Boca amarga

 

El sabor amargo en la boca que no procede de una sustancia amarga es una alteración del sentido del gusto.

El sabor desagradable y constante en la boca , amargo, metálico o asqueroso se llama disgeusia.
En algunos casos, el sabor amargo en la boca es un simple trastorno que puede curarse fácilmente. Sin embargo, en otros casos, un sabor desagradable en la boca puede ser el síntoma de una enfermedad que debe ser analizada.

No obstante, se pueden adoptar algunos remedios sencillos para reducir o resolver el problema.

Causas del sabor amargo en la boca
El sabor amargo y metálico en la boca puede ser el síntoma de una infección o de muchas otras enfermedades, motivo por el cual es importante consultar al médico para asegurarse de que no es algo grave. Si el individuo experimenta dificultades en la respiración, en la deglución, o si el sabor amargo permanece en la boca o vuelve a aparecer, se debe acudir a urgencias inmediatamente.

1. Medicamentos
Una de las causas más frecuentes del sabor amargo en la boca pueden ser los medicamentos.
Algunos tipos de medicamentos que pueden producir un sabor desagradable en la boca son:

  • Antibióticos como la claritromicina.
  • Medicamentos para el corazón y la tensión arterial como la propafenona.
  • Fármacos antitumorales como el carboplatino.
  • Fármacos para el hipertiroidismo como el propiltiouracilo.
  • Fármacos para la diabetes como la metformina.
  • Medicamentos para el ardor de estómago como el Dexlansoprazol.
  • Fármacos para el glaucoma como el Methazolamide.
  • Medicamentos para la osteoporosis como los integradores de vitamina D.
  • Fármacos para el insomnio como la eszopiclona.
  • Medicamentos broncodilatadores contra el asma
  • Medicamentos antidepresivos que contienen litio

2. Sustancias inhaladas
Parece evidente que fumar puede tener un efecto negativo en lo que concierne al sabor en la boca, dado que afecta a las papilas gustativas. La inhalación de otros productos químicos puede crear un sabor metálico en la boca, por ejemplo la gasolina, el polvo de goma y el benceno.

3. Trastornos del sistema nervioso
Otra posible causa del sabor amargo en la boca puede ser un trastorno del sistema nervioso.
El problema podría ser algo en el cerebro o en los nervios periféricos receptores del sentido del olfato y del gusto.
Los cánceres, las enfermedades que producen inflamación y otras enfermedades autoinmunes pueden influenciar el sistema nervioso y producen un sabor metálico en la boca.

4. Problemas dentales
Las gingivitis, las infecciones de encías, otras enfermedades de las encías, el absceso dental y la piorrea (trastorno del tejido de soporte dental) son algunas de las causas del sabor amargo y desagradable en la boca.
Las úlceras de la boca son otra de las posibles causas del gusto amargo.

5. Enfermedades
Las personas con cáncer, diabetes, ictericia, insuficiencia hepática o renal pueden sentir un sabor amargo en la boca.

6. Escasa higiene oral
La escasa higiene oral puede producir un sabor amargo. Si no se cepillan los dientes, la comida que queda atrapada en éstos puede descomponerse, produciendo mal aliento y otros problemas orales.
La boca amarga es peor por la mañana, ya que por la noche se produce menos saliva. Por lo tanto, al despertar, la boca está seca y el aliento resulta desagradable.

7. Embarazo
Algunos momentos del embarazo pueden producir un sabor desagradable en la boca antes de experimentar náuseas o vómitos.
Esta situación suele ser el resultado de desarreglos hormonales. La boca amarga es un problema frecuente para las mujeres embarazadas que suele desaparecer después de algunos días.
Para resolver este problema, se pueden tomar caramelos de menta o de limón.

8. Micosis
Las infecciones producidas por hongos, igual que aquellas producidas por levaduras, pueden curarse mediante medicamentos y cremas antimicóticas. No obstante, hasta que el paciente no se cure por completo, la boca puede experimentar un sabor desagradable y mal aliento.

9. Reflujo gastroesofágico
El reflujo ácido produce a menudo un sabor amargo en la boca. Cuando ocurre este problema, el jugo gástrico del estómago es empujado hacia arriba, hasta la garganta.
Entre las causas del reflujo gastroesofágico se encuentran: comer demasiado, consumir comidas grasas y de sabor picante, llevar hábitos alimenticios irregulares.
Algunos de los síntomas que acompañan a la acidez de estómago son:
ardor de garganta, mal aliento,  ardor de estómago, dolor en el pecho detrás del esternón, náuseas y dolor de garganta.

10. Falta de cinc y de vitamina B-12
El cinc y la falta de vitamina B-12 pueden producir un olor desagradable en la boca.
A continuación se presenta un listado de algunos alimentos ricos en estas vitaminas:

  • Ostras/ cangrejos
  • Pipas de calabaza y sandía tostadas
  • Hígado de ternera
  • Asado de buey
  • Germen de trigo tostado
  • Cacahuetes
  • Chocolate negro
  • Cordero
  • Huevo
  • Marisco

11. Cálculos en la vesícula biliar

Los cálculos en la vesícula biliar bloquean el flujo de la bilis hacia el intestino.
La obstrucción provoca que la bilis vuelva hacia el estómago y produzca el reflujo biliar.
Entre los síntomas del reflujo biliar se encuentra la boca amarga después de comer.

¿Qué otros síntomas pueden producirse junto al sabor amargo en la boca?
El sabor amargo en la boca puede aparecer solo o junto a otros síntomas que varían dependiendo de la enfermedad.

Los síntomas que se pueden producir junto al sabor amargo en la boca son:

Síntomas graves que pueden producirse por una enfermedad grave
En algunos casos, la boca amarga puede indicar la existencia de una enfermedad grave o peligrosa que debe ser evaluada inmediatamente en urgencias, como la ingesta de una planta tóxica o de una sustancia química.
Entre los posibles síntomas que pueden producirse además de la boca amarga se encuentran:

  • Alteración del estado de conciencia, vigilancia o confusión mental.
  • Dificultad en la respiración, respiración jadeante o falta de aire.
  • Incapacidad de deglutir.
  • Parálisis facial.
  • Acción de mascullar.
  • Hinchazón repentino de boca, labios o lengua.

 

Boca amargaRemedios naturales para la boca amarga

Si ninguno de los siguientes remedios caseros funciona, se recomienda consultar al dentista para tratar la boca amarga.

1. Llevar una buena higiene oral
A veces, la higiene oral no es suficiente.
Al cepillarse los dientes, se debe ir más allá de las encías y de la lengua. Después, también se debe emplear un colutorio.
Se debe hacer al menos dos veces al día. El hilo dental es importante y muy recomendado por los dentistas.
Se debe utilizar el hilo dental como mínimo tres o cuatro veces por semana. Sin embargo, se aconseja pasarlo todos los días.

2. Entre los remedios caseros se encuentran el bicarbonato sódico y la sal de mesa normal.
Poner un poco de bicarbonato sódico y sal de mesa en el cepillo de dientes y cepillar los dientes, las encías y la lengua. Esto ayuda a eliminar las infecciones dentales y la placa bacteriana.
Repetir este proceso dos veces al día para obtener mejores resultados.

3. Consumir alimentos que estimulan la producción de saliva
Consumir alimentos que aumentan la salivación es una manera eficaz para eliminar el gusto amargo o metálico de la boca. En este tipo de alimentos se incluyen las frutas agrias como los pomelos y las naranjas.

4. Cambiar de costumbres alimenticias
Si el sabor desagradable en la boca es el resultado de una digestión lenta, se debe prestar atención a lo que se come y evitar la comida picante y frita. Asimismo, se deben comer pequeñas porciones cada vez, triturar bien la comida y comer despacio.

5. Cubrir el mal aliento
Gracias a los caramelos de menta o los chicles frescos se puede resolver temporalmente el problema de la boca amarga. Si no nos gusta la menta, podemos tomar caramelos de frutas agrias.

6. Beber más agua
El agua es un buen método para eliminar las toxinas de la boca y para reducir los ácidos en el estómago que producen la boca amarga.

Boca amarga ultima modifica: 2016-08-01T21:31:17+00:00 da Fisioterapia Rubiera