Dolores en las piernas

Dolor en la pierna, músculos, tendones, circulación, nervios

 

Los dolores en las piernas pueden ser constantes o intermitentes, pueden desarrollarse repentinamente o gradualmente y pueden afectar a toda la pierna o un área localizada, como la tibia o la rodilla. El dolor puede ser de diferentes tipos: punzante, agudo, sordo, ardiente u hormigueo. El dolor fuerte en la pierna puede afectar a la capacidad de caminar o apoyar el peso sobre la pierna.

 

 

Las posibles causas de dolor en las piernas

 

 

Calambres musculares

Este dolor repentino e intenso en las piernas es más frecuente entre las personas mayores, los atletas de resistencia o los fuera de forma.

Los calambares de los músculos son a menudo causados por la fatiga muscular o deshidratación.

En la mayoría de los casos, es posible aliviar los calambares con la interrupción de la actividad física que les ha producido. Si es necesario, se recomienda extender o masajear suavemente el músculo dolorido.

Un remedio natural útil es la aplicación de calor sobre los músculos para aliviar los síntomas.

Un buen remedio natural es la aplicación de calor sobre los músculos para aliviar los síntomas.

Un calentamiento adecuado y el estiramiento pueden ayudar a prevenir problemas en el futuro.

 

Periostitis

Este tipo de dolor de pierna se produce cuando los tejidos conectivos y los músculos a lo largo de la capa más externa que recubre la tibia se inflaman.

Eso suele ocurrir al correr o saltar sobre superficies duras.

La repetición de ciertos movimientos sobrecarga músculos y tendones.

Los pies planos y el exceso de rotación exterior del pie y la pierna pueden favorecer este trastorno.

El dolor generalmente desaparece con el reposo.

Entre los remedios naturales se encuentra la aplicación de hielo, los antiinflamatorios e interrumpir las actividades que provocan dolor.

Las plantillas de descarga son excelentes para este trastorno.

La terapia para la periostitis también incluye la fisioterapia con láser y magnetoterapia.

Una vez que el dolor disminuye, hay que estirar y potenciar la parte inferior de la pierna.

Para evitar problemas futuros, llevar zapatos con un buen soporte y evitar correr sobre superficies duras.

 

Tendinitis y lesiones de los tendones

Uno de los primeros signos de la tendinitis del tendón de Aquiles es el dolor en la parte inferior de la plantilla o la parte posterior del talón.

Entre las posibles terapias se encuentra la aplicación de hielo, los antiinflamatorios y evitar todo lo que provoca el dolor.

Si se coloca un alza debajo del talón disminuye la tensión sobre el tendón y eso favorece la curación.

Al igual que con la periostitis, hay que esperar que el dolor disminuya para estirar y potenciar los músculos.

Si el dolor es severo, puede ser causado por lesiones del tendón de Aquiles.

La lesión del tendón de Aquiles puede ser resultado de una intensa actividad y una calefacción demasiado rápida.

 

Fractura ósea

Una fractura puede causar dolor en la pierna.

Para los esguinces leves, lo primer que hay que hacer es el reposo, hielo, compresión y elevación.

Para un esguince más grave o fractura del fémur o el tobillo, es recomendable aplicar el hielo y consultar al médico inmediatamente.

Podría ser necesario un yeso o una órtesis.

También puede ser necesaria la fisioterapia y la rehabilitación para mejorar la circulación y acelerar la recuperación.

Con el tiempo, se recuperará gradualmente la fuerza muscular de la pierna.

 

Lesión muscular

Un desgarro muscular es un estiramiento excesivo o una lesión de un músculo o un tendón.

La lesión muscular puede ser causada por actividades repetitivas o un único evento.

El diagnóstico de una lesión muscular se puede hacer después de que el médico revisa el historial médico y realiza un examen físico.

Dependiendo de la situación, el ultrasonido puede ser necesario para confirmar el diagnóstico.

La terapia consiste en repeso, hielo, compresión y elevación para 24/48 horas.

La mayoría de los desgarros se resuelven con el tiempo, pero los casos más graves necesitan fisioterapia instrumental como tecarterapia y ultrasonido.

Los fármacos antiinflamatorios pueden ser útiles para reducir el dolor y la inflamación.

Kinesiotape para desgarro del músculo vasto medial.

Acción: descontracturante. Forma: una tira a “Y”. Longitud: para toda la longitud del vientre muscular. Aplicar la tira sin tensión con la base hacia abajo. Poner en estiramiento el cuádriceps y seguir con los lados de la “Y” el vientre del músculo del vasto medial.

 

Esguince

Un esguince es una lesión que se produce debido a una rotación excesiva o torsión del tobillo o de la rodilla.

Esto puede causar un estiramiento o desgarre de los ligamentos que se utilizan para mantener juntos los huesos del tobillo.

Los ligamentos tienen la función de estabilización de las articulaciones y evitan el movimiento excesivo.

Un esguince de tobillo o rodilla se produce al traspasar el límite máximo permitido del movimiento de los ligamentos. Un esguince de tobillo se caracteriza por dolor en los ligamentos en el lado exterior del tobillo.

El tratamiento para un esguince de tobillo depende de la gravedad de la lesión. En caso de lesiones leves el auto-tratamiento y los medicamentos antiinflamatorios de venta libre pueden ser suficientes.

En los casos más graves puede ser necesaria una evaluación médica para conocer la entidad del daño de la articulación y lo que hay que hacer para la recuperación.

 

 

 

Dolor después de correr

Tener dolores en las piernas y contracturas después de correr es bastante normal, especialmente para los que no están en forma o han aumentado la intensidad del entrenamiento demasiado rápidamente.

La causa se debe a la acumulación de ácido láctico, una sustancia producida por el cuerpo que es tóxica para las células.

Se necesitan unas horas para metabolizar esta sustancia.

El dolor que se siente por 1/2 días después del entrenamiento se debe a la contractura del músculo, es decir la contracción permanente de las fibras musculares.

Para resolver este problema se recomienda la masoterapia (masajes deportivos), el estiramiento y el kinesiotape.

 

 

Dolor al caminar

Cuando se camina con tacones se puede sentir dolor en la plante de los pies y la parte posterior de las piernas, es decir las pantorrillas.

Es suficiente pararse para aliviar el dolor.

El tacón ideal es ½ centímetros, los zapatos planos (por ejemplo las bailarinas) sobrecargan las piernas y la espalda.

 

 

Dolor en los nervios de las piernas

Estas son algunas de las causas más frecuentes de dolor en las piernas debido a trastornos nerviosos:

  1. Estrechamiento del canal espinal (estenosis) y lumbociatalgia.

Una causa frecuente de estrechamiento del can espinal es la artritis de la columna vertebral.

  1. A veces una hernia del disco ejerce presión sobre las raíces nerviosas cercanas, que pueden provocar los síntomas de la ciática tales como:
  • Ardor,
  • Dolor urente en las piernas al estar de pie o sentado,
  • Entumecimiento,
  • Hormigueo,
  • Fatiga,
  • Debilidad.

 

El dolor puede comenzar en la parte posterior, en la pelvis y la cadera, posteriormente se extiende hacia el bajo en la pierna.

Los síntomas son más fuertes por la mañana al levantarse de la cama y se reducen con la actividad física.

La ciática suele mejorar con períodos de descanso más cortos.

El tratamiento inicial consiste en reposo durante unos días, junto con los antinflamatorios no esteroideos o los corticosteroides.

El frío y el calor pueden aliviar algunos síntomas.

La fisioterapia y los ejercicios de estiramiento pueden ayudar.

Es necesario aumentar gradualmente el movimiento en el tiempo. El médico también puede recomendar otros tratamientos o cirugía si el dolor no desaparece.

 

 

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad caracterizada por degeneración de la cubierta de las fibras nerviosas (mielina).

Entre los síntomas de encuentran:

  • Dolores en las piernas y brazos,
  • Náuseas,
  • Cansancio (especialmente por la noche),
  • Piernas pesadas.
  • Mareos,
  • Neuritis óptica con la pérdida de la vista,
  • Indigestión.

 

 

Neuropatía diabética

Con la diabetes, los nervios se pueden dañar a causa de los niveles elevados de azúcar en la sangre.

Esta es una complicación común de la diabetes en los ancianos. Puede causar dolor en ambas piernas con entumecimiento y pérdida de la sensibilidad debajo de la rodilla.

El tratamiento incluye la reducción del dolor con fármacos tópicos u orales y la disminución del nivel de glucosa en la sangre.

 

 

 

Trastornos de las venas

Trombosis venosa profunda, flebitis, venas, dolor, riesgos

 

Las venas de las piernas sirven para devolver la sangre al corazón. Cuando se ocasionan problemas venosos, la pierna se hincha (edema) y a veces duele.

Un problema frecuente es la insuficiencia venosa que puede causar varices, hinchazón recurrente y alteraciones de la piel como una decoloración marrón cerca de los tobillos.

Una causa grave y potencialmente peligrosa de dolor en la pierna es la trombosis venosa profunda (TVP). Una TPV se produce cuando se forma un coágulo sanguíneo en una vena de la pierna que se puede desprender y trasladar hacia los pulmones u otros órganos.

 

Enfermedad arterial periférica (PAD)

A causa de la enfermedad arterial periférica, el flujo de la sangre en la pierna se ve comprometido debido al estrechamiento de las arterias de al menos una pierna.

La PAD se asocia al dolor de la pierna al caminar y se alivia con el reposo.

Si bien los problemas de las venas a menudo causan un enrojecimiento o calor en la pierna, los síntomas de la enfermedad arterial periférica son: una extremidad fría y, a menudo pálida que tiene una mayor sensibilidad al dolor. Los factores de riesgo para la PAD son el tabaquismo, enfermedades cardíacas y diabetes.

 

 

 

Enfermedades

Hay muchas enfermedades que pueden causar dolor en la pierna. Los que sufren de fibromialgia sienten frecuentemente el síndrome de la pierna inquieta y los calambares dolorosos en las pantorrillas durante la noche.

El dolor en las piernas también puede asociarse a enfermedades autoinmunes tales como la esclerosis múltiple y la artritis reumatoide.

Las enfermedades de la tiroides pueden causar dolor en las piernas. Además, los fármacos para determinadas enfermedades son conocidos por causar dolor muscular en la pierna o calambares.

Los diuréticos y las estatinas para el colesterol alto son ejemplos comunes de medicamentos que causan dolor en los músculos de la pierna.

En tal caso se puede sustituir el fármaco o pasar a un tratamiento natural, pero sólo después de consultar con el médico.

 

Trastornos que se originan en la espalda

La compresión del nervio ciático provoca un dolor insoportable que puede extenderse hasta los pies.

El dolor suele empezar en la nalga y se hace sentir en lado exterior y la parte posterior de la pierna.

La inflamación del nervio ciático, o ciatalgia, generalmente se debe a una hernia de disco lumbar, una estenosis espinal o un músculo que ejerce presión contra el nervio, por ejemplo en el caso del síndrome del piriforme.

 

Infección

Una infección de la piel o tejidos blandos puede aparecer como roja, dolorosa, hinchada y caliente.

El médico puede recomendar los antibióticos para derrotar las bacterias.

Si los síntomas empeoran o se instala la fiebre, es mejor llamar al médico.

Dolor en las piernas al levantarse de una silla o de la cama.

Si las piernas duelen mucho, especialmente cuando el paciente se levanta de la silla puede ser un problema de insuficiencia venosa o venas varicosas.

Si las válvulas de las venas dejan volver atrás una parte de sangre, se puede sentir un dolor agudo.

Los síntomas se alivian mediante el estiramiento o un ligero masaje antes de levantarse.

Para el diagnóstico se necesita una ecografía o un doppler.

Los síntomas son sensación se pesadez, adormecimiento y dolor en las piernas.

El tratamiento consiste en un procedimiento quirúrgico llamado ablación endovenosa, en la que se cierra la vena enferma para evitar el reflujo.

 

 

 

Causas de dolores musculare en las piernas durante el embarazo

Los trastornos del pie y de las piernas son un problema común para las mujeres, especialmente en el tercer trimestre. El dolor en las piernas y los pies a menudo suelen ser debidos al aumento de peso y los cambios hormonales que causan la relajación del arco del pie.

Esto provoca una tendencia a los pies planos y también puede causar más trabajo para los músculos de las piernas para mantener la estabilidad del pie. Los calambres de las piernas pueden ser causados por variaciones del volumen sanguíneo o por compresión del nervio ciático debido a la expansión del útero.

 

 

Otras causas de dolor en las piernas

  • Gripe estacional,
  • Menopausia,
  • Artritis y reumatismo que afecta a las articulaciones del tobillo y la rodilla,
  • Síndrome premenstrual que se produce antes de la llegada de la menstruación. Algunas mujeres experimentan los síntomas unos días antes del ciclo, mientras que otras empiezan a sentir dolor unos días después de la ovulación.

 

 

 

Dolor en la pierna en ciertas posiciones

Si el dolor en la pierna empeora mucho en intensidad al estar sentado, de pie o caminar, puede indicar un problema de los nervios de la espalda. Es necesario encontrar posiciones más cómodas para aliviar el dolor por estenosis espinal, mientras la rotación (como en un swing de golf) puede aumentar la tensión sobre el nervio que causa dolor en la ingle, la cadera y la pierna.

 

¿Qué causa dolor en el muslo anterior en ambas piernas?

El dolor anterior en ambas piernas puede ser un dolor muscular referido del músculo Psoas.

La contractura de este músculo puede dar molestias en la zona de los cuádriceps y es bastante frecuente.

 

 

Dolor en la parte posterior de la pierna al estar sentado

Los que experimentan dolor en la parte posterior o lateral probablemente sufren del síndrome piriforme.

Esta enfermedad es causada por la contractura de este músculo del glúteo que puede ir acompañada de la compresión del nervio ciático.

La terapia consiste en manipulaciones del músculo afectado, las nalgas y el músculo psoas (que se encuentra detrás de los abdominales)

Causas raras incluyen:

  • Cáncer de hueso (osteosarcoma, sarcoma de Ewing)
  • Medicamentos tales como alopurinol y corticosteroides.
  • Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes, un flujo de sangre reducido de la cadera puede interrumpir o el crecimiento normal de la pierna.
  • Cáncer benignos o quistes.

 

    Artículos Relacionados Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.