pie mirándose al espejo o acostada con el brazo del lado que se debe examinar levantado, es decir, con la mano detrás de la cabeza.

Palpación
Con la otra mano hay que aplicar una ligera presión en el exterior de la mama y hacer un movimiento circular para obtener la mejor sensibilidad.

Toda la superficie de la mama tiene que ser examinada, desde el esternón hasta la axila (lateral).

Al sentir un nódulo de mama inmóvil hay que consultar a un médico inmediatamente. Se tendría que hacer controles periódicos de mama para diagnosticar los nódulos en la fase inicial.

 

Nódulos en el seno durante el embarazo y la lactancia materna

Hormonas durante el embarazo
En las mujeres embarazadas, la causa más frecuente de la formación de nódulos de mama es la hinchazón de las glándulas que producen la leche.
Durante el embarazo, las hormonas femeninas provocan una hinchazón de los senos para prepararlos a la lactancia materna.
El seno hinchado puede causar una sensación de pesadez.

Obstrucción de los conductos galactóforos durante la lactancia
Los nódulos de mama dolorosos y rojos en una zona del seno también pueden estar causados por la obstrucción de los conductos galactóforos.
Por lo general, la zona endurecida también se vuele más sensible al tacto.
Se trata de una enfermedad común durante la lactancia y ocurre especialmente si:

  • La producción de leche es demasiado abundante
  • El niño no succiona lo suficiente
  • Exceso de presión en el seno (por ejemplo sujetador apretado)

Non hay que preocuparse demasiado, pero hay que curar la obstrucción para evitar que avance hasta convertirse en una infección del seno, o mastitis.
Algunas recomendaciones para prevenir y curar la obstrucción de los conductos galactóforos son:

  • Aplicar una compresa caliente o un masaje en la parte afectada antes de amamantar ayuda a aliviar el problema en un par de días.
  • Aplicar compresas frías después de amamantar, para reducir la inflamación.
  • Masajear el seno con movimientos circulares, desde la parte superior del seno hasta el pezón, ayuda a que la leche fluya.

Si los síntomas no mejoran al cabo de 1 o 2 días, se recomienda acudir a un médico.

Quistes en los senos
En algunos casos, en las mujeres se pueden formar sacos llenos de líquido durante el embarazo: quistes en los senos.
A menudo, este problema se observa en las mujeres mayores de 35 años.
Los quistes pueden hincharse y llegar a ser dolorosos durante el embarazo
El síntoma más frecuente es la aparición de quistes blandos y suaves en ambas mamas.
En la mayoría de los casos, no es necesario un tratamiento especial porque los quistes desaparecen por sí solos.
En algunos casos, si no desaparecen se puede aspirar el líquido del quiste con una aguja. Esta técnica se conoce como biopsia por aspiración con aguja fina.

Fibroadenoma
Un tipo de nódulo de mama que afecta a las mujeres embarazadas o a las que amamantan es el fibroadenoma.
En los fibroadenomas los nódulos se encuentran cerca de la superficie y se pueden sentir fácilmente.
Durante el embarazo, los nódulos de mama suelen ser un caso de fibroadenoma si:

  • Son sólidos, duros y lisos al tacto
  • Por lo general tienen una forma redonda
  • Se mueven con facilidad
  • Son una masa elástica más o menos dolorosa

Estos nódulos pueden desaparecer por sí solos. Si no desaparecen y si miden más de 3 o 4 cm o si causan dolor, se puede extirpar el nódulo quirúrgicamente.

 

Tratamiento para un nódulo pequeño en el seno

Quiste en el seno
Algunos quistes desaparecen con el tiempo o después del ciclo menstrual, por lo tanto no se necesita un tratamiento.
A continuación se enumeran algunos tratamientos para el nódulo de mama.

Mastitis. El tratamiento para la mastitis se puede realizar por medio de:

Cáncer de mama
En las mujeres con cáncer de mama se realizan los siguientes tratamientos:

  • Ciclos de quimioterapia, fármacos para matar las células cancerosas
  • Radioterapia, terapia con rayos X para eliminar el tejido del tumor
  • Operación quirúrgica para extirpar de una parte de la mama (cuadrantectomía) o todo el seno (mastectomía)