Mal olor genital

El mal olor genital puede deberse a diferentes motivos, puede afectar a hombres, mujeres y niñas.

Olor a pescado en la zona vaginal
El mal olor vaginal que afecta con mayor frecuencia a las mujeres es el olor a pescado, cuyo origen se encuentra en un desequilibrio del pH vaginal.
En la zona vaginal, en cuanto se reducen los lactobacilos que producen peróxido de hidrógeno y ácido láctico, comienza el desarrollo de:

  • Bacterias
  • Organismos perjudiciales para la salud

El olor a pescado se debe a la presencia de aminas (putrescina, cadaverina y tiramina) en las secreciones vaginales.

La vaginosis bacteriana es la causa más frecuente de olor a pescado procedente de la vagina.
Puede curarse de forma rápida mediante:

  • Remedios caseros
  • Consultando al médico

 

Olor genital y pérdidas vaginales

Cuando el olor vaginal va acompañado de pérdidas amarillentas o blanquecinas, prurito, escozor e irritación de la vagina y de los labios, es muy probable que se trate de una infección.
El olor varía de una persona a otra y suele ser más leve que la irritación producida por la pérdida.
Si se producen sangrado, puede que la infección se haya difundido desde la vagina hasta los órganos reproductores, en cuyo caso se debe acudir al médico.
Si el olor no desaparece tras la aplicación de cremas antifúngicas y antibacterianas o mediante remedios caseros, puede que se deba a una enfermedad de transmisión sexual, como:

 

Mal olor en la zona genital después de tener relaciones sexuales

Muchas mujeres sufren la presencia de mal olor en la vagina después de una relación sexual.
Esto puede suceder si el hombre eyacula dentro de la mujer.
El pH del semen y las secreciones vaginales que se producen durante la relación sexual pueden dar lugar a olores fuertes.
Algunas mujeres son alérgicas al semen de su pareja, lo que puede provocar dolor, hinchazón y los demás síntomas de la alergia.

El problema empeora tras el acto sexual, pues el movimiento natural durante la relación empuja las bacterias hacia los órganos reproductores.
Si se presenta este problema, es necesario que la pareja:

  • Eyacule fuera de la vagina
  • Utilice un preservativo

Sin embargo, hay mujeres que tienen una reacción negativa al látex y a los productos químicos presentes en los preservativos.
Si la vagina huele mal después de tener una relación sexual, simplemente hay que lavarla con:

  • Agua templada
  • Jabón neutro

Para reforzar la flora vaginal sana, se pueden tomar probióticos o comer yogur a diario.

 

Mal olor vaginal durante el embarazo

Aproximadamente 9 de cada 10 mujeres padecen raro olor vaginal durante el embarazo.

Las causas son:

  • Alteración de los niveles hormonales que puede provocar cambios en el pH vaginal
  • Vaginosis o infección por Candida, ya que las mujeres embarazadas tienen una mayor probabilidad de desarrollar estos problemas

 

Infección bacteriana en las mujeres

Las infecciones bacterianas conllevan un riesgo muy alto para la salud de las mujeres si no consultan al médico.
Si la infección se difunde a los órganos reproductores, la mujer puede padecer infertilidad.
Algunas de estas infecciones son:

 

Síntomas de infección bacteriana en las mujeres

Los síntomas de una infección bacteriana en las mujeres son:

  1. Prurito vaginal
  2. Sensación de picor vaginal
  3. Irritación de la zona vaginal
  4. Dolor en la vagina
  5. Enrojecimiento de las partes internas de los labios vaginales
  6. Hinchazón de la vulva y de las partes internas de la vagina
  7. Flujo vaginal acuoso, denso, grisáceo, verdoso o amarillento
  8. Mal olor u olor a pescado de las secreciones de la vagina
  9. Dolor al tener relaciones sexuales
  10. Dolor en el bajo vientre

 

Causas del mal olor en la orina

Infección de las vías urinarias
Infección bacteriana que puede afectar cualquier parte del sistema urinario, si bien las zonas más afectadas son:

  • Vejiga
  • Uretra

La inflamación de la vejiga se denomina cistitis.
Las infecciones de las vías urinarias son más comunes en las mujeres por su estructura anatómica.
En este caso, el olor vaginal es ácido.

Vaginitis
Las mujeres cuya orina huele mal podrían sufrir de vaginitis, inflamación dentro de la vagina.
La vaginitis suele ser el resultado de una infección bacteriana o fúngica (levaduras). Aunque estos microbios ya están presentes en la vagina, los problemas empiezan cuando la cantidad excede un nivel determinado.

Prostatitis
En los hombres, el mal olor en la orina suele deberse a la prostatitis, una enfermedad caracterizada por la inflamación de la próstata. Esta glándula, exclusivamente masculina, tiene aspecto de nuez, se sitúa justo debajo de la vejiga y desempeña un papel importante para mantener la calidad del esperma.

Cálculos renales
La presencia de cálculos renales puede producir orina turbia y de mal olor.
Puede afectar tanto a hombres como mujeres.
En los riñones se depositan cristales debido a ciertas anomalías en la composición de la orina.

Embarazo
Muchas mujeres embarazadas experimentan mal olor en la orina. La razón principal se debe a una infección de las vías urinarias.

Otras causas

Causas de olor a amoniaco en la orina 

  • Deshidratación (provoca orina concentrada)
  • Dieta rica en proteínas (el amoniaco está compuesto por nitrógeno, que se encuentra en las proteínas)
  • Infección de las vías urinarias (las bacterias descomponen la urea de la orina  en amoniaco)
  • Daños renales (en caso de insuficiencia renal, los riñones no consiguen filtrar la sangre de manera adecuada y, por lo tanto, esto puede afectar a la orina)
  • Daños hepáticos
  • Cetoacidosis diabética
  • Diabetes tipo 2
  • Trastornos metabólicos

 

Pérdidas malolientes tras la menstruación

Pérdidas blancas y con mal olor
Las secreciones blancas o transparentes con mal olor (después de la regla)  pueden estar causadas por una infección por levaduras (por ejemplo la candidiasis vaginal).
esto asu vez puede estar causado por cambios en el ambiente de la vagina, debido a:

  • Cambios hormonales durante el embarazo
  • Alimentación incorrecta
  • Estilo de vida sedentario

No todas las mujeres embarazadas padecen esta enfermedad, sin embargo, se recomienda llevar un estilo de vida saludable, es decir:

  • Realizar actividad física diariamente
  • Tener una alimentación saludable evitando los productos lácteos, alimentos fritos, productos de charcutería y bebidad estimulantes como el café

Infección por Clamidia

Pérdidas blanquecinas y grisáceas con olor a pescado
Si las pérdidas huelen a pescado y son blanquecinas o grisáceas puede tratarse de vaginosis bacteriana.
La bacteria que con mayor frecuencia produce esta infección es la gardnerella vaginalis.
Si las pérdidas malolientes después del ciclo menstrual van acompañadas de dolor en la vagina, puede tratarse de una infección por clamidia.

Pérdidas verdes y amarillentas con mal olor
Si las pérdidas son amarillentas o verdosas, huelen mal y tienen aspecto espumoso, la persona puede sufrir tricomoniasis (causada por el protozoo Trichomonas vaginalis).

Pérdidas marrones y con mal olor
Con toda probabilidad, las pérdidas marrones se deben a sangre viejo.

Ovulación
Las pérdidas no deberían oler mal durante la ovulación. En caso contrario, se debe consultar al médico.
Muchas mujeres creen o esperan que el mal olor sea un síntoma del embarazo pero no es así.

Pérdidas tras dar a luz
Después del parto, la mujer puede tener pérdidas que incluyen:

  • Material placentario
  • Sangre

Estas secreciones pueden producir mal olor pero desaparecen al cabo de unos días.

 

Mal olor vaginal en las niñas

Irritación
La irritación vaginal puede producir mal olor y otros síntomas.
Este tipo de vaginitis no infecciosa puede deberse a:

  • Jabones perfumados
  • Detergentes
  • Suavizantes

Algunas niñas pueden tener una reacción alérgica a estas sustancias químicas.
Otras causas de la irritación vaginal son limpiarse los genitales:

  • Utilizando uan cantidad excesiva de jabón
  • Con demasiada frecuencia

Bacterias
La vaginosis bacteriana (infección producida por bacterias) es un trastorno frecuente en las mujeres de todas las edades.
Afecta principalmente a las mujeres en edad fértil, pero las niñas también pueden padecer esta infección.
Al igual que las levaduras, las bacterias se encuentran en la vagina de manera natural.

Cuando las bacterias crecen demasiado, se produce una infección.
Por consiguiente, esto puede provocar:

  • Mal olor genital
  • Flujo vaginal en exceso

Las secreciones vaginales pueden ser densas y grises.
En las niñas las bacterias pueden difundirse desde el ano hacia la vagina cuando se limpian empezando por los glúteos y terminando en el bajo vientre, en vez de limpiarse al contrario.
Cuando una niña está aprendiendo a usar la escupidera puede llevar ropa interior no absorbente o puede permanecer con ropa interior sucia durante mucho tiempo.

 

¿Qué hacer? Remedios naturales para el mal olor genital

Yogur
El yogur es un ingrediente eficaz para eliminar el olor vaginal, pues contiene muchos lactobacillus que ayudan a restablecer los niveles normales de pH vaginal.

Sin embargo, según algunas teorías de medicina natural (por jemplo el higienismo o la dieta del grupo sanguíneo), todos los productos lácteos son dañinos para la salud y favorecen el desarrollo de infecciones.

Ajo
Este alimento natural es eficaz por sus propiedades antifúngicas/antibacterianas que ayudan a combatir las infecciones por levadura y a derrotar las bacterias malas.

Aceite del árbol de té
El aceite del árbol de té tiene fuertes propiedades antifúngicas y antisépticas, por lo que se puede emplear para eliminar el mal olor vaginal.

Vinagre
El vinagre es una sustancia antibacteriana natural que también se puede utilizar para prevenir las infecciones y mejorar la higiene íntima.
Se puede verter un vaso de vinagre en la bañera y realizar lavados vaginales.

Bicarbonato
Algunas mujeres consiguen mejorar el problema mediante lavados vaginales con agua y bicarbonato.

Dieta y alimentación
Existen varias soluciones para el mal olor genital, pero la alimentación es fundamental en caso de infección.
El azúcar y los postres dulces favorecen el desarrollo de hongos y bacterias, por lo que se aconseja evitar estos alimentos.
Se deben comer muchas verduras y evitar los productos lácteos, que pueden dar lugar a problemas intestinales.