Quistes en los senos

Chica, mujer, quistes en el seno

 

Un quiste en el seno puede aparecer como un nódulo, pero después de un examen se puede observar que la hinchazón es un saco glandular pequeño, inocuo y lleno de líquido más que un nódulo de mama canceroso.

Se pueden desarrollar uno o más quistes.

Los quistes son una de las causas más frecuentes de la formación de un nódulo de mama y se pueden desarrollar en una o en ambas mamas.

Se cree que se desarrollan naturalmente durante los cambios del seno con la edad, a causa de la variación de los niveles hormonales normales. No es raro tener más de un quiste.

A menudo, se describen como pequeños nódulos u ovales con bordes definidos.

Por lo general, un quiste en el seno se siente como un grano de uva o un globo lleno de agua, pero a veces es sólido, ya que contiene tejido graso.

Los quistes de mama no necesitan un tratamiento excepto si son grandes, dolorosos o molestos.

En este caso, el drenaje del líquido de un quiste en el seno puede aliviar los síntomas.

Puesto que son formaciones benignas, los quistes no están vascularizados.

La enfermedad es benigna y muy común, significa que la enfermedad fibroquística de mama no es maligna (cancerosa).

La enfermedad fibroquística en el seno es la causa más frecuente del “seno hinchado” en las mujeres y afecta a más del 60% de la población femenina.

La enfermedad afecta principalmente a las mujeres de entre 30 y 50 años y puede convertirse en un problema menor después de la menopausia.

 

¿Quién puede notar la formación de un quiste en el seno?

Los nódulos de mama pueden aparecer a cualquier edad:

  • Los recién nacidos pueden tener nódulos en el seno relacionados con los estrógenos de la madre. En general, el nódulo desaparece por sí solo con el tiempo. Les puede pasar tanto a los hombres, como a las mujeres.
  • Las chicas y las niñas a menudo desarrollan “brotes mamarios” que aparecen justo antes del inicio de la pubertad. Estas formaciones pueden ser dolorosas. Estos quistes son comunes cerca de los 9 años, pero pueden producirse desde los seis años.
  • Los chicos adolescentes pueden desarrollar un agrandamiento de mama a causa de los cambios hormonales en la fase de la pubertad. Aunque esto puede preocupar al adolescente, los quistes pueden desaparecer por sí solos dentro de unos meses.
  • Los nódulos en el seno en una mujer adulta causan inquietud, aunque la mayoría de estas formaciones resulta benigna.

 

¿Cómo se forman?

En resumen, los quistes en el seno son lóbulos de mama normales que se llenan de líquido.

¿Cuáles son las causas de los quistes en el seno? Se cree que estos cambios del seno son causados por las variaciones de los niveles hormonales.

Esto ocurre porque los tejidos del seno sufren variaciones durante toda la vida de una mujer y la mayoría de estos cambios es controlada por las hormonas. Durante el ciclo menstrual, los tejidos del seno producen y absorben los líquidos en función de los cambios hormonales.

En caso de exceso de los niveles de estrógenos, los tejidos del seno producen y absorben más líquidos.

Al final, los líquidos se acumulan en los lóbulos, formando quistes en el seno.

Este conjunto de líquidos podría ser la causa de la ampliación de los lóbulos o de su obstrucción.

Por lo tanto, se piensa que el exceso de estrógenos es la razón que causa estos quistes.

 

¿Los quistes causan el cáncer?

Casi todos los quistes en el seno se identifican como “quistes simples” por la ecografía y son benignos, por lo tanto no se vuelven cancerosos.

Se estima que 1 quiste de cada 1.000 puede convertirse en un tumor (por lo general son benignos).

Este tipo de cáncer de mama se puede detectar con la ecografía en la mayoría de los casos.

Las mujeres con quistes ya no están en riesgo de cáncer en el seno y carcinoma ductal , aunque este riesgo puede ser un poco más alto si hay una historia familiar de cáncer de mama (madre, hermana o hija).

 

 

 

 

Calcificaciones en el seno

Las calcificaciones de mama son pequeños depósitos de calcio en el seno.

No se pueden sentir con la palpación y se ven realizando una mamografía.

Las calcificaciones son muy comunes y en la mayoría de los casos son inofensivas.

Hay dos tipos de calcificaciones:

  • Macrocalcificaciones: son grandes depósitos de calcio en el seno. Aparecen como grandes puntos blancos o guiones en una mamografía.

Las macrocalcificaciones son el resultado natural del envejecimiento de la mama y son inofensivos. No están relacionadas con el cáncer y no es necesario un control o tratamiento.

Estas ocurren en aproximadamente la mitad de todas las mujeres mayores de 50 años y en aproximadamente 1 de cada 10 (10%) de las mujeres más jóvenes. Pueden ser quistes calcificados o depósitos de calcio en los conductos galactóforos.

Se producen cuando las mujeres envejecen, como resultado de traumas o inflamaciones. El calcio en la dieta no causa la formación de las calcificaciones.

  • Microcalcificaciones: son depósitos muy pequeños de calcio en el seno. Aparecen como puntitos blancos y finos en una mamografía. Por lo general, se encuentran en una zona del seno donde las células son reemplazadas más rápidamente de lo normal. Por lo general las microcalcificaciones no son causadas por el cáncer. A veces, sin embargo, un grupo de microcalcificaciones en una única zona puede ser un síntoma del cáncer de mama precoz o de modificaciones precancerosas.

 

Causas de los quistes en el seno

Cada mama contiene lóbulos de tejido glandular, dispuestos como los pétalos de una margarita.

Los lóbulos se dividen ulteriormente en lobulillos más pequeños que producen la leche durante el embarazo y la lactancia.

Los pequeños conductos llevan la leche al pezón.

El tejido de soporte que da a la mama su forma está constituido por tejido adiposo y tejido conectivo fibroso .

Los quistes en el seno se desarrollan cuando hay un crecimiento excesivo de las glándulas y del tejido conectivo (cambios fibroquísticos) que bloquean los conductos glactóforos.

El resultado es una ampliación (dilatación) y el llenado de líquido.

No hay que confundir los quistes con la mastitis, que es una obstrucción de los conductos glactóforos y causa una inflamación.

Los microquistes son demasiado pequeños para ser detectados con la palpación, pero se pueden ver durante los exámenes, como la mamografía o la ecografía.

Los macroquistes son lo suficientemente grandes para ser detectados y pueden crecer hasta unos 3 cm o 5 cm de diámetro.

Los quistes grandes en el seno pueden ejercer presión sobre el tejido mamario y cerca, causando dolor de mama o malestar.

Aún se desconoce la causa de los quistes en el seno. Algunas evidencias sugieren que el exceso de estrógenos en el cuerpo puede estimular el tejido mamario y puede influir en el desarrollo de los quistes en el seno.

 

 

 

 

Síntomas de los quistes en el seno

Los signos y los síntomas de los quistes en el seno pueden ser:

  • Un nódulo de mama redondo u oval, liso, móvil y con bordes definidos (por lo general significa que es benigno).
  • Normalmente, se encuentra en un seno, pero puede afectar ambas mamas al mismo tiempo.
  • Dolor de mama o dolor en la zona del nódulo en el seno que empeora justo antes del ciclo;
  • Ardor en el seno si los quistes se inflaman;
  • Los quistes no causan fiebre;
  • A menudo aparecen durante el período de retraso menstrual;
  • Aumento del tamaño del nódulo en el seno;
  • Reducción del tamaño de la hinchazón de mama y resolución de los demás signos y síntomas después del ciclo.

 

 

 

¿Cómo reconocerlos?

 

Diagnóstico de los quistes en el seno

Por lo general los quistes se detectan como un nódulo en el seno o por casualidad durante una mamografía (rayos X del seno) de detección de rutina o durante un examen en una clínica de mama por otra razón.

Si se va al médico porque se ha encontrado un nódulo, a veces él o ella es capaz de decir si siente un quiste.

En algunos casos son incluso visibles desde el exterior a simple vista.

Algunos quistes son más densos, ya que contienen células de descamación o la hemosiderina, por lo tanto no son cancerosos.

Sin embargo, es posible dirigirse a una clínica de mama donde médicos especialistas pueden hacer un examen médico para realizar algunas pruebas.

La biopsia se realiza sólo si en los exámenes preliminares (mamografía y ecografía) se ha detectado una masa sospechosa.

Por ejemplo, los nódulos malignos tienen bordes irregulares y desiguales, mientras que el quiste es más redondeado.

El diagnóstico diferencial debe considerar el fibroadenoma.

 

Foto: quistes en el seno

 

Tratamientos para los quistes en el seno

No es necesario ningún tratamiento para los quistes de mama llenos de líquido (simples).

Si una mujer no está aún en la menopausia, el médico puede recomendar monitorizar de cerca un quiste de mama para ver si se soluciona por sí mismo.

Los quistes lácteos a menudo se reabsorben por sí solos, por lo tanto no se necesita un tratamiento.

Los quistes acuosos son estructuras benignas que no evolucionan en formaciones cancerosas, por lo tanto no deben ser tratados o controlados.

 

¿Cuándo quitarlos?

Los quistes son benignos y no peligrosos, pero se pueden tratar si causan dolor.

Dado que estas formaciones son benignas, se pueden dejar sin problemas en el seno.

No hay que realizar el tratamiento para el cáncer de mama y no se necesita seguir la dieta para el cáncer.

Si un quiste es grande o doloroso puede ser drenado fácilmente utilizando una técnica llamada aspiración con aguja fina.

La aspiración con aguja fina requiere sólo unos segundos y no causa más dolor que un análisis de sangre.

El procedimiento implica la inserción de una aguja muy fina unida a una jeringa en el quiste.

El médico extrae el líquido reduciendo el quiste como un globo pinchado y pequeño.

La aspiración con aguja puede ser realizada en un estudio o en una clínica, por un médico con experiencia en la técnica que puede acceder a un laboratorio de patología para examinar el líquido del quiste .

Si se tiene un quiste de mama, podría ser necesario drenar el líquido varias veces. Los quistes nuevos o recurrentes son frecuentes.

Sin embargo, si el quiste es persistente después de dos o tres ciclos menstruales y aumenta de tamaño, se debe consultar a un médico para la evaluación con la ecografía.

 

 

Uso de terapias hormonales

El uso de la píldora anticonceptiva (anticonceptivos orales) para regular los ciclos menstruales, puede reducir la recurrencia de los quistes de mama. Sin embargo, a causa de los posibles efectos secundarios graves, la píldora anticonceptiva u otra terapia hormonal, como el tamoxifeno, generalmente se recomienda sólo a las mujeres con síntomas graves.

La interrupción de la terapia de reemplazo hormonal durante los años posmenopáusicos puede reducir la formación de quistes.

 

Operación quirúrgica

La extirpación quirúrgica de un quiste es necesaria sólo en circunstancias inusuales. La cirugía puede ser considerada si un quiste de mama se repite mes tras mes, si un quiste de mama contiene rastros de sangre o si hay otros signos preocupantes.

 

Remedios naturales para los quistes en el seno

¿Qué hacer si los quistes de mama duelen?

La primero y probablemente lo más difícil de hacer es evitar todo tipo de cafeína.

El chocolate, las bebidas, el café y el té están incluidos en este grupo. Una cosa que la mayoría de las personas no sabe es que los analgésicos sin receta y los medicamentos para la pérdida de peso a veces contienen cafeína.

 

Mantener bajo control las hormonas estrógenos

Algo importante para mantener el quiste bajo control es aprender a controlar los niveles de los estrógenos.

Una dieta baja en grasas y rica en fibra es un buen comienzo.

La dieta tendría que contener principalmente estos tipos de alimentos: cereales integrales, fruta, verdura y legumbres.

Para ingerir la cantidad adecuada diaria de calcio hay que tomar suplementos de calcio.

Después de unos tres meses se deben reintroducir los productos lácteos en la dieta diaria para ver si ha marcado la diferencia.

 

Suplementos dietéticos

Algunas mujeres tienen alivio tomando un multivitamínico diario o la vitamina E.

Otros suplementos que se pueden añadir a los alimentos son el selenio (24-32 microgramos al día), la vitamina A (1000 y 5000 unidades internacionales al día), las cápsulas de aceite de onagra, el aceite de semilla de lino o el aceite de semilla de grosella negra (500 miligramos cuatro veces al día).

 

Otros remedios

Un masaje puede hacer milagros. Cuando se está de pie durante todo el día, un masaje de pies puede ayudar.

Por lo tanto, ¿Quién puede decir que un masaje no haría lo mismo para el dolor en el seno causado por el quiste?

De hecho, un masaje alivia la molestia dispersando el exceso de líquido a los ganglios linfáticos que lo canalizan fuera del cuerpo

Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.