Gases en la barriga

Rate this post

 

Tener gases en la barriga (gas en el estómago y en el intestino) puede crear molestia, pero la producción de gas es un fenómeno fisiológico, no patológico.
Los gases intestinales son el resultado de la digestión.
En promedio, un individuo puede producir entre medio litro y dos litros de gases al día.

Al flotar, el gas ejerce presión en sentido opuesto al sentido del flujo gástrico. La mayor parte del gas atrapado en el cuerpo se expulsa a través de la eructación.

El resto permanece en el interior del intestino delgado y luego se expulsa por el recto.
Si el cuerpo no consigue expulsar el gas de manera correcta  o si la producción de gas en el intestino es excesiva pueden experimentarse varios problemas.

Causas de los gases en la barriga

La presencia de gases en el estómago puede deberse a muchas causas.

Tragar aire
En la mayoría de los casos, los eructos son el resultado del aire que tragamos (aerofagia).
De esta forma, la probabilidad de tragar aire aumenta con las siguientes acciones:

  • Fumar,
  • Mascar chicle,
  • Beber con pajita,
  • Beber bebidas con gas,
  • Comer o beber muy de prisa,
  • Llevar una prótesis dental.

Otras causas de los gases en el estómago y en el intestino

  • Comida no digerida – la mala digestión de los alimentos puede producir hidrógeno, dióxido de carbono y metano, los principales responsables de los gases en el estómago y en el intestino.
  • Problemas de malabsorción – los problemas principales están asociados con la malabsorción de la lactosa y del gluten:
    • Intolerancia a la lactosa – está asociada con la falta o la carencia de la enzima lactasa que provoca la mala digestión de la lactosa (azúcar de la leche) contenida en la leche y an algunos productos lácteos.
      La lactosa no se digiere y fermenta en el intestino grueso causando gases intestinales.
    • Sensibilidad e intolerancia al gluten: se debe a la mala digestión del gluten que se encuentra en los cereales (especialmente en el trigo y en el centeno).

Los problemas de malabsorción pueden producir aire en la barriga y otros síntomas como:

  • Hinchazón y dolor abdominal,
  • Diarrea,
  • Estreñimiento,
  • Meteorismo o flatulencia,
  • Náusea,
  • Cefalea,
  • Dolores musculares y articulares,
  • Cansancio,
  • Ansiedad,
  • Indigestión.
  • Pancreatitis – inflamación repentina del páncreas.
  • Intoxicación alimentaria.
  • Síndrome del intestino irritable y estreñimiento.
  • Estrés – las personas estresadas o nerviosas comen de prisa sin triturar bien la comida.
    Como resultado, se traga mucho aire.

Gases en la barriga del niño

Todos los niños producen gases durante la digestión, independientemente de si:

  • Toman el pecho,
  • Usan biberón.

Los gases en el estómago es un fenómeno fisiológico en los niños de cualquier edad, los cólicos de gases son más comunes en recién nacidos y en los niños menores de cuatro meses, porque el intestino se encuentra todavía en desarrollo. El intestino aún tiene que aprender a descomponer la comida y crear las heces de manera eficaz.

Los cólicos de gases se manifiestan a través de:

  • Crisis repentinas de llanto persistente (más de tres horas al día, por lo menos tres días por semana),
  • Abdomen hinchado y duro,
  • Piel pálida,
  • Flexión de las piernas hacia el vientre.

No se conocen con exactitud las causas de los cólicos de gases, pero pueden estar causadas por:

  • Alergia a la leche de vaca, que puede encontrarse en la leche materna si la mamá come productos lácteos. En este caso, el recién nacido también padece vómito y diarrea,
  • Hipermotilidad intestinal,
  • Ansiedad y estrés en familia,
  • Flora intestinal pobre,
  • Déficit en el metabolismo de carbohidratos.

La alimentación de los niños debe consistir en:

  • Leche,
  • Fruta fresca en el verano,
  • Fruta seca en el invierno (uva seca, dátiles e higos).

La leche materna no contiene almidones, sino únicamente azúcares simples ya que el niño no consigue digerir los carbohidratos complejos, por lo menos por los primeros dos años.

Los niños no consiguen digerir algunos alimentos como:

  • Cereales (pasta, arroz, pan, etc.),
  • Patatas,
  • Carne y otras proteínas animales.

 

¿Cuáles son las causas de los gases en la barriga en los niños?

Si el niño no se coge bien al pecho o al biberón, tragará mucho aire durante las comidas.

Alergias e intolerancias
La leche materna contiene trazas de los productos consumidos por la madre.
Algunos niños pueden tener intolerancia a estos alimentos.
Si la alimentación de las madres incluye alimentos alergñenicos, por ejemplo:

  • Leche y productos lácteos,
  • Huevos,
  • Pescado,
  • Fruta seca.

Pueden provocar mala digestión y cólicos en los recién nacidos.

Sobrealimentación
Una indigestión puede ocasionar problemas.
Una deglución demasiado rápida puede producir un exceso de lactosa y un incremento de la degradación de la lactosa, provocando gases intestinales (meteorismo).

Alimentos nuevos
Los alimentos nuevos pueden generar gases en el intestino del niño hasta que no aprenda a digerirlos.
Un consumo excesivo de alimentos ricos en azúcar, como los zumos, pueden ser responsables de heces acuosas o gases en el intestino.

Equilibrio de las bacterias
La digestión se produce gracias a la presencia de millones de bacterias “buenas” (probióticas) que cooperan con las enzimas digestivas para descomponer y digerir los alimentos y las sustancias nutritivas de manera eficaz.
Los cambios en la flora bacteriana intestinal puede causar un exceso de gases intestinales.

 

Gases en la barriga durante el embarazo 

El embarazo aumenta el nivel de progesterona y de estrógenos en el cuerpo.
La progesterona es una hormona que relaja los músculos gastrointestinales y otros músculos del cuerpo.
El aumento de la elasticidad durante el embarazo resulta fundamental para producir la distensión intestinal necesaria para el parto.
Desgraciadamente, esto causa:

  • Ralentización de la digestión debido a la relajación de los músculos intestinales,
  • Ardor de estómago debido a que se relajan los músculos del esfínter entre el esófago y el estómago, por lo tanto, el contenido ácido se devuelve hacia la garganta,
  • Formación de gases en el estómago.

Esto se produce sobre todo si la mujer se encuentra en los últimos meses d embarazo.

Gases en la barriga durante el ciclo menstrual

El incremento de la progesterona ralentiza la actividad de los músculos lisos en el tubo digestivo.
Los síntomas principales que provocan el aumento de progesterona (y estrógenos) son:

Síntomas de los gases en la barriga

Eructos
La eructación es la manera más frecuente de expulsar los gases del estómago.
Esto se produce sobre todo después de comer.
La deglución excesiva de aire es la causa más frecuente de la eructación.
Una eructación excesiva por gases en el estómago puede manifestarse en las personas que consumen muchas una bebidas gaseosas.

Abdomen hinchado – este síntoma genera muchas molestias. La hinchazón es el resultado de un exceso de aire en el abdomen.
La hinchazón se produce después de una comida copiosa.
Los alimentos ricos en proteínas ralentizan el vaciado del estómago. Como resultado, se acumulan gases que hinchan el estómago.

Sabor ácido – los eructos pueden producir un sabor ácido en la garganta o de boca amarga.
Esto se produce cuando los ácidos de los alimentos en el estómago suben hacia la boca a través del esófago. Las personas con reflujo gastroesofágico suelen padecer eructación maloliente.

Flatulencia – la salida de gas a través del intestino se llama flatulencia.
El gas retenido dentro del intestino puede producir:

  • Calambres,
  • Diarrea,
  • Hinchazón abdominal.

El gas puede quedarse atrapado en el intestino a raíz de un trastorno digestivo o por el consumo de algunos alimentos.

Náuseas – los pacientes con síndrome del intestino irritable o úlceras pueden padecer gases en el estómago, lo que puede provocar las náuseas. Esta sensación puede permanecer durante algún tiempo hasta que se expulsen los gases en el estómago.

¿Cuáles son los signos y síntomas de los gases en la barriga en lactantes?

La eructación es una manera natural para expulsar los gases acumulados en el estómago y se debe ayudar al niño a que eructe durante e inmediatamente después de cada comida.
No obstante, si el niño tiene hipo o eructa de manera excesiva, significa que ha tragado mucho aire durante la comida.
El aire en la barriga, en algunos casos, puede deberse a:

  • Tipo de leche,
  • Partículas en la leche materna,
  • Comer excesivamente,
  • Comer demasiado de prisa.

Remedios naturales para los gases en la barriga

Gases en la barriga, medicamentos, remedios naturales

La cantidad de gases en la barriga se puede reducir:

  • Ingiriendo menos aire,
  • Efectuando algunos cambios en la alimentación,
  • Beber infusiones (por ejemplo de hinojo) o utilizando remedios del herbolario.

Reducir la ingesta de aire
Ingerir menos aire puede reducir los gases en el estómago, sobre todo entre las personas que eructan con frecuencia.
Se recomienda:

  • Comer más despacio y masticar hasta que el alimento se vuelva casi líquido,
  • Evitar el consumo de chicles y caramelos duros,
  • Evitar las bebidas con gas.

 

Qué se debe comer: dieta y alimentación para los gases en la barriga

Las costumbres alimentarias y la dieta pueden influir en la cantidad de aire en la barriga.

 

Combinación correcta de los alimentos

  • Los alimentos ricos en proteínas no deben comerse junto con los alimentos ricos en carbohidratos.
    Las proteínas necesitan de un entorno muy ácido para poder ser digeridas, mientras que los carbohidratos se digieren en un entorno ligeramente ácido.
    Un plato de arroz con alubias ralentiza la digestión debido a que el cuerpo asimila primero un alimento y después el otro. Otra combinación incorrecta es la de legumbres y lácteos.
  • La fruta hay que comerla sola y por lo menos 30 minutos antes de una comida o en el desayuno debido a que el cuerpo la metaboliza rápidamente. Si la fruta se come después de las comidas, esta permanece mucho tiempo en el aparato digestivo y fermenta.
  • Comerse la verdura  al inicio de las comidas.
  • Se recomienda comer un tipo de alimento  a la vez, no mezclar alimentos grasos (aceite) con proteínas o almidones (cereales).

Consejos de alimentación

  • Evitar beber después de las comidas debido a que esto ralentiza la digestión.
  • No comer hasta que se haya digerido completamente la comida anterior.
  • Comer alimentos a temperatura ambiente debido a que el cuerpo funciona correctamente a una temperatura de 37 grados, por lo tanto, los alimentos fríos provocan indigestión.

 

Alimentos que se deben evitar o reducir su consumo
Integradores para evitar los gases en la barriga

Alimentos que se deben evitar o reducir su consumo
Los alimentos que pueden provocar la formación de gases durante la digestión, incluyen:

  • Carbohidratos,
  • Azúcares (especialmente la lactosa, el sorbitol, la rafinosa e la fructosa).

Comidas que producen gases en el estómago como:

  • Legumbres (alubias, arvejas, y otras) debido a su contenido de oligosacáridos (estaquiosa, rafinosa, verbascosa). estas sustancias fermentan en el intestino debido a falta de enzimas alfa-galactosidasa que ayuda en el proceso de digestión.
  • Fruta, che contiene sorbitol (como manzanas, peras, duraznos, ciruelas y mango),
  • Verduras crucíferas (como coles, alcachofas y brócoli),
  • Ajo y cebolla,
  • Alimentos que han fermentado rápidamente, por ejemplo la pizza,
  • Topinambur, si se come en la cena puede causar dolo de estómago desde la mañana hasta la tarde del día siguiente,
  • Cereales integrales, excepto el arroz,
  • Productos lácteos – contienen lactosa,
  • Edulcorantes (manitol, sorbitol y xilitol),
  • Alimentos fritos,
  • Alimentos que absorben el aire durante su preparación, como los batidos o el helado.

La cantidad de gases producida por la digestión de los alimentos cambia de una persona a otra.
Aunque las grasas no producen gases, la hinchazón y las molestias disminuyen al limitar las comidas con muchas grasas.
Una alimentación con pocas grasas permite que el estómago se vacíe de manera más rápida y que los gases se desplacen rápidamente en el intestino delgado.

En lo que concierne a los gases en la barriga por la noche, se recomienda cenar antes de las 8 de la tarde y evitar las bebidas con gas durante la cena.

Suplementos para evitar los gases en la barriga

Algunas bacterias probióticas, como la Lactobacillus reuteri, pueden reducir el aire en el intestino.
Los complementos de L. reuteri son adecuados para los niños. El yogur es una fuente importante de probióticos.
Varios estudios han demostrado que la introducción de probióticos orales o de alimentos probióticos puede ayudar a adultos y niños con gases en la barriga si se administran durante varias semanas.

Carbón vegetal o carbón activo: ayuda a absorber el gas intestinal en exceso producido durante la digestión.

Este remedio puede ser beneficioso en caso de:

  • Meteorismo o flatulencia,
  • Colitis,
  • Diarrea,
  • Mala digestión,
  • Gastritis.

Se recomienda no utilizar el carbón vegetal a largo plazo ya que puede provocar estreñimiento.

Además, si la persona está tomando medicamentos se recomienda consultar con el médico ya que las propiedades absorbentes del carbón pueden reducir o eliminar los efectos de los medicamentos.

Remedios naturales para evitar los gases en la barriga en niños y recién nacidos

Técnicas de alimentación:

  1. Dar de comer al niño en una posición lo más horizontal posible.
    Introducir todo el pezón en la boca del bebé.
  2. Hacer que el niño eructe después de comer.
  3. Usar el biberón y la leche adecuados si no se le da el pecho al bebé.

Tratamientos físicos para los gases en la barriga

Aunque se realice una alimentación perfecta, el niño puede experimentar gases en la barriga e hipo.
La eructación no siempre es eficaz, porque los gases se generan en el intestino y en el estómago. Se pueden emplear los siguientes tratamientos unos 30 minutos después de haber comido o tras la aparición de los síntomas:

  • Boca abajo: tener al niño boca abajo con la barriga apoyada en el antebrazo. La gravedad ejerce una pequeña presión en la barriga, lo que puede ayudar a expulsar los gases.
    Un masaje suave en la espalda aumenta la presión.
  • Niño tumbado boca abajo: dejar al niño tumbado boca abajo cuando está despierto. La ligera presión efectuada por la gravedad puede ayudar a expulsar el gas retenido. 
  • Masaje en la barriga: mientras el niño está tumbado, masajear con delicadeza la barriga del niño en el sentido de las agujas del reloj.
  • Mover las piernas del niño: mientras el niño mira hacia arriba, agitar suavemente ambas piernas hacia delante y hacia atrás como si fuera en bicicleta.

El movimiento circular y delicado produce un movimiento en el intestino que favorece la expulsión del aire en la barriga.

Gases en la barriga ultima modifica: 2016-07-29T21:57:14+00:00 da Fisioterapia Rubiera