Ojo seco

El ojo seco es un trastorno que se produce en los ojos por falta de lágrima o porque ésta se evapora muy rápidamente.
Las lágrimas se componen de:

  • Capa acuosa, implicada en la hidratación
  • Capa lipídica, reduce la evaporación de la capa húmeda
  • Capa mucínica, para difundir el líquido
  • Anticuerpos y proteínas especiales, para luchar contra las infecciones

Estos elementos los producen unas glándulas especiales que se encuentran alrededor del ojo.
Si sufre un desequilibrio en la actividad de las lágrimas, la persona puede tener los ojos secos.

 

Clasificación de los tipos de ojo seco 

  1. El ojo seco por reducción de la secreción lagrimal es un trastorno en el cual las glándulas lagrimales producen lágrimas con poca agua, insuficiente para mantener hidratada la superficie del ojo.
  2. El ojo seco debido a una mayor evaporación es el resultado de la inflamación de las glándulas de Meibomio, que se encuentran en los párpados.
    Estas glándulas producen la capa lipídica de las lágrimas, que ralentiza la evaporación y estabiliza las lágrimas.

El síndrome del ojo seco es una causa común de irritación ocular que afecta principalmente a los ancianos.

Los ojos secos también se conocen por el término médico queratitis seca, que indica la disminución de la calidad o cantidad de las lágrimas.
La queratoconjuntivitis seca (también denominada xeroftalmia) es un término que se refiere a la sequedad de la córnea y de la conjuntiva.
Se trata de un trastorno crónico y bilateral.
Las causas de la queratoconjuntivitis seca pueden ser disminución la lágrima o evaporación excesiva.

 

¿Cuáles son los síntomas de los ojos secos?

Entre los síntomas de los ojos secos se encuentran:

  • Picor en los ojos;
  • Sensación de arena o de un cuerpo extraño en el ojo;
  • Episodios de lagrimeo excesivo después de tener el ojo muy seco;
  • Ojos rojos;
  • Episodios de visión borrosa;
  • Molestia al ponerse las lentillas;
  • Tolerancia reducida para leer y trabajar con el ordenador, ya que se reduce la frecuencia de parpadeo;
  • Fotofobia (intolerancia a la luz);
  • Picor;
  • Dificultad para abrir los párpados, sobre todo al despertar;
  • Disminución de la visión nocturna o visión borrosa;
  • Dificultad para parpadear.

 

¿Cuáles son las causas del ojo seco?

El síndrome del ojo seco puede tener muchas causas y factores de riesgo.

Hormonas y sistema nervioso
Las hormonas son sustancias químicas producidas por el organismo que, junto al sistema nervioso (nervios, cerebro y médula) desempeñan un papel importante en la producción de las lágrimas.
Las hormonas favorecen la producción de lágrimas.
Los cambios en los niveles hormonales que se producen:

Pueden explicar por qué las mujeres se ven más afectadas por el síndrome del ojo seco.
Durante la menopausia, las mujeres también experimentan sequedad ocular mientras duermen.
El sistema nervioso puede fomentar la producción de más lágrimas para proteger los ojos de sustancias que podrían dañarlos, como por ejemplo cuando los ojos están expuestos al humo.
Asimismo, las enfermedades que provocan cambios en la actividad nerviosa pueden producir el síndrome del ojo seco.

nervios-de-la-cabeza

Ansiedad
Las personas que sufren ansiedad, sobre todo las que llevan mucho tiempo con este problema y toman antidepresivos tricíclicos, tienen más probabilidades de tener los ojos secos.

Medio ambiente
Los factores medioambientales pueden producir sequedad ocular y provocar la evaporación de las lágrimas. Entre éstos se encuentran:

  • Sol
  • Viento
  • Aire seco
  • Aire caliente
  • Altitud
  • Trabajo

Al realizar actividades que requieren concentración ocular, tales como leer, escribir o trabajar delante del ordenador, se parpadea menos, lo que puede producir la evaporación de las lágrimas y el síndrome del ojo seco.

Medicamentos
Son muchos los medicamentos que pueden producir el síndrome del ojo seco, entre los que se encuentran:

  • Antihistamínicos
  • Antidepresivos
  • Betabloqueantes
  • Diuréticos

 

Cirugía refractiva con láser

Algunas personas que se han sometido a la intervención quirúrgica Lasik sufren el síndrome del ojo seco durante varias semanas después de la operación.
Los síntomas suelen desaparecer a los pocos meses aunque, en algunos casos, pueden permanecer.

Lentillas
En algunos casos, las lentillas irritan el ojo y dan lugar al síndrome del ojo seco.
El ojo seco es un trastorno por el cual la calidad y la cantidad de la capa protectora del ojo se ven alteradas.
A menudo, se debe a las lentillas y los primeros síntomas son picor, prurito y sensación de fricción de los párpados.
Emplear otro tipo de lentillas o limitar su uso suele ayudar a reducir los problemas.

 

Enfermedades relacionadas al ojo seco

La mayoría de las personas con el síndrome del ojo seco sufren blefaritis o disfunción glandular meibomiana (DGM).
La blefaritis puede afectar a personas de cualquier edad y estar asociada a las siguientes enfermedades:

  • Dermatitis seborreica – enfermedad frecuente de la piel también conocida como eczema seborreico.
  • Acné rosácea – enfermedad crónica de la piel, poco conocida, que afecta sobre todo al rostro.

Entre las enfermedades que pueden provocar el síndrome del ojo seco se encuentran:

ojo-seco

  • Dermatitis por contacto (eczema) – enfermedad que produce inflamación en la piel.
  • Conjuntivitis alérgica – inflamación de la conjuntiva (capa transparente celular que cubre la parte blanca del globo ocular y la superficie interna de los párpados) debido a una alergia.
  • Traumatismos precedentes (lesiones graves) – quemaduras o exposición a las radiaciones.
  • Herpes zóster.
  • Parálisis de Bell – enfermedad que provoca debilidad o parálisis en los músculos de un lado de la cara.
  • Deficiencia de vitamina A.
  • Envejecimiento – al envejecer, disminuye la producción de lágrimas.
    Este factor, junto a los efectos de la menopausia, explica la razón por la cual el síndrome del ojo seco suele manifestarse en mujeres de mayor edad.
  • Enfermedades autoinmunes que pueden producir el ojo seco:
    • Síndrome de Sjögren – enfermedad que ocasiona un exceso de sequedad en ojos, boca y vagina.
      Esta enfermedad también puede provocar ojos secos por la noche y por la mañana se puede experimentar la sensación de fricción de los párpados con la córnea.
    • Artritis reumatoide – enfermedad que produce dolor, hinchazón e inflamación en las articulaciones. Puede afectar a cualquier órgano del cuerpo.
    • Lupus – enfermedad en la cual el sistema inmunitario ataca al tejido sano, en especial los vasos sanguíneos del cuerpo.
    • Esclerodermia – enfermedad de la piel que puede afectar a los vasos sanguíneos.
  • Trabajo en la oficina: según un estudio publicado en julio 2013 en la página web de “The American Journal of Ophthalmology”, más del 75% de las mujeres que emplean el ordenador para trabajar pueden padecer la enfermedad del ojo seco.

 

Tratamiento para los ojos secos

El síndrome del ojo seco es una enfermedad crónica y progresiva que no se puede curar por completo y cuyo tratamiento depende de la causa.
Algunos síntomas se pueden aliviar, como el cansancio, el prurito y el picor. Puesto que la sequedad ocular depende de varios factores diferentes, el tratamiento también puede variar en función de éstos.

Colirio y otros lubricantes
El oculista puede recetar lágrimas artificiales, es decir colirios que lubrican y alivian la sensación de sequedad. Algunas lágrimas artificiales permiten compensar algunas deficiencias, como la cantidad insuficiente de lípidos.

Gotas humectantes
Si la sequedad ocular es leve, las soluciones para humedecer las lentillas pueden ser suficientes para mejorar los ojos, si bien el efecto suele ser temporal.
Se debe leer atentamente la etiqueta del colirio utilizado o consultar con el oculista antes de adquirir un medicamento sin receta médica.
Gracias al oculista se puede ahorrar mucho dinero, puesto que él conoce los medicamentos más eficaces y a más largo plazo.

Lentillas
Los pacientes con abrasión corneal (por ejemplo, queratitis filamentosa) pueden beneficiarse de las lentillas que cubren la córnea y evitan el roce con el párpado durante el parpadeo.

Lágrimas artificiales a base de ácido hialurónico
El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en el líquido del cristalino del ojo. Esta sustancia se emplea en las lágrimas artificiales como lubricante para aliviar los síntomas de los ojos secos.
Permite retener una cantidad de agua igual a casi 100 veces su peso y suele emplearse en la cirugía oftálmica para proteger los tejidos sensibles del ojo.

Tratamiento LipiFlow® para el trastorno de las glándulas de Meibomio
La disfunción de las glándulas de Meibomio suele ser una de las causas principales del ojo seco.
Las glándulas de Meibomio secretan el componente lipídico de la película lagrimal a través de conductos que se abren en el borde del párpado.

El tratamiento LipiFlow abre y limpia las glándulas de Meibomio que están bloqueadas para restablecer la secreción normal de líquido.
Este tratamiento también está indicado para los pacientes con exceso de evaporación lagrimal y puede solucionar el problema para siempre. LipiFlow se basa en la aplicación de calor y presión sobre la zona bloqueada para eliminar la obstrucción.

Oclusión de los puntos lagrimales
El médico puede colocar unos tapones de silicona de manera fija o temporal en los conductos de drenaje lagrimal de los párpados para que las lágrimas permanezcan en el ojo en lugar de reabsorber el líquido. Se trata de tapones de silicona, colágeno y gelatina que se colocan de forma ambulatoria mediante un proceso sin dolor.

 

Remedios naturales para el ojo seco 

En caso de ojos secos debido al medio ambiente:

  • Si el problema es medioambiental, se recomienda llevar gafas de sol al aire libre con objeto de reducir la exposición a sol, viento y polvo. Se aconseja utilizar gafas de sol que también cubran la parte lateral de los ojos.
  • Las últimas investigaciones sugieren que las temperaturas frías pueden ser otro factor medioambiental de sequedad ocular, por lo que se recomienda el uso de gafas.
  • En casa, un purificador de aire permite filtrar polvo y otras partículas de aire, mientras que un humidificador añade humedad al aire, que ya es demasiado seco debido al aire acondicionado o la calefacción.

 

Alimentación e hidratación para el ojo seco 

Comparación de tres tipos de alimentación para ojo seco y enfermedades autoinmunes:

Alimentación según la medicina convencional
Los médicos recomiendan integradores especiales para los ojos secos.
Según varios estudios, los integradores con ácidos grasos omega-3 permiten reducir los síntomas de los ojos secos.
Se puede obtener omega-3 gracias al pescado de agua fría, como las sardinas, la merluza, los arenques y el salmón.
Algunos oculistas también aconsejan el uso de aceite de semillas de lino para reducir la sequedad ocular.

Alimentación vegana/crudista recomendada por el higienismo y la medicina natural de Lezaeta
De acuerdo con este tipo de alimentación, las enfermedades autoinmunes tienen su origen en la acumulación de toxinas a lo largo del tiempo.
Las toxinas son consecuencia de un tipo de alimentación que incluye:

  • Proteínas animales
  • Dulces
  • Platos precocinados, elaborados y procesados
  • Comida cocinada, especialmente a altas temperaturas
  • Sal
  • Pimienta

Una alimentación que incluye proteínas de origen animal, alimentos precocinados, dulces y una combinación incorrecta de los alimentos:

  • Ocasiona fermentación y putrefacción intestinal
  • Provoca la formación de aminas nocivas (putrescina, cadaverina, etc.)
  • Favorece las infecciones

Entre los culpables también se encuentran los medicamentos.

La alimentación humana debería basarse en el consumo de fruta, ya que nuestro cuerpo y sistema digestivo son iguales que los de los frugívoros (animales que se alimentan de frutas).
Los alimentos adecuados para el hombre son verduras, frutos secos y semillas, legumbres y patatas.
El ayuno puede dar un impulso a la recuperación, pero existen algunas contraindicaciones:

  1. Embarazo,
  2. Exceso de debilidad debido a las enfermedades,
  3. Trasplante de órgano,
  4. Bulimia.

Se puede realizar un ayuno de 2-3 días sin ayuda, pero si es superior a 3 días se necesita la ayuda de personal médico especializado.

Dieta del grupo sanguíneo
Los alimentos que se deben excluir según la dieta del grupo sanguíneo del Dr. D’Adamo son:

  • Cereales con gluten
  • Leche y productos lácteos
  • Fruta, si la persona es de grupo 0
  • Carne roja para las personas con grupo sanguíneo A y AB
  • Alimentos fritos
  • Embutidos y carne de cerdo

Además, en función del grupo sanguíneo existen alimentos permitidos y otros que se deben evitar.

Beber mucha agua puede ayudar
Una leve deshidratación puede empeorar los problemas del ojo seco, sobre todo en las estaciones cálidas y secas.
Beber más agua puede reducir los síntomas del síndrome del ojo seco.
Para una buena hidratación, las mujeres necesitan por lo menos 2 litros de agua al día, mientras que los hombres necesitan por lo menos 2,5 litros de agua.

Según los expertos, aproximadamente el 20 % del agua necesaria para el cuerpo procede de los alimentos consumidos y la cantidad restante de los líquidos ingeridos.
Las mejores bebidas son agua y zumos de fruta con 100 % de frutas y verduras.

Fitoterapia
Existen colirios naturales compuestos por ácido hialurónico, glicerina y extracto de manzanilla que ayudan a lubricar los ojos de manera eficaz y durante mucho tiempo, además de retener los líquidos y reduir el picor (por ejemplo, Fitostill Plus gotas oculares).

    Este artículo contiene información general que no se sustituye al examen médico, no se puede utilizar para diagnosticar o establecer un tratamiento. Hable con su médico antes de seguir las instrucciones contenidas en el sitio.