Dolor en el bajo vientre

El dolor en el abdomen inferior (o en el bajo vientre) es un trastorno frecuente que puede afectar a la zona central, al lado izquierdo o al derecho.

A pesar de que puede ser el síntoma de un problema leve y temporal, se debe acudir al médico ya que puede depender de una enfermedad grave.

En esta página, se explican las causas más frecuentes del dolor en la parte central del bajo vientre.

yuri-arcurs-fotolia-com3

Causas del dolor en el bajo vientre

En los adultos, las causas más frecuentes son:

  • Síndrome del intestino irritable – enfermedad en la que el músculo de la pared intestinal tiende a sufrir espasmos (contraerse). El dolor suele reducirse al ir al baño.
  • Enfermedad de Crohn – enfermedad crónica que produce inflamación en la pared intestinal.
  • Infección de las vías urinarias que vuelve a aparecer de vez en cuando (suele producirse una sensación de picor al orinar).
  • Estreñimiento.
  • Dolor menstrual – calambres musculares asociados a la regla que provocan dolor en las mujeres.

Las causas más comunes en niños son:

  • Estreñimiento.
  • Infección del tracto urinario que vuelve a aparecer de vez en cuando.
  • Ansiedad.

 

Diagnóstico del dolor en el bajo vientre

Características, síntomas y signos del dolor

La siguiente información procedente de la historia clínica de un paciente es importante para detectar la causa del dolor en el bajo vientre:

Comienzo del dolor
El dolor abdominal que empieza de repente sugiere un problema que se presenta de forma repentina, como por ejemplo isquemia del colon (disminución del riego sanguíneo) u obstrucción del conducto biliar por la presencia de cálculos (cólico biliar).
Con el término abdomen agudo nos referimos a un conjunto de signos y síntomas graves en la región abdominal que se manifiestan de repente.

Localización del dolor
La apendicitis suele provocar dolor en la parte central del abdomen para luego desplazarse al abdomen inferior derecho, la localización anatómica del apéndice vermicular.
La diverticulitis suele producir dolor en el bajo vientre izquierdo, donde hay más divertículos.

appendicite-infezione-appendice-768x411

Tipo de dolor
Al principio, la obstrucción intestinal da lugar a calambres abdominales dolorosos debidos a la contracción y relajación de los músculos del intestino.
El dolor similar a los calambres conlleva contracciones muy fuertes del intestino.

El dolor intestinal puede extenderse hasta los glúteos, la ingle, los muslos e incluso las rodillas.

Duración del dolor
El dolor por el síndrome del intestino irritable suele aparecer y desaparecer, aunque también puede permanecer durante años o décadas.

Al contrario, un cólico biliar solo dura algunas horas.
Puede que haya períodos de semanas o meses en los que el dolor es mayor, seguido de otros períodos de dolor más leve.

El dolor funcional puede presentar el mismo tipo de variabilidad.

 

¿Qué factores empeoran el dolor en el bajo vientre?

El dolor producido por una inflamación (apendicitis, diverticulitis) suele empeorar con estornudos, tos o cualquier movimiento en el que se realiza una contracción de los abdominales.

diverticoli-colon-sigmoideo-750x512

 

¿Qué factores disminuyen el dolor en el bajo vientre?

El dolor debido al síndrome del intestino irritable y al estreñimiento suelen disminuir temporalmente gracias a la evacuación y pueden estar asociados a trastornos que afectan al conducto intestinal.
Puede que el dolor que despierta a los pacientes dependa de causas no funcionales.

 

Dolor en el bajo vientre en hombres

Tres aparatos pueden producir dolor en el bajo vientre masculino.
El tracto gastrointestinal de los hombres y de las mujeres es el mismo. Son estructuras ubicadas en la parte inferior del abdomen que incluyen el intestino delgado y grueso, el apéndice vermicular y el recto.
En lo que concierne al sistema urinario, éste está compuesto por riñones, uréteres y vejigas urinarias. El aparato reproductor masculino incluye la próstata y las vesículas seminales.

Otras estructuras que forman parte del bajo vientre son los nervios y vasos sanguíneos como la aorta abdominal. En algunos casos, los órganos que no se encuentran en el abdomen inferior pueden producir dolor en esa región.
Los músculos de la pared abdominal pueden sufrir daños y producir calambres abdominales inferiores en los hombres.

Causas del dolor en el bajo vientre en hombres
Las enfermedades que más afectan a los hombres son:

Hay un riesgo medio de padecer apendicitis, obstrucción intestinal, gastroenteritis, síndrome del intestino irritable e infecciones renales del tracto urinario superior.
La inflamación de la pelvis y las infecciones de la vejiga no afectan a los hombres.
Por lo tanto, en caso de dolor de bajo vientre repentino y agudo, se debe considerar la hernia inguinal y la pancreatitis aguda.

 

Tratamiento para el dolor en el bajo vientre en hombres

Se debe detectar la causa del dolor de bajo vientre antes de empezar un tratamiento.
A través de los medicamentos adecuados y la administración de los líquidos perdidos, es posible gestionar trastornos como el meteorismo o la irritación intestinal.
En caso de infección, el médico puede recetar antibióticos.
Sin embargo, enfermedades más graves como apendicitis, aneurisma abdominal, cálculos renales, hernias e hinchazón de la próstata requieren un tratamiento inmediato.

Dolor de barriga bajo, inferior, intestino, caderas, riñones

Dolor en el bajo vientre en mujeres

Todas las mujeres sufren de dolor en el bajo vientre de vez en cuando. Los dolores menstruales suelen afectar a las mujeres una semana antes de la regla.
Las estructuras que más se ven afectadas son el sistema urinario (vejiga o riñones), intestinal o reproductor (útero, trompas de Falopio y ovarios).

Tipo de dolor que procede del sistema urinario
Las infecciones urinarias son comunes y producen síntomas como escozor al orinar y micción frecuente.
La infección puede extenderse hasta los riñones (pielonefritis) y producir malestar, fiebre y dolor en la espalda.
En caso de dolor muy agudo que se extiende desde la espalda hasta la ingle, se debe considerar la existencia de cálculos renales.

Los tumores del sistema urinario no son frecuentes y, en cualquier caso, el médico analiza en primer lugar la duración de los síntomas.

Tipo de dolor que procede de una enfermedad que afecta al intestino
El estreñimiento y la diarrea pueden producir un dolor que suele describirse como un cólico, lo que significa que aparece y desaparece por momentos.

La hinchazón abdominal es otro síntoma frecuente debido a trastornos intestinales.
Muchas personas padecen síndrome del intestino irritable, que puede producir diarrea, estreñimiento e hinchazón de barriga.

Dolor que procede de los órganos genitalesdolor abdomen, abdominal, bajo, útero, ovarios, intestino
El dolor puede proceder del útero, de las trompas de Falopio o de los ovarios.
Si el dolor se percibe de forma más intensa en un lado puede ser del ovario.
El dolor que procede del útero suele empeorar durante la regla y se denomina dismenorrea.
El dolor menstrual es muy frecuente, si bien no es lo normal. Una mujer sana no debería experimentarlo.
Algunas enfermedades que afectan al aparato reproductor pueden producir dolor durante las relaciones sexuales (dispareunia).

Dolor tras la ovulación
La ovulación puede producir un dolor leve en la parte derecha o izquierda del abdomen inferior. Es el efecto de la expulsión de un óvulo por parte del ovario. Se trata de un dolor llevadero y, en muchos casos, no se requiere tratamiento.

 

¿Qué factores pueden producir dolor abdominal durante el embarazo?

Embarazo ectópico
Un embarazo extrauterino se produce cuando el óvulo empieza a desarrollarse fuera de la matriz, normalmente en la trompas de Falopio. Al principio, el embarazo puede producir calambres y otros síntomas.
El embarazo ectópico puede ser peligroso si no se trata. Se debe acudir al médico de forma inmediata si el individuo sufre de uno de estos síntomas: dolor abdominal o de la pelvis, flujo vaginal o sangrado vaginal anormal (puede ser rojo o marrón, abundante o escaso, continuo o intermitente), dolor que se vuelve más grave al realizar una actividad física, durante la expulsión de las heces o al toser.

embarazo ectópico

Aborto espontáneo
El aborto espontáneo es la pérdida del feto antes de la 20ª semana del embarazo. El flujo o sangrado vaginal suele ser el primer síntoma, acompañado de dolor abdominal al cabo de unas horas o días.
El sangrado vaginal puede ser leve o abundante. El dolor puede ser continuo o similar a los calambres, puede ser leve o agudo y percibirse como una lumbalgia o presión sobre la pelvis.

Parto prematuro
El parto pretérmino (también llamado prematuro) se produce si las contracciones extienden el cuello uterino antes de la 37ª semana del embarazo.
Se debe consultar al médico o la matrona si se manifiestan los siguientes síntomas durante el segundo o tercer trimestre (antes de la semana 37):

  1. Aumento del flujo vaginal o cambio en el tipo de flujo (si se vuelve acuoso, parecido a moco o con sangre – aunque solo sea rosa o manchado de sangre).
  2. Dolor abdominal.
  3. Calambres menstruales con al menos cuatro contracciones por hora (aunque no produzcan dolor).
  4. Mayor presión sobre la zona de la pelvis.
  5. Dolor de espalda, sobre todo si el paciente no sufría anteriormente de dolor lumbar.

Desprendimiento de la placenta
El desprendimiento de la placenta es una enfermedad peligrosa en la que la placenta se separa del útero, de manera parcial o total, antes del nacimiento del niño. desprendimiento placentario
Los síntomas son variables.
En algunos casos, el desprendimiento de la placenta puede producir una hemorragia repentina y evidente, pero en otros casos puede que solo haya un pequeño flujo o sangrado.
También puede que haya sangre al romperse las aguas.
La paciente puede sufrir dolor de útero, dolor de espalda o contracciones frecuentes. El útero también podría contraerse y permanecer duro, como un calambre o una contracción prolongada.
También se puede notar una menor actividad del niño.

Preeclampsia
La preeclampsia es una enfermedad grave del embarazo que produce alteraciones de los vasos sanguíneos y que puede afectar a diferentes órganos, como el hígado, los riñones, el cerebro y la placenta.
Para el diagnóstico de preeclampsia se debe presentar presión alta, proteínas en la orina, cara y manos hinchadas después de 20 semanas de embarazo.
Los síntomas son hinchazón de la cara y ojeras, leve hinchazón de las manos y edema excesivo y repentino en los tobillos o en los pies.
En caso de preeclampsia aguda, puede que se produzca un dolor intenso en la parte superior del abdomen, dolor de cabeza agudo, trastornos en la visión (por ejemplo, visión ofuscada), náusea y vómito.

Infecciones de las vías urinarias
Una mujer embarazada tiene un riesgo mayor de sufrir infecciones en el tracto urinario de cualquier tipo, también infecciones renales.
Los síntomas de una infección de vejiga son:

  • Dolor,
  • Escozor al orinar,
  • Molestia en la pelvis o dolor en el bajo vientre (a menudo, por encima del hueso púbico),
  • Ganas irrefrenables y frecuentes de orinar, incluso cuando hay poca orina en la vejiga,
  • Orina turbia, que huele mal o con sangre.

Se debe tener cuidado porque una infección en la vejiga sin curar puede llevar a una infección renal y al parto prematuro.
Los síntomas que muestran que la infección se ha extendido hasta los riñones y que subrayan que hace falta un tratamiento inmediato son:

 

Calambres abdominales

Calambres abdominales debidos al meteorismo
Los calambres en el abdomen suelen depender de meteorismo e hinchazón.
Se trata de un trastorno muy frecuente que puede causar vergüenza. Sin embargo, este problema puede curarse con facilidad con medicamentos como buscapina o duspatalin.

Cólicos repentinos con diarrea
Si los calambres en el estómago han comenzado hace poco y también padece diarrea, la causa puede ser un virus intestinal.
Esto significa que hay una infección viral o bacteriana en el estómago o en el intestino.
Por lo general, aun sin empezar un tratamiento, la situación suele mejorar al cabo de algunos días.

Los calambres en el estómago y la diarrea graves (por ejemplo, si producen fiebre o escalofríos) pueden ser el resultado de una infección grave como una intoxicación alimentaria.

Si los calambres en el estómago y la diarrea permanecen durante mucho tiempo, se puede desarrollar una enfermedad crónica como el síndrome del intestino irritable.

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.