Dolor de garganta

 

El dolor de garganta es uno de los trastornos más frecuentes en todo el mundo. Puede ser un síntoma de otras enfermedades como el resfriado y la gripe.
El dolor de garganta es la inflamación de la laringe, faringe y amígdalas. Suele afectar a ambos lados aunque también puede afectar solo a uno (solo el lado derecho o el izquierdo).

 

¿Cuáles son las causas del dolor de garganta?

Amigdalitis o faringitis

La inflamación de las amígdalas produce la amigdalitis. Al contrario, la inflamación de la faringe produce faringitis.
Estas enfermedades son las causas más frecuentes de dolor de garganta durante la deglución.
La causa puede ser una infección bacteriana o viral.
El contagio es directo, el virus en el aire se transmite por medio de las gotitas de una persona afectada por el trastorno.

Mononucleosis
La mononucleosis se produce por la presencia del virus de Epstein-Barr.
Además de dolor en la garganta, el individuo también tiene fiebre.
Casi el 95% de la población de todo el mundo ha sido afectada por el virus de Epstein-Barr.
La transmisión de este virus se produce a través de la saliva, sobre todo al besar a otra persona.

Cáncer y neoplasias 

Dolor de gargata
Dolor de gargata

El cáncer oral o el cáncer de laringe puede producir dolor de garganta continuo. Sin embargo, no siempre el cáncer es maligno.
El cáncer suele originarse en la glotis de la laringe pero después hay metástasis (por ejemplo, en los ganglios linfáticos) y afecta a otros órganos también.

Enfermedades de transmisión sexual
Las enfermedades de transmisión sexual como la clamidia y la gonorrea pueden ser los factores desencadenantes del dolor de garganta.
En este caso, puede durar un mes o incluso más.

 

Rasgos y síntomas que pueden acompañar al dolor de garganta 

  • Garganta hinchada y de color rojo intenso,
  • Manchas de color rojo oscuro en la parte posterior de la garganta,
  • Fiebre alta,
  • Ganglios linfáticos hinchados en el cuello y dolor al tocarlos,
  • Amígdalas inflamadas y con material purulento,
  • Placas blancas o grisáceas en las amígdalas,
  • Dolor de cabeza,
  • Dolor en las articulaciones,
  • Náusea,
  • Dolor al deglutir, bostezar y al toser,
  • Pérdida del apetito,
  • Erupciones cutáneas (escarlatina),
  • Nariz que gotea,
  • Dolor en el cuello,
  • Dolor en los músculos,
  • Rigidez de las articulaciones,
  • Dolor en los oídos,
  • Oídos tapados.

 

Amígdalas hinchadas sin dolor de garganta

Un individuo puede estar afectado por amígdalas hinchadas a raíz del dolor de garganta, alergia, sinusitis, etc.
También hay otros factores que pueden dar lugar a amigdalitis.
Una infección viral o bacteriana producida por el contacto con una persona infectada puede producir hinchazón en las amígdalas.
En muchos casos, los niños pequeños tienen amigdalitis crónica a raíz del resfriado o de la gripe.

Los adultos y los adolescentes suelen tener las amígdalas hinchadas por la presencia de infecciones bacterianas.
Es muy raro que las bacterias que producen algunas enfermedades como la escarlatina o la difteria puedan ser el factor desencadenante de hinchazón en las amígdalas.
Las alergias alimentarias pueden producir hinchazón en las amígdalas.

 

garganta-y-cuerdas-vocalesÚvula hinchada y dolor de garganta

El dolor de garganta suele estar afectado por hinchazón en la úvula.
Síntomas de dolor de garganta e inflamación en la úvula.

  1. No se consigue deglutir a causa del dolor,
  2. Presencia de placas blancas y material purulento en la garganta,
  3. Náusea,
  4. Dolor de cabeza,
  5. Hinchazón e inflamación de las amígdalas,
  6. Fiebre alta,
  7. Ronquera o pérdida de la voz,
  8. Ganas frecuentes de toser.

 

¿Cuáles son las causas del dolor de oído y de la irritación en la garganta?

El dolor de garganta implica inflamación de amígdalas, laringe y faringe.
En la mayoría de los casos, el dolor de garganta procede de infecciones por microbios que pueden curarse con muchos medicamentos de venta libre.
El dolor de oídos procede de una infección en el oído externo, medio o interno (otitis).
Los oídos y la garganta están conectados entre sí, por consiguiente, un trastorno en uno de estos órganos puede también afectar al otro.
El dolor de garganta es la causa principal de dolor de oídos.
La infección en una parte de la garganta es lo que produce dolor en un oído o en un lado de la garganta.
La molestia solo se percibe en un lado y el otro sigue siendo normal.
A continuación se incluyen algunas causas de dolor de garganta que también producen dolor de oídos:

  • Amigdalitis,
  • Infecciones en los oídos,
  • Rinitis alérgica,
  • Sinusitis,
  • Infecciones en la úvula,
  • Tos,
  • Resfriado y gripe,
  • Infecciones en los dientes,
  • Alergia,
  • Uso excesivo de las cuerdas vocales (gritar, por ejemplo),
  • Fumar,
  • Beber demasiado alcohol.
  • Comer comida muy caliente o fría.

 

Dolor de garganta por la mañana

El dolor de garganta por la mañana es un problema bastante común. En la mayoría de los casos, no depende de una enfermedad verdadera como el resfriado o la gripe.
Suele producirse por el medio ambiente, el aire demasiado seco en casa o en el trabajo, o bien por el humo de los cigarrillos (electrónicos también).
Por otra parte, algunas enfermedades como la apnea del sueño o el reflujo ácido pueden producir dolor de garganta al despertar por la mañana.

 

Dolor de garganta por la tarde y por la noche

El dolor de garganta que solo se produce por la tarde o por la noche puede ser un problema medioambiental, el individuo puede ser alérgico al polen, al pelo de animales o al moho que se encuentra en el aire.
Además, el aire que respiramos puede ser demasiado seco, sobre todo en una casa donde hay calefacción.

Los irritantes externos pueden producir problemas, el humo también.
El dolor de garganta puede depender del reflujo gastroesofágico que hace que los ácidos que se habían acumulado en el estómago vuelvan a subir por el esófago.
Este trastorno suele ser más intenso después de la comida, por ejemplo la cena.
Si el dolor de garganta se produce por la noche, después de gritar, el esfuerzo muscular puede ser la causa.

 

¿Qué hacer? Tratamiento y medicamentos  anatomía de la garganta, faringe

Antibióticos
El médico suele recetar un antibiótico oral, por ejemplo:

Penicilina. Este medicamento también puede ser inyectado, por ejemplo si el dolor de garganta es agudo, al niño le cuesta deglutir o tiene vómito.

Amoxilina (Augmentine, por ejemplo). Aunque este medicamento sea de la misma clase que la penicilina, resulta la opción preferida por parte de los niños porque tiene un mejor sabor y se presenta como una pastilla para masticar.

En caso de alergia a la penicilina, el médico puede recetar:

  • Cefalosporina,
  • Claritromicina (por ejemplo Biaxin),
  • Azitromicina (por ejemplo Zitromax),
  • Clindamicina

Estos antibióticos reducen la duración y la intensidad de los síntomas. Además, también reducen el riesgo de complicaciones y de transmisión de la enfermedad.


Medicamentos antiinflamatorios y analgésicos
El médico puede aconsejar medicamentos de venta libre para aliviar el dolor de garganta y reducir la fiebre, por ejemplo:

  • Ibuprofeno (Neobrufen, Nurofen),
  • Ketoprofeno (Dexketoprofeno),
  • Paracetamol (Acecat, Algidol, etc)

Los niños no pueden tomar aspirina porque podrían estar afectados por el síndrome de Reye, que es muy peligroso.
Si el dolor de garganta no desaparece, se puede tomar cortisona (por ejemplo Celestone o Bentametasona), que son antiinflamatorios muy fuertes.

Inhalador y colutorio
Los adultos pueden usar un espray o un colutorio porque hacen que el individuo esté mejor al poco tiempo.

Estos antiinflamatorios para reducir la inflamación en la garganta contienen:

  • Flurbiprofeno (Tantum bucal y Froben)
  • Bencidamina (Tantum verde).

 

Remedios naturales para el dolor de garganta

Hay muchos métodos naturales para reducir los síntomas del dolor de garganta sin que se tomen medicamentos.

Entre los remedios caseros hay:

Bebidas calientes
Beber bebidas calientes es uno de los remedios mejores para reducir el dolor y la inflamación por dolor de garganta.
Por ejemplo, podemos beber té de jengibre, de hierbas, caldo de pollo, etc.

En verano, podemos beber una granizada, comer un helado o tener en la boca un cubito de hielo para que la situación mejore de manera temporal. Sin embargo, esto no ayuda a reducir la inflamación.

Limón y miel
El limón tiene propiedades antibacterianas naturales y la miel es un remedio eficaz para la congestión.
Hay que mezclar dos cucharaditas de miel en agua tibia y 1-2 gotas de jugo de limón. Hay que beber esta mezcla 1-2 veces al día.

Vinagre de miel
El vinagre de miel ayuda en el tratamiento de las infecciones.
Una mezcla de limón, miel, vinagre de miel y pimienta de cayena es uno de los remedios más eficaces contra el dolor de garganta.

  • Tomar una cucharada de vinagre de sidra de manzana, una cucharada de miel, una cucharadita de pimienta de cayena y una cucharada de zumo de limón.
  • Verter en un vaso de agua tibia,
  • Mezclar y beber tres veces al día

Ajo
El ajo es un antibiótico y un antiséptico natural que ayuda en el tratamiento de las infecciones.
Puede añadirse a los alimentos durante la comida o podemos meter 2-3 dientes de ajo en la miel para comerlos después de dejarlo empapándose una hora.
Se recomienda preparar una cena como esta:

  • Picar 2 dientes de ajo,
  • Picar un trozo de jengibre (unos 20 gramos),
  • Cocinar un plato de arroz con verduras,
  • Beber agua tibia o una infusión miel con jengibre

Té de jengibre

  • Calentar una taza de agua caliente
  • Cuando hierva el agua, apagar el fuego, retirar la tapa de la olla y esperar 10 minutos. No se recomienda poner el jengibre y el limón en agua hirviendo porque a esa temperatura los nutrientes pierden sus propiedades nutricionales.
  • Añadir un trozo de jengibre, unos 20/30gr
  • Se puede añadir medio limón sin cáscara
  • Cierrar la olla con una tapa y esperar 20 minutos.
  • Cuando el agua está tibia, filtrar la infusión.

Hay que beberlo una o dos veces al día.

Regaliz
El regaliz es otro remedio de la abuela para el dolor de garganta y actúa de manera rápida.
Es un ingrediente que se usa en muchas tilas.

Albahaca
La albahaca sagrada (Ocimum tenuiflorum) es una planta que tiene propiedades curativas naturales.
Podemos hervir algunas hojas de albahaca para enjuagar con agua.

Tilas
Las tilas resultan muy eficaces contra el dolor de garganta.
Pueden prepararse con los siguientes ingredientes:

  1. Trébol rojo,
  2. Agracejo,
  3. Manzanilla,
  4. Madreselva,
  5. Ulmus rubra,
  6. Eucalipto,
  7. Regaliz,
  8. Pimienta de Cayena,
  9. Salvia.

 Dolor de garganta, niñosEnjuagues con agua salada
La mezcla de agua y sal reduce el dolor de garganta y también destapa la nariz.

Preparación

  • Coger un bol con un litro de agua tibia,
  • Añadir tres cucharadas de bicarbonato sódico,
  • Remover el contenido hasta que la mezcla esté bien derretida. Luego, enjuagar más veces al día,
  • Poner el bol en la nevera y taparlo. Hay que calentar y mezclar el compuesto antes de usarlo.

 

 

¿Es mejor el calor o el frío?

Esta es una pregunta que los pacientes siempre hacen porque no saben cómo comportarse.
El frío tendría que actuar como antiinflamatorio en la fase aguda. Sin embargo, no sirve para curar, sólo hace que el dolor se reduzca de manera temporal.
El calor aumenta el metabolismo celular y, por tanto, favorece la recuperación. Por consiguiente, la fiebre (aumento en la temperatura) es una respuesta del cuerpo para luchar contra muchas enfermedades.

 

Remedios para el dolor de garganta en las mujeres embarazadas y durante la lactancia

El dolor de garganta durante el embarazo suele ser el síntoma de una infección viral o de una irritación en la faringe.
El único medicamento que podemos tomar es el paracetamol. Así pues, es mejor que se tomen remedios naturales.
El té de jengibre es un remedio eficaz.
Antes de beberlo, hay que añadir miel y medio limón en una taza de té caliente.
Durante la preparación del té, hay que añadir un trozo de jengibre y dejarlo hervir.
Luego, hay que añadir medio limón y una cucharada de miel.
Para el dolor de garganta que no desaparece, un remedio natural eficaz son los enjuagues con propóleos porque tienen una acción antibacteriana y fortalecen el sistema inmunológico.
Hay que usarlo como prevención, sobre todo si la paciente está afectada por dolor de garganta que se repite.

 

Remedios homeopáticos para el dolor de garganta

La homeopatía es un tipo de tratamiento que se puede adoptar con o sin medicamentos.

Belladonna: el medicamento homeopático más usado para el dolor de garganta, la boca seca, el ardor y las amígdalas rojas.

Mercurius: se usa cuando la garganta o la nariz están inflamadas para el resfriado.

Phytolacca: con este remedio homeopático, se puede curar el problema de las amígdalas inflamadas, laringitis, crup, ganglios linfáticos hinchados y otros trastornos.

 

¿Cuánto dura? El pronóstico del dolor de gaganta

El tratamiento con medicamentos o remedios naturales hace que los síntomas tarden 2/3 días en reducirse.
Hay que consultar al pediatra si el niño o el recién nacido no se encuentra mejor después de la administración de antibióticos durante 48 horas.
Si los niños están tomando antibióticos, se encuentran bien y no tienen fiebre, pueden volver a la escuela.
El niño deja de poder contagiar a los demás casi 24 horas después del comienzo del tratamiento.
Para que el dolor de garganta desaparezca, 5/6 días (menos de una semana) son necesarios.