Ganglios linfáticos hinchados

¿Qué son los ganglios linfáticos hinchados?

Los ganglios linfáticos hinchados se producen cuando hay una hinchazón y una inflamación en el ganglio linfático. Los ganglios linfáticos son pequeñas masas con aspecto de alubia compuestos por tejido linfático y cubiertos por tejido conectivo.
El sistema linfático se desarrolla en todo el organismo. Así pues, los ganglios linfáticos se encuentran en todo el cuerpo: cuello, abdomen, axilas, tórax, ingle, rodilla, etc.
Resultan más abundantes detrás de la clavícula, en las axilas y en la región de la ingle.

En algunos casos, el agrandamiento de los ganglios linfáticos dura pocos días. Sin embargo, también puede permanecer durante meses o años según la enfermedad de la cual depende.
El especialista al que hay que consultar es el endocrinólogo aunque, después de detectar la causa, hay que acudir al especialista en esta enfermedad.

 

Las causas de los ganglios linfáticos hinchados

Los ganglios linfáticos normales miden lo mismo que un guisante y se perciben debajo de la piel, sobre todo, cuando llegan a tener el mismo tamaño que una bola o incluso más grandes.
Una simple infección (normalmente viral) como el resfriado suele producir el agrandamiento de los ganglios linfáticos.
Las infecciones por bacterias y parásitos también pueden producir hinchazón en los ganglios linfáticos.

Las infecciones que se producen más a menudo son:

  • Infección por estreptococo en la garganta;
  • Infección en el oído;
  • Absceso dental;
  • Lesiones cutáneas infecciosas;
  • Sarampión;
  • Parotiditis;
  • Virus de Epstein-Barr

Otros tipos de infección:

  • Fiebre debida a una mordedura o a un arañazo de gato;
  • Toxoplasmosis: es una infección producida por parásitos que pueden llegar al hombre a través de gatos afectados por la enfermedad o por el consumo de carne cruda;
  • Enfermedades de transmisión sexual como la sífilis;
  • Tuberculosis e infecciones producidas por la ingesta o la inhalación del bacilo de Koch.


Enfermedades del sistema inmunológico:

  • Enfermedad de inmunodeficiencia secundaria causada por el virus VIH que produce el SIDA;
  • La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmunológica crónica que afecta a la membrana sinovial de las articulaciones;
  • El lupus es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a los pulmones, el corazón, las células de la sangre, los riñones, la piel y las articulaciones.

Varios tipos de cáncer:

  • La leucemia es una enfermedad neoplásica de los tejidos de la sangre, como el sistema linfático y la médula ósea;
  • El linfoma es un tumor de los tejidos linfoides;

Causas raras

  • El uso de medicamentos como la fenitoina que se receta para algunos tipos de convulsiones (epilepsia),
  • La vacuna contra algunas enfermedades como la malaria,
  • La sarcoidosis es una enfermedad crónica en la cual se producen nódulos en los ganglios linfáticos, en las glándulas salivales, pulmones e hígado,
  • La enfermedad de Kawasaki,
  • Las enfermedades de almacenamiento de glucógeno.

El agrandamiento de los ganglios linfáticos debido a infecciones suele desarrollarse de manera más rápida con respecto al producido por los tumores como la leucemia y el linfoma.
El estrés y la ansiedad no producen hinchazón e inflamación en los ganglios linfáticos.

 

Síntomas y tratamiento para los ganglios linfáticos hinchados

Normalmente al tocar los ganglios linfáticos hinchados se siente dolor y aturdimiento.

Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Señales de infección en las vías respiratorias altas como dolor de garganta, goteo nasal y fiebre.
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos en todo el cuerpo que resalta la presencia de una infección como la mononucleosis o el VIH, trastornos en el sistema inmunológico como la artritis reumatoide o el lupus.
  • Piel roja por encima de los ganglios linfáticos
  • Hinchazón de las extremidades (por ejemplo, las piernas) que hace hincapié en un problema en el sistema linfático debido a un ganglio linfático hinchado. Este no puede percibirse al ser tocado porque está demasiado profundo en la piel.
  • Crecimiento rápido de los ganglios linfáticos que dejan de moverse y se endurecen. Puede ser el síntoma de un cáncer.

 

Causas de los ganglios linfáticos hinchados en la ingle

Los ganglios linfáticos de la pelvis pueden hincharse o agrandarse sobre todo por lesiones e infecciones. A continuación, vamos a presentar los factores que pueden producir el agrandamiento de los ganglios linfáticos.

Infecciones. Las infecciones por bacterias, virus, hongos y parásitos en la ingle, genitales, pies o piernas son las causas más frecuentes de hinchazón en los ganglios linfáticos de la ingle.

Infecciones de transmisión sexual. Las enfermedades de transmisión sexual como el herpes genital, la sífilis, la clamidia, la gonorrea y la verruga pueden producir una hinchazón en los ganglios linfáticos y hay dolor.

Lesiones. Las heridas y los traumatismos en las piernas, en la región de la ingle o en el pie pueden afectar a los ganglios linfáticos.


Cáncer. Un cáncer del sistema linfático se llama linfoma y puede afectar a los ganglios linfáticos de la ingle.
Si los linfocitos están afectados por algunos cambios y empiezan a multiplicarse de manera rápida, puede que haya tumores malignos que hacen que se produzca el agrandamiento de los ganglios linfáticos. Todos los tipos de tumor maligno pueden producir metástasis en los ganglios linfáticos y los más comunes son cáncer de colon, de cuello uterino y de mama.

Hidrocele. Los hidroceles son unos sacos llenos de líquido ubicados en el interior del escroto. Suelen desarrollarse en los recién nacidos cuando el conducto desde el cual descienden los testículos no logra cerrarse. Así pues, el líquido peritoneal drena desde el abdomen hasta el escroto. Esto produce una hinchazón en los ganglios linfáticos también.

Hernia inguinal. La hernia inguinal se presenta cuando una porción de intestino delgado se introduce en una parte blanda de la pared abdominal. Además de la hinchazón de los ganglios linfáticos, puede que haya una hinchazón en la ingle, una sensación de picor, dolor en el bajo vientre, debilidad y presión sobre el área afectada.

 

Las causas de hinchazón de los ganglios linfáticos del oído

La hinchazón de los ganglios linfáticos detrás del oído puede depender de una infección en los ojos, en las vías respiratorias altas o en el cuero cabelludo. Las infecciones en el oído pueden ser otra causa de los ganglios linfáticos hinchados en la región que rodea las orejas y el cuello. En algunos casos, una lesión en los ganglios linfáticos puede producir hinchazón.

Los ganglios linfáticos pueden hincharse por enfermedades como el resfriado y la gripe. Estos trastornos pueden producir hinchazón en muchos ganglios linfáticos, sobre todo en ambos lados del cuello, por debajo de la mandíbula y detrás de los oídos.

La rubeola depende del virus rubeola y presenta una erupción roja o rosa que primero afecta a la cara y, después, al pecho, los brazos y las piernas. Hay manchas en la piel pero esta infección viral también puede producir hinchazón y dolor en los ganglios linfáticos detrás de los oídos, detrás del cuello y en la base del cráneo.

 

Las causas de hinchazón en los ganglios linfáticos occipitales

Los ganglios linfáticos occipitales (1-3) forman parte del sistema linfático. Este sistema soporta el sistema inmunológico.
Es muy raro que la hinchazón se produzca por cáncer.
La picadura de un insecto, un corte con infección, la tiña, los piojos, la caspa, una infección por bacterias, hongos o virus pueden desencadenar la hinchazón.
En estos casos, hay que averiguar el tamaño del ganglio linfático.
Es muy importante establecer si mide más de un pulgar y si todavía está desarrollándose. Hay que consultar al médico si la hinchazón permanece durante más de un mes y si está acompañada por fiebre y sudoración por la noche. 

ganglios-linfaticos-hinchadosLinfoma
Las células B y T son dos tipos de células linfáticas.
Estas células desempeñan un papel de protección del cuerpo contra los agentes patógenos.
Las células B producen los anticuerpos que se pegan a los microorganismos y a las células anómalas.
Esta unión hace que los antígenos suban hasta la superficie y las células T los reconocen y eliminan el anticuerpo y el microorganismo.
El linfoma es un tumor de las células linfoides.
Se produce cuando las células B y T empiezan a dividirse de manera exagerada. Estas células entran en los ganglios linfáticos occipitales y/o en los demás órganos del cuerpo que forman parte del sistema linfático, se acumulan y producen tumor.
Es muy raro que las células cancerígenas produzcan metástasis pasando de los ganglios linfáticos a los demás órganos del cuerpo.
Sin embargo, pueden moverse fácilmente desde el ganglio linfático occipital anormal a uno de los dos ganglios linfáticos que quedan.

Causas de agrandamiento de los ganglios linfáticos por debajo de la mandíbula

Infecciones más frecuentes: El resfriado, el dolor de garganta o la infección por estereptococo en la garganta pueden producir una hinchazón en las glándulas cerca de la mandíbula.

Otras infecciones frecuentes: el absceso dental, las aftas en la boca, un diente afectado, la parotiditis, las infecciones en el oído, el sarampión, la rubeola, las infecciones de la piel, la varicela, la mononucleosis infecciosa, una herida con infección en la mandíbula, la amigdalitis, la laringitis, la gingivitis (enfermedad periodontal) y la faringitis, etc.

Trastornos del sistema inmunológico: la artritis reumatoide, el VIH, el SIDA, el lupus que afecta a pulmones, corazón, riñones, piel, articulaciones, etc., la leucemia, el linfoma y otros tipos de tumor pueden producir una hinchazón en los ganglios linfáticos del cuello.

Efectos adversos: el dolor de garganta y el agrandamiento de las glándulas por debajo de la mandíbula pueden ser los resultados de los efectos secundarios de algunos fármacos como la fenitoina (que se receta para la epilepsia) o los medicamentos para la vacuna contra la malaria y el tifus.

Bocio: el bocio en la tiroides depende de una deficiencia de yodo y puede producir hinchazón de la tiroides en la garganta.
La hinchazón es bastante evidente y la enfermedad se detecta de manera fácil.

Otras enfermedades: las causas de la hinchazón en los ganglios linfáticos pueden ser hipertiroidismo, enfermedades metabólicas, alergias, tumores, infecciones en la boca, cabeza o cuello.

Otras causas: problemas en las glándulas salivales, un quiste o lesiones quísticas (pústulas grandes) que se producen debajo de la piel, un quiste sebáceo, un lipoma (protuberancia suave, gomosa, fibrosa y compuesta por células adiposas o por una masa móvil debajo de la piel).

 

Ganglios linfáticos hinchados en el niño

Las causas más frecuentes de hinchazón en el ganglio linfático son:

  • Enfermedades virales como la varicela, la parotitis y el sarampión;
  • Dolor de garganta producido por una infección bacteriana;
  • Reacción alérgica;
  • Infecciones en el oído;
  • Infección dental;
  • Mononucleosis;
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos y vacunas;
  • Los ganglios linfáticos hinchados pueden estar debajo de la axila y pueden depender de una lesión o una herida con infección en el brazo o en la mano;
  • Los ganglios linfáticos en la ingle pueden tener inflamación a raíz de lesiones o infecciones en la piel del pie, pierna, ingle o genitales;
  • Algunas causas graves de agrandamiento en los ganglios linfáticos pueden ser las enfermedades del sistema inmunológico como la artritis, los tumores benignos y malignos, etc.

 

Pruebas para los ganglios linfáticos

La hinchazón en los ganglios linfáticos se percibe como una masa en la región afectada.
Los ganglios linfáticos producen dolor al ser tocados. Suelen ser blandos y se mueven con facilidad. La piel en la región de los ganglios linfáticos agrandados puede hincharse, ponerse roja y resultar caliente al ser tocada. Los análisis de sangre con el hemograma completo son útiles para eliminar la posibilidad de muchas enfermedades.

¿Cuándo hay que preocuparse?
En algunos casos, un ganglio linfático puede resultar hinchado, duro al ser tocado y sin dolor. En estos casos, es necesaria otra evaluación médica porque puede depender del cáncer.