Síncope vasovagal, cardíaco, convulsivo y situacional

El desmayo (o síncope) es una pérdida brusca de conciencia durante un corto período de tiempo.
El desmayo también puede ser llamado síncope.

Definición 
El síncope se refiere a la pérdida de conciencia y del tono postural e incluye las siguientes características:

  • Transitorio
  • Recuperación espontánea (si el paciente pierde conciencia pero no la recupera entra en coma)
  • Implica la caída de la persona, la pérdida del tono postural hace que la persona se caiga
  • Está causado por una reducción del flujo de sangre en el cerebro, global y transitoria

Los datos y la información han sido tomados de la guía de la European Society of Cardiology (ESC) del año 2009, que es la guía más utilizada en los hospitales de Europa.

 

Tipos de síncope

Síncope neuromediado o reflejo

Fisiopatología 
El síncope reflejo está causado por un reflejo que en condiciones normales es adecuado, pero en algunas personas este reflejo puede ser anormal en algunas situaciones específicas (intermitente).
El sistema nervioso autónomo está formado por dos subsistemas conectados entre ellos:

  • Simpático – que se activa en situaciones de peligro y provoca un aumento del ritmo cardíaco y de la presión sanguínea
  • Parasimpático – frena la acción del sistema simpático, disminuye el ritmo cardíaco y la presión sanguínea

Una situación desencadenante del síncope vasovagal (por ejemplo el miedo) provoca una reacción de alerta en el cuerpo.
En los pacientes con reflejos normales, se activa el nervio vago sin producir ningún síntoma.
Sin embargo, en algunas personas ocurre una reacción excesiva caracterizada por:

  1. Vasodilatación
  2. Bradicardia
  3. Presión baja

Clasificación 
Los síncopes reflejos pueden clasificarse según:

  • La respuesta
    • Cardioinhibitoria – reducción considerable de la frecuencia cardíaca y del gasto cardíaco
    • Vasodepresiva – esta respuesta va acompañada de un aumento de la frecuencia cardíaca para compensar, pero no consigue hacerlo
    • Mixta – el nervio vago actúa en los dos casos
  • El factor desencadenante
    Las causas son:

    1. Síncope vasovagal
    2. Síncope situacional
    3. Síncope por síndrome del seno carotídeo
    4. Formas atípicas (raras)

 

Síncope vasovagal (síncope cardio-neurogénica)

El síncope vasovagal es el tipo más frecuente y ocurre cuando la presión arterial baja y se reduce el flujo sanguíneo al cerebro.

La causa puede ser:

  • Estrés emocional (ver sangre, miedo, dolor, exámenes instrumentales invasivos)
  • Permanecer de pie y sin moverse durante mucho tiempo

Permanecer de pie durante mucho tiempo provoca:

  • Acumulación de sangre en las extremidades inferiores.
  • Disminución de la presión en el corazón y en los barorreceptores (receptores de la presión).

Por consiguiente, el sistema nervioso simpático se activa para aumentar la presión y la frecuencia cardíaca.

El sistema simpático permanece activo durante un lapso de tiempo que puede variar, al cabo de este tiempo, el nervio vago se pone hiperactivo y provoca bradicardia y presión baja, esto puede provocar el síncope.

 

Síncope situacional

El síncope situacional es un tipo de síncope vasovagal que se produce sólo durante ciertas situaciones específicas.

Un “estímulo” causa el desmayo, por ejemplo:

  • Deshidratación
  • Estrés emocional
  • Ansiedad
  • Miedo (por ejemplo, miedo a las agujas o a la sangre)
  • Dolor
  • Hambre (por ejemplo, por la mañana, si una persona no desayuna)
  • Después de comer (en el caso de síncope postprandial)
  • Síncope gastrointestinal (por defecación, por deglución, por disfagia)
  • Embriaguez (exceso de alcohol)
  • Después de fumar cannabis se puede tener una sensación de desmayo
  • Uso de las drogas
  • Desmayo inducido por la hiperventilación (respirar demasiado oxígeno y demasiado rápido)
  • Ataque de pánico
  • Tos fuerte
  • Hipersensibilidad del seno carotídeo
  • Esfuerzo para expulsar la orina

 

Síncope por síndrome del seno carotídeo

El glomus carotídeo está situado en la parte lateral del cuello, en la parte interna, respecto al músculo esternocleidomastoideo, cerca del cartílago cricoides de la laringe.
Normalmente, masajear el seno carotídeo no provoca ninguna respuesta del cuerpo, pero algunas personas que padecen el síndrome del seno carotídeo o hipersensibilidad pueden tener una respuesta del nervio vago que provoca:

El masaje debe realizarse en los dos lados (bilateral), primo en el lado derecho y luego en el lado izquierdo.
Debe realizarse mientras la persona está tumbada y cuando está de pie.
Dura entre 5 y 10 segundos.
Las posibles respuestas al masaje pueden ser:

  • Respuesta negativa – normal
  • Respuesta cardioinhibitoria – el electrocardiograma se observa plano (asístole). Si el intervalo es de más de 3 segundos, el paciente podría necesitar un marcapasos
  • Respuesta vasodepresiva – disminución de la presión sistólica de por lo menos 50 mmHg
  • Respuesta mixta

El tipo de respuesta depende de cada persona.

 

Síncope por hipotensión ortostática (HO)

Afecta sobre todo a las personas ancianas.
Cuando una persona se pone de pie, los receptores de la presión (barorreceptores) que se encuentran en las arterias carotídeas y en la aorta detectan una leve disminución de la presión sanguínea.
La sangre desciende hacia las piernas debido a la fuerza de gravedad.
Esto estimula es sistema nervioso simpático, el cual:

  • Aumenta la frecuencia cardíaca
  • Provoca vasoconstricción (estrechamiento de los vasos sanguíneos)

Estas reacciones del cuerpo aumentan la presión arterial para garantizar el aporte de sangre en:

  • Cerebro
  • Otros órganos

Si este mecanismo no funciona, se produce una disminución de la presión y esto puede provocar un síncope.
La hipotensión ortostática ocurre cuando la persona que está sentada se pone de pie provocando una disminución de la presión arterial (PA) sistólica de por lo menos 20 mmHg.

Causas del síncope por hipotensión ortostática (HO)

  1. Funcional: efecto colateral de ciertos medicamentos, por ejemplo betabloqueantes, inhibidores MAO, antidepresivos tricíclicos y nitroglicerina.
  2. Estructural: comprende:
    • Trastornos primarios del sistema nervioso autónomo, enfermedades neurológicas graves y comunes en los jóvenes, pero también enfermedades raras como el síndrome de Shy-Drager o la atrofia multisistémica.
    • Trastornos secundarios del sistema nervioso autónomo, enfermedades más frecuentes como la diabetes.

Variedades

  • HO inicial – disminución inmediata de la presión arterial cuando la persona se pone de pie, pero regresa a la normalidad al cabo de 30 segundos.
  • HO retardada o progresiva – disminución de la PA sistólica por lo menos de 20 mmHg, 5 o 10 minutos después de que la persona se pone de pie
  • Síncope disautonómico – disminución progresiva y paulatina de la presión arterial en ortostatismo (posición erecta) que no conlleva un aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Hipotensión posprandial – disminución de la PA sistólica por lo menos de 20 mmHg a más tardar dos horas después de las comidas.

La diferencia entre el síncope reflejo y el síncope ortostático o disautonómico es la siguiente:

  1. En el síncope reflejo la actividad del sistema nervioso simpático es excesiva y esto provoca una estimulación excesiva del nervio vago
  2. En el síncope ortostático el sistema simpático no se activa, por lo tanto, no se produce una vasoconstricción y la frecuencia cardíaca no aumenta. Por lo tanto, la presión disminuye repentina o gradualmente y la persona sufre un síncope debido a la falta de flujo sanguíneo hacia el cerebro.

 

Síncope cardíaco

El síncope cardíaco es la pérdida de consciencia causada por una patología cardíaca o del sistema circulatorio que reduce el flujo sanguíneo al cerebro.

Las causas pueden ser:

  1. Arritmias: si el corazón late lentamente, este no consigue bombear la cantidad necesaria de sangre hacia el cerebro. Si el ritmo cardíaco es demasiado elevado (por ejemplo en caso de fibrilación auricular paroxística 140-200 lpm) el ventrículo no se llena completamente de sangre y el gasto cardíaco se reduce.
  2. Estructura cardíaca: por ejemplo cuando un infarto impide que una porción del ventrículo funcione de manera adecuada provocando una reducción del gasto cardíaco. Esto puede ocasionar un síncope.
    La estenosis aórtica impide que la sangre salga del corazón y puede provocar un síncope. Cuando el paciente está en reposo, el gasto cardíaco puede ser suficiente, pero cuando realiza un esfuerzo el gasto cardíaco no aumenta lo suficiente. Por consiguiente, hay una disminución del flujo sanguíneo hacia el cerebro.
  3. Embolia pulmonar: esta causa no está relacionada con problemas cardíacos y se refiere a una obstrucción de una arteria pulmonar. A la parte derecha del corazón le cuesta bombear la sangre hacia los pulmones y hacia el ventrículo izquierdo. El síncope se produce debido a la disminución del gasto cardíaco.

Enfermedades que causan el síncope cardíaco

Arritmias

  • Bradicardia:
    • Síndrome del nodo enfermo (que incluye el síndrome bradicardia-taquicardia)
    • Trastornos de la conducción auriculoventricular (AV)
  • Taquicardia:
    • Arritmias supraventriculares
    • Arritmias ventriculares
  • Por medicamentos – el efecto colateral de algunos medicamentos es la bradicardia (por ejemplo de los betabloqueantes y los medicamentos digitálicos) o la taquicardia (por ejemplo de la teofilina empleada en caso de EPOC, puede llegar a provocar fibrilaciones atriales)

Estructuras

  • Cardíacas, como:
    • Infarto
    • Disfunciones de las válvulas cardíacas o de las prótesis valvulares
    • Todas las cardiomiopatías
    • Masas cardíacas
    • Enfermedades del pericardio
    • Anomalías congénitas
  • Cardiovasculares: embolia pulmonar, disección aórtica, hipertensión pulmonar

cerebro, hidrocéfalo

Síncope neurológico

  • Antes de un episodio de síncope, suele haber aura (la persona ve cosas o tiene una sensación anormal)
  • Durante el síncope, la persona tiene una pérdida de conciencia repentina.
    La persona puede morderse la lengua.
  • Después de un episodio de síncope, la persona puede tener confusión y somnolencia
  • Al contrario que las convulsiones, el ictus puede provocar debilidad muscular (que puede llegar a provocar parálisis) y dificultades para hablar.

Síncope convulsivo
El individuo se desmaya durante por lo menos 10 segundos y se produce hipertonía (aumento del tono muscular) generalizada y una o dos convulsiones clónicas (movimientos repetidos de contracción y relajación de los músculos).

Síncope por apnea
La apnea prolongada puede causar síncope debido a una alta concentración de C02 (dióxido de carbono).

Lipotimia
La lipotimia o desvanecimiento es sólo una sensación de desmayo y debilidad.