Hormigueo en la pierna derecha o izquierda

El hormigueo en la pierna es una parestesia, es decir, una sensación de alfileres y agujas en la piel, o como un adormecimiento.
El hormigueo se percibe sobre todo en las extremidades de las articulaciones como las de:

  • Manos
  • Pies

Esto ocurre debido a la irritación de los nervios sensoriales, es decir los que llevan las señales que se refieren a la sensibilidad hasta el cerebro.

Si la pierna o el pie experimentan un “adormecimiento”, para volver a la normalidad, puede que haya que esperar unos minutos.

Si el hormigueo desaparece a más tardar al cabo de un minuto, la causa que lo había provocado es benigna y por lo tanto no hay de qué preocuparse.
Sin embargo, en caso de trastornos crónicos, el hormigueo puede durar varias semanas o incluso meses.

El individuo no siente:

  • La presión
  • El calor
  • El frío

Si la parestesia depende de un problema en la espalda:

  • Puede hacerse crónica
  • Puede afectar a la calidad de vida de una persona

Por ejemplo, simples actividades como caminar o conducir el coche pueden parecer complicadas a raíz del adormecimiento del pie.

Los síntomas varían dependiendo de la persona y pueden ser desde una leve sensación de hormigueo hasta una falta completa de sensibilidad.

 

Clasificación del hormigueohormigueo en la pierna derecha o izquierda

El hormigueo puede ser transitorio o crónico.

Hormigueo transitorio
Cuando la parestesia es intermitente (no continua) se llama transitoria.
Esto significa que no es grave. El hormigueo transitorio se produce cuando hay una presión excesiva sobre un nervio. Esta situación se produce a menudo al mantenerla misma posición durante mucho tiempo, por ejemplo:

  • Sentados con las piernas cruzadas
  • Acostado boca abajo (prono) con la mano debajo de la almohada

La parestesia también puede estar causada por:

Hormigueo seguido en la pierna izquierda
Si el hormigueo es constante, se trata de una parestesia crónica. A continuación, presentamos algunas causas que producen parestesia crónica.

 

 

Causas del hormigueo en la pierna derecha o izquierda

Problemas de circulación
Los problemas de circulación pueden reducir el aporte de sangre a las piernas.
Esto puede provocar:

El hormigueo debido a problemas de circulación se produce sobre todo en:

En este caso, el hormigueo se percibe en la parte anterior, posterior y en el lado de la extremidad inferior.

Infecciones y trastornos de la piel
Las enfermedades que afectan a la piel como la congelación producen dolor y hormigueo.
Algunas infecciones, como la enfermedad de Lyme pueden producir parestesias.

Enfermedades hereditarias
Las tres enfermedades hereditarias que aparecen a continuación producen hormigueo en las piernas:

  • Síndrome de Denny-Brown
  • Enfermedad de Charcot-Marie-Tooth
  • Porfiria

Factores nutricionales
Cuando hay bajos niveles de vitaminas o de sales minerales en la sangre, puede que se perciba hormigueo.
En la mayoría de los casos, esto depende de la falta de:

  • Vitamina B12
  • Potasio
  • Calcio
  • Sodio

En este caso, los remedios naturales son una alimentación sana y, tal vez, unos integradores de vitaminas y sales minerales.

niervo-ciatico-pie-equinoCiática en la región lumbar
La ciática produce dolor de espalda y dolor a lo largo del nervio ciático, en:

  • Glúteo
  • Parte posterior del muslo y de la pierna
  • Detrás de la rodilla
  • Tobillo
  • Pie, hasta el primer dedo del pie

Si una hernia de disco ejerce presión sobre el nervio ciático puede que haya hormigueo y dolor agudo en la extremidad inferior.
Durante los primeros dos días, el paciente tiene que quedarse en la cama porque el dolor es agudo aunque, después, irá mejorando.
A pesar de que no sea algo muy común, si la hernia es de origen cervical, puede que haya hormigueo en las piernas y en los brazos.

Estenosis espinal lumbar
La estenosis espinal lumbar se produce cuando hay una compresión sobre las raíces de los nervios.
En la mayoría de los casos, esto se produce en las articulaciones facetarias (parte posterior de la vértebra que da lugar a la articulación) de la columna vertebral.

En la mayoría de los casos, la estenosis espinal afecta a las personas ancianas.
Las articulaciones facetarias se hinchan debido a la degeneración por artrosis.
El paciente percibe el entumecimiento en la pierna al estar de pie, al caminar y al correr. Al contrario, encontrará alivio al estar:

  • Sentado
  • Tumbado

Espondilolistesis
Espondilolistesis se produce cuando una vértebra se desliza hacia adelante por encima de la inferior.
Esto afecta la estabilidad y la flexibilidad de una parte de la columna vertebral y puede provocar el desgarre de un nervio de la pierna.

Espondilolistesis

 

Arteriopatía periférica
Cuando una placa de grasa se acumula en las arterias, se reduce el flujo sanguíneo hacia las piernas. Esto produce:

Estos síntomas son similares al dolor que se percibe después de una lesión en la espalda.

Anatomía de la pierna, nervios y arterias

 

Lupus eritematoso sistémico y artritis reumatoide
Un síntoma de estas dos enfermedades autoinmunitarias es el hormigueo.

Traumatismo de la pierna
El hormigueo en las piernas puede depender de las siguientes lesiones:

  • Fractura por estrés
  • Problemas en los nervios
  • Trastorno en la circulación de la sangre
  • Otros traumatismos parecidos

El hormigueo se percibe al caminar o al mover la pierna.
En caso de fractura, la pierna puede llevar escayola durante un mes. Si la escayola aprieta demasiado, puede que haya una compresión de:

  • Nervios
  • Vasos sanguíneos

Por consiguiente, hay hormigueo en la pierna y en el pie.

Ansiedad – El aturdimiento y el hormigueo son síntomas frecuentes que se derivan de estrés, ansiedad, miedo y pánico. En este caso, el paciente también sufre de:

Síndrome de piernas inquietas, es una enfermedad frecuente que afecta al sistema nervioso.
Ésta produce la necesidad de mover las piernas constante y continuamente. El síndrome de piernas inquietas produce una sensación molesta en:

  • Pies
  • Pantorrillas
  • Muslos

Suele haber una sensación de hormigueo por la tarde y por la noche.
El síndrome de piernas inquietas produce varios síntomas:

Otras enfermedades que pueden producir aturdimiento y hormigueo son las siguientes:

 

arterioesclerosisCausas neurológicas (que proceden de los nervios) del aturdimiento de la pierna

El aturdimiento puede estar causado por la compresión del nervio y de otras enfermedades:

  • Alcoholismo
  • Traumatismo del cuello
  • Neuropatía diabética (el nervio resulta lesionado debido a los altos niveles de azúcar en la sangre)
  • Síndrome del túnel carpiano afecta manos y muñecas y, en la parte interior de las piernas, puede que se desarrolle un trastorno parecido que se llama síndrome del túnel tarsiano.
  • Síndrome del nervio ciático poplíteo externo es un trastorno en el cual hay una compresión del nervio ciático poplíteo externo debajo de la rodilla.
    Los síntomas son: dolor, hormigueo, pérdida de fuerza y sensibilidad en la parte externa de la pierna.
  • Envenenamiento por metales pesados (plomo)
  • Esclerosis múltiple (enfermedad degenerativa del cerebro y de la médula)
  • Neuropatía periférica (trastorno de los nervios periféricos)
  • Lesión en la médula
  • Cáncer medular
  • Ictus (es la causa de hormigueo repentino)
  • Mielitis (enfermedad neurológica que produce la inflamación de la médula)
  • Falta de vitamina B12 (como en la anemia perniciosa)
  • Trastorno del nervio cutáneo lateral del muslo que produce picor y hormigueo en la parte externa del muslo

 

Síntomas que pueden acompañar el hormigueo en las piernas

El aturdimiento en la pierna puede producirse junto a estos síntomas:

  1. Ansiedad
  2. Sensación de escozor (en caso de síndrome de piernas inquietas o meralgia parestésica)
  3. Micción frecuente o incontinencia (en caso de esclerosis múltiple).
  4. Prurito (si el paciente también padece de síndrome de piernas inquietas)
  5. Dolor lumbar (en caso de hernia o protrusión discal)
  6. Erupción cutánea (por ejemplo si la persona sufre de herpes zóster)

 

Hormigueo en las piernas y en los brazos

Neuropatías periféricas.
Las neuropatías periféricas son trastornos que afectan a los nervios y el sistema nervioso periférico. Las funciones afectadas son: sensibilidad, motricidad y las funciones del sistema nervioso autónomo.

A continuación, presentamos un listado de factores que dan lugar a las neuropatías periféricas y que producen hormigueo en la pierna y en el brazo (derecho e izquierdo):

  1. Neuropatía diabética periférica
  2. Neuropatía de tipo alcohólica
  3. Artritis reumatoide
  4. Falta de vitamina B12
  5. Uremia (por insuficiencia renal)
  6. Enfermedad de Lyme
  7. Hepatitis C
  8. Polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica (CIDP- inflamación de los nervios periféricos producida por una respuesta inmunitaria anormal).
  9. Lepra
  10. Amiloidosis
  11. Ataxia de Friedrich
  12. Falta de ácido fólico
  13. POEMS Polineuropatía, Organomegalia, Endocrinopatía, Gammapatías monoclonales y alteraciones cutáneas

 Enfermedades del cerebro y de la médula

  1. Esclerosis múltiple
  2. Ictus

Trastornos en la circulación
Las causas de los problemas de circulación son las siguientes:

  1. Enfermedad vascular periférica
  2. Frío y congelación
  3. Poliarteritis
  4. Vasculitis necrosante crónica

Enfermedades de la médula espinal o de la columna vertebral
Los trastornos de la médula espinal o de la columna vertebral producen aturdimiento y hormigueo en los brazos o en las piernas:

  1. Lesiones de la médula espinal
  2. Tumor medular
  3. Siringomielia
  4. Quiste espinal

Envenenamiento
Las toxinas pueden producir hormigueo en ambos brazos o en las piernas.
Las toxinas pueden encontrarse

  1. Pescado o crustáceos
  2. Arsénico

Raramente, el entumecimiento de la pierna se produce junto con otros síntomas que podrían estar asociados a una enfermedad grave. Hay que consultar al médico inmediatamente.

Cuando un individuo está afectado por uno de los siguientes síntomas, puede que su vida esté en peligro:

 

Remedios naturales para el hormigueo en las piernas

Para los problemas de circulación y para las venas várices es muy importante realizar actividad física diariamente.
En los pies, los tobillos y las pantorrillas se dificulta la circulación sanguínea y el retorno venoso.
En esas zonas, la sangre debe regresar hacia el pecho, pero no cuenta con la fuerza del corazón para bombear la sangre.
Sin embargo, existe una “bomba muscular”, es decir la contracción de los músculos que:

  • Oprime las venas
  • Empuja la sangre hacia la parte superior del cuerpo

En las personas ancianas, caminar durante 30 minutos en la mañana y en la noche favorece la circulación en las extremidades inferiores.

En caso de ciática, los ejercicios Mckenzie son una terapia muy eficaz si se realizan a diario.

Dieta y alimentación para el hormigueo
Para algunas trastornos como diabetes, ansiedad, migraña y problemas de la tiroides, una alimentación correcta puede ser muy beneficiosa.
Según la teoría de la dieta del grupo sanguíneo, las neuropatías pueden estar causadas por los siguientes alimentos:

  • Fruta
  • Azúcar
  • Edulcorantes
  • Cereales

Dependiendo del grupo sanguíneo al que pertenece la persona, existen ciertos alimentos que puede comer y otros que debe evitar.

El higienismo es otro tipo de medicina alternativa que tiene como objetivo llevar una vida lo más natural posible, por lo tanto se basa en:

  • Dieta y alimentación con la mayoría de los alimentos crudos
  • Ejercicio físico al aire libre
  • Evitar en lo posible la exposición al sol

Según esta teoría, se deben comer principalmente frutas (de todos los tipos) y verduras (verdura de hoja verde, crucíferas, etc.) evitar el consumo de cereales debido a que aumentan la glucemia y pueden provocar diabetes.

 

¿Cuánto dura? El pronóstico del hormigueo en las piernas

El pronóstico depende de la causa. Si la pierna está afectada por hormigueo leve después de mantener una postura incorrecta demasiado tiempo, sólo hace falta caminar un poco y cambiar de posición con más frecuencia.
Si el hormigueo depende de una enfermedad más grave, el pronóstico depende de cuánto se tarda en curarse. Por ejemplo, una intervención quirúrgica puede resolver el problema en caso de hernia de disco.