Garganta seca e irritada – remedios naturales

La garganta seca es una enfermedad muy frecuente que suele estar caracterizada por una sensación de resequedad, irritación y dolor de garganta. Este problema se hace más grave al tragar comida o al correr. La garganta seca puede ser un síntoma de faringitis.
Suele desarrollarse en invierno o en verano si hay aire demasiado seco.

 

Causas de garganta seca

Alcohol
El alcohol absorbe toda la humedad de los tejidos y la garganta resulta seca e irritada. Por consiguiente, cuando se bebe alcohol, hay que seguir bebiendo agua para que la cavidad oral no se seque.

Deshidratación
Un bajo porcentaje de agua en el cuerpo puede producir garganta seca y lengua blanca, sobre todo en invierno. Así pues, hay que beber muchos líquidos y evitar comida salada para que no haya deshidratación.

Aire seco
El invierno reduce los niveles de humedad en el aire. Por consiguiente, al respirar, introducimos aire seco y frío en el cuerpo. Esto produce irritación en las membranas de la garganta y una sensació de resequedad e irritación.

Humo
El humo de cigarrillo, mascar tabaco y/o cualquier narcótico pueden producir resequedad en la garganta. Los ingredientes de esta sustancia hacen que el cuerpo se deshidrate. Si se fuma marihuana, puede que haya resequedad e irritación en la garganta.

 

 

Alergias
Hay muchas alergias que producen resequedad en la garganta. Los alérgenos más frecuentes son los productos para la limpieza, el aserrado, el polen, el pelo de animales, etc.

Intoxicación alimentaria llamada botulismo
El botulismo, una intoxicación alimentaria, es una enfermedad infecciosa por la bacteria Clostridium botulinum. Las toxinas de esta bacteria afectan las funciones del cerebro y producen una parálisis musculoesquelética. Los síntomas, como garganta y boca secas, aparecen durante las 12-36 horas después de contraer la infección.

 

Síndrome Sjogren
El síndrome Sjogren es una enfermedad sistémica autoinmunitaria que destruye las glándulas exocrinas, las cuales producen lágrimas y saliva.
Cuando la producción de saliva se reduce (en algunos casos, se para por completo) la boca y la garganta se hacen secas.

Cáncer de garganta
Uno de los síntomas de cáncer de garganta está representado por la sensación de resequedad.

Infecciones
La bacteria estreptococo puede producir una infección en la garganta. Estas infecciones son contagiosas y se transmiten a través de secreciones nasales, saliva, tos, estornudos y contacto físico.

Trastornos en las amígdalas
Las amígdalas se hinchan por una infección, tumor o cáncer, absceso y amigdalitis crónica.
Por consiguiente, la saliva no consigue llegar a la garganta.

Enfermedades
La resequedad de la garganta se debe a algunas enfermedades también como:

 

Boca y garganta secas garganta, tiroides

Boca y garganta secas pueden subrayar la presencia de una enfermedad.

Causas de garganta y boca secas
La deshidratación es una de las causas más comunes de resequedad en la boca y en la garganta.
Puede ser el resultado de fiebre, sudoración excesiva, vómito, diarrea, sangrado, ustiones o de lo de beber muy poco.
La resequedad en la boca puede depender de una daño en los nervios del cerebro y del cuello por una lesión o una intervención quirúrgica.
La hinchazón de las amígdalas por una infección, cáncer, abscesos o amigdalitis crónica pueden bloquear el aporte de saliva a la garganta.
El tumor en las glándulas salivales hace que la garganta y la boca se hagan aún más secas.

Fármacos
La garganta seca puede ser un efecto adverso de algunos medicamentos usados para curar:

  1. Depresión,
  2. Alergia,
  3. Hipertensión,
  4. Asma,
  5. Acné,
  6. Enfermedades psicóticas,
  7. Obesidad,
  8. Incontinencia,
  9. Dolor,
  10. Escalofríos,
  11. Enfermedad de Parkinson.

La radioterapia o la quimioterapia reducen la cantidad de saliva que se produce.

 

Remedios de la abuela para la garganta seca que resultan seguros durante el embarazo también

Usar un humificador
La solución mejor para curar los síntomas de la garganta seca es la de utilizar un humidificador cuando la humedad baja debajo de los niveles recomendados.

Mantener el cuerpo hidratado
La hidratación es importante al hablar de garganta seca. El agua lubrica e hidrata las vías por donde pasa el aire seco.
Hay que beber una cantidad de agua adecuada (por lo menos, 8 vasos al días).

Enjuagues con agua salada
Los enjuagues con agua salada y tibia se encuentran entre los remedios mejores para reducir la resequedad y la irritación en la garganta.
Otra receta para los enjuagues está representada por una cucharada de vinagre de manzana en un vaso de agua.

Limón y miel
Otro remedio casero eficaz para la garganta seca e irritada y para la tos continua es una bebida de limón y miel mezclados en agua caliente.

Usar técnicas de respiración
Quien respira a través de la boca a la hora de dormir, puede sufrir de garganta seca. Esto se produce porque la humedad de las vías respiratorias desaparece a la hora de inspirar y espirar.

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.