Barriga dura e hinchada – causas y remedios

Barriga dura e hinchada durante el embarazo

La barriga dura durante el embarazo es bastante común en casi todas las futuras mamás.

A medida que el útero se dilata, empieza a ejercer presión sobre las paredes del estómago provocando una “sensación de rigidez “.

En realidad, la barriga no se endurece durante este período, lo que sucede es que el útero (zona del bajo vientre) crece y se vuelve más rígido.
Aproximadamente en la semana 20 de gestación, el órgano llega hasta el ombligo y se puede percibir al palpar la zona suavemente.
La sensación de barriga dura e hinchada se experimenta principalmente al final de la tarde o por la noche, después de cenar.

Las mujeres embarazadas suelen preocuparse mucho por la rigidez abdominal, debido al dolor que provoca.
A continuación se presentan las causas principales.

 

Causas de barriga dura durante el embarazo barriga-dura

Durante el segundo trimestre, el útero se encuentra entre el hueso púbico y el ombligo.
El feto se desarrolla en el interior del órgano y lo dilata, creando más espacio.
El tamaño del útero aumenta y empieza a ejercer presión sobre las paredes del estómago, produciendo una sensación de rigidez.
Este síntoma suele empeorar en el tercer trimestre y hasta los últimos días de embarazo.
Además del aumento de tamaño, hay otros factores que provocan esta enfermedad.

La amniocentesis consiste en tomar muestras del líquido amniótico del útero y se realiza entre la semana 15 y la 17.
Tras esta prueba, se puede experimentar:

  • Dolor
  • Rigidez abdominal

El esqueleto del niño es flexible hasta los últimos días de la semana 21.
Durante la semana 22, los huesos se desarrollan y se endurecen.
Este aumento de la rigidez ósea del niño provoca el endurecimiento de la barriga.

Las patadas del niño (movimientos fetales) pueden producir contracciones en el útero.

Al final del embarazo, las contracciones provocan el endurecimiento de la barriga.

 

Rigidez abdominal al principio del embarazo

Tras las primeras semanas de embarazo (hasta la semana 30 más o menos), es normal que se endurezca la zona alrededor del vientre.
Esta sensación es muy común durante el embarazo.
En algunas pacientes, este desarrollo tiene lugar a finales del período entre la octava y la duodécima semana.

Durante el embarazo, el útero se expande. El cuerpo responde al estiramiento y la dilatación mediante una contracción de los músculos del órgano, que no debe confundirse con las contracciones del parto.
Se trata de una reacción normal y fisiológica, por lo que no hay que preocuparse.
Se puede experimentar:

  • Una sensación de contractura dolorosa y constante
  • Una contracción esporádica que solo se produce en determinadas situaciones, como por ejemplo al permanecer de pie durante mucho tiempo

La vejiga llena puede hacer que la barriga esté aún más dura, sobre todo por la mañana.
El aumento de tamaño de la barriga también depende de la corpulencia de la madre:

  • Si la futura madre es delgada, se puede percibir el útero después de una o dos semanas de embarazo.
  • Si la mujer tiene exceso de peso, el útero se percibe a partir de la tercera semana.

El órgano solo se “compacta” durante el parto o cuando empiezan las contracciones.
En caso de contracciones y barriga dura antes de lo normal, el ginecólogo puede recetar algunos medicamentos para evitar el parto prematuro.
Durante las horas que preceden al parto, no se puede hacer mucho para aliviar el dolor, si bien se trata de algo temporal.

 

Barriga dura, hinchada y adolorida durante el ciclo menstrual 

Entre los síntomas del síndrome premenstrual (dolor de pecho, glúteos, bajo vientre, etc.) también se encuentra la barriga dura e hinchada durante todo el día.

Este síntoma aparece algunos días antes del ciclo y desaparece en cuanto baja la menstruación. Suele ser más grave en caso de retraso.

 

Barriga dura e hinchada durante la menopausia

Los síntomas de la menopausia pueden empezar a manifestarse varios años antes de que se terminen las menstruaciones.
Al cabo de 12 meses sin que haya habido menstruación, se considera que la mujer se encuentra oficialmente en menopausia.
La mayoría de las mujeres llega a la menopausia alrededor de los 50 años de edad.
La barriga dura e hinchada suele manifestarse con mayor frecuencia en la etapa de pre menopausia, respecto a la de menopausia.
Durante la pre menopausia, el nivel de estrógenos en la sangre puede aumentar.
Estas hormonas provocan retención de líquidos y por lo tanto hinchazón.
Por lo general, no es fácil distinguir entre la hinchazón y el aumento de peso.
Por lo general, la hinchazón dura poco tiempo, tras haber comido:

  • Una gran cantidad de comida
  • Rápidamente
  • Alimentos que provocan hinchazón

 

Barriga dura e hinchada en el hombre

Gas por exceso de comida
Comer mucho es una de las causas de la barriga hinchada.


El estómago está lleno después de comer y da lugar a la rigidez abdominal. El exceso de comida produce:

El estómago puede digerir pequeñas cantidades de comida sin problemas.
Se recomienda eliminar las malas costumbres alimentarias lo antes posible.

Tratamiento
Caminar después de una comida copiosa puede ayudar a acelerar la digestión debido a que:

  • Aumenta el aporte de sangre hacia los órganos
  • Favorece el paso de la comida a través del sistema digestivo

Dieta rica en fibra
Una dieta rica en fibra produce hinchazón abdominal. En cuanto se empieza la dieta, se experimenta este síntoma. Se recomienda volver a mirar con un nutricionista cuánta fibra se desea añadir a la dieta.

Aerofagia
La aerofagia tiene su origen en los siguientes casos:

  • Ingerir demasiado aire al comer
  • Consumir bebidas con gas
  • Fumar

Remedios
Los remedios naturales para la aerofagia son los siguientes:

  • Tratar de no hablar mientras se come (así se reducirá la cantidad de aire ingerida por el estómago)
  • No consumir bebidas con gas
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de alimentos que producen gas intestinales

Lactosa e intolerancia a la fructosa
Las alergias alimentarias, así como la intolerancia a la lactosa o a la fructosa, producen hinchazón en el estómago.

Tratamiento
Las personas intolerantes a la lactosa deben evitar los alimentos con estas sustancias.

Tenia solitaria
En ocasiones, la presencia de una tenia solitaria puede provocar rigidez abdominal, o bien barriga hinchada y flácida. Si se sospecha de teniasis, se debe acudir al médico de cabecera lo antes posible.
Mientras tanto hay que llevar una dieta natural.

Estreñimiento
El estreñimiento es una de las causas principales de barriga dura, sobre todo en la parte izquierda, donde se encuentra la última parte del colon y el colon sigmoideo (parte final del intestino grueso).
Puede deberse a muchos factores:

  • Problemas fisiológicos
  • Malas costumbres alimentarias
  • Beber poco
  • Embarazo
  • Exceso de comida
  • Sedentarismo

Remedios
Para solucionar el estreñimiento, se recomienda aumentar la fibra en nuestra alimentación y beber bastante.
Se deben introducir cambios en la dieta y comer mucha:

  • Fruta (duraznos, manzanas, ciruelas, melones, kiwi)
  • Legumbre
  • Nueces
  • Verduras

Síndrome del intestino irritable
El síndrome del intestino irritable, además de provocar rigidez abdominal, produce los siguientes síntomas:

Tratamiento
Para aliviar el estrés del síndrome del intestino irritable, se pueden adoptar los siguientes remedios:

  • Cambios en la alimentación
  • El médico puede recetar fármacos espasmolíticos, como la buscapina

 barriga dura, estómago hinchadoOtros factores que producen rigidez en la barriga son:

El estómago hinchado después de comer puede evitarse siguiendo un programa alimentario diario saludable y controlado y una dieta equilibrada, rica en fibra y líquidos.
De esta forma, se evita la mayor parte de problemas que provocan indigestión y meteorismo.

 

Barriga dura e hinchada en niños

Muchos factores producen rigidez abdominal en niños y recién nacidos.
Entre los síntomas de estos trastornos se encuentran el dolor y molestia abdominal.

Apendicitis
La apendicitis es una enfermedad que afecta a niños y adultos.
Un niño con esta enfermedad presenta los siguientes síntomas:

Enfermedad celíaca
La celiaquía es una enfermedad que implica intolerancia al gluten.
Este trastorno produce una lesión en la pared interna del intestino delgado que no consigue absorber los nutrientes.
Los síntomas más frecuentes de un niño celíaco son:

  • Diarrea
  • Hinchazón
  • Dolor abdominal

Estreñimiento
A menudo, los niños beben poca agua, dando lugar a heces duras que son difíciles de expulsar.
Las dietas inadecuadas son otro motivo de estreñimiento.

Giardiasis
La giardiasis se desarrolla al beber agua contaminada o entrar en contacto con una persona que ya padece esta infección. Los síntomas de la enfermedad son los siguientes:

  • Diarrea acuosa
  • Rigidez abdominal
  • Calambres abdominales

Indigestión
Los niños suelen comer sin masticar bien, por lo que no consiguen digerir bien la comida.
Los alimentos no digeridos se acumulan en el intestino y provocan rigidez abdominal.

Intolerancia a la lactosa
Cuando son muy pequeños, algunos niños pueden desarrollar una intolerancia a la lactosa o cualquier tipo de alergia alimentaria.
Los síntomas de estas enfermedades son los siguientes: