Disminución del deseo sexual

 

La disminución del deseo sexual masculino es un trastorno que afecta a muchos hombres.

El problema de un deseo sexual débil en los hombres es algo subjetivo y hace falta estudiar cada caso por separado.
Antes de todo, la relaciones sexuales son diferentes para cada pareja.

La idea común, según la cual las parejas tienen que practicar sexo dos o tres veces por semana, es un mito.

Hay que preguntárselo a las personas que han estado casadas varios años.

Disminución del deseo sexual

Ellos contestarán que sí, el sexo es importante pero tiene que respetar las prioridades y los deseos.
La presión cultural, las nociones preestablecidas y otros factores no pueden medir el amor y la afinidad de la pareja.
Mientras se ame a su pareja, automáticamente habrá chispa.
Esto no excluye la posibilidad de que los hombres encuentren problemas que conciernen a un deseo débil.

 

Causas de la disminución del deseo sexual en los hombres

En los hombres con más de 50 años, la pérdida de la libido puede asociarse a los problemas del envejecimiento. Al envejecer, es normal que se sufra de falta de deseo sexual. Al contrario, si esa falta de deseo les afecta a los jóvenes o a los hombres en la edad media de la vida, un tratamiento médico resulta ser necesario.

Para los hombres más mayores (los que se van acercando a los 50 años) es normal percibir los efectos del envejecimiento y los cambios del estilo de vida garantizan que la salud sexual no se ha reducido.
Aquí encontramos algunas causas de baja libido en los hombres:

  • El abuso de alcohol (o, mejor dicho, el alcoholismo) es el factor más importante a la hora de hablar de impotencia en los hombres . Si nos fijamos en la manera cómo bebemos, queda claro cuál es la causa del problema.
  • La administración de sustancias euforizantes como la cocaína. Se habla de un trastorno típico de los jóvenes de 20 a 30 años.
  • La obesidad puede desarrollar muchos problemas de salud que influyen en los problemas del deseo sexual.
  • En los hombres, los desarreglos hormonales del cuerpo pueden producir un deseo sexual que va cambiando
  • La pérdida repentina del deseo puede estar asociada a una reducida o excesiva producción de la hormona controlada por la hipófisis
  • La falta de actividad física produce muchos problemas físicos y mentales como el estrés y una sensación de incomodidad del cuerpo
  • Los medicamentos usados en los tratamientos para la reproducción, la próstata y los testículos pueden producir falta de deseo sexual en los hombres.
  • Los medicamentos betabloqueantes para la hipertensión arterial
  • Los bajos niveles de testosterona pueden ser otra causa de la disminución del deseo de tener relaciones sexuales
  • Enfermedades importantes como la diabetes, la hipertensión arterial y las enfermedades cardiovasculares
  • Estrés y trabajo excesivo que producen agotamiento, cansancio y confusión de ideas. Es normal tener estrés pero, si éste reduce la capacidad de concentrarse en la vida personal, se hace peligroso
  • La creencia según la cual es muy raro que los hombres sientan emociones es equivocada. Los hombres son muy sensibles a las emociones, aunque no les gusta que sea patente. Esto se debe a la depresión debida a cualquier traumatismo del pasado- fracasos, accidentes, mala experiencia sexual, traumas infantiles y falta de autoestima también
  • Problemas de comprensión mutua, homosexualidad, falta de atracción física, aburrimiento en la relación y, en muchos casos, diferentes ideas en lo que concierne a los deseos sexuales pueden producir una pérdida de la libido.

 

¿Cuáles son las causas de la disminución del deseo sexual en las mujeres?

Al igual que los hombres, las mujeres pueden perder el deseo sexual por problemas físicos o psicológicos.

Causas físicas

  • Anemia, muy frecuente en las mujeres a raíz de la pérdida de hierro durante el ciclo menstrual
  • Alcoholismo
  • Abuso de droga
  • Enfermedades graves como la diabetes y los trastornos de la tiroides, por ejemplo, el hipertiroidismo o el hipotiroidismo que producen insomnio y agotamiento.
  • Medicamentos con prescripción, sobre todo los tranquilizantes y la píldora anticonceptiva
  • Hiperprolactinemia – un trastorno raro en el que la hipófisis es hiperactiva.
  • El anillo vaginal anticonceptivo Nuvaring
  • Otros desarreglos hormonales: según algunos médicos, las anomalías en la producción de la hormona luteinizante (LH) suelen producir falta de deseo, aunque no haya estudios que confirmen esta tesis. Otros ginecólogos afirman que muchas mujeres que han perdido su libido, no tienen andrógenos (hormonas masculinas). Esta idea queda por discutir.

Causas psicológicas
Estas causas son muy frecuentes. Es normal que, al tener un momento negativo, la mujer pierda interés en el sexo.
Las causas psicológicas de las mujeres incluyen:

  • Depresión
  • Estrés y trabajo excesivo
  • Ansiedad
  • Complejos desarrollados durante la infancia
  • Acoso o molestia sexual en pasado
  • Lesbianismo
  • Graves problemas de relación con la pareja
  • Situaciones de vida complicadas, por ejemplo, compartir la casa con los padres o los suegros.

 

El deseo sexual a lo largo de la vida de una mujer

Como ya sabemos, la menopausia es una de las causas físicas que afecta la pérdida de deseo sexual.
Al contrario de lo que se piensa, la menopausia no disminuye la libido. De hecho, después de la menopausia, muchas mujeres se sienten más atractivas y tienen más orgasmos.
Durante el embarazo, en el primer trimestre, la mujer está afectada por un menor deseo sexual que suele subir en el segundo trimestre.
Durante los meses después del parto y, por tanto, durante la lactancia, algunas mujeres pierden el deseo sexual debido a:

  1. Desarreglos hormonales (sobre todo la prolactina) que producen sequedad vaginal,
  2. Pérdida de energía después de estar cuidando del niño durante todo el día,
  3. Insomnio debido al llanto del niño,
  4. Miedo al dolor a nivel de la cicatriz por cesárea.

Menstruación
Durante los días que preceden a la regla, la mujer está afectada por una disminución del deseo sexual debido a una mayor cantidad de la hormona progesterona en la sangre.
Cuando baja la regla o durante la ovulación, la mujer siente un deseo sexual muy fuerte.

 

Síntomas de deficiencia de testosterona en las mujeres

Según una investigación, la salud sexual de las mujeres está influenciada por los niveles bajos de testosterona.
Esta hormona está relacionada con el deseo. Además de encontrar un escaso deseo sexual, los bajos niveles de testosterona en las mujeres llevan a:

Para llevar a cabo un diagnóstico, el médico tiene que evaluar la historia clínica, realizar una prueba física y prescribir los análisis de sangre.

 

 disminución del deseo, impotencia, esterilidad¿Qué hacer? Los mejores remedios naturales para aumentar el deseo

Hay diferencias de género a la hora de hacer que el deseo sexual aumente en las mujeres o en los hombres. Los medicamentos y los tratamientos que se aconsejan para las mujeres y los hombres, pueden cambiar por la estructura hormonal de ambos sexos. Los problemas psicológicos se enfrentan mejor a través de un análisis.
Aquí hay algunos métodos naturales que han tenido éxito para el aumento del deseo sexual en las mujeres y en los hombres.

Vida saludable
La salud sexual resulta directamente proporcional a nuestro bienestar físico. Una actividad física regular hace que el aparato circulatorio y digestivo funcionen bien. Así pues, el individuo se encontrará mejor y será feliz.
El yoga puede mejorar nuestra salud. El yoga y los ejercicios de respiración despejan la mente y reducen el estrés. Para que sea eficaz, la rutina de entrenamiento tiene que estar acompañada por una alimentación con verduras de hoja verde, ensaladas, alimentos ricos de fibras y otros elementos esenciales para comer sano.
También es importante dormir y descansar de manera adecuada. El estrés (que, en nuestra sociedad, es una de las causas de la disminución del placer, sobre todo por la cantidad de trabajo y por la necesidad de ser rápidos) disminuye el deseo sexual. Dormir bien es importante para una sensación de bienestar por la mañana.
Para que el deseo aumente, es importante que, en nuestra vida, todo esto tenga suficiente espacio. ésta es una de las mejores maneras, económicas y sin riesgo para aumentar la libido.

 

Dieta y alimentación

La naturaleza nos ha entregado algunos productos naturales que estimulan el apetito sexual y que nos permiten mantener una vida saludable. Entre los mejores alimentos afrodisíacos para aumentar el deseo encontramos:

  • Apio
  • Ostras crudas
  • Plátano
  • aguacate
  • almendra
  • nuez
  • mango
  • melocotón y fresa
  • huevo
  • higo
  • miel
  • ajo
  • chocolate oscuro

Hay que poner todos estos ingredientes en la alimentación para satisfacer las papilas gustativas.
Un cambio radical de la alimentación representa una de las mejores maneras para aumentar el deseo.

Resolver problemas en la relación
Si la falta del deseo sexual se atribuye a una relación complicada, es necesario mejorar la comunicación y la comprensión mutua.
Es natural sentir frustración por la falta de deseo sexual o por la insatisfacción de las necesidades físicas debida a problemas en la relación.
Si la relación está en peligro por la pérdida de deseo sexual, hay que consultar a un profesional para que se solucione este problema.

Medicamentos
Los medicamentos que aumentan el flujo sanguíneo y permiten la erección (por ejemplo cialis o viagra) suelen resolver la disfunción eréctil durante un tiempo sin influir en el deseo sexual.

 

Remedios de herbolario que aumentan el deseo en las mujeres

Epimedium grandiflorum
Antes de todo, necesitamos tener una planta llamada epimedium o hierba de cabra en celo. Esta planta china es famosa por aumentar el deseo en las mujeres y por curar la disfunción eréctil en los hombres. Se puede ingerir tras transformarla en té y, hasta ahora, no ha tenido efectos adversos.

Ginko Biloba
Entre las distintas soluciones, el Ginko Biloba suele aumentar el deseo, mejorar la lubricación y favorecer el orgasmo. Esta planta aumenta la circulación sanguínea en el área genital. Por consiguiente, el apetito sexual aumenta.

Ginseng
El ginseng es otro remedio conocido por aumentar el deseo sexual. Las sustancias presentes en el ginseng estimulan la producción de óxido nítrico en el cuerpo para mejorar el flujo sanguíneo y, tal vez, el deseo y los orgasmos también.
Por otra parte, ya que ayuda a reducir el estrés en nuestro cuerpo, el ginseng también aumentará el deseo sexual de manera indirecta.

Maca
Otro remedio natural que ayuda a luchar contra el escaso deseo sexual es la maca peruviana.
Los alcaloides (magnesio, calcio, hierro, cinc y fósforo) son los principios activos de esta planta. También encontramos una cantidad muy alta de aminoácidos, ácidos grasos y vitaminas. Todos estos elementos trabajan juntos para influir en el sistema endocrino de manera positiva, aumentando y restableciendo el normal deseo sexual.

 

Frutas del amor no prohibidas cuyo sabor es muy dulce.

Aguacate
El aguacate es bueno para el sistema inmunológico y tiene mucho ácido fólico, vitamina B6 y potasio que ayudan en la producción de la hormona masculina.

Plátano
Los plátanos son muy llamativos por su forma pero, efectivamente, no nos engañan porque, de hecho, tienen algunos componentes (como potasio y vitamina B6) necesarios para la producción de la hormona sexual.

Mango
En los hombres, hace que aumente la virilidad.

Melocotón
Los melocotones carnosos pueden empujarnos a pensar en la sensualidad. Éstos también poseen muchas sustancias nutritivas y son afrodisíacos para los hombres.

Piña
La piña tiene mucha vitamina C que puede ser muy útil para combatir la impotencia.

Calabaza
La calabaza tiene sustancias nutritivas esenciales para un deseo sano, como los antioxidantes. Las semillas son ricas de cinc.

Tomate
El tomate es un recurso importante para obtener sustancias nutritivas como la vitamina C y también tiene mucha pulpa.

Sandía
El interior carnoso de una sandía gigante puede ser jugoso pero es la corteza la que contiene aminoácidos llamados L-citrulina. El cuerpo convierte la L-citrulina en arginina. Por consiguiente, el óxido nítrico- necesario para que los vasos sanguíneos se relajen- aumenta y parece tener el mismo efecto que el viagra. Así pues, puede curar la disfunción eréctil y puede ser un mecanismo de prevención.

 

¿Cuánto dura?

Nadie puede establecer cuánto va a durar la disminución del deseo sexual. El tiempo necesario para recuperarse depende del trastorno.